Dragon Ball Fanon Wiki
Advertisement
Dragon Ball Fanon Wiki
Godscontruction.png

En construcción

Este artículo se encuentra bajo la construcción de dios.
Por favor, tenga paciencia.

World Wikia by InvaderKyn.png
Shu logo.png
Shu pj.png
DBF.png Género Masculino
DBF.png Creador Bybychu (Creador)
Shin (Dueño actual)
DBF.png Edad 17 años (Cuerpo)

+2000 años (Demonio)

DBF.png Raza Humano/Demonio
DBF.png Clase
Clase B
DBF.png Procedencia Desconocida
DBF.png Ocupación Desconocida
DBF.png Familiares Dao
Jume
Assun


Shu Belial (朱・ベリアル) o simplemente Shu, es un personaje que cumple el rol de villano en la serie World Wikia creado por Bybychu, quién pasaría a manos de Trivago Shippuden después del permaban de este, y finalmente pasaría a propiedad de Shin Sabbath tras negociarlo con este último.

Concepto y Creación

Desconozco datos en general sobre el concepto y creación sobre el personaje dado al estado del autor, sólo puedo asumir lo que es visible, de que es un villano con una percepción del mundo parecida a la de su autor, con fuertes aires de fanatismo a Yu-Gi-Oh.
 
— Shin

Etimología

Su nombre a secas, Shu, tomaba la fonética de la última sílaba del nombre de su creador, sólo que cambiando la C por una S.

Se le dió un kanji que se interpreta como “rojo” o “escarlata”, haciendo una dualidad debido a la paleta del personaje.

Su “apellido” por así decirlo es Belial, Belial (בְלִיַּעַל, bĕli-yaal) es una palabra hebrea "utilizada para caracterizar a los malvados o despreciables". La etimología de la palabra suele entenderse como "carente de valor", a partir de dos palabras comunes: beli- (בְּלִי "sin-") y ya'al ( יָעַל "ser de valor").

Apariencia

Corporal

Shu en su apariencia base como demonio goza de una complexión atlética y piel morena con una altura de unos 175 cm aproximadamente. En su cara presenta prominentes cicatrices que van por ambas mejillas así como por sus brazos y pecho, sus ojos son de un tono violeta azul mientras que su cabello es de un color ceniza, casi blanco, que va en un peinado frondoso y desordenado.

Su apariencia como renacido es ligeramente distinta, teniendo tez clara y siendo más delgado, su cabello parece tener una apariencia un poco más ordenada, y sus ojos son más cercanos a un color celeste, teniendo una expresión amena y tranquila. Su apariencia en esta forma se ve afectada cuando se rompe el sello de Shu demonio, haciendo que aparezcan en su cuerpo las mismas cicatrices y la prominente marca del tercer ojo, a su vez que sus ojos vuelven a tornarse azul violeta. Al estar así, adquiere una apariencia más insana, siendo su cabello largo y frondoso así como despeinado, además de portar una expresión desquiciada.

Vestimenta

Solía vestir con un top negro sin mangas color negro el cual tenía detalles en los hombros, pantalones azul marino, y una capa azul violeta como sus ojos, también usaba botas altas ligeramente plataformadas las cuales poseían variados broches, cabe destacar que llevaba bastante ornamenta, dejando caer cadenas de su cintura, y teniendo variadas perforaciones en ambas orejas, todas estas usualmente doradas. Lo que más destaca de esta forma es una marca en su frente que sería una especie de tatuaje que conforma un tercer ojo, siendo esta de un rojo intenso. Shu renacido viste con una especie de gakuran, teniendo la chaqueta abierta que deja ver su camisa y su chaleco verde marino que lleva por dentro, su calzado se compone de botas de apariencia militar. Sus ropas solo cambian un poco con el sello demoníaco roto, reemplazando la camisa y el chaleco por el top negro sin mangas, así como cambiando la chaqueta del gakuran por una más larga que le queda como una capa, esta en su espalda lleva el mismo símbolo del tercer ojo.

Personalidad

Shu como personaje se desarrolla en dos personalidades opuestas, una definiéndose como su personalidad humana, mientras que la otra, su personalidad demoníaca, funcionando como si del trastorno de identidad disociativa se tratase.

Humano

Shu “humano” es una persona gentil e incluso descrita como temerosa, posee una timidez natural que lo vuelve distante del resto. Se desenvuelve como una persona delicada y amable, siendo descrito como un chico puro a palabras de su padre, esto debido a la amabilidad que presenta además de muchas veces ser inocente y crédulo en ciertas cosas.

Fuera de su usual serenidad, esta personalidad humana posee problemas para poder relacionarse con el resto, desencadenando una depresión que se iría agravando por el bullying que recibió durante años debido a la actitud “suave” que demostraba Shu, siendo tachado incluso de “poco hombre”, cosa que lo volvió solitario y retraído.

Posterior a la rotura del sello que encarcelaba en él al demonio, su ánimo fue en declive, volviéndose alguien más desesperado, nervioso y sin dudas, paranoico, pero a su vez adoptó una posición de limitador al poseer control parcial de su propio cuerpo, generando un conflicto interno entre ambas personalidades debido a que comparten la visión como recuerdos, y como si de una esquizofrenia catatónica se tratase, se desarrollan de manera mutua como voces cuando cada uno domina en el cuerpo, creando momentos que podrían ser tensos o socialmente incómodos por “hablar solo” a la vista del resto.

Demonio

Shu “demonio” es un individuo inestable y un potencial agresor. Caracteriza por ser inicialmente cruel y violento, su persona se desenvuelve en base de ejercer violencia e intimidación en contra del resto y más aún si se interponen en su camino. Esta personalidad manifiesta una sed de poder insaciable, por lo que adapta un comportamiento manipulador, controlador e intimidante para lograr sus objetivos, manteniendo la crueldad que le caracteriza pero podría ser menos violento en lo que consta de tacto.

Fuera de ello, es un personaje colérico y autoritario, como también testarudo y arrogante en torno al resto, generando en sí siempre una aura de superioridad al confiar en su fuerza y habilidades, por lo que, cuando se ve sobrepasado, empieza a perder el control y deja ver una faceta más psicótica y frenética, esto debido a que empieza a ignorar los factores de riesgo con el tal de destrozar a cualquiera que se le interponga, incluso si esto significa sacrificar “aliados” o romper su propio cuerpo, siendo un ente sumamente sádico en todo el sentido de la palabra. Esta personalidad también posee un repudio hacia la debilidad y la amabilidad, por lo que será totalmente inescrupuloso e indolente al tratar con alguien que a su vista posea esas características, aunque esto le genera un conflicto interno debido a que su recipiente, el “humano”, es alguien gentil y débil en variados sentidos, lo cual genera en el demonio arrebatos de ira en base a frustración al no poder despedir la personalidad original de su portador.

Social

La forma de desenvolverse con el resto de Shu puede ser muy dispareja debido a la situación que lo marca, haciendo el día a día cotidiano difícil para ambos, por lo que ambas personalidades llegaron a un inusual consenso en el que decidieron evitar cualquier interacción innecesaria.

La partición humana tiene una forma natural para actuar pero su timidez y ansiedad provoca que le sea difícil adaptarse socialmente e incluso relacionarse, siendo distante para no ser una molestia para otros como para evitar burlas hacia su persona. La parte demoniaca solo hace presencia para presionarlo y usarlo como máscara, ya que al ser más tranquilo y gentil, se le haría más fácil la comunicación y también le permite al demonio persuadir con mayor facilidad.

La partición demoníaca socialmente se desenvuelve de manera usualmente intimidante o desinteresada, rigiéndose inicialmente bajo un concepto de “no me molestes” con el resto. Mantiene su perfil agresivo pero intenta asentarse para poder hacerse más fácil con la atención de la gente para sus propios propósitos, sin dejar de lado su cara manipuladora, por lo que se adaptará para sacar la mejor parte a no ser que pierda el control. Cuando pierde el control deja ver su despotismo como su personalidad sádica, volviéndose en exceso catastrófico.

Ideología

Ambos poseen posturas ideológicas completamente distintas, mientras que el Shu humano se rige por un principio más idealista y benéfico, Shu demonio es movido por motivaciones en base a su pensar bélico y megalomanía.

La partición humana posee una alineamiento más bien neutral-buena, rigiéndose por pensamientos idealistas y de naturaleza más filantrópica, aunque claro no todo es perfectamente bueno en su pensamiento, presenta una dualidad al tener también pensamientos existencialistas que rayan con el pesimismo y depresión dado a su condición, provocando que perdiese el “brillo” que tenía anterior a la rotura del sello.

La partición demoníaca como dicho anteriormente, se mueve en base a sus inclinaciones bélicas como megalomanía, que lo empuja a su búsqueda de poder. Se podría decir que sus principios filosóficos siguen una senda a través de pensamientos y fórmulas nihilistas, existencialistas e incluso, hedonistas, todo dependiendo de la situación y el rol que esté jugando el demonio. Su alineamiento, como será algo obvio, pertenece más a una posición caótica-malvada, al regirse bajo su propia ley como persona y hacer su propio camino, incluso si esto significa tener que hacer su camino sobre cadáveres.

Comportamiento en Combate

La parte humana de Shu tiene un fuerte rechazo a la idea de pelear, entrando en extrema desesperación y pánico cuando es forzado a entrar en combate, esto debido a su inexperiencia como ideas orientadas más a la paz. Puede mostrarse sumamente temeroso y ansioso ante una pelea, esto se verá intensificado si la escena es violenta en exceso.

La parte demoníaca por el otro lado parece disfrutar de la pelea, actuando eufóricamente y dando a rienda suelta su comportamiento psicótico, aunque a inicios puede demostrar algo de control y arrogancia solamente para tener una demostración de lo que podría ser su siguiente posesión. El Shu demonio disfruta del ver sufrir a sus objetivos, torturándolos hasta su último suspiro si es posible, además de esto, él no posee ningún respeto por la muerte, actuando deliberadamente burlón e intrusivo con los cadáveres de sus víctimas, aquello genera la repulsión de la parte humana.

Lenguaje Corporal

Su parte humana posee un lenguaje corporal más bien delicado. Naturalmente posee una expresión amena que cambia a preocupación ante el más pequeño signo de problema, teniendo tendencia a comenzar a temblar de un momento a otro. Fuera de ello, al comunicarse principalmente se sostiene con movimientos de manos delicados y lentos, tiende a frotarse mucho las manos y juntarlas, y siempre buscará no voltear mucho los brazos para no dejar a la vista sus cicatrices, además de esto, cabe resaltar que posee una incapacidad para mantener el contacto visual directo con otras personas, desviando la mirada rápidamente para evitar este.

Su parte demoníaca es bastante más expresiva, siendo muy demostrativo con lo que siente en el momento. Hace todo tipo de movimientos de cejas y muecas, sosteniendo su lenguaje corporal principalmente de sus expresiones faciales, la cual casi siempre se mantiene en una cara de arrogancia. Posee ciertos tics, tales como un evidente tic en su ojo izquierdo el cual se hace más intenso al estar estresado, pero también tiene tendencia a hacer movimientos de cuello bruscos así como hacer muchos movimientos con sus dedos, lo cual lo puede hacer parecer impaciente todo el tiempo.

Lenguaje Verbal

Al desarrollarse como dos personalidades diferentes como tal, poseen un lenguaje verbal propio.

La parte humana mantiene un enfoque pasivo, relajado y respetuoso, busca siempre dirigirse con tacto y el respeto que corresponde, aunque posee una tendencia a tartamudear al hablar, además de hablar con un volumen bajo, un detalle que también afecta su forma de hablar es que no abre mucho la boca y junta los labios, por lo que su habla puede sonar como un balbuceo. El lenguaje empleado por éste es sencillo pero para evitar su usual tartamudeo como nerviosismo, opta por dar respuestas cortas, puede formular respuestas y diálogo con lenguaje más refinado si la situación lo amerita, pero esto suele ponerle más nervioso debido a temer errar el uso de sus palabras.

La parte demoníaca en cambio utiliza un enfoque notoriamente más arrogante y fuerte para ejercer dominancia, aunque comúnmente emplea agresión verbal para esto, además de que su tono vocal, notoriamente más grave y rasposo que el de su recipiente, intensifica este efecto. Su vocabulario es amplio y suele utilizar toda clase de palabras complicadas o incluso tecnicismos cuando su intención es como tal ser arrogante en exceso, aunque al hallarse fastidiado, opta por respuestas cortas y bravas como su temperamento. Su pronunciación puede ser más suelta, pero su modulación permite que su voz sea legible para cualquiera que lo oiga, ya sea por gritar al estar molesto o por el mero hecho de sonar amenazante.

Gustos

Fuera del sadismo usual de Shu, ambas partes parecen tener un aprecio a la moda y las artes escénicas, siendo Shu demoníaco quién presenta más interés en estas, debido a que piensa que también para causar una impresión intimidante, la presentación y la forma de actuar es fundamental.

La contraparte pasiva en cambio tiene un gusto más natural y tranquilo, aparentemente, según lo que se ve en su diario y libretas, le gusta dibujar y la caligrafía, es bastante pulcro y organizado.

Relaciones

Familiares

Nombre Relación
Dao Es su creador y por así decirlo, su padre. Dao fundió mil almas demoníacas con su energía para crear a Shu, un sirviente del mal quién finalmente se iría en su contra dado a su latente poder como enorme maldad y sed de poder. Su relación no se dio de manera sana, Dao manipulaba a Shu desde temprana edad bajo el temor de que este se descontrolara y se viniera en su contra, cosa que justamente desencadenó lo que temía, ya que Shu habría generado un resentimiento gigantesco contra este.
Jume Era el padre de Shu humano, aparentemente este le tenía cariño y respeto, aunque mantenían cierta distancia dado la larga jornada de trabajo de su padre, Shu no le contaba lo que le sucedía para no cargarlo más. Por otro lado, Shu demonio no poseía un sentimiento específico por este, siendo un humano sin valor.
Assun Era el hermano mayor de Shu humano, si bien su relación no era mala, Assun molestaba bastante a Shu y varias veces hirió sus sentimientos con el hecho de que Shu no tenía amigos. Shu demonio en el poco tiempo que compartió con Assun, dijo que no era más que un idiota miserable que humillaba a los demás para sentirse mejor.

Historia

De las cenizas

El origen de Shu se remonta hace un poco más de 2 mil años, en las profundidades del Reino Demoníaco Oscuro, siendo una creación de la mano de “Dao”, una de las cabezas importantes de este averno. Dao creó a Shu fundiendo a mil almas malignas con su energía, haciendo que la amalgama convergiera en un solo ser, Shu, a quién lo dotó con un cuerpo humano y algo endeble para asegurarse de este no le fuera a superar, pero coronándolo como su legítimo hijo y un príncipe del infierno. Dao entrenó a Shu y lo enseñó de manera que lo limitaba, estableciendo siempre una clara barrera entre el poder de ambos y quién mandaba, haciendo que este internamente generase un odio brutal hacia su creador, a quien sólo consideraba como un saco de carne, huesos y sangre que clamaba ser derrocado. Dao siempre lo limitó de variadas formas, haciendo incluso que no pudiese estar muy lejos de él para evitar cualquier tipo de intento de escape, ya que Shu le servía bastante para sus labores así como aterrorizar a la población dado al creciente poder de este. Evidentemente el odio de Shu crecía más cada día con las decisiones de su creador, que lo aprisionaba a bailar en su mano para toda la vida, eso hasta que se le cruzó por la cabeza “¿Qué tal si me vuelvo en su contra? ¡¿QUÉ TAL SI TOMO SU LUGAR?!”. Así comenzó a orquestar un extraño plan para intentar escapar de las manos de Dao, tomar su poder y largarse, él haría todo lo que su creador no hacía por su debilidad.

“Vaya patético, ni siquiera es capaz de tomar el control y dominar las tierras como tanto me decía a mí, ¿y así se cree en derecho de limitarme? JAJAJA, vaya pedazo de mierda”. Se decía Shu cada vez que volvía a pensar en este, haciendo que su motivación como sed de esa salvaje libertad fuesen más grandes cada vez.


Shu se preparó por un par de años, siguiendo un intenso entrenamiento así como elevando su nivel de rebeldía hacia su creador cada vez más, haciendo evidentes sus intenciones. El día que se levantó contra Dao lo intentó asesinar mientras dormía, pero Dao ya lo habría presentido, terminando esto en un intenso combate, en el que Shu quedaría fuera luego de que Dao drenara parte de su energía para reducirlo, para posteriormente aprisionarlo con grilletes ardientes para evitar algún futuro levantamiento.

Habrían aprisionado a Shu en la parte más baja como profunda del lugar, cercano a lo que era un río de magma, encerrándolo en una celda de roca volcánica aún ardiendo. Shu había quedado completamente maravillado así como algo atontado de la habilidad de Dao de poder absorber la energía de otros, y pensó que sería una mejor idea aprenderla para usarla en su contra. El prisionero Shu se dedicó a entrenar en su indeterminado encierro, fortaleciéndose en base a su odio y su insaciable deseo de salir y dominar el mundo, haciendo que con el paso del tiempo los grilletes fuesen inútiles. Habría aprendido a absorber la energía y no solo de seres vivos, si no también del ambiente, logrando absorber la flamante energía del río de magma para destruir su celda, haciendo que incluso retumbara el suelo ante su poder desatado. Esto hizo que rápidamente Dao se atemorizara, mandando secuaces a intentar detenerlo antes de que llegase a él, siendo completamente inútil e incluso beneficiando a Shu, absorbiendo absolutamente toda la energía de sus secuaces hasta dejarlos sin vida, completamente secos.

Al llegar al lugar en donde se escondía Dao, entró rompiendo puertas así como gritando “Dónde estás? Debo de agradecerte por la recarga de energía que me has dado, padre.” diciendo esto con un tono ligeramente burlón. Dio un pisotón en el suelo, soltando energía que mandaría a volar al asustado Dao, revelando dónde se escondía, haciendo que el descontrolado Shu se avalanzara sobre este. El combate duró poco, Dao no podía contener la fuerza de Shu y terminó siendo asesinado por éste al usar su propia habilidad en su contra, drenando toda su energía hasta matarlo, pero haciendo que el cuerpo de Shu se rompiera un poco con el intenso poder que corría por su cuerpo, haciendo que apareciera el sello del tercer ojo en su frente. Este le concedió un poder peculiar, es de controlar mentes, lo cuál le sería útil para no seguir rompiendo su cuerpo al absorber energía de forma descontrolada, haciéndose así con la mayoría del terreno en el infierno.


Evidentemente el dominio de los terrenos del infierno no era suficiente para Shu, por lo que decidió surgir hacia la superficie y empezar a ir por una presa más grande, conquistar un planeta entero era un idea muy atractiva y tentadora. Decidió atacar el planeta tierra dado a su vasta fuente de energía natural así como ser un planeta de seres débiles a los cuales fácilmente podría manipular como robar su energía vital. En plena conquista, fue perturbado por un hechicero el cual se hacía llamar Taaun, el cual era parte de un importante círculo de magos que se dedicaban a proteger la tierra, claramente a Shu le pareció patético pero dado a la determinación de Taaun e insistencia con detener sus planes hizo que se dieran en combate, Shu y sus marionetas contra el círculo de magos, lo que fue más una batalla caótica, sangre, muerte y destrucción en todas partes, incontables cuerpos sin vida tanto de personas inocentes como magos, así hasta que quedaron solamente Shu y Taaun valiéndose en pelea, ambos destrozados físicamente. Fue cuando Shu decidió jugar más sucio y desencadenó la habilidad “No Remorse”, rompiendo su límite para asesinar a Taaun y seguir con su conquista. Si bien no lo asesinó en el asalto, Taaun con su último aliento logró engañar a Shu y distraerlo lo suficiente para poder sellarlo, dejando a manos del destino el recipiente que portaría al demonio sellado, marcando así la muerte del círculo de magos así como la derrota de Shu.

Como el fénix

El destino había puesto el sello del demonio en un joven de mismo nombre, el cual su nombre completo era Shu Junshima (純島朱 - Junshima Shu), un joven que desarrollaría una vida normal en la ciudad, con una familia amorosa compuesta de solo su padre y hermano mayor, Jume y Assun.

El joven llevaba un diario en el cual relata vivencias que le parecieran importantes.

Para su cumpleaños número 13, se decidió que pasaría junto a su familia acampando a pies de la montaña, no muy lejano de donde vivían. Su hermano mayor constantemente le molestaba, y este pensó que sería una buena atemorizar a Shu en el campamento debido a su temor y timidez usual, por lo que al caer la noche, decidió contar historias de terror junto a su padre y el cumpleañero.

Eran aproximadamente las 23:32 horas, el ambiente era frío pero estaban los tres sentados alrededor de la fogata. Luego de un ligero silencio, su padre, Jume, decide empezar la sesión, tomó aire y aclaró su garganta para comenzar.

“Esta es una historia real” - Comenzó. - “Hace muchos años, milenios diría yo, existió un demonio muy poderoso que invadió la tierra con el tal de saciar su sed de poder. Nadie podía contra este, su maldad era tan grande que no le importó acabar con millares de personas con tal de tener un poder absoluto en sus manos.”

Shu estaba aterrado ante el relato, Assun solamente permanecía entretenido ante el relato mientras veía como temblaba Shu.

Su padre continuó. - “Este demonio tenía el poder de controlar las mentes, así como absorber la energía de lo que lo rodeara, matando a las personas absorbiendo toda su energía. Sembró el caos y el miedo en la tierra hasta que un hombre le hizo frente, un poderoso mago que pertenecía a un círculo de iguales que protegían a la humanidad. Estos pelearon a muerte, lo que terminó en la muerte del mago, pero selló al terrible demonio.” -

-“Y qué pasó después?” - Preguntó Assun.

-”Nadie lo sabe, se dice que un humano porta el sello, siendo un contenedor de este.” - Al decir esto, Jume dirige su mirada al asustado Shu. Este estaba consternado pensando sobre el portador del sello, ¿Qué haría la humanidad si tan terrible ser vuelve?

-”Hijo, tú sabes cuál era el nombre de ese demonio?”- Dijo Jume, rompiendo con el flujo de conciencia de Shu.

Reinó el silencio por unos segundos, Jume tomó un respiro y continuó.

-”Aunque no me creas, se llamaba igual que tú”. - Dijo Jume dándole una sonrisa a su hijo menor, Shu tan solo mostró una expresión de asombro pero aún con ligero miedo.

-”El nombre sonaba bonito, y curiosamente, en las pinturas ilustran al demonio con apariencia similar a la tuya, vaya extraña coincidencia.” - Jume soltó una risa ante este detalle.

Shu volvió a estar aterrado, había oído de los mitos hindúes y budistas que tratan sobre la reencarnación, el samsara, la rueda de la vida, muerte y encarnación. Tenía miedo de que él fuese tan cruel demonio.

Después de un par de historias más, el sueño se hizo evidente, eran las 00:45, por lo que decidieron irse a dormir todos. Shu, a pesar de estar muy consternado, se durmió inmediatamente, como si hubiese sido noqueado. Al despertar sentía un ambiente extraño, el joven tomó su diario y comenzó a escribir.

[Viernes 15 de Mayo, Año XXXX]


Querido diario:

“Hoy me he despertado con un dolor de cabeza increíble, siento un dolor en el resto del cuerpo que es bestial, dormí bastante, creo que hasta pasado de las 12 del mediodía. Mi padre y hermano han estado evitándome, tienen una mirada de terror, no sé qué ha pasado pero el comedor estaba hecho un desastre, completamente destrozado, habían ligeras manchas de sangre.

Tengo miedo, no sé qué es lo que está pasando, le pregunté a mi papá que es lo que pasó mientras dormía, pero no me dirigió ni una sola palabra, solamente me miró como si yo tuviese la respuesta o lo supiera…

Mañana volveremos a casa, de verdad tengo miedo, ¿será que yo soy el portador de ese demonio? Que hago, que debo hacer, qué mierda haré, que hago que hago que hago que hago que hago que hago que hago que hago que hago…”


El escrito acaba de forma abrupta.


[Martes 19 de Mayo, Año XXXX]


Querido diario:

“Hoy no fui a la escuela. No sé qué mierda me pasó, pero no me levanté a la hora, son las 11:33 de la mañana, mi papá y mi hermano no están. Me duele muchísimo la cabeza, salí de mi cuarto para buscar pastillas para el dolor de cabeza y me dí cuenta que hay unas manchas de sangre en el pasillo… Llegaban hasta la cocina, el cajón con los utensilios estaban revueltos, había un cuchillo con sangre en el lavabo… Que mierda está sucediendo…

Soy yo, soy yo el problema, empecé a oír una voz en mi cabeza. Me estoy volviendo loco, que mierda hago, tengo a este demonio en mí, el sello está roto, qué debo hacer, qué mierda se supone que debo hacer…

oh dios, oh dios, oh dios, ya mátame…”


Al poco rato de escribir, Shu se dió cuenta de las prominentes cicatrices que habían aparecido en su cuerpo, sus nudillos estaban destrozados, sangraban, tenía varios cortes en las manos y brazos aparte de los que ya tenía Shu en su condición natural. Estaba completamente aterrado ante la situación, ya era efectivo, él era el recipiente del demonio, él era el demonio.

[Martes 19 de Mayo, 17:48 PM, Año XXXX]


Shu empieza a sufrir un fuerte dolor de cabeza, una migraña como ninguna otra, y de un momento a otro, simplemente se desmaya, la presión era tanta que su nariz comenzó a sangrar. En el transcurso de 2 minutos se vuelve a levantar, pero no era el temeroso joven, el demonio había logrado tomar control de su cuerpo. Se levantó con dificultad y comenzó a andar por la casa algo confuso. Reconocía algo el lugar de lo que anduvo en la mañana, avanzó hacia la cocina en donde estaba el cuchillo ensangrentado, luego se dirigió a las habitaciones, pasó de largo la habitación para entrar a la de Assun. El cuarto estaba vacío, estaba desordenado como cuando uno se levanta de la cama.

El demonio comienza a examinar con la vista el lugar, parecía que estaba haciendo memoria, buscando algo. Luego de un momento de intenso silencio, procede a abrir las puertas del clóset, del cual al abrirlo, cae el cuerpo mutilado de Assun así como un montón de sangre al suelo, tenía variados tajos y cortes, y un gran corte en su garganta. El demonio no pareció sorprenderse, incluso parece que era lo que estaba buscando.

La situación era evidente, probablemente mató a Assun durante la mañana, el padre probablemente ya se había largado a trabajar.

No había energía que le sirviera, así que decidió devorar el cuerpo para no tener que desecharlo de forma completa, dejando un par de órganos y los huesos sin tocar, los cuales dejaría en la basura posteriormente.


[Martes 19 de Mayo, 20:11, Año XXXX]

Después de limpiar un poco, el demonio decidió verse en el espejo del baño un momento antes de volver al cuarto de Shu. Analizó su apariencia, no mucho había cambiado, nada más su cabello era más corto y su piel más clara, sin contar las cicatrices que ya tenía Shu con anterioridad. Luego de esto se dirige a su cuarto, en donde ve el diario de Shu sobre la mesita de noche, decide agarrarlo y revisar su contenido.

-”Con que aquí lleva registro de su vida? No sería un mal momento para hacerlo yo” - Dijo el demonio mientras buscaba una pluma o algo para poder escribir.


[Martes 19 de Mayo, Año XXXX (Eso es lo que dice ese aparato llamado “Teléfono celular”)]


¿Querido diario? (no sé como hacer esto):

“Este es el primer día en el que tengo un control casi completo de este cuerpo, el sello se rompió hace como 4 días, el padre de este curioso joven trajo a mi los recuerdos en ese lugar extraño en el que estábamos, supongo que gracias a este fui liberado de esa prisión, pero no creo que tenga otro beneficio tenerlo vivo.

Su hermano ya está muerto, lo aniquilé durante la mañana, si no mal recuerdo, lo apuñalé variadas veces, cuando retomé el control, su cuerpo aún no se comenzaba a pudrir, solamente apestaba a sangre, opté por devorar el cuerpo para no tener que botarlo todo a la basura.

Cuando llegue su padre, también acabaré con él, quizás robe su poca energía. Esto marca mi renacimiento, la humanidad llegará a su fin.”

Los trazos al final de la nota se hacían más duros como extraños, como si estuviese perdiendo el control.


[Martes 19 de Mayo, 23:10, Año XXXX]

Jume finalmente había llegado, el demonio lo esperaba impaciente sentado en el comedor.

-”Por qué tardaste?”- Preguntó el impaciente ser, dándole una mirada fría a Jume, el cual ya tenía apariencia de estar completamente atemorizado.

No hubo respuesta. El demonio se levantó de su lugar y avanzó hacia el congelado humano.

-”Gracias por liberarme de mi encierro, pero ya no me sirves, lo siento.” - dijo el demonio soltando una risa, para luego agarrar a Jume del cuello y clavar sus dedos en este, drenando su energía, pero lo drenó hasta volverlo polvo. En lo que pasaba esto, la mitad del rostro de Shu se retorció de dolor y comenzó a llorar.

-”Que mierda es esto, por qué estoy… llorando…”- dijo el demonio mientras su voz se cortaba. Era la voluntad del humano Shu, el cual estaba completamente dolido como horrorizado ante lo que había visto también.

-”Maldita sea. No sabía que este marica tendría aún control”- el demonio Shu se retorció un poco.

-”Esto significa guerra, sabandija, no impedirás que me haga con el mundo, no eres más que mi cuerpo, un recipiente, te mataría si estuviésemos separados.”- dijo el demonio molesto mientras aún salían lágrimas de sus ojos.

Estilo de Combate

Su estilo de combate se basa en el Ansatsuken, que consiste en cualquier arte marcial desarrollado con la intención de asesinar al adversario. Su combinación de movimientos son hábiles y precisos, centrándose en destrozar, teniendo un enfoque violento como el krav-magá. Es sabido también que Shu posee bastante fuerza en sus piernas, logrando desarrollar patadas, saltos y zancadas que pueden resultar mortales. Su balance es bastante bueno y es capaz de adaptarse al ambiente para luchar.

Debilidades

En parte, su habilidad de absorber energía puede presentar un peligro debido a que descontrola su cuerpo y lo destruye, lo vuelve inestable en varios sentidos y el uso prolongado o el robo de demasiada energía puede dejarlo cercano a la muerte. También la parte pasiva presenta un obstáculo ya que puede ser víctima de manipulación sentimental si se hace presente.

Habilidades

Básico

  • Manejo de Ki: Es capaz de manejar la energía (Ki) para usarla a su favor, tanto para ataques como habilidades defensivas.
  • Vuelo: Es capaz de alzarse en vuelo con el uso del Ki.
  • Sentido del Ki: Capacidad para percibir el Ki de otros usuarios.
  • Ocultamiento de Ki: Puede ocultar su ki para evitar ser percibido por otros, pero al tener mucha energía cargada se vuelve difícil utilizarlo.
  • Regeneración: Al ser un demonio, es capaz de regenerar su cuerpo y heridas, pero este se inhibe completamente al usar técnicas como No Remorse y Jibaku.

Técnicas

Habilidad Descripción
Ich Will Absorberá la energía del ambiente o del enemigo al tocarlo, pero puede ser más rápido si clava sus dedos en estos. Puede matar al ser vivo, drenando completamente su energía para su propio beneficio, pero absorber mucha energía o usar la habilidad varias veces consecutivas hará que su cuerpo se comience a romper así como que pierda el control.
Higher Ground Esta habilidad la despertó através del tercer ojo tras absorber y asesinar a Dao, le permite controlar la mente de otros, pero también logró mejorar la habilidad, permitiéndole controlar a la gente como marionetas y aplicar pequeñas partes de energía para usarlos en combate, una vez destruidos, la energía vuelve a Shu, pero también la habilidad se corta si se les termina la energía, ya que esta drena de forma pasiva la energía del objetivo.
Mindbreak Hace una carga de energía que al chocar contra el enemigo, rompe su guardia al dejarlo paralizado y sin capacidad de responder mentalmente. Puede hacer uso de Higher Ground en conjunto para corromper al objetivo.
Psyche Ray Carga un rayo que al ser lanzado, aturde al enemigo o lo hace entrar en un estado intenso de confusión, dejándolo completamente desprevenido.
Makankosappo Un haz de ki poderoso que puede perforar al enemigo, Shu ha modificado algo la técnica, logrando hacer su carga más rápida además de lograr dividir el rayo en 5 hilos para ser lanzado con cada uno de sus dedos.
No Remorse Probablemente su técnica más sucia, la energía de su cuerpo hará que se descontrole, aumentando su fuerza de forma bestial pero haciendo que su cuerpo se rompa de manera acelerada, la usa cuando está cerca de perder, así como cuando fue sellado por Taaun.
Jibaku Un ataque que concentra toda su energía para ser disparado, teniendo la capacidad de hasta destruir un planeta entero. Sólo la puede usar al estar bajo el efecto de No Remorse, haciendo que su cuerpo se rompa muy rápido y le cueste bastante recuperarse, podría perder más de la mitad de su cuerpo al usarla.

Bajo construcción...

Advertisement