Dragon Ball Fanon Wiki
Advertisement
Dragon Ball Fanon Wiki
★☆☆☆☆

S1.png

Shouyu (醤油, Shōyu) es un personaje exclusivo para la serie Continental Wikia, creado por el usuario Saail Gox.

Shouyu
Información
Sexo Masculino
Usuario que representa Saail Gox
Edad Desconocida
Raza Androide
Series donde aparece Continental Wikia
Región Norte
Medallero
Medalla Budokai Teamkaichi2.png[1]

Vista general

Apariencia y anatomía

Pasado

Como se mencionó antes, se trata de un ser por completo artificial, lo cual significa un cuerpo creado desde 0, a base de estructura metálica, tomando una forma idéntica a la humana, con recubrimientos de piel falsa y cabello artificial. Posee un chip que actúa de cerebro y conexión con el "sistema nervioso", por llamarlo de algún modo, en el que está programada toda la información predeterminada sobre el mismo. Aún así, se trata de una inteligencia artificial lo suficientemente avanzada para cobrar consciencia propia.

Enfocándose más en el aspecto superficial, los científicos se decidieron por una apariencia bastante joven, entre los 19 y 22 años aproximadamente, junto con rasgos característicos de los ex-habitantes del planeta Vegeta, como serían el cabello oscuro y alborotado y la masa muscular bastante pronunciada. Aún así, hay detalles que no se apegan tanto al concepto del Saiyajin puro, como el tono claro de piel y la heterocromia; este último detalle porque, en un inicio, se le intentó añadir un nuevo modelo de rastreador, semejante a un lente de contacto, aún en etapa preliminar, un intento que terminó fracasando y lastimosamente no se pudo volver a cambiar la pigmentación del ojo.

Con respecto a la vestimenta, lleva puesto un traje elástico o malla celeste opaco, de manga corta en el brazo izquierdo, sobreponiéndose una armadura que podría decirse, es una versión más moderna de la clásica O.I.C, siendo casi toda de tono negro, con detalles morados y una peculiar hombrera de forma circular. Por último, también viste botas y guantes que combinan bien con el resto del traje, aunque los guantes son impares, pues mientras uno es en mayoría morado y con un acabado extravagante, el otro es negro y con un diseño algo más simple.

Presente

Tras ser reconstruido a través de un cuerpo clonado y aplicar modificación genética sobre este, dió como resultado un cuerpo totalmente de carne y hueso con mejoras estructurales, un " superhumano". El único detalle, es el chip instalado en su cabeza, que aún funciona como cerebro y cumple todas las funciones del mismo.

Debido a las alteraciones estructurales y el efecto de las hormonas, posee un físico mucho más prominente, con estructura ancha y músculos alzados; sus facciones también difieren de la expresión calma y jovial del antiguo modelo, siendo por parte de la testosterona en gran cantidad que sus rasgos se volvieron más cuadrados y menos infantiles.

Creación y concepto original

En contraste con lo usual, este personaje ya poseía imagen mucho antes de tener siquiera ninguna idea de su trasfondo. Esto tiene explicación, pues dicha imagen originalmente iba dirigida a un personaje diferente, con un concepto bastante alejado del actual Shouyu —el nombre y diseño fueron lo único que permaneció intacto—, el cual fue descartado hace mucho. En realidad, en un principio pensaba retomar el personaje y su idea original, pero decidí cambiarlo.

Buscar una nueva idea no fue muy fácil, pero aprovechando la ambientación del fic al que pertenece de un universo lo más parecido posible a DB:O y que respeta la mayoría de sus sucesos, hice de esa mi base principal para esta creación. Viendo que el diseño originalmente pertenecía a un Saiyajin híbrido, trabajé sobre y escribí algo que quería plantear ya desde hace un tiempo: Una forma propia de interpretar a los Saiyajin, o al menos, en cierto modo es eso; aprovechando para omitir detalles que no me gustan del todo y centrándome en lo que sí me gusta de esta raza.

Personalidad

Al estar programado de esa forma, su personalidad sí tiene mucha semejanza a la de Goku, su manera inocente e ingenua de ser, curiosidad, facilidad para acercarse a la gente, torpeza, fácil asombro por todo, y otros gustos y hábitos banales, como rascarse constantemente la cabeza y no tener los mejores modales. Sin embargo, en profundidad, contrasta mucho con el antes mencionado; nunca ha sentido pasión por los combates ni mucho menos, viéndolo como algo innecesario o que simplemente nunca le había llamado la atención, una mera obligación, al igual que la fachada de justiciero o ideología moralmente correcta, con su experiencia, le era difícil sentir empatía por aquellos que no significaban nada para él, o los que lo menospreciaban, habían pasado su vida repitiéndole que debía hacer lo correcto, pero sin una verdadera razón, le resultaba estúpido o hasta injusto, pues creía que las medidas más drásticas eran necesarias. Sin embargo, no le faltaba empatía, pues gracias a su conexión con Bra, pudo aprender a entender mejor a los demás, preocupaciones, dificultades, los sucesos inmerecidos, ponerse en su lugar.

Relación con Bra

La presión constante de los científicos y su forma fría de tratarlo lo habían llevado a sentirse como una auténtica máquina, pero para su suerte, hubo alguien que llegó a demostrarle genuino cariño humano, logrando que pudiera desarrollar rasgos de una personalidad propia, y por primera vez, tener una razón para cumplir sus obligaciones y ayudar a las personas, aunque le aún le resultase tedioso, pero al menos, podía lograr que la científica se sintiera orgullosa de la evolución que lograba. Había sido como una madre para él, por la auténtica preocupación que mostraba, y ser la única persona con la que sentía libertad para expresarse, y que no lo veía como un clon sino como humano

"Alter ego"

En algunas ocasiones en las que se transforma en SSJ, un habla desconocida empieza a taladrar su cabeza, intentando apoderarse por completo de su consciencia. En el momento en que esto ocurre, se hace presente un gladiador de sangre fría, egocéntrico, sádico y egoísta a más no poder; un representante claro de la faceta más violenta de los Saiyajin, y un contraste total al carácter de su otro "yo".

Perspectiva acerca de los Saiyajin

Quizás se trate de una visión un tanto superficial, ya que no tiene conocimientos de la raza en primera persona, pero considera a los saiyajin de raza pura una amenaza para el universo. Rechaza por completo su naturaleza bestial y forma de actuar sin medir las consecuencias de sus actos; donde existen saiyajin, hay problemas y destrucción, por esa razón, está dispuesto a asesinar a mano limpia a los integrantes de dicho grupo que actúen con una falta de consciencia que los vuelva incapaces de vivir civilizadamente en sociedad. Sin embargo, sería doble moral decir que odia a todos y cada uno de los pertenecientes a la raza, pues mientras estos no cuenten con rasgos perjudiciales para el mundo que los rodea, no tiene represarías hacia ellos.

Historia

Pasado

En contraste con la historia original, esta no se fijará demasiado en el futuro, sino que se ubica en un tiempo donde los saiyajin aún existen, los hijos de raza pura, Gohan, Trunks, etc, aún seguirían con vida. Entonces el problema no sería la falta de saiyajin como tal, sino la de uno en específico, Goku; sin él ni Vegeta, no habían híbridos dispuestos a ocupar su lugar, por lo que toda esta idolatría llevó a la Corporación Cápsula a construir un individuo artificial, que intente replicar lo mejor posible las características de Goku. La organización, ahora a cargo de Bra, se encargó de desarrollar un tipo de células que actúen de forma semejante a las Células S, y replicar lo mejor posible la neurología del antiguo guerrero para este nuevo individuo. Claro está, esta se trataba solo de la visión más "heroica" de su personalidad, omitiendo todos los puntos negativos del saiyajin, que eran desconocidos para casi todos.

Así fue como Shouyu nació, el robot poseía anatomía y cerebro humanos, por lo que al despertar, se trataba nada más que de un infante, aún si su apariencia era la de un adulto, su neurología no estaba desarrollada.

Fue entrenado por los científicos de la corporación, en diversas artes marciales, manejo de ki, etc. Avanzaba bastante rápido, pero no recibía un buen trato, al menos, no uno humano, únicamente recibía órdenes y debía actuar de la forma que se esperaba de acuerdo a cómo había sido programada su personalidad. No se lo habría cuestionado nunca, de no ser que existía una persona que lo cuidaba como a cualquier niño común. Bra lo trataba como si de un hijo se tratase, al principio, porque sabía del cariño que su madre tenía hacia Son Goku, pero con el tiempo, le fue adquiriendo auténtico cariño; era una mujer ya no muy joven, con hijos adultos y su trabajo era su único pasatiempo, así que el androide le resultaba una agradable compañía.

Luego de unos cuantos años, se le fue asignada la responsabilidad de patrullar las calles. Ya era capaz de detectar el ki, pero debía permanecer alerta a otro tipo de complicaciones, como ayudar a la policía, detener incendios y demás actos considerados heroicos. La gente se había acostumbrado a su tenerlo cerca, aunque no sabían mucho de él, únicamente que era un robot de la Corporación Cápsula, con una personalidad muy alegre y correcta. Esto último era cierto, o al menos, en cierto modo, pues Shouyu intentaba mantenerse con esa forma de ser y ética perfecta que desde siempre había sido presionado para tener. El único momento en que podía descansar un poco de actuar como una máquina era cerca de la que consideraba su madre adoptiva.

Usualmente, la capital era muy tranquila, exceptuando algún disturbio ocasional, pero últimamente estaban surgiendo ataques en ciudades cercanas, por parte de robots o máquinas fuera de control, también lo que parecían ser animales mutantes. El saiyajin se encargaba fácilmente de ellos, no obstante, Bra no se encontraba tranquila con los sucesos, y decidió investigar; tomó uno de los artefactos enemigos y reconoció en ellos una marca característica, perteneciente a la Nueva Patrulla Roja. Una organización de seguidores del Dr. Gero, que seguían con su tradición de construir robots, androides y experimentación con humanos, con el fin de dominar al mundo. También sentían un odio inmenso hacia el saiyajin nacido en la Tierra, por haber acabado con el legado de Gero, no solo con el mismo, sino con su hijo, N16, culpaban a Goku por su muerte, pensaban que se habían aprovechando y alterado al robot para que se uniera a su bando.

Obra sabía de su desprecio por los saiyajin y la corporación, y que seguramente estaban tras las Células C, querían usar ese poder a su favor. Debería mantener protegido a Shouyu, y tras reflexionarlo un rato, decidió que lo más adecuado era contarle la verdad. Fue con el muchacho y le dijo la razón de su origen; este escuchó atentamente, pero al terminar, se sintió vacío. Sentía que todo en él era falso, su personalidad y poderes, no tenía esencia propia. Le pidió a la científica un tiempo para reflexionar, pero antes de cualquier cosa, era necesario colocarle un rastreador, para su seguridad. Se hubiera negado, pero no estaba en él negarse.

Ya con el rastreador, no esperó otro segundo y partió de las instalaciones, fuera de la ciudad. Aterrizó en un acantilado, y mientras intentaba despejar sus pensamientos, fue brutalmente atacado por criaturas metálicas y e inhabilitado de las extremidades. Al verlos, Shouyu reconoció el símbolo que portaban, había sido advertido de ellos hace breve; se sentía realmente estúpido y frustrado, aún más que antes. Le daba rabia que andasen tras de él únicamente por ser una réplica de alguien más. Ese dolor fue suficiente para impulsarlo a transformarse, lo rodeó un aura incolora y su cabello se volvió blanco. Apartó a todos de golpe, pero no quedó allí, pues agarrándose la cabeza en un grito de desesperación, su musculatura aumentó brutalmente y perdió las pupilas, al igual que su cordura. Por unos segundos, estaba en su mente asesinar a cualquiera que se le acerque, pero de inmediato regresó a su estado base, quedando posteriormente inconsciente.

Despertó atado a una camilla, y al intentar moverse, era electrocutado. Frente a él aparecieron una serie de doctores, armados de herramientas para operar. Se concentró nuevamente en transformarse, y lo logró, pero un dolor inusual invadió su cuerpo, sin embargo, lo ignoró. Las descargas se volvieron más feroces, pero ya no les daba importancia, es más, al levantarse, aún con un aura de rayos cubriéndolo, llevó el brazo hacia atrás y lo meneó contra sus atacantes, repartiéndoles una descarga. Al parecer, su cuerpo en aquel estado tenía la capacidad de conducir la electricidad.

Luchó arduamente con ellos, pero al escuchar su rastreador titilar, supo que Bra estaba cerca, buscándolo. Ocasionó una explosión conjunto a una onda cegadora tras destruir algunas máquinas, y salió de allí lo más rápido que pudo. Cuando encontró a la humana, se mantenía forcejeando con un soldado de la Patrulla Roja. Al final, le acertó un disparo en el pecho, pero terminó recibiendo uno igual en la pierna. El androide se acercó rápidamente, preocupado por la herida, y regañó a la mujer por haber venido sola. Obra estaba a punto de responder, cuando al saiyajin artificial lo invadió un dolor en su cabeza, seguido de una voz extraña, susurros de muerte y masacre; no estaba seguro de poder controlarse, y se saldría de control nuevamente, de no ser porque no podía arriesgarse a matar a la persona frente suyo, hizo un esfuerzo sobrehumano por mantener la cordura.

Bra le dijo que los refuerzos estaban en camino, pero Shouyu no le prestó atención. Estaba aterrado por la idea de volverse un monstruo, además de que ahora sabía que mientras tuviera las células saiyajin, siempre habría quién lo persiga, y podía dañar a mucha gente inocente, no le interesaba mucho lo que le pase a los que actuaban mal con él, pero también ponía en riesgo la vida de la que consideraba como una madre.

Sin preguntarle, llevó a Bra lejos del lugar, diciéndole que llame a alguien que pueda curar su herida, y le exigió que nadie viniera a socorrerlo, que él se encargaría de acabar el problema. La terrícola lo observó con nostalgia, pues aunque se hacía la desentendida, sabía a qué se estaba refiriendo, y aún así, no objetó, era la primera vez que Shouyu actuaba por su cuenta. Se despidieron, y el robot volvió dentro de las instalaciones.

Aumentó su poder al máximo, y el sentido común comenzó a fallarle nuevamente. Se forzó a mantenerse estable, no quería pasar sus últimos momentos como una bestia, pero tendría que actuar rápido. Creó un campo que rodeó todo el edificio, cargándolo de electricidad, lo que no solo le afectaba a sus enemigos, sino también a él, sin embargo, pretendía borrar todo rastro de amenaza de forma permanente. Su cuerpo se cubrió de luz, y lanzando un grito, desató una explosión de energía que alcanzó hasta los bordes del campo. Había sobrecargado su cuerpo de energía, ocasionando que se detone como una bomba.

Sabía que mientras existiera algún rastro o herencia del saiyajin llamado Goku, la Tierra no podría estar en paz, pues este de algún modo atraía los problemas, algo que Shouyu no quería hacer, y era una decisión que había tomado por sí mismo, no por actuar como un héroe, sino que en el fondo le tranquilizaba morir así, mientras aún era capaz de actuar por voluntad propia. En sus últimos momentos, soltó unas lágrimas, era la primera vez que lloraba, si alguien pudiera verlo, le sorprendería saber que aquel robot se había aferrado a la vida y los lazos sentimentales, y experimentado más emociones en sus pocos años que muchas personas en toda una vida.

Origen dentro de CW

Pese a su noble sacrificio, la líder de la C.C había sido más lista que él, y tomando la idea del caso de Cell, puso una protección especial en el chip de memoria del robot, así que, aún si su cuerpo era destruido, algún día sería encontrado por los integrantes de la misma organización, y su cuerpo reconstruido, sin embargo, ella no estaría para su reencuentro.

Y así fue, mucho tiempo después, siguiendo las antiguas órdenes de Bra, los científicos encontraron lo que quedaba del saiyajin de metal, y le otorgaron un nuevo cuerpo, esta vez, contando con la tecnología suficiente para construirle uno más semejante a la anatomía humana. A través de la clonación, habían utilizado de base la estructura de uno de los donantes y modificado el físico para adaptarlo a las necesidades de las células C. El traslado fue un éxito, eso se vió luego de que Shouyu despertara y se movilizara sin ninguna dificultad. Le hallaba confundido, recordando sus últimos momentos; cuando le dijeron que habían encontrado su chip intacto, supo que solo podía ser causa de su creadora. En ese momento, lo culminó la rabia, no lo pensó mucho, únicamente se dejó llevar por el sentimiento de que no habían respetado su decisión de morir, y estalló en ira, llegando nuevamente a esa transformación indeseada, o eso pensó, pues no ocurrió; su cuerpo simplemente se mantuvo como un SSJ, y ya no escuchaba las voces de antes, algo que lo sorprendió y de inmediato lo llevó a tranquilizarse. Resulta que los doctores estaban preparados para una situación así, y mejoraron las células C para lidiar con esos errores de la primera versión.

Un aún confundido Shouyu fue llevado ante el nuevo líder de Cápsula, y le dolió no ver a su creadora en el puesto de siempre. Aquel individuo le explicó que la susodicha se trataba de su antepasado, y les había dado la orden de traerlo nuevamente cuando la tecnología fuera suficiente para permitirle una vida libre. Eso era cierto, su cuerpo ahora era prácticamente humano, y envejecería como cualquier otro cuerpo ordinario, aún si tardaba más en hacerlo, y su chip dejaría de funcionar en algún punto; también el hecho de que se encontraba en un mundo donde nadie lo juzgaría por el camino que tomase, aquí no estaba obligado a nada. Hasta le habían dado la elección de eliminar por completo las células C de su cuerpo, pero ya no le debían significar un problema.

Ahora entendía que Bra solo había querido darle otra oportunidad, una forma de seguir su propio camino, y aunque hubiera deseado verla de nuevo, estaba agradecido, y no desecharía todo el empeño que puso en ayudarlo. Sin embargo, no se encontraba seguro de qué hacer, por donde comenzar, pero como leyéndole la mente, se presentó ante él una oportunidad única, quizás arriesgada, pero estaba bien por él, ahora nadie podía decirle qué estaba bien o mal, y tomó el sendero que mejor le pareció; a decir verdad, solo tomado decisiones arriesgadas hasta ahora, quizás, pero era un gran paso adelante, y a partir de ahora, iría evolucionando.

Presente

Te invito a leerlo

Células "C"

Como ya bien se sabe, la raza Saiyajin cuenta con un tipo especial de células en su cuerpo además de las predeterminadas, llamadas células S. Pues en este caso, las células C vendrían a ser un esfuerzo por interpretar a las originales, aunque fracasando en imitar por completo todas sus condiciones. Aún así, la esencia de las mismas se sigue conservando, junto con la mayoría de ventajas que proponen.

A diferencia de las células S, no disponen del proceso de mitosis o división celular, por lo que sin importar qué tan tranquilo y en paz se encuentre el corazón del propietario, la cantidad de células no aumentará. De querer aumentar su cantidad, se deberían insertar por medio de inyecciones, un proceso complejo, ya que agentes externos y no naturales—además de consumir una gran cantidad de nutrientes extra—, tardará un tiempo hasta que el cuerpo se acostumbre, hasta uno especialmente capacitado para soportarlo, como es el caso de este personaje.

Tras una explosión de sentimientos desencadenantes como la ira o frustración, se libera una cantidad descomunal de energía, manifestando así el llamado Super Saiyajin. Sin embargo, dichosa energía es más dañina para el portador, ya que las células en ningún momento se preocupan por tomar medidas o precauciones, como expulsar parte del poder a través del cabello y piel para no sobrecargar el cuerpo o mantener una reserva de energía—el Saiyajin ordinario solo utiliza aproximadamente la mitad de su poder usualmente, para evitar sobrepasar el nivel que su cuerpo le permite controlar sin desgastarse, pero en este caso, casi todo el poder es expulsado frenéticamente en el cuerpo de golpe—. La única alternativa para remediarlo depende el guerrero y su capacidad para controlar por voluntad propia el ki de la transformación y el nivel de energía que desee utilizar.

Con esto aclarado, no existiría una fase que supere al SSJ ordinario, ya que como se acaba de explicar, todo el poder que contienen las células ya es liberado de forma predeterminada, y depende del "Saiyajin" si utilizarlo pese a las consecuencias o no.

Sorprendentemente, todo este proceso llega a afectar a nivel neurológico, también. Y en realidad, podría ser el aspecto más complejo de controlar. Son los sentimientos negativos los que detonan la transformación, y los mismos luchan por salir a flote cada vez que tienen la oportunidad, y con una intensidad igual de potente que el poder de las mismas células; esto en un nuevo arranque de enojo, podría llegar a cegar al portador y dejarlo en un estado en el que sería completamente controlado por sus instintos iracundos.

Transformaciones

Super Saiyajin

A diferencia de la versión clásica, cuando el poder es expulsado a través del cuerpo, elimina la melanina del cabello y ligeramente de la piel, aclarando el tono dependiendo la cantidad de poder en uso.

Este SSJ es mucho más cercano a lo que sería un Kaioken; utiliza tanto ki como el usuario lo desee y esta cantidad puede ir variando si así se quiere. Pero al igual que en dicha técnica, a largo plazo podría provocar daños en el cuerpo, y en el caso más extremo, llevar a la muerte.

Variante desconocida

Con el cambio brusco de personalidad, la desesperación del "Saiyajin artificial" lograría sobrepasar sus límites anteriores de poder, volviéndose más fuerte y a la vez, inestable, ya que su capacidad para retener todo el poder no aumentaría prácticamente nada a comparación del incremento de ki.

En cuando a apariencia, el cabello se eriza de forma salvaje, y tanto este como la tez se tornan de un blanco casi pálido, debido a la acumulación excesiva de energía; la masa muscular aumenta ligeramente y los ojos quedan en blanco, rodeados por un contorno bordó parecido al que posee el SSJ4; dichos también cambian de forma, tomando el típico estilo de ojos rectangulares y cejas pronunciadas que es el más usual en los personajes. Todo esto acompañado de una definición en las venas, denotando aún más el esfuerzo que representa para el cuerpo.

Super Saiyajin (CW)

Luego del perfeccionamiento en las células C y el cuerpo del usuario, parte de la energía pasó a ser almacenada en los músculos, sin embargo, estos no recibirían mucha presión al estar preparados para tal impacto. Esta vez, existiría un único nivel de SSJ, limitado al poder que el usuario sea capaz de manejar sin salirse de control, eso significa que se omiten los instintos clásicos de la personalidad saiyajin y el riesgo de exceder el poder permitido para el individuo. Eso también significa que su máximo poder será considerablemente más débil que un saiyajin ordinario en su "mismo nivel", ya que el último sí tiene la opción de exceder de algún modo los límites establecidos para su cuerpo, mientras que en este caso, está obligado a conseguir un zenkai antes de volver a aumentar su poder.

Habilidades/Técnicas

Pasado

Pese a intentar siempre mantener un balance entre técnicas de ki y combate cuerpo a cuerpo, se inclina más hacia la primera opción, además de ser visiblemente más dotado en este ámbito, con un manejo de ki realmente bueno.

Habilidades


  • Sentido del ki
  • Control de ki avanzado: Entre este, se encontraría la capacidad de moldear la energía de forma más fluida y dirigir el sentido de la misma, lo que daría una mayor ventaja en combate a distancia.
  • Zenkai: A diferencia de los Saiyajin puros, el ser curado de heridas mortales no aumentaría su poder, sino su capacidad de resistencia, de forma moderada, claro está.
  • Electricidad: La energía de las células C contiene una pequeña cantidad de carga estática, así que al transformarse en SSJ se pueden implementar técnicas utilizando a favor esta característica.
  • Resistencia: Su cuerpo, al estar diseñado para acostumbrarse a la intensidad de las Células C, resiente menos los ataques y desgastes físicos comparado a otras razas, además, al ser dichas células más potentes que las de los mismos Saiyajin y contando con el plus del Zenkai, esta capacidad llega a ser una de sus mayores ventajas.

Técnicas generales

Pese a poder utilizar la mayoría de técnicas básicas vistas en la franquicia, aquí se nombrarán las más recurrentes.

  • Vuelo
  • Masenko
  • Sokidan
  • Escudo de energía
  • Cuchilla de Ki

Técnicas propias

Nombre Descripción Efectividad Estado de uso
Mortal Gash Crea una espada de Ki para posteriormente arremeter contra el rival. Tras el contacto con la energía, esta desencadenaría un conjunto de rayos que acabarían por electrocutar al enemigo. Media Super Saiyajin
Full Masenko El usuario estira ambos brazos a los lados, concentrando energía en las palmas, para luego continuar con la pose usual del Masenko.

Como una versión mejorada del clásico Masenko, posee ventajas, como un aumento notable de grosor en la técnica, mayor alcance y un poder superior, llegando a ocasionar una fuerte explosión al chocar con el rival.

Alta Super Saiyajin
Barrera detonante Utilizando todo su poder, crea una barrera eléctrica de forma circular alrededor suyo, la cual se va extendiendo y arrasando todo en su interior, debido a una lluvia de rayos eléctricos dentro de la misma, hasta llegar al límite del usuario.

Esta técnica resulta muy dañina para cualquiera al que llegue a alcanzar la barrera, incluyendo al usuario.

Alta Variante del SSJ
A Wild Ya estando cerca del rival, y centrando todo su ki únicamente en los brazos y aumentando la masa muscular al extremo por un breve tiempo, su objetivo es molerle los huesos al susodicho, apuntando especialmente a la cabeza.

Esta técnica depende mucho de la resistencia del contrincante.

Media/Alta Variante del SSJ


Presente

Habilidades

Al estar su nuevo cuerpo alterado por medio de ingeniería genética, se jugó bastante con las capacidades del ser humano, sus hormonas, niveles de masa muscular, resistencia de los huesos y otras características de los terrícolas y alguna otra raza lo suficientemente compatible llevada al límite.

  • Mejora en los niveles hormonales: las hormonas que el cuerpo produce deben encontrarse siempre en equilibrio, para que el mismo cumpla con sus funciones al máximo. En este caso, el cuerpo de Shouyu fue alterado de forma en la que su capacidad de segregación natural de las hormonas más indispensables sea superior a la común en los humanos, sin alterar o dañar su cuerpo. Así obtiene una producción mayor de hormonas como la testosterona, del crecimiento, tirosina, epinefrina e insulina, lo cual significa que su capacidad física se encuentra al máximo en ganancia de músculo, recuperación, sentido alerta y gasto de energía. Esta capacidad no se estanca, y evoluciona con el poder del usuario, a través del Zenkai, y con ello, también aumenta su tasa metabólica.

Aún así, estas condiciones no son las suficientes para mantener el poder de un saiyajin de forma estable, sin sufrir daños, por lo que se le fueron asignadas capacidades desarrolladas en base a otras razas.

  • Resistencia y elasticidad muscular: Combinando las características de elasticidad de los namekianos y la raza de Buu, se centraron en extraer y acoplar esta para que actúe como una especie de amortiguador muscular y escudo, eso no significa que el saiyajin pueda estirar su cuerpo como gelatina ni mucho menos, sino que su cuerpo cuenta con una resistencia propia de los objetos con característica elástica, y un ligero efecto rebote ante cualquier contacto fuerte, de ser golpeado sobre los músculos, que evita que el daño recibido sea de lleno.

Otros datos


  • Etimología:
    Su nombre se refiere a la salsa de soja.
  • la visibilidad en su ojo izquierdo es mucho más opaca, casi sin ningún brillo en el color, por lo que técnicas cegadoras como el TaYoken no tendrían un gran efecto sobre él.
  • OST representativo:

(Base/SSJ)


 

(Alter ego)


 

Referencias

  1. Segundo lugar en 1° Teamkaichi Budokai.
Advertisement