Dragon Ball Fanon Wiki
Advertisement
Dragon Ball Fanon Wiki
SistemaestrellasDestacado2.png

Sariel (サリエル, Sarieru) , es el protagonista principal de la precuela Dragon Ball: Shouganai - The White Shadow, donde hace debut en el prólogo; posteriormente protagoniza Dragon Ball: Shouganai, donde debuta en el capítulo 8.

Pertenece a los makaijin, siendo considerado como un Makaioshin impuro o mitad Shinjin.

Concepto y Creación

Beta

Sariel ha sido un personaje pensado en un inicio para ser el antagonista principal de DB:S, por lo que su origen como Makaioshin siempre estuvo ahí. No obstante, cuando se fue añadida la teoría del inconsciente colectivo, este pasó a tomar el lugar del arquetipo sombra; en otras palabras, un personaje cuya esencia está en ir contra lo que es moralmente correcto o bien visto.

En un principio, se pensó en hacerlo con una personalidad agresiva y asocial, alguien demasiado corrompido por los hechos de su pasado. Tanto su carácter como ideología serían algo similares a la versión final de Ánima en cierto modo. Un sujeto de rasgos aparentemente duros, pero escondiendo una capa de sentimentalismo y empatía debajo. Muy similar al popular arquetipo Tsundere.

Sus relaciones con el resto del elenco, serían un choque constante de personalidad. Especialmente con Ánima, que en esta versión sería más una amistad cercana que le advierte de sus errores. El rol del Sariel beta estaría entre un protagonismo y co-protagonismo, no llegando a la relevancia que posee actualmente.

Final

Este concepto fue descartado cuando se decidió remodelar su relación con Ánima, dándole más énfasis en la parte maternal y volviendo a Sariel una criatura inocente en pro de la evolución de su relación. Además de que este nuevo Sariel, que resalta frente a los suyos por las razones incorrectas, se apega mucho más a su arquetipo de sombra.

Así es como Sariel termina siendo la imagen de un ser inocente en un mundo corrompido por los deseos egoístas y emociones negativas. Alguien que se debate entre dos mundos diferentes, sin estar seguro a cuál pertenece hasta que se da la oportunidad de indagar en sí mismo y conocerse. Sariel es la sombra que se guía por sus sentimientos por sobre todas las cosas, pero también una representación del self y la aceptación de un individuo como un todo, con sus virtudes y puntos flojos.

Sus relaciones irradian esta esencia dual, siendo algunas protectoras, empáticas y un pilar. Y otras destructivas y traumáticas, que nacen y evolucionan con odio.

Sariel se vuelve el protagonista de la obra al amoldarse por completo a la nueva realidad y mensaje que en esta se plantea. Un mundo regido por el equilibrio, por dos partes distintas y complementarias. Y en él, el impuro es un ser dividido en dos partes, que conoce y aprecia lo mejor de ambos mundos, complementándose.

El personaje no está hecho para ser un contenedor de referentes y teorías psicológicas, sin embargo. Sino para indagar en situaciones y relaciones con las cuales es fácil identificarse, al estar relacionadas directamente con la madurez, el transcurso de la infancia a la etapa adulta y lo que que esto implica.

Etimología

Sariel es uno de los siete arcángeles tradicionales dentro del judaísmo y cristianismo. Su rol es "el encargado de los espíritus de los hombres que pecan", lo cual concuerdan con su propio rol de líder rebelde dentro de la obra.

Su nombre, a la vez, es un opuesto al de su homólogo, "Amón"; siendo este dentro de la demonología un ciervo de Satanás.

En la obra, este nombre le es dado por Ánima, de modo casi aleatorio. No obstante, el significado de este entre los makaijin es algo como "pequeño", "diminuto" o "joven".

Apodos

  • "Impuro" o "Sacrifico", principalmente por Amón y los habitantes del Makai.
  • "La Sombra Blanca", "The White Shadow" o simplemente "La Sombra", en representación del título de la precuela.
  • "Chico", forma recurrente en la que Ánima lo llama con cariño.
  • "Enano rosa", por Trunks.

Apariencia

Diseño

Como es de esperarse, el diseño del personaje ha pasado por varios cambios a medida que el concepto del mismo se iba modificando; la idea de un Makaioshin de cabello blanco, lacio y contextura delgada se ha mantenido, pero sigue existiendo una gran brecha entre el primer diseño conceptual y el final.

Como se aprecia en las imágenes, Sariel portaba una camisa negra pegada al cuerpo y vestuario con toques opacos y grises; algo poco colorido y con una apariencia mucho menos demoníaca, siendo el único aspecto resaltable sus orejas puntiagudas. El corte de cabello sigue siendo parecido, pero la musculatura y rasgos faciales lo hacen ver más adulto que el actual.

Narrativa

Existe una dualidad en su apariencia y cómo se percibe por el resto, que tiene que ver con ambas razas a las que pertenece y los dos tipos de energía que abundan en su cuerpo; cuando se encuentra calmado, luce más como un Shinjin, al verse pequeño y poco amenazante. No obstante, cuando este se enfada en extremo o se deja llevar por otras emociones intensas y adrenalínicas, su sangre de demonio sale a flote, llevándolo a verse más grande y con la piel más enrojecida en algunos casos. Su apariencia se vuelve más amenazante.

Esto es también símbolo de lo que representa el personaje, y la influencia de estos dos mundos tan distintos en su personalidad y esencia como individuo.

Fisiología

La forma en la que su organismo actúa difiere significativamente del resto de makaijins; esto se ve desde su nacimiento, adoptando la forma de un niño en vez de tomar una estructura adulta desde el inicio. Su mentalidad en este estado también está por debajo, viéndose muy limitado en su conocimiento; esto se antepone al conocimiento filogenético de los Makaioshin.

Su desarrollo es lento, al menos desde la perspectiva de estos seres. Su cuerpo evoluciona más rápido que su desarrollo cognitivo, sin embargo. Y aún cuando su cuerpo ha terminado sus adaptaciones, su psicología corresponde más a la de un adolescente.

Su metabolismo funciona con más rapidez que los otros Makaioshin, por lo que la cantidad de comida que este requiere es infinitamente superior, llegando a tener más apetito que los mismos saiyajin.

Su cuerpo requiere de muchos más nutrientes de los que puede encontrar en el Makai, y algunos de los que allí existen le resultan imposibles de absorber. Por ende, la alimentación de esta dimensión le es deficiente y lo más adecuado sería carne de herbívoros, combinado con alimentos altos en minerales y comida de absorción rápida.

Otro cambio drástico en su anatomía con respecto a sus hermanos, se tratan del crecimiento de unas alas funcionales y ligeras. Cada año ocurre la muda, un proceso donde su plumas se regeneran, y puede durar unas semanas. En este tiempo, es más susceptible a padecer cambios de humor, así como una constante alteración en los niveles de energía. Tampoco puede volar mientras ocurre.

De niño, posee un perfil más similar a un shinjin que un makaijin, hablando superficialmente. Piel rosada y pálida, sin marcas notables; contextura pequeña y delgada; ojos muy grandes, de tono morado y sin pupilas; cabello lacio, muy poco común en esta raza, de tono blanco; manos pequeñas; y una voz notablemente aguda. Las únicas similitudes reales con los makaijin en este punto son los pies de tres dedos y la zona entre caja torácica y la pelvis, bordeada en negro.

Ya terminado su crecimiento y en un estado "adulto", Sariel tiene la apariencia de un adolescente. Su estatura baja ronda entre los 160cm, con una delgadez notoria provocaba por el déficit en su alimentación; los rasgos faciales y físicos en general le otorgan un aire ligeramente afeminado, aparte de infantil e innegablemente adorable.

Aún así, ha sufrido algunos cambios que le otorgan mayor credibilidad como Makaioshin: diversas marcas en los hombros y antebrazos; garras largas; un agrandamiento de la pelvis, y un pequeño rebordeado negro en los ojos.

Evolución

En el transcurso de su viaje a la Tierra, él deja de ser extremadamente delgado, menos pálido y luce más sano en general. Entre sus cambios físicos más notorios, están la amplitud de la espalda y hombros, que lo hacen parecer más alto. Aunque se ve incapaz de seguir desarrollándose y crecer de estatura, y algunas zonas de su cuerpo, en especial el torso, siguen siendo estrechas sin importar cuanto entrene.

Vestuario

  • Su outfit principal a lo largo de la serie es una tela roja alrededor de su cintura, a modo de pollera. Antiguamente esta tela pertenecía a la capa de Ánima, la cuál le fue regalada al impuro, en principio de manta, pero este la fue acoplando para distintos vestuarios. A veces túnica, a veces su propia capa, pero esta es su forma más usada, y el desgaste del tiempo le ha dado un aspecto más salvaje.
  • En su "forma humana", utiliza un suéter bordó con una camisa a cuadros debajo, y pantalones café oscuro con calzado negro.

Personalidad

General

Sariel posee la inocencia de un infante, aún en su etapa de adultez. Conserva una curiosidad innata y emoción por conocer todo lo que lo rodea, que lo vuelve muy ansioso e hiperactivo. Es torpe, despistado, considerado con las personas que le importan y sumamente empático hasta con aquellos a los que guarda rencor. Podría decirse que su forma infantil de ser lo lleva a ser muy ingenuo, a veces más de la cuenta, pero eso no significa que no sea capaz de razonar y usar el sentido común.

Se trata de alguien generalmente muy optimista y, gracias a su crianza-y la falta de interacción con mucha gente mientras crecía-, su forma de actuar ante el resto es muy dócil y respetuoso, hasta tímido; fácilmente llega a sonrojarse o sentirse apenado por su desconocimiento o incomprensión.

Algo muy notorio es la sensibilidad que tiene hacia sus propios sentimientos, resultándole difícil esconder de algún modo los mismos, y llegando a ser dominado por estos y la gran ansiedad que le evocan. A lo largo de la historia, se lo ha visto emocionarse por cosas banales, llorar o sentir miedo al punto de buscar resguardo; su rencor también puede ser inmenso si llega a niveles personales, y llevarlo a decir cosas y cometer actos de los que luego se arrepiente. Sin embargo, es alguien que sucumbe a la venganza, pero tampoco es capaz de perdonar fácilmente, quedando en un punto intermedio que a menudo pone en duda sus propias decisiones.

Lenguaje verbal

Sariel posee una voz dulce que no ayuda mucho a su costumbre de hablar por lo bajo. Su manera de expresarse no es tan directa, y a veces se complica sobremanera o por el contrario, simplifica demasiado las cosas. No utiliza términos muy elocuentes y suele ser repetitivo, pero hay veces en las que demuestra un buen léxico, influenciado por su tutora. Aún así, nunca deja de ser muy respetuoso y no suele decir groserías a menos que esté muy sacado de quicio.

Lenguaje no verbal

Sin duda, es un poco afeminado. No sólo por si tendencia introvertida que lo lleva a realizar gestos con las manos como llevarlas tras la espalda, sonrojarse frecuentemente y mover la punta de los pies; sino que, gracias a haber sido Ánima su única figura materna, terminó por copiar varios de sus ademanes y hasta forma de sentarse.

Suele ser muy cuidadoso con todo lo que toca, aún si su torpeza le juega en contra. Esto cambia en sus periodos de ansiedad, donde se vuelve alguien muy exaltado para realizar cualquier actividad y se mantiene alerta, mirando a todos lados y moviendo frenéticamente pies y manos.

Es alguien demasiado expresivo y no puede ocultar su estado anímico, pues la expresión en su rostro y muecas recurrentes lo delatan.

Cuando se enfurece, modifica inconscientemente sus modismos; se nota más seguro con sus movimientos y algo rudo. Su mirada se queda más fija y sin variar tanto su expresión.

"La Sombra"

SarielSombra.png

«La figura de la sombra personifica todo lo que el sujeto no reconoce y lo que, sin embargo, una y otra vez le fuerza, directa o indirectamente, así por ejemplo, rasgos de carácter de valor inferior y demás tendencias irreconciliables».
Carl Gustav Jung.

El impuro desde el principio se muestra ante los demás como una anomalía, tanto en apariencia como carácter. Posee una inteligencia emocional más grande que el resto, pero su sentido común discrepa con los valores y hábitos de los suyos al no contar con ese conocimiento innato de su mundo, es por esto que demuestra abiertamente sus emociones sin temor a represalias. Esto bien podría verse como un rasgo autista, al menos dentro de esta dimensión.

Al final, esto desembocaría en una incomprensión hacia la ideología de su raza. Él no comprende la represión, la falta de empatía ni este afán de "El fin justifica los medios" que los excusa para pisar al resto. No puede estar de acuerdo con esta superioridad, pues observando a los humanos, se ha hecho a la idea de que todos los seres vivos tienen el mismo valor.

Sariel no comienza a sentirse aislado y rechazado por los suyos sino hasta que es liberado al mundo real y puede notar con sus propios ojos la diferencia. No sufre un desprecio directo, pero sí discriminación, y ante los ojos de todos, sigue sin ser un igual, sino un fenómeno; algo excéntrico y alejado del resto.

Cada vez siente que forma menos parte de ese mundo; ya no es sólo su forma de pensar, es su fisiología, su apariencia. Su misma existencia en ese lugar no encaja, y Ánima se lo hace saber al pedirle que deje atrás sus ideas y se amolde a las de su mundo. Pero esta es su concepción de la realidad, la empatía y sensibilidad emocional forman parte de su propio mundo interno, y no puede dejarlo.

Pero en los estándares del Makai, no es aceptable. Él representa lo que es incorrecto, lo que lleva al fracaso; lo que todos tratan de reprimir, él lo demuestra libremente. Él es la Sombra, lo inmoral dentro de ese mundo, y llega el punto en el que el mismo Sariel se comienza a ver como algo negativo.

Al encontrar un grupo que comparte su visión, vuelve a sentirse seguro, y surge en el híbrido el deseo de moldear el mundo a uno más cómodo para él y los demás; de este modo, podría sentirse genuinamente de utilidad. Mientras evoluciona, su objetivo se va volviendo más claro, ya que va encontrando su lugar en el mundo y aceptándose a sí mismo, tanto como un Shinjin como un Makaijin.

Ideología

Como ya debe ser obvio, la personalidad pacífica y empática de Sariel lo lleva a querer evitar cualquier conflicto o hacerle daño a alguien. Sin embargo, con sus experiencias personales y las enseñanzas de su tutora, va comprendiendo que a veces es necesario aplicar mano dura, y no todos los malos actos pueden perdonarse. Encuentra así un equilibrio al que puede llamar justicia o karma.

También persiste en él la creencia firme de que las emociones y lazos sentimentales deben expresarse libremente, pero sin hacer daño los demás. Este pensamiento se coloca entre medio de los dos mostrados por su raza, y constantemente trata de compartirlo con sus allegados más cercanos.

Miedos

El mayor miedo del joven impuro se trata de la soledad, y la idea de no poder encontrar un lugar donde sentirme plenamente cómodo, es decir, un hogar de verdad. Esto a su vez recae en el miedo al rechazo por parte de sus seres queridos y la gente en general, en especial la idea de decepcionar a Ánima, y sentir que no posee ningún valor real como persona.

Preferencias

SarielComiendo.png

El Makaioshin impuro tiene un notable favoritismo hacia las costumbres de la dimensión contraria y cierta sensación de pertenencia, en especial, de la Tierra, siendo el único lugar que ha visto a través de ilusiones. Así como los Makaioshin nacen con un conocimiento innato del Makai, él muestra un conocimiento inconsciente hacia elementos de este lugar, como texturas de objetos y sabor de los alimentos.

A su vez, es alguien de gustos simples, que se emociona o se aterra con facilidad ante lo desconocido, por lo que cualquier cosa que le resulte cómoda será de su agrado. Es muy rutinario, y salir de su zona de confort es una tarea muy difícil, especialmente si es algo que lo hace sentirse seguro. A pesar de eso, le gusta vivir aventuras, siempre que sepa que podrá regresar a su hogar cuando se haya cansado.

Relaciones

AnimaRelacionesDB-S.png
Ánima
Comienza a formar un lazo afectivo con esta desde el momento que lo saca de su trance con aparente amabilidad. Desde entonces, Sariel se muestra muy apegado a ella, quizás por una sensación de confort o protección.

Mientras más pasa el tiempo, más cercana se vuelve su relación y se aleja del típico "lacayo-gobernante"; la confianza que va adquiriendo el impuro a lo largo de su desarrollo se va notando en su forma de comunicarse con Ánima, siendo en un principio tímido y respetuoso en exceso, hablando con señas y frases cortas, dirigiéndose a su reina únicamente como "Señorita Ánima". Ya pasado un tiempo, logra abrirse más a sus emociones con esta, sin importar que no siempre le fuesen devueltas con la misma claridad, y termina dejando de lado las formalidades.

Sin embargo, su relación, aunque el impuro no lo supiera, seguía estando sustentada sobre una gran mentira; y para complicarlo aún más, la demoniza lo incitaba indirectamente a dejar de lado sus propios ideales. Todo culmina cuando Ánima se opone a aceptar su punto; Sariel toma esto como un rechazo a su ser y traición a su confianza.

Al final, tu protectora es capaz de mostrarle un aprecio y confianza verdaderas, y desde entonces mantienen un lazo de apoyo mutuo, donde uno complementa al otro y le brinda apoyo. Han pasado por situaciones críticas y compartido momentos agradables en contraste; todos esos momentos y la presencia del otro en su vida han repercutido en el desarrollo personal de ambos. Ánima es para él una madre, y sabe que sin ella no habría podido sobrevivir; aún con sus falencias, ocupa un lugar muy importante en su vida.

AbrakRelacionesDB-S.png
Abrak
Otra de sus más cercanas relaciones es con el que considera su mentor. Aunque en principio solo le parecía curiosa la relación que mantenía con su reina, el makaijin fue para él como una figura paterna, pero también un amigo cercano; con Abrak era capaz de hablar trivialidades y un interés mutuo por la cultura terrestre que el resto no resulta capaz de comprender; este también parecía comprender mejor las emociones que otros, lo cuál le brindaba más seguridad para expresarse.

De él aprendió a soltarse en el combate y ser ingenioso, y recibió su apoyo también para seguir su corazón, aunque fuese de forma demasiado impulsiva. A menudo se llega a arrepentir de esto último, sintiéndose responsable por la muerte de la segunda persona a la que más apreció.

DaburaRelacionesDB-S.png
Dabura
Nunca pudo conocer al rey mientras estaba con vida así que las únicas impresiones que tiene de él son en base a lo que le han contado. Para Sariel se ve como alguien escalofriante por fuera y por dentro; le parece difícil creer que alguien haya sido capaz de causar tanto daño a su pueblo y amigos cercanos. En especial, se lamenta por Abrak.
AmónRelacionesDB-S.png
Amón
Con su hermano se observa una relación de odio y rencor por ambas partes; y pese a que Sariel había tratado de ser amable, el desprecio y la forma de actuar de su homólogo saca a flote la parte más negativa de su personalidad.

Ambos parecen ser el opuesto exacto del otro, no concordando ni en apariencia, ideología ni casi ningún aspecto de su carácter, por lo que el rechazo entre ellos se llega a dar de forma involuntaria e inconsciente.

Por más conocimiento sobre el pasado del Makaioshin que tenga, Sariel nunca podrá perdonar sus actos, ni el trato que ha tenido con él ni sus amigos. Se ha metido con cosas tan personales para él que el resentimiento es imposible de borrar.

TrunksDB-SRelaciones.png
Trunks
Se ve que se llevan bien desde el inicio, teniendo una edad mental similar y concordando en algunos gustos y rasgos de personalidad. Van forjando una pequeña amistad con el tiempo que pasan juntos, especialmente en los entrenamientos y durante la búsqueda de las esferas.
GohanDB-SRelaciones.png
Gohan
Con el mayor de los híbridos comparte varias similitudes, tanto en la forma que se desarrolla su infancia, como personalidad introvertida y dilemas personales sobre las respectivas responsabilidades de cada uno. Por esto, aunque no sean demasiado cercanos, Gohan llega a actuar como un consejero para él.

(En este apartado se cuenta únicamente la participación del personaje dentro de la historia mencionada. Si quieres saber el contexto general, te invito a leer los enlaces).

Precuela

De aquel gran árbol de vida y esperanza, emergió un fruto divino. Sin embargo, este no era dorado, como el color que a los dioses les correspondía, sino que había sido teñido de negro, y se hallaba en descomposición.

El fruto podrido cayó del reino de los cielos; descendió hasta el abismo. Una vez allí, se partió en dos. Oscuro era el lugar donde había ido a yacer, donde habían ido a yacer, y aún así, un pequeño destello de luz nació en uno de los dos pedazos; aquella fruta aparentemente podrida no lo estaba por completo, y ahora que se había dividido, una efímera muestra de bondad se haría presente para aquellos seres de corazón cohibido por la maldad.


SarielHistoria1.png

Infancia

Así es como la historia del mitad shinjin, mitad Makaioshin da inicio; tras caer en la zona opuesta del Makai que su gemelo Amón y nacer con la forma de un infante, es encontrado primero por una mascota demonio, verificando que estaba vivo. Posteriormente, conoce a Ánima, quién lo trata con fingida amabilidad y lo lleva junto a Abrak, sin salir de las afueras del reino.

El pequeño de actitud tan inocente recorre el lugar, mientras los mayores dialogan; este mismo responde un saludo amistoso al akumajin. Al final, es llevado a un lugar apartado del reino de Ánima, donde no podría ser encontrado. Aquí es donde comenzará su rutina diaria de intentar distraerse mientras espera señales de su tutora, a quién ya le tenía confianza debido a sus primeras interacciones; con el paso de los días, las interacciones con esta lo llevan a adquirir una mayor confianza. Sariel es tratado como cualquier niño, y recibe de Ánima el cariño y cuidados que le corresponderían a una madre; su compañía se va volviendo algo indispensable para el impuro a medida que evoluciona física y mentalmente.


SarielHistoria2.png

Señorita Ánima. Mi estómago está enojado. No deja de gruñir.
El pequeño Sariel pidiendo comida.

Con el paso de las semanas, el híbrido ya tiene una apariencia semejante a un preadolescente, aunque su mentalidad sigue siendo ciertamente la de un infante y su conocimiento del mundo aún limitado. Entrenaría a diario con Abrak, en un intento de sacar a flote su hipotética habilidad. No obstante, en este punto, el organismo de Sariel comienza a verse afectado por los alimentos y condiciones del Makai, viéndose incapaz de absorber los nutrientes necesarios, y sufriendo dolores gracias a este rechazo a la comida.

Sus enfermedades y recurrentes síntomas resultan extraños para sus cuidadores, por lo que Ánima se ve obligada a tomar de referencia los cuidados humanos para replicar esto con el menor. Esta nueva protección solo logra fortalecer más el lazo entre ellos, ganándose de a poco el corazón del otro.

¿Significa que podré volar? Entonces... Cuando crezca puedo llevarlos volando, a todos. A usted también, señorita Ánima.
Sariel descubriendo que tiene alas.

En estos momentos de debilidad, y con la ausencia recurrente de Ánima debido a su trabajo como gobernante, la soledad de Sariel era más visible, para él y sus allegados. Es por esto que recibe una pequeña esfera mágica para su entretenimiento, creada por el akumajin y funcional gracia a la habilidad de la reina; con esta, podría ver el mundo humano a la lejanía, y así no se sentiría tan solo.

Se vuelve este su nuevo pasatiempo; disfruta observar a los terrícolas y su forma de vivir. Extrañamente, siente en esto un tipo de identificación y conocimiento innato que nunca había llegado a poseer del Makai; todo ahí era distinto a él, mientras que la Tierra le brindaba una sensación de pertenencia, hacia su forma de demostrar emociones, hacia su alimentación, sus ambientes diversos, etc.

Fue esto lo que le abrió el camino para liberar su habilidad de creación, aunque de forma aún muy experimental y sin ser capaz de crear de la nada. Aún así, esto significaba el despertar de sus capacidades shinjin, y serían de ayuda en el futuro cercano.

No lo sé... Pude hacerlo luego de mirar un poco a los humanos. No sé cómo explicarlo... Esto es una manzana. Nunca había probado una, pero pude imaginar su sabor cuando las vi a través de la esfera.
Sariel explicando su Pasiva.

El esperado día

Cuando se pone en marcha el plan para derrocar a Dabura, Ánima le extrae una pequeña cantidad de sangre mientras Sariel permanece dormido, y así logran envenenar al tirano. Más tarde el híbrido se entera de este complot, y por primera vez se hace consciente de la existencia de Amón, aún si saber la verdad.

Sigue entrenando junto a su maestro; se había vuelto mucho más ágil y preciso en el combate, aún si no era muy fuerte. Su capacidad estratégica para "arreglárselas" deja muy satisfecho a Abrak, quién llega a caer en una de sus estrategias. Posterior a esto y en el mismo día del gran evento, es citado por Ánima, y mientras caminan hacia el centro del Makai, tienen una charla más profunda; la reina se propone a explicarle por primera vez la ideología de los suyos y sus razones para actuar como lo hacen. Le pide a Sariel que trate de comprenderlos y no juzgarlos, e indirectamente, también le implora que trate de no alejarse mucho de las corrientes de su mundo. Los makaijin no estaban preparados para alguien con sus ideas.

Eres distinto, Sariel, no tienes odio en tu corazón, y te expresas con libertad. Pero debes entender que este mundo no está preparado para dejar atrás el rencor. Los Makaijin vivimos del orgullo, eso nos impulsa a salir del agujero donde nos encontramos. [...] Eres un makaijin al fin y al cabo. Al igual que nosotros, solo quieres lo mejor para tu raza. Un gobernante a veces debe dejar de lado sus propias emociones, y confío en que podrás convertirte en mí mano derecha.
Ánima a Sariel.

Tras la charla, le asigna su rol dentro de toda esa planificación. Con su habilidad ya desbloqueada, debía ser capaz de abrir la barrera entre ambas dimensiones si esta ya se encontraba debilitada. Se pone en posición, algo alejado de la multitud y espera la señal de su ama. Cuando esta lo contacta por telepatía, se esfuerza en abrir el portal para que el tirano, medio moribundo, pueda regresar; aguanta hasta que suceda, y se cierra. Queda sin fuerzas, pero feliz de haberlo logrado (aunque de no hacerlo, no habría significado gran cambio en el resultado final).

Sariel sabe que Ánima se daría el lujo de asesinar a Dabura con sus manos, y espera paciente el momento de su gran revelación. Es llamado, y en un intento por hacer una entrada triunfal, termina haciendo un ridículo y arruinando el ambiente serio. Aún así, los akumajin se notan interesados en el fenómeno, y lo hunden en preguntas y dudas, las cuales comienzan a resonar en la cabeza del medio Makaioshin.

Para su suerte, Ánima nota su timidez y aleja a la gente. Acabado el evento, todos regresan a sus actividades diarias, excepto Sariel y Ánima, que se quedan en ese mismo lugar. El impuro se siente inseguro de sí mismo por primera vez al compararse con el resto, en especial con el cadáver del gran tirano frente suyo. Sin embargo, Ánima logra consolarlo y apaciguar su malestar al mostrarle sus propios defectos y darle palabras de aliento.

A veces debes buscar tu propio lugar, sin importar si los demás están de acuerdo.
Ánima.

El momento es interrumpido por uno de los frecuentes síntomas de Sariel. Se desmaya, y al despertar, se encuentra en su habitual roca; Ánima lo había llevado hasta hasta allí, y se mira muy preocupada. El medio demonio aún siente gran dolor, pero no lo demuestra para quitarle el peso de encima, y solamente descansa. Esto se había vuelto muy frecuente.

Al día siguiente y sintiéndose mejor, visita el reino. Había decidido no mudarse allí pese a tener la oportunidad.

La verdad a la luz

Tras la gran tragedia y el retiro de Abrak como mano derecha de Ánima, Amón y el quedan como segundos al mando. Por ende, el joven quiere entablar una buena relación, pero es rechazado inmediatamente y despreciado por el Makaioshin; la mención de "sacrificio" junto a otras pistas de su destino por su parte, le regresan a Sariel la inseguridad. Termina marchándose volando del lugar cuando Ánima lo encuentra sollozando.

¿No lo sabes? Pobre iluso, eres una herramienta, y lo has sido desde siempre. Te crees especial por ser el protegido de Ánima, pero si no tuvieras esos poderes, habría sido la primera en acabar con una amenaza como tú.
Amón intimidando a Sariel.

Posterior a eso, a Sariel lo envuelve un miedo al rechazo y pensarse a sí mismo como una herramienta. Le pide consejos a Abrak, siendo el único con quién es suficientemente abierto; este, además de contarle toda la verdad en torno a su condición de medio shinjin y cómo su cuerpo no resistiría mucho más en el Makai, lo lleva junto a los exiliados, más allá de las afueras. Él ya había oído antes de ellos, eran akumajin desterrados por haberse revelado.

Abrak le comentó que había renunciado para seguir su propio camino con los rebeldes. Habían estado meditando por largo tiempo, pero llegaron a la conclusión de que los poderes de Sariel son capaces de crear un mejor mundo para todos, y no es necesario arriesgarse a salir de su dimensión y romper un equilibrio natural.

Sariel se une a ellos, emocionado por la idea. Pasa los próximos días aprendiendo de ellos, ayudando a mejorar su hábitat deplorable y brindarles abrigos para soportar el frío que allí hace a comparación del reino. Ellos le enseñan sus habilidades, y a Sariel le sorprende que los akumajin sean capaces de portar una. Abrak le explica cómo entrenan para crear una, y comienza a adiestrar al impuro para que desate todo el potencial de la suya. Logra mejorar un poco, y en demostración, crea un collar que más tarde le regala a Ánima.

A la par de esto, se encuentra distante de su mentora, ocultando estas salidas y escapando de su labor política en el reino. En un momento, es confrontado por esta, quién ya había notado su extraña actitud hace tiempo. Sariel trata de explicarle su punto de vista, y su negación a escapar a la otra dimensión y dañar a los que ahí viven; a Ánima no le hace gracia y se pone en contra. Termina diciendo lo más hiriente para el medio shinjin: estaba muriendo. Pero Sariel ya lo sabe, y sólo quiere seguir su corazón.

Torturado por el resentimiento, la reta a atacarlo, y cuando Ánima se ve incapaz, simplemente le pide irse.


SarielHistoria3.png

Oh, lo sé bien. Pero dime, Ánima, ¿Por qué en vez de soltar amenazas, no me atacas, eh? Vamos, tienes el poder para matarme, ¿Por qué no lo haces de una maldita vez? Si no puedes hacerlo, vete de aquí. A partir de ahora, ya no somos del mismo bando.
Su voz terminó de quebrarse ante esas palabras.

Batalla por el reino

Con los preparativos, la rebelión marcha hacia el Makai. Para el amanecer, ya están en el centro del reino, y estalla el duelo. Nadie tiene intenciones de matar a nadie, pero los akumajin del reino son más peligrosos debido a sus traumas. Ellos tienen la ventaja en cantidad, pero la rebelión usa sus habilidades para hacerles frente.

Sariel logra confrontar a Amón y ganar algo de ventaja aplicando su "estilo" de pelea. Su agotamiento le juega en contra, pero sus respaldos llegan: Abrak y Ánima luchan junto a él, pero son sobrepasados por la cantidad de demonios.

Sariel queda de nuevo solo contra Amón, y en un estallido de frustración y rabia, y cuando se dispone a matarlo, desaparece momentáneamente parte del hombro de su rival; libera la otra parte de su habilidad, destrucción. Aprovechando esta conmoción, Ánima toma a Sariel de rehén con un filo creado por este mismo durante su batalla, como una amenaza hacia Amón.

Escucha cómo la ahora akumajin llega a un acuerdo con el Makaioshin de no dejar morir al híbrido. Y cuando está a punto de replicarle, sólo le dice que confía en él para salir de esa situación, y le pide que también confíe en ella.

Con eso dicho, la guerra termina en tregua. Sariel se deja absorber por Amón, y ahora su consciencia vive dentro de él, aguardando a despertar.

Creo que he sido un poco demasiado impulsivo con esto; los puse en riesgo, y lo lamento. Pero prometo que encontraremos juntos una solución que sea justa para todos.
Sariel despidiéndose.

Secuela

Reencuentros

Pasa todo un año viviendo de forma semi-consciente dentro del ahora rey del Makai. Se mantiene a la defensiva siempre que puede, evitando que Amón sea capaz de utilizar su habilidad a gusto. También presencia algunos de los sucesos que ocurren en este lapso, como los asesinatos de Amón utilizando el Hakai, algo que dejaría huella en el impuro.

Cuando Amón logra dominar lo suficiente sus habilidades y escapar a la Tierra, se topa con Ánima; Sariel es capaz de escuchar la conversación que tienen, en especial cuando su némesis confiesa haber matado a los rebeldes, algo de lo que no estaba enterado. Puede sentir los golpes de Ánima en el cuerpo de Amón, y eso obliga a esta a detenerse, dándole libertad al Makaioshin para que rompa la esfera que había conseguido y absorba su poder.

Los guerreros Z logran detenerlo antes de que termine con este proceso, más específicamente, Gohan y su Espada Sagrada. Amón se desestabiliza y Sariel aprovecha la oportunidad para escapar de su cuerpo; es expulsado a un bosque cercano, y ahora poseía la mitad del poder que habían absorbido de la esfera.

Se reencuentra con Ánima cuando esta va a buscarlo, y se demuestran la alegría mutua de volver a verse con un eufórico abrazo. Sariel menciona la nueva apariencia de Ánima y esta insiste en darle su capa para protegerse del sol; regresan a la nave. No dialogan más allá, pues eso se lo guardan para un mejor momento. El impuro queda maravillado con la tecnología humana y al conocer a sus aliados terrícolas; sin duda, era el mismo de siempre.

Dialoga un poco con Trunks en la nave, antes de quedarse ambos dormidos. Posterior, todos pasan un momento agradable dentro de la Corporación Cápsula, olvidándose de todo el problema que les quedaba por resolver. Sariel parece llevarse especialmente bien con Trunks, y disfruta de probar la comida humana.

Al anochecer, Sariel es incapaz de dormir, por lo que va en busca de Ánima y la encuentra fuera de la casa, apreciando el cielo. Tienen la charla que tanto necesitaban, confesando sus pesares. Sariel le habla del miedo que sintió todo ese tiempo, especialmente la idea de no volver a verla. Ánima no puede evitar que las palabras de culpa se escapen; no intenta justificarse, sabe que carga con las consecuencias de sus actos y merece pagar. Sin embargo, el híbrido se niega a aceptarlo del todo.

Pero... Yo no quiero que sufras.
Susurró.

Luego de una valiosa lección por parte de su tutora, intenta conciliar el sueño. Al día siguiente, Gohan lo despierta con la noticia de que han sido citados por los Supremos Kaio, y lo obliga a despojarse de su apestoso taparrabos; no tarda en ser regañado por Ánima por andar desnudo por la casa.

Cuando los dioses se comunican con ellos e intentan callar a Ánima cuando esta acota algo, Sariel se interpone, exigiendo que la deben dejar ir con ellos. Ellos acceden, mientras no cause problemas, y son transportados al Planeta Sagrado. Allí la demoniza hace precisamente eso, y Sariel debe detener su conducta inapropiada. Desesperado, la aleja del grupo para decirle que ha perdido la cabeza.

Pues si querías lograr que te borren de la existencia, estás muuuy cerca. Sólo... Intenta dar una buena impresión en vez de echar leña al fuego. Quizás se lleven mejor de lo que crees.
Sariel persuadiendo a Ánima.

Ella accede y se aleja, por lo que Sariel queda solo con el saiyajin, y son guiados hasta el llamado Árbol Sagrado por las deidades. Estos les explican su gran valor.

Señores, este es el Árbol Sagrado. De aquí proviene toda la energía del universo, que se divide en los dos flujos de energía existentes: la positiva y la negativa. Como saben, esta dimensión, y nosotros los Shinjin, estamos formados por energía positiva. Y el Makai y sus habitantes, de energía negativa.
El Supremo Kaio explicando la función del árbol.

Sariel solo puede frustrarse, y preguntar porqué envían a los Makaioshin a un lugar inhóspito. Recibe una respuesta indiferente de estos, explicándole que son las reglas, y debe hacerse para preservar el equilibrio del universo. No pueden interferir con la selección natural. Entonces mencionan la importancia de Sariel para ellos; él es un shinjin capaz de traspasar la barrera entre ambos mundos, sin estar atado a ninguna ley. Le ofrecen formar parte de ellos, y Sariel de niega de primeras; sin embargo, el Supremo le sugiere pensarlo, diciéndole que puede ayudar más desde allí que estando en el Makai.

Los dioses los obligan a quedarse allí por unos días, y así mejorar un poco sus habilidades. De este modo, el impuro comienza a centrarse en su habilidad. El Supremo le explica sobre las Leyes de Creación de su universo, y como debe utilizar la Activa de su habilidad adecuadamente.

Hm, positivo-positivo, negativo-negativo. Entendido.
Vago resumen de Sariel.

Intenta utilizar su Hakai, pero falla tras recordar las muertes causadas por Amón; el miedo le impide desatar todo su poder. Siguió esforzándose hasta el cansancio con Gohan, y al día siguiente, despertó temprano, sin mucho ánimo. Dando un paseo, se encuentra con Goku y el Kaio anciano, lo invitan a sentarse y dialoga con ellos. Sariel se sorprende al saber lo mucho que Ánima se esfuerza entrenando, y se siente inútil al no tener progreso. Y la reciente propuesta de los Supremos junto a las expectativas de su tutora no lo ayudaban.

Pero... ¿Y si no lo logro? Todos confían en que podré, pero quizás no tengo madera para esto.
Sariel.

Cambian la conversación hacia algo más banal, y Goku logra una conversación amena con el impuro, tenían bastante en común, y Sariel se siente rápidamente en confianza. Luego de eso, está más preparado para proseguir el entrenamiento. Pasados cuatro días y con bases aprendidas, los Supremos creen que están listos para proseguir por su cuenta, y solo les dan un consejo vital a cada uno.

Sariel, controla tus nervios y ansiedades. Que no te controlen ellos a ti.

Cuando hayan limpiado su cabeza, podrán hacer el entrenamiento que gusten.

Palabras del Supremo Kaioshin.

La última búsqueda

Luego de que los dioses les asignan la misión de buscar y destruir las esferas, los tres visitantes se despiden y son enviados a la Atalaya. Antes de marchar, Goku le da un regalo a Sariel, dejándole a cargo el Báculo Sagrado y diciéndole que vaya a buscarlo a la Torre de Karin. Sariel se apena, pero el gesto lo hace feliz también; apenas llegan, baja en busca de Karin, sin escalar la torre. El maestro parece irritado y sorprendido, y le dice que le entregará el objeto si logra atrapar el agua sagrada, además de dejarlo beber. El Makaioshin logra hacerlo sin gran problema, y se da cuenta de la estafa; trata de encontrarle algún significado, pero el gato le dice que solo es agua corriente.

No siento ningún cambio... Ahh, ya sé, ¿Es algo espiritual, no? Significa que el poder siempre ha estado dentro de mí.

Oh... Pues está buena.

Sariel tras beber el agua sagrada.

Al ver la cantidad de tiempo que había pasado, Sariel vuelve con Ánima, imaginando que debe estar preocupada. También aprovecha para llevarla a intentar la prueba de Karin, y esta se tarda más que él, para sorpresa de ambos. Sin embargo, Ánima está feliz por el progreso del muchacho, y él también. Le entregan el báculo, y suben a la nave con Gohan; irían a la casa de este por unos preparativos, antes de marchar a buscar las esferas del dragón. Gohan le comenta a Sariel un poco de la historia del Báculo con su padre, y el demonio promete cuidarlo bien.

Antes de entrar al hogar Son, Sariel los disfraza a Ánima y él de humanos. Posterior, Milk es muy amable con ellos, y le prepara algo de comer a Sariel; le recuerda un poco a su propio esposo, pero el muchacho es más reservado y con mejores modales. Luego de comer, el impuro se ofrece a ayudar a lavar los platos, y la señora le enseña como hacerlo. Parece divertirse aprendiendo, y con timidez, le pregunta si también podría aprender a cocinar. Luego de tanto trabajar, se queda dormido. Tras el percance, al fin inician su viaje. Gohan, Trunks, Sariel y ella son los que irán en busca de las esferas. Sin perder el tiempo, se dirigen al primer destino.

Sariel pasa todo el viaje entrenando con Trunks, quien había comenzado a enseñarle bases del ki. Aterrizan en una sabana, específicamente en una reserva natural, pero no lo sabían aún. Como hay dos esferas en la zona, hacen una apuesta: si Sariel y Ánima ganan, deben comprarle al pequeño ingredientes para aprender a cocinar, y Ánima podría tomar un largo baño sin ser molestada. De perder, esta última debería cortarse las garras. Sariel concordó en que a veces era demasiado amenazante, así que aceptó.

Cada grupo va por su lado, y los demonios no tardan en toparse con un "animal" salvaje, que resulta demasiado cariñoso, además de tener una prótesis reemplazando una de sus patas. Un guardia silvestre aparece, y entonces se dan cuenta que es una reserva. Luego de confirmar que no son cazadores, los lleva en auto a las instalaciones, mientras les cuenta la historia del chita.

El cachorro fue separado de su mamá por unos cazadores furtivos, y recibió un disparo en la pata. Sariel resulta muy interesado por él. Dejan al animal con los veterinarios y son guiados a la sección de objetos perdidos, donde se topan con los saiyajin y las esferas. Por ende, declaran empate.

Sariel quiere quedarse un poco más allí, así que toman un descanso. Nota que Ánima parece algo ensimismada, y le pregunta al respecto; esta menciona con nostalgia que no puede evitar pensar que a Abrak le gustaría estar ahí. Sariel corresponde a su pensamiento, y comienzan a hablar de eso. El muchacho menciona alegre la cercana relación entre ella y el akumajin, provocándole un sonrojo a su tutora. En un momento, el híbrido confiesa lo mucho que le cuesta hablar del tema.

Oye, he tratado de decirlo antes. Pero siempre me siento triste cuando comienzo a pensar en eso... ¿Es normal?
Sariel.

Ánima lo abraza y consuela con unas palabras. Después de todo, aún era solo un niño que desconocía la profundidad de la muerte. Le dice al menor que juegue con su nuevo amigo, intentando animarlo. Sariel se divierte jugando con el chita, pero nota que este se aleja demasiado. Tarda un poco en darse cuenta de su comportamiento, pero al final lo capta.

Tú... ¿Estás buscando a tu mamá, no es así?
Sariel.

Son atacados por unos cazadores; Sariel es capaz de dejar inconsciente a dos, pero se llevan al cachorro. Los guardias y Ánima llegan al lugar de los hechos, y el impuro le insiste a la mujer que le ayude a detenerlos. En un principio se niega, pero logra convencerla y rescatan al chita. Cuando termina el día, llega el momento de despedirse y Sariel le promete regresar a jugar con él.

De camino al próximo destino, el híbrido Shinjin aprende a materializar su ki, y con emoción le muestra su progreso a Ánima. Esta se sorprende y lo felicita; Sariel, sin embargo, se asusta por el estado de su mentora, que luce poco descansada. La regaña por haber pasado tantas horas estudiando, y la lleva a entrenar con Trunks y él para despejarse. Durante el camino, ella le pregunta más a fondo sobre su entrenamiento.

Trunks me dijo que para controlar mí ki, debo aprender a mantener mí energía activa el mayor tiempo posible. Así que decidí mantener esta todo un día.
Explicó, manteniendo una esfera de energía en sus manos.

Entrena en solitario, enfocándose en cumplir su objetivo, mientras Trunks y Ánima tienen un pequeño enfrentamiento. Se asusta cuando ve a esta última escupir sangre; la demoniza reprime a ambos híbridos, diciendo que estaban exagerando, y le pide a Sariel que no se preocupe.

Ánima decide darse un baño, y arrastra a Sariel consigo, sabiendo que debe llevar al menos una semana sin hacerlo. Se encarga de lavarle el cabello al chico mientras sigue quejándose, y comienzan a recordar viejos momentos como ese que pasaron en el Makai. Ánima le menciona a Sariel que luce más sano a comparación de cuando vivían ahí, y en contraste, este la ve muy pálida, y le pregunta si ha perdido más sangre. Esta le resta importancia, pero Sariel insiste.

Pero es lo justo. Tú siempre me has cuidado, desde que soy muy pequeño. Así que ahora yo debo cuidarte a ti.
Sariel.

Al final decide probar el libro de recetas que Milk le había regalado, y prepara algo para Ánima. Y finalmente llegan a su helada parada; no está muy a gusto con el clima nevado de la aldea jingle. Va con Trunks a revisar el lugar, en busca de la esfera, y cuando regresan, les advierten a Gohan y Ánima de una multitud preocupada. Van a ver y se presentan ante ellos, y los aldeanos inmediatamente sacan sus armas. Uno le dispara a Sariel cuando trata de calmarlos, y Ánima se interpone, deteniendo la bala.

Los aldeanos se asustan más y se resignan a darles la esfera, intentando robársela a un niño que logra escapar con ella. Cuando regresa, está con Octavio, quién los amenaza al creer que forman parte de la Patrulla Roja. Ante la mención de Gohan de su padre esto cambia, y el androide se vuelve amigable. Les explica que la gente es muy paranoica desde lo sucedido hace años, y que la esfera tiene un valor sentimental para el pequeño, pero podrían llegar a un acuerdo.

Viendo el frío que estaban sufriendo los demonios, prefieren continuar la conversación en un lugar cálido. Octavio les explica que hubo una avalancha recientemente, y no son capaces de llevar suministros a los que viven sobre las montañas. Les pide encargarse de la labor, y estos aceptan, casi todos. Ánima se niega rotundamente, pero Sariel la hace callar, dándole una orden como el rey del Makai, por lo que se resigna.

A Sariel le toca quedarse con Trunks y palear la nieve del camino, tarea que no le gusta nada. Tiene una conversación con su amigo, donde le confiesa que a veces Ánima lo trataba demasiado como un niño, y Trunks corresponde a ese sentimiento con respecto a Gohan. El saiyajin tiene la brillante idea de ir por el supuesto monstruo del que hablaban los aldeanos, que supuestamente había causado la avalancha.

Cuando llegan a la cueva de la montaña más alta, se topan con unos akumajin extraños. Estos poseen marcas y son notablemente más poderosos, estaban corrompidos por el poder de Amón. Les resulta problemático, hasta que llegan Gohan y Ánima a darles una mano. Sariel hasta ahora tiene en sus manos la esfera de energía, y la sacrifica para utilizar la Onda de Ki: Resplandor contra ellos, y Gohan los remata con su espada, regresándolos al Makai.

No se dan cuenta que tras las sombras se esconde un pequeño demonio que oculta su presencia. Este ataca a matar, su objetivo es traspasar el corazón de Sariel, pero la intuición de Ánima actúa a tiempo para escudarlo; lastimosamente, no lo suficiente para evitar recibir el ataque de lleno.

Rápidamente se deshacen del demonio tras el incidente, pero ahora la prioridad es detener abundante la hemorragia de Ánima. Trunks y Sariel la llevan a la nave. El híbrido trata de darle una semilla del ermitaño pero no tiene efecto, así que la ayudan a desinfectarse y vendar la herida. Sariel se queda con ella, sintiéndose culpable. Le confiesa que había querido acabar con ellos por su cuenta.

Yo... Solamente quería demostrarte que me podía encargar de eso. Tú siempre me cuidas demasiado, y es gracias a mis descuidos que terminas así.
Sariel.

Ánima le remarca que sabe mejor que nadie de lo que es capaz, y el gran progreso que ha tenido. Dice que llegará el día en que no la necesite, algo que Sariel niega. Tras eso, se dan un abrazo que Ánima no puede sostener mucho por el dolor. Entonces llega Gohan, con unas visitas inesperadas: el niño aldeano y su padre, quién agradece a Ánima por salvar a su hijo y explica lo importante que es la esfera para él, pues había sido el último regalo de su difunta madre. En ese momento, los guerreros se sienten mal sabiendo que deberán destruir las reliquias, sin embargo, el niño está dispuesto a entregárselas, ya que siente que la necesitan más que él.

De camino a la Corporación Cápsula, Sariel y Trunks tienen un entrenamiento matutino, simulando un combate real. Durante este, Sariel descubre su capacidad de manipular el ki.

Tras el entrenamiento, van a ver a Ánima. El impuro está algo preocupado por su estado, especialmente porque esta había pedido regresar para realizarse un chequeo completo.

Conversan con ella, y al mencionar algo sobre su habilidad, la demoniza planea probarla nuevamente. Le pide a Trunks atacar a Sariel, quien está sumamente confuso. Cuando acata la orden, Ánima se interpone de inmediato. Entonces todos parecen darse cuenta de lo que sucede, menos Sariel. Le explican el funcionamiento de la habilidad, y entonces surge en él una pequeña angustia.

Oye... Esto significa que realmente te estoy poniendo en peligro de alguna forma.
Le dijo a Ánima.

Ánima lo tira de la oreja, diciéndole que estaba ahí para protegerlo. Luego de eso, la demoniza le da un baño a Sariel antes de aterrizar.

El impuro aprovechó para decirle algo. Le pregunta si le había mentido a Trunks sobre su herida cuando este indagó; sabía que era algo que Ánima solía hacer. Esta lo afirma, y Sariel deja el tema, esperando en algún momento saber la verdad.

Trunks y Ánima se quedan en la Corporación Cápsula, mientras Gohan y Sariel van a buscar la penúltima esfera. Durante el viaje aéreo, el demonio se da cuenta que algo anda mal; su etapa de muda había llegado, y ya no es capaz de volar. Entonces se ven obligados a seguir a pie.

Al anochecer, arman una fogata, pensando que sería divertido dormir al aire libre. Gohan menciona lo mucho que le gusta la naturaleza y lo extraño que se siente ante la gran ciudad, lo que da pie a Sariel a soltarse sobre sus propias emociones.

Yo... Me siento igual. La Tierra, el Makai... No sé a cuál pertenezco. Donde quiera que voy, parece que soy un extraño. Me gusta la Tierra, me han tratado bien aquí, pero no estoy seguro si llegue a ser un hogar para mí.
Confesó.

Gohan le explicó la diferencia entre sentirse "cómodo" en un lugar a pertenecer a uno. Una vez acabada la charla, Sariel se tomó un momento para reflexionar. Entonces tomó su decisión.

El día siguiente logran encontrar la esfera. Sin embargo, se dan cuenta que no están solos, y son atacados por unos demonios mascota que les arrebatan la esfera. Intervienen dos akumajin, los mismos que con anterioridad los habían atacado. Actúan condescendientes, pidiendo unirse a ellos, por lo que los mestizos fingen estar de acuerdo y los dejan inconscientes cuando estos no están mirando.

Los estudian; no eran tan fuertes como antes, ni su apariencia tan macabra. Deducen que Amón les había quitado un poco del poder otorgado. Gohan le pregunta a Sariel si él puede hacer lo mismo, quitándoles ese poder; y el Shinjin lo intenta. Logra filtrar todo ese poder extra del cuerpo de los demonios, dejándolos en su estado original. Un pequeño efecto secundario le provoca sensaciones de frío y calor, además de mareos. Pero cuando recupera la compostura, se siente lleno de energía.

Debaten si llevar con ellos a los demonios. Pese a que habían tratado de engañarlos, Sariel sabe que devolverlos al Makai significa darles muerte segura, ya que habían fallado dos veces en su misión. Decide llevarlos, y Piccolo, que estaba patrullando los alrededores, aparece para ofrecerles dejarlos a su cargo.

Regresan triunfantes a la Corporación Cápsula. Lo primero que hace el muchacho es preguntar por su tutora; Trunks les responde que debería ir a verla, sospechando que las cosas no resultaron tan bien.

Va a la azotea, donde se encuentra con Ánima. Antes de que esta pueda decir algo, se lanza a abrazarla.

Hey... Todo estará bien. Cuando todo esto, volveremos al Makai. Te has forzado demasiado. Lo hiciste bien, ya no tienes que seguir resistiendo. Sé cómo se siente, Ánima... el miedo a morir. Pero no te dejaré sola... Nunca más voy a irme.
Susurró esa última frase, afianzando el abrazo.

Aquellas palabras son suficientes para quebrar a la demoniza, que suelta algunas lágrimas sobre su hombro. Le confiesa que, si vuelve a dejarlo solo cuando la necesita, no se lo perdonaría.

Me enseñaste bien. Y es por eso que puedo mantenerme firme. Terminaré con esto, regresaré al Makai y me volveré un rey del que puedas estar orgullosa. Podrás estar tranquila. Pero hasta entonces, no tienes mí permiso para irte. Eso es una orden.
Respondió, secándose sus propias lágrimas.

El camino para conocerse

Gohan, Ánima y Sariel emprenden el viaje por la última esfera, y llegan al lugar conocido como Transilvania, una región pequeña con arquitectura antigua y un bosque detrás. En este se halla la ubicación exacta de la esfera, pero no son capaces de encontrarla; hay un pastizal vacío donde el radar indica su origen, y Sariel, muy curioso, se acerca al lugar, desapareciendo en el proceso.

Una barrera indivisible, es lo que era. Una capa de humo que ocultaba lo que había dentro. Llama a Gohan y Ánima para que entren con él, pero esta última no es capaz. Dentro de la barrera, hay un enorme castillo en ruinas. Tocan a la puerta, y el anfitrión, con un aspecto peculiar, comienza a hacerles preguntas y "revisar su ki". Lo hace con Gohan primero, se da cuenta de su gran poder. Y cuando es turno de Sariel, se horroriza. La teme a la energía del impuro.

Se apresuran en explicarle que no tienen malas intenciones, y el sujeto abre momentáneamente la barrera, dejando pasar a Ánima. Esta se da cuenta que aquel extraño es un demonio. Los invita a pasar para aclarar sus dudas.

Se sorprenden al llegar al pasillo del castillo y ver un grupo de demonios conviviendo con humanos. Según palabras del anfitrión, se hacían llamar el "Clan Bran", y allí vivían los demonios que no querían regresar al Makai. Los invita a tomar asiento, frente a una fogata que fue acompañando su historia.

La Tierra y el Makai coexisten desde siempre, ya que este mundo tiene relación directa con el nuestro. Cuando algunos makaijin escaparon a la Tierra, se comenzaron a hacer preguntas: ¿Qué es este mundo? ¿Cómo funciona? ¿Por qué es tan distinto del Makai?

Se dieron cuenta que todo parecía llevarlos a un mismo punto de partida: el ki, los flujos de energía que todo ser vivo posee. Toda la energía de este mundo deriva del Árbol Sagrado, y cambia constantemente, pero siempre vuelve al punto de partida.

Contó el demonio.

Todo cobra nuevo sentido para los demonios viajeros. El ki era mucho más que simple energía, y era por eso que los makaijin podían desarrollar habilidades tan específicas.

El ki negativo en sus cuerpos funcionaba de forma diferente al de los Shinjin, razón por la cuál el anfitrión se sorprendió tanto al ver a un impuro. Esto dejó a Sariel con dudas, y el akumajin se ofreció a contarle la historia de Sura. Ánima, sabiendo lo que le depara, le pregunta si está seguro.

Tengo qué. Si hay algo sobre mí que deba saber, quiero escucharlo. Ya no quiero que me oculten nada. Necesito saber lo que soy, de una vez por todas.
Sariel estaba decidido.

Dió inicio el relato: Sura había sido un impuro, que gobernó el Makai hace mucho. Logró grandes avances en su mundo y parecía que los demonios obtendrían lo que querían, pero echó a perder sus planes sin razón aparente.

Se volvió loco. Los dos flujos de energía batallando constantemente dentro de su cuerpo para tomar el control... No fue capaz de controlarlos, y eso lo llevó a perder la cordura. Esa es la suerte que puede correr un impuro.
Dijo, notando cómo la expresión del joven se oscurecía cada vez más.
Ánima hace evidente su enfado, mientras el joven Makaioshin se repite a sí mismo que no es alguien malvado; él nunca le haría daño a sus amigos. El akumajin le advierte que todos pueden corromperse, porque así es la naturaleza de la energía híbrida; tiende al caos o al equilibrio. Sin embargo, ahí podían ayudarlo, la decisión estaba en sus manos. Y con el apoyo de Ánima y Gohan, Sariel opta quedarse ahí, dando inicio su nuevo entrenamiento para controlar su energía.

Al ser un híbrido entre shinjin y Makaioshin, posee lo mejor de ambos mundos, contando con el uso de ambos flujos de energía existentes. No obstante, este hecho le provoca limitaciones al mismo nivel que su potencial.

Poder

Precuela (Niño-adolescente)

SarielScouter1.png

De pequeño, Sariel no poseía ninguna característica resaltable para el combate. Era bastante débil y los problemas en su alimentación le impedían avanzar mucho en su entrenamiento. Con el tiempo logra mejorar en el combate, pero sigue estando por debajo del promedio. En este estado no sobrepasaría a Goku niño.

Estadísticas
Resistencia Fuerza Agilidad Ki
SaailEsferas0.png SaailEsferas1.png SaailEsferas1.png SaailEsferas2.png

Precuela (adulto)

SarielScouter2.png

Luego de terminar su desarrollo y adquirir ventajas como sus alas, garras y despertar su habilidad junto a su gran capacidad de almacenar energía, puede ponerse a nivel de los mejores artistas marciales terrestres en cuanto a destrezas físicas, mientras que su ki sobrepasa el de un saiyajin en su estado base.

Estadísticas
Resistencia Fuerza Agilidad Ki
SaailEsferas1.png SaailEsferas2.png SaailEsferas3.png SaailEsferas2.png

Secuela (Inicio-medio)

SarielScouter3.png

Tras despertar la capacidad activa de su habilidad, luego de obtener parte del poder dentro de las esferas y estando ahora en mejor forma, su potencial es mucho más notable. No solo es muy ágil y su fuerza considerable, lo suficiente para hacerle frente a un saiyajin híbrido, sino que su energía se eleva por las nubes, sobrepasando a la mayoría de enemigos vistos hasta el momento y hasta a su madre adoptiva. La única desventaja es que aún no es capaz de usar por completo este poder, y su capacidad para defenderse de ataques es bastante inexperta.

Estadísticas
Resistencia Fuerza Agilidad Ki
SaailEsferas3.png SaailEsferas4.png SaailEsferas5.png SaailEsferas4.png

Potencial Desbloqueado

SarielPoder4.png

Luego de recibir el entrenamiento del Clan Bran, es capaz de utilizar el 100% de su poder y manejar por completo su energía híbrida. Su fuerza no se modifica, pero ahora es más ágil y ha mejorado su defensa. Su energía, por otra parte, ha sobrepasado los límites vistos hasta el momento.

Estadísticas
Resistencia Fuerza Agilidad Ki
SaailEsferas4.png SaailEsferas4.png SaailEsferas5.png SaailEsferas5.png

Energía Híbrida

Sariel posee dentro de su cuerpo los dos flujos de energía existentes: el positivo, perteneciente a los Shinjin, y el negativo, de los Makaioshin.

Al mezclarse, esta energía tiende a complementarse perfectamente, brindándole al usuario la mayoría de beneficios de ambos tipos de ki y formando un equilibrio único. Así se da lugar al fenómeno de la energía híbrida. Aún así, tiene sus desventajas. Hay algunas características de ambas energías a las que el usuario no puede acceder; además, el balance de ambas puede alterarse por momentos y dar lugar a cambios de humor y hasta de apariencia.


SarielEnergíaHíbrida.png

Estilo de Combate

Al no contar con una gran resistencia ni ser un prodigio natural para la estrategia de combate, Sariel adopta una forma de pelear más torpe y poco sutil en muchas ocasiones. Se vale de su arsenal de habilidades y agilidad para moverse, además de los movimientos básicos que le fueron enseñados por Abrak.

Pese a no ser un estratega como tal y dejarse guiar en la mayoría de batallas, tiene algunos destellos de ingenio, en especial si se trata de exasperar al rival o tener la oportunidad de jugar con el temperamento de este; siendo bastante desinteresado de las artes marciales y la competencia, mientras más grande el orgullo de su rival, mayor ventaja puede sacar.

Suele ayudarse del ambiente como una forma de distracción o defensa, escondiéndose y aplicando posteriormente un ataque sorpresa. Sin embargo, no sabe manejar armas de ningún tipo, pues la torpeza lo supera.

En un arranque de ira o adrenalina, sin embargo, puede volverse notablemente impulsivo y "heróico", saltando directamente al peligro sin medir las consecuencias.

Habilidades

SarielEstrellaGif.gif

Como todos los Makaioshin, Sariel posee una habilidad única. Está enlazada directamente con la capacidad de dominar la energía de ambas dimensiones en su máxima representación: el Hakai o destrucción y el Kaio o creación.

Curiosamente, esta habilidad no está desbloqueada desde siempre, y va evolucionando junto a su usuario.

Pasiva

  • Mientras no se encuentra activada, le brinda a Sariel un conocimiento innato de la dimensión positiva, sus características y una familiarización inconsciente con este mundo.
  • El híbrido puede modificar superficialmente los objetos de forma perfecta en base a este conocimiento que tiene. Es capaz de cambiar la forma, el tacto y el aroma, pero en esencia seguirá siendo lo mismo. Esto se aplica también en la apariencia de seres vivos.

Activa

Al momento de utilizar su habilidad, aparece en el rostro de Sariel una marca como las de todo Makaioshin, pero únicamente en una parte de su rostro. Esto refleja que equilibra el poder de Kaioshin y Makaioshin.

SarielHakai.png
'Hakai/Destrucción'
Como el nombre lo indica, puede destruir cualquier objeto o ser vivo, momentánea o totalmente. Cuando utiliza esta técnica, es rodeado por un aura morada oscura.
SarielKaio.png
'Kaio/Creación'
De igual modo, es capaz de crear cualquier cosa de la que tenga conocimiento, incluyendo formas de vida, aunque es más complicado debido a las limitaciones de imaginación del híbrido y la complejidad que esto significa. Al utilizarla, lo rodea un aura violeta claro.

Estos conceptos se rigen por una ley de equilibrio del multiverso. No puede crear algo sin antes haber destruido algo que poses el mismo flujo de energía, y no puede destruir algo si luego no está dispuesto a reemplazar ese vacío con algo más, nuevamente, con el mismo flujo de energía. De otro modo, causaría una desestabilidad a largo plazo.

Técnicas

Generales

  • Movimiento Instantáneo: Capacidad de desplazarse a gran velocidad de un punto a otro.
  • Acometida de Potencia: ataque físico, donde se golpea al enemigo con varias patadas y puñetazos, finalizando con un fuerte golpe con ambas manos en la cabeza.
  • Cabezazo: ataque físico donde se le pega un fuerte cabezazo al enemigo. Lo utiliza con frecuencia.
  • '¡Crece, Báculo Mágico!': Al pronunciar estas palabras, el arma se alarga tanto como de desee. Sirve para causar daño y esquivar objetos o golpes; también para transportarse.

Técnica Descripción Clase
SarielVuelo.png
Vuelo Al no ser capaz de hacerlo de la forma convencional, el medio demonio tiene la capacidad de desplegar sus alas para volar a igual velocidad que aquellos que utilizan el ki con la misma finalidad, además que puede desplazarse y realizar maniobras en el aire. Aunque los músculos de estas extremidades se cansan más rápido y debe esperarse a que se repongan para alzar vuelo de nuevo; también requiere más práctica. De Apoyo
SarielOndaKi.png
Onda de Ki Puede materializar su energía en forma de bola u onda expansiva y atacar al rival lanzándola y/o haciéndola explotar; es capaz de hacerlo solo con las manos y el color es de un morado suave u oscuro dependiendo el poder que se aplique. Ofensiva
SarielGarras.png
Garras de Demonio Sariel, como el resto de esta raza, puede expandir unas garras de un material súper resistente, cuya longitud llega a los 5-6cm. Con ellas puede atacar directamente y causar buen daño, o defenderse al usarlas como escudo. Ofensiva/
Defensiva
SarielAcometida.png
Acometida: Corte de Aire En un momento del combate, Sariel sorprende al rival desplegando con fuerza sus alas, lo que ocasiona una brisa lo suficientemente potente para desestabilizar al mismo unos momentos; aprovecha la oportunidad para realizar un combo de golpes y patadas, y termina por esconderse de la vista del rival, teniendo a favor el que no puedan sentir su ki, para rematar con un golpe a la nuca. Ofensiva
SarielBaculo.png
Báculo Sagrado: Bloqueo Sariel utiliza dicho objeto para bloquear los ataques físicos del rival y de paso darle pequeños golpes debido al impacto con el duro material. Puede recubrirlo de ki para potenciar el efecto. Cuando encuentra oportunidad, hace crecer el báculo apuntando al rival, así logra alejar al mismo. Defensiva

Pasiva

Técnica Descripción Clase
SarielKi.png
Onda de Ki: Resplandor Con el apoyo de su habilidad, puede añadir a los ataques básicos de ki un excedente de luz, cuyo efecto es similar al de un Taioken para el oponente; dicho efecto puede llegar a su límite cuando la técnica explota, ocasionando una momentánea irritación en los ojos. Ofensiva/
De Apoyo
SarielTécnica2.png
Envuelto Sariel recubre sus puños con su propia energía, otorgando mayor potencia a sus golpes. Le añade a esta una textura más elástica y escurridiza; si se da la oportunidad, y al hacer contacto con el rival, puede traspasar la energía hacia este, haciendo que se impregne en el contrario y sea imposible quitársela, ya que sería como quitarse una goma de mascar. Al final hace que el ki explote. Ofensiva/
Defensiva
SarielBarrera.png
Barrera Improvisada Como lo indica el nombre, Sariel puede usar su habilidad para moldear escudos de cualquier material cercano cuando lo requiera. Posteriormente, puede desplazarlos a gusto y volver a cambiarles la forma. Defensiva
SarielManipulaciónKi.png
Manipulación de Ki Cuando Sariel roza el ataque de su rival, ya sea con alguna parte de su cuerpo o tocándolo con su misma energía, es capaz de controlar el mismo por un periodo de tiempo corto. La onda de energía pasa a ser color morado, el color de su ki, y puede modificarla o moverla a voluntad. De este modo puede desviar ataques o devolverlos a su enemigo; sin embargo, mientras más fuerte el ataque, menos posibilidad de mantenerlo bajo su control. Ofensiva/
Defensiva

Debilidades

Energía Postiva Sariel es incompatible con algunos tipos de ejecución de este flujo, en especial los que requieren una gran concentración de él. El vuelo, Kaioken, y Kamehameha serían algunos ejemplos.
Energía Negativa Lo mismo que en el caso anterior, pero esta vez, afecta más en su organismo que restricción al usar la energía. No tiene tanta resistencia, ni buenas capacidades de adaptación, por lo que se ve afectado por ciertos entornos.
Exposición a la luz Como cualquier makaijin, los rayos solares y luces fuertes le provocan quemaduras, mareos y a largo plazo, debilitan su sistema biológico. Aunque esto no es tan drástico en su caso. Gracias al protector solar y gafas creadas por la Corporación Cápsula, puede disminuir esta condición.
Climas extremos No solamente se debilita ante temperaturas muy bajas, sino que muy altas. Cualquiera de las dos opciones, puede reducir sus capacidades considerablemente.
Alas Similar al efecto de la cola en los saiyajin, tomarlo de estas resulta en una parálisis. También se ve en desventaja por sus etapas de muda.

Objetos

SarielCapObjetos.png
Capa
En un principio, fue la capa de Ánima. Sariel es su actual portador y lo usa a modo de taparrabos; la tela ya se encuentra bastante desgastada por el paso del tiempo y trato brusco que recibió por parte del impuro. Aún así sigue siendo resistente.
SarielBaculoObjetos.png
Báculo Sagrado
Son Goku le regala su antigua herramienta de combate tras conocerse en el Planeta Sagrado. Sariel lo atesora bastante al ser el primer regalo que recibe estando en esta dimensión, y lo usa de apoyo para luchar.
SarielGafasObjetos.png
Gafas
Los lentes creados por el Dr. Brief evitan que la intensa luz del sol se filtre, disminuyendo cualquier daño que pueda provocar, y brindan el aumento suficiente para ver con claridad. Además, funcionan de scouter al activar un pequeño botón al costado de estos.
ProtectorObjetosDB-S.png
Protector solar
Es un protector especial creado por Bulma tomando en cuenta las condiciones y fisiología de los Makaioshin. Está configurado para prevenir las quemaduras de los rayos solares en su fiel y disminuir cualquier efecto secundario que puedan provocar.

Historial

Oponente/s Resultado Capítulo/s Relevante
Abrak Inconcluso Entrenamiento
Abrak Victoria Entrenamiento
Amón y makaijin's (con los rebeldes) Inconcluso Es absorvido por Amón

Oponente/s Resultado Capítulo/s Relevante
Cazadores furtivos (con Ánima) Victoria Rescate
Akumajin's corrompidos (con Trunks, Gohan y Ánima) Victoria Ánima recibe una herida mortal

Curiosidades/Agradecimientos

  • La estrella en el rostro de Sariel no solo hace alusión a una Esfera del Dragón, sino que es una referencia a la banda Kiss y el estilo Glam Rock.
  • El nombre de su habilidad, Under pressure, referencia al tema compuesto por Queen y David Bowie, artistas que también son recurrentes del estilo antes mencionado.
  • Los títulos de TWS están hechos de forma que, comenzando por la inicial del Capítulo 1 hasta el 7mo, se lea "Destrucción", mientras que desde la segunda palabra del capítulo 7 hasta el 11vo, se lee "Crear". Un detalle colocado a modo de pista de su habilidad.
  • Las marcas en sus trapecios están inspiradas en Devilman.
  • Su color representativo es el morado, el cual representa equilibrio. También se relaciona con la realeza, sabiduría y creatividad.
  • Para referenciar su voz, se busco un tono masculino bastante suave: Jhonny Torres en su interpretación de Leon-O.
  • Usualmente esconde sus alas usando la pasiva de su habilidad para volverlas muy pequeñas.

Gustos (ampliación)

  • Le gustan los lugares sin bullicio y sin ser cálidos o fríos en exceso, por lo que las afueras del reino resultan perfectas. Ama su cueva en especial, porque allí no llega el viento y la temperatura se mantiene.
  • Entre sus disgustos, se encuentran la oscuridad, el exceso de calor o frío, la insípida comida del Makai, los regaños por parte de su tutora, las situaciones que le generen un temor temporal y las prendas muy holgadas.
  • Le gusta mucho la comida y bebidas terrestres. En especial, adora las hamburguesas y tiene un local favorito en Ciudad Satán.
  • Se ha visto que no le gusta bañarse, mucho menos lavarse el cabello.

Galería

Arte Conceptual

Externo/Cameos

GIF

Fanart

Advertisement