Dragon Ball Fanon Wiki
Advertisement
Dragon Ball Fanon Wiki

Este artículo ha ganado los Golden Freezer Awards

Este personaje pertenece al canon del Universo 6








★★☆☆☆

S2.png


Nasu (那須 Nasu), también conocido como "El piloto intergaláctico", es un saiyajin oriundo del Universo 6 creado por Allez02 en colaboración con DenCosmic y Heytarux.

En principio era uno de los personaje principales de una de las historias interactivas de Dragon Ball, así mismo, una de sus apariciones más relevantes radica luego de que haya sido revelado como el personaje secreto para el videojuego Dragon Ball Fanon: Budokai, siendo también el final boss de este mismo.

Su primera aparición se efectuó en el capítulo número 5 de la serie Dystopian Tales, el cual es titulado Sin luz, en dicho episodio, Nasu cae en un oscuro planeta tras los sucesos acontecidos en Interactive Stories.

Etimología

La palabra Nasu proviene directamente del japonés, sin ninguna deformación ni cambio de palabras como suele ser costumbre a la hora de ponerle nombres a los saiyajines. Significa literalmente berenjena.

Concepto y creación

La idea creativa del personaje nació luego de que Allez Studios comenzara con la planificación de Spaceship War, se buscaba un nuevo personaje que cumpla el rol de piloto de naves galácticas, así fue como se dio una primera impresión de lo que luego sería el saiyajin en cuestión.

En un principio, el personaje sería llamado "Motato", la cual es una deformación de la palabra Tomato, es decir, tomate en Ingles. Esto cambiaría tras la divulgación del proyecto, donde Heytarux tomaría parte creativa en el personaje, otorgándole él mismo el nombre por el cuál conocemos a este personaje.

Por otro lado completamente distinto, se planeaba un personaje que protagonice una de las historias de Dragon Ball: Interactive Stories, allí se intentaba perfilar un nuevo integrante de un escuadrón de la patrulla galáctica. Luego de eso, se decidió crear un solo personaje que abarque ambos proyectos, dando así lugar a Nasu, el piloto intergaláctico.

Hoja de bocetos faciales.

Personalidad

Descripción General

Nasu es un joven guerrero que desde temprana edad mantuvo su deseo por hacer lo correcto, siempre teniendo como objetivo principal el cuidar a aquellos que aprecia, y como algo igual de importante, el alcanzar sus sueños. Su carácter tan inocente lo dotó de un gran carisma y confiabilidad, que se mantendría a lo largo de su vida, trayéndole tanto satisfacciones como problemas.

A pesar de lo fiel que es a las órdenes que se le dan, como consecuencia de su crianza; la mayor parte del tiempo se deja llevar por sus emociones, lo que le lleva a ser alguien bastante enérgico en aquello que lo entusiasma, y bastante enojón con aquello que repudia.

Tanto con defectos como virtudes lo hacen alguien único, que se guiará con aquello que crea correcto, aún si su cabeza le dicta todo lo contrario. En situaciones que lo requieren, da todo de sí para conseguir aquello que anhela, y buscar la respuesta correcta a la problemática. Todo lo cabeza hueca que puede llegar a ser, también se refleja en cuánto puede dar de sí con el fin de conseguir el bien.

Niñez

Desde un inicio, el joven Sayajin del Universo 6 presentaba muchas características que lo seguirían a lo largo de su vida, tales como su gran seguimiento por aquello que era correcto, como su gran dedicación a seguir aquello que anhelaba.

Aún con su aislada crianza, siempre fue alguien confiable y amigable, resaltando de carisma a muy corta edad, debido a su muy obvio entusiasmo por todo aquello que le interesaba. Gracias a Rensou y esta personalidad tan bonachona en su inocencia, fueron los puntos clave para interesarse en ser un Soldado, cosa que lastimosamente su padre repudiaba.

Juventud

Al crecer, y tras el fallecimiento de su madre acontecido debido a la falta de ayuda de los Soldados que tanto admiraba, fue que en su juventud se centró en ayudar a su padre en todo lo posible, solo respetando a Rensou de entre todos ellos.

Aunque siguiera con sus entrenamientos, dejó el sueño que lo caracterizaba de pequeño, y a pesar de todo lo que quería apoyar en su padre, decidió independizarse de una vez por todas, solo guiándose por sus sentimientos y por únicamente sentir que era lo correcto.

Súbitamente, entró en una relación que lo haría hacer entender todas las responsabilidades que ahora cargaba, marcándolo con una seriedad reflejada en su edad, siendo más notoria tras la noticia de que iba a ser padre, y el triste fallecimiento de Setato.

Como Soldado

Ambos cambios drásticos le harían caer en la idea de que necesitaba dinero, al no tener ni a su padre ni a su pareja, por lo que se alistó a las Fuerzas de Defensa de Sadala.

Su característica determinación lo harían resaltar, a tal punto de tomarse las misiones más difíciles con el afán de conseguir un puesto más alto, lo que más anhelaba, para poder mantener mejor a su hija. Hizo de todo,

Lastimosamente, en su última misión, su ira estallaría y le otorgaría la transformación del Super Sayajin, que en vez de beneficiarle le ocasionaría el más grande de sus problemas, debido al caprichoso egocentrismo del Rey, y siendo exiliado de su planeta.

Como Patrullero Galáctico

En un fuerte periodo de su vida, comenzó a desplomarse emocionalmente, debido a lo que ahora era una vida nómada de planeta en planeta. Para su fortuna, se le aceptaría en la Patrulla Galáctica debido a sus grandes dotes de pilotaje, alegrando un poco su vida y dándole esperanza.

El conocer a gente como Allez, su forma de ver las cosas cambió drásticamente, devolviéndole el color que se le fue arrebatado alguna vez. Ya no era un joven rencoroso con las cosas de su planeta, pues al conocer cosas nuevas, se le dio una segunda oportunidad para experimentar la felicidad que tanto anhelaba.

Aún después de haber sido exiliado, en su nuevo puesto, conservaría aquella determinación para hacerlo todo lo mejor posible, y recobrando la luz en sus ojos que había perdido en su juventud.

En batalla

La personalidad en batalla de Nasu no dista mucho a como lo es habitualmente en su vida cotidiana. Al igual que como suele ser el resto del tiempo, a la hora de combatir el saiyajin suele ser muy correcto y aplicado, no va a entrar en un combate real sin más, no, por el contrario, el tiende a ser estratégico y calmado a la hora de enfrentarse a otros.

Es normal en él que llegue a pensar en un buen plan, no por nada una de sus mayores características es ser muy centrado en el objetivo que tiene, durante un enfrentamiento no pierde la más mínima cantidad de tiempo, lo aprovecha al máximo para idear cada uno de sus movimientos y así asegurar su victoria, aunque la ejecución de estas estrategias no siempre es la que le gustaría.

No es para nada rencoroso , de hecho la piedad puede dominarle en distintas ocasiones, siendo que luego de muchas de sus aventuras los sentimientos le juegan en contra cuando quiere terminar un enfrentamiento, y aunque suele tomar decisiones con rapidez si la vida de alguien está en juego tiene una tendencia a dudar más.

Su estilo de pelea en cuanto a lo actitudinal es bastante directo, siempre intenta mostrar superioridad en su porte, buscando con esto estar en una posición en la que se sienta seguro de si y mantener todo al margen. En definitiva, es muy determinado y objetivo, pero sin dejar atrás su aspecto táctico y especulativo.

Ideología y objetivos

Los objetivos del saiyajin fueron de los aspectos más cambiantes a lo largo de su vida. Como cualquier niño, a su corta edad tenía objetivos que podrían decirse eran difíciles de lograr, pero tenía uno más que definido, y era que de mayor quería ser un soldado de las Fuerzas de Defensa de Sadala. Con el tiempo esto fue variando, ya que el fallecimiento de su madre y otros aspectos le harían negar rotundamente lo que antes fue su sueño, pero debido a problemas familiares terminaría por recurrir al ejército, cumpliendo su sueño de niño pero viviendo una pesadilla de adulto.

Con todo lo ocurrido su objetivo había dejado de ser un soldado y había pasado a ser el crear una familia, la cual tuvo un comienzo con su relación con Niku y posterior nacimiento de Kikono, pero que se vería interrumpido con el abandono de su novia y estaría casi sentenciado una vez fue exiliado de Sadala.

La ideología de Nasu fue siempre el hacer las cosas de la mejor manera posible, buscando todas las opciones factibles y decantándose por la más favorable, algo que le hizo tener numerosos conflictos, sobretodo con los líderes de la organización donde se encontrase (Ya sea la FDS o la Patrulla Galáctica), ya que estos últimos por lo general eran muy desinteresados en la forma de ejecutar una misión siempre y cuando esta se cumpliese.

Ya como adulto, habiendo hecho amistades y teniendo relaciones muy relevantes en su vida, entendería que esta no tenía porqué tener un objetivo específico, lo que causaría un período de trashumancia y reflexión constante, con aislados acontecimientos que darían sentido a su recorrido.

Apariencia

Nasu es un joven saiyajin que destaca por tener un cuerpo bastante fornido en comparación a los saiyajines promedio del Universo 6, véase a personajes como Cabba o Caulifla, pero a pesar de esto no posee la contextura que suelen tener sus contrapartes, los saiyajines del Universo 7 la cual es notablemente más musculosa. Es considerablemente alto, llegando a mediar aproximadamente 1,80 metros

Su piel tiene un característico tono moreno en la tez, mientras que su cabello es totalmente negro. Este último posee una forma peculiar, en punta con ligeras ondas, pero que en la parte izquierda al llegar al rostro deja ver una especie de remolino que da lugar a sus 3 mechones característicos, uno más pequeño que el anterior.

Su rostro se ve conformado por unos ojos con iris de color marrón chocolate, algo extraño en la raza, por encima de estos se ven unas refinadas cejas negras, y por debajo una nariz algo pequeña y respingona, es decir que termina en una especie de punta. En general posee unos rasgos notablemente delicados a pesar de su cuerpo notablemente fuerte

Vestimenta

Allez Studios blue.png
Este personaje pertenece al Universo 6 de Allez Studios, por lo que sus diseños varían según el dibujante de los miembros o colaboradores del sello.
Nasu Niño.png
A lo largo de su infancia se acostumbró a usar regularmente el conjunto de trabajo que su propio padre le confeccionó. Dicho conjunto era de un color grisáceo y le quedaba un poco holgado, aunque a medida que crecía su vestimenta le fue quedando más y más pequeña al compás del tiempo y su crecimiento. Agregado a esto lleva un gran cinto negro y guantes de lo que parece un extraño cuero marrón casi bordo para proteger sus manos, sus botas (dicho sea de paso que le quedaban un poco grandes) eran del mismo material de los antes mencionados guantes, por lo tanto, del mismo color que estos
Su etapa de juventud temprana como piloto intergaláctico lo llevó a utilizar esta larga túnica de un verde vivo. Cuenta con brillantes broches de bronce que aseguran su vestimenta, también porta unos guantes y zapatos blancos con suelas negras, debajo de la larga capa verdosa lleva un conjunto grisáceo parecido al que cargaba en su niñez. Puede parecer que posee una masa muscular más prominente con respecto a sus distintas vestimentas, pero esto se debe ya que debajo lleva un grueso manto protector que cubre todo su tren superior, provocando que parezca mucho más "ancho" de lo que realmente es.
NasuJoven.png
Nasu.png
Durante su tiempo en las Fuerzas de defensa de Sadala poseía el traje característico de los miembros de esta misma, el cual tiene un gran parecido al de los gladiadores, correas de color mostaza para sujetar la parte superior de la armadura y botas por separado. Dicha armadura sobre su cuerpo está hecha de un metal similar a la plata, cuenta con una especie de taparrabo púrpura bajo pieza y debajo un conjunto ligero enterizo de color azul profundo. En sus antebrazos lleva brazaletes marrones, con un cinturón del mismo color, además sus zapatos son de una tonalidad púrpura como al igual que el taparrabos y su suela es casi igual solo que un tanto más oscura.
Tras ser obligado a dejar su vida normal atrás, y al no querer malgastar el dinero que tenía en nuevas prendas para el (Ya que como sabemos, se lo deja todo a su hija), Nasu decide volver a utilizar su antigua ropa de piloto, aunque esta se encontraba en un estado algo percudido; su color verde lleno de vida habitual estaba desgastado y ahora es notoriamente más opaco, los brillantes broches de bronce se volvieron algo oxidados y sin aquel resplendor que antes poseían, lo único que aún se mantenía en buenas condiciones eran los guantes y botas blancas que se encontraban exactamente iguales a la ultima vez que los utilizó
Nasu (I).png


Nasu entreno.png
Un conjunto deportivo muy liviano que facilita enormemente su movimiento, cumpliendo su objetivo de ser práctico para los entrenamientos. Consta de una remera estilo musculosa de un opaco color gris y un pantalón con un tono mucho más oscuro.

Es una vestimenta que utilizó a lo largo de casi toda su vida, comenzando en aquellos momentos que aprovechaba sus momentos libres como piloto para entrenar. Se puede destacar que muchas veces suele utilizar sus guantes y botas blancas junto a este traje de entrenamiento.

Cuando Nasu se unió a la Patrulla Galáctica comenzó a utilizar su entonces característica armadura que se componía por un pantalón gris oscuro que le permitía una buena movilidad, una pechera gris con secciones de color rojo y detalles blancos, botas casi totalmente blancas a excepción de la punta de color rojo así como muñequeras. Sin olvidarnos del logo de la patrulla en el lado izquierdo del pecho sobre su armadura.
NasuGalacticPatrol.png


NasuByLeah.png
El antiguo traje de la Patrulla Galáctica se vio duramente modificado cuando el Universo 6 tuvo contacto con su universo gemelo, y viendo la superioridad tecnológica que este tenía decidieron imitarlos, logrando así este traje compuesto de un conjunto violeta y por encima una armadura blanca con un gran logo de la patrulla en todo el torso, así como hombreras y picos de color lila más opaco, estos tienen pequeñas lineas blancas recorriéndolos. El traje se completa con guantes y botas totalmente blancos


Relaciones

Personaje Relación Tipo de relación
SetatoCircle.png
Nasu siempre sintió cierta admiración por su padre; pues Setato era alguien muy trabajador que siempre daba lo mejor de sí para poder mantener a su familia, aunque es sabido que esto no era suficiente, y que tanto su esposa Chicory como el pequeño Nasu debían colaborar trabajando en el taller. Por otro lado, también es la causa por la que Nasu tardó tanto en enlistarse en las Fuerzas de Sadala, y debido a trabajar en un humilde taller le valió varias burlas a lo largo de su vida, pero a fin de cuentas, reconoce que su padre simplemente hizo lo mejor para él. Buena
RensouCircle.png
Durante su primera incursión en las Fuerzas de Defensa, Rensou fue un modelo a seguir para Nasu, lo consideraba aquello a qué apuntar cuando sea un soldado mayor con mucha más experiencia. Durante el transcurso del tiempo, Nasu intentó imitar en varias cuestiones a Rensou, tanto en su forma de combate, técnicas, como en su humildad y bondad. Buena
VittoleCircle.png
Vittole fue un joven que conoció en el ejército. Era un saiyajin bastante fuerte, por encima del promedio podríamos decir, pero que dentro de las Fuerzas Armadas no destaca mucho. Mantuvo una relación muy cercana a Nasu desde que este último se unió, e incluso se iría forjando una gran amistad con el correr del tiempo, gracias a la gran cantidad de misiones realizadas en conjunto. Sería quien cuidaría a Kikono, la hija de Nasu, cuando este sería exiliado de Sadala, por lo que el saiyajin le tomó aún más aprecio Buena
AllezCircle.png
Tras conocerse en aquel planeta desolado, formaron una buena relación de confianza entre ambos, incluso teniendo en cuenta la cambiante actitud que por momentos posee Allez, pero a pesar de eso, desarrollaron una muy buena capacidad para trabajar en equipo y superar distintas problemáticas. Uno podría decir que no es una amistad muy ortodoxa, ya que Allez se trata de un ex pirata galáctico que es severamente buscado en varias galaxias, mientras que Nasu fue un valeroso héroe que se desempeñó tanto en la Patrulla Galáctica como en las Defensas de Sadala. Buena
KikonoCircle.png
Nasu tendría una hija en una relación esporádica con una joven de Sadala, la cual terminaría abruptamente, quedando la pequeña Kikono a manos del soldado. El saiyajin siempre hizo todo lo posible para su bienestar, pero viviría un triste período cuando a causa del Rey Sadala sería exiliado del planeta, por lo que su amada hija quedó a cargo de Vittole, su gran amigo. Los años en los que no pudo estar en contacto con su hija fueron de mucho sufrimiento y tristeza, pero para su fortuna volverían a reencontrarse. Buena
KuweiCircle.png
Kuwei es un joven Actidiano que se unió a la Patrulla Galáctica unos meses luego de Nasu. Ambos serían novatos en los primeros meses, trabajando como apoyo de sus superiores, pero el rápido ascenso del saiyajin causaría que ambos terminaran haciendo las misiones juntos, siendo equipo en la gran mayoría de estas. El ex-piloto es el único que entiende el miedo y la cobardía de Kuwei, por lo que lo ha ayudado ha mejorar en este aspecto en el Actidiano, algo que este último le agradece siempre que puede.

Su gran cantidad de misiones realizadas juntos ha causado que exista cierta amistad entre ellos, la cual se va afianzando mientras mayor es el número de tareas cumplidas con éxito.

Buena
BirashaCircle.png

Birasha, la madre de Nasu, fue la esposa de Setato desde muy joven pero a pesar de esto el nacimiento de su hijo sería cuando ambos tenían una edad ya considerable, algo poco común en Sadala. Siempre manifestó que él era lo mejor que le pudo pasar en la vida, pero para su desgracia y la de su familia, ella moriría en un ataque a Sadala, siendo defendida por su esposo, pero el ejército del planeta haría caso omiso a esto, causando el repudio de Setato. Este último le hablaría mucho a Nasu acerca de lo que su madre fue, por lo que, a pesar de casi no haberla conocido, el joven siempre la recuerda con amor y respeto.

Buena
CabbaCircle.png
En esta relación se puede sentir cierta envidia por parte de Nasu hacia Cabba, después de todo el elegido como soldado de élite fue Cabba. Si bien no se caracteriza por ser alguien envidioso o rencoroso, definitivamente el ser inferior a Cabba en todo aspecto le dejó una espina muy difícil de quitar. Fuera de eso, considera a Cabba como unaz persona muy amable y un gran guerrero. Pues bien en el fondo de su corazón, Nasu sabe que Cabba realmente se merecía ese puesto. Regular
CauliflaCircle.png
Nasu nunca vio con buenos ojos a Caulifla, aunque esto es algo lógico debido a sus actos de vandalismo, siempre se preguntó cómo pudo haber llegado a ser tan distinta a su hermano mayor, Rensou. Regular
ParsCircle.png
Su relación con Pars fue bastante esporádica. La conoció gracias a su trabajo, ya que el padre de ella era un soldado de bajo rango de las Fuerzas de Defensa de Sadala, al cual el joven tuvo que transportar en un par de ocasiones cuando trabajaba como piloto, conociendo a su hija en una de estas oportunidades. Tuvieron una afinidad casi instantánea y casi enseguida comenzaron a salir. Meses más tarde comenzarían a vivir juntos en una humilde morada, incluso llegando a tener una hija poco después.

Pero todo se derrumbaría cuando la muerte del padre de Pars, en una misión, la llevaría a un estado casi depresivo, decidiendo que lo mejor en esos momentos era acompañar a su hermano menor que se había quedado solo, y sabía que no estaba en condiciones para tener una familia en ese entonces. Nasu sabría poco de ella, pero al volver al Planeta Sadala se enteraría que recurrentemente ella visitaba a su hija, sin esta saber que era su madre.

Regular
link=https://dragonballfanon.fandom.com/es/wiki/Straw (CW)
Su relación con Straw fue esporádica pero intensa. Su primer y único combate, hasta el momento, estuvo cargado de intensidad y salvajismo, y esta manera de pelear del tsufurujin era algo que al patrullero le causaba desagrado, por lo que luego de su derrota contra las Fuerzas Especiales de Rime comenzaría a tenerle antipatía y las ganas de enfrentarse a él nuevamente crecerían. Mala
link=https://dragonballfanon.fandom.com/es/wiki/Kurima (DBF)
El saiyajin conoció a Kurima una vez ingresó en la Patrulla Galáctica, siendo reconocido universalmente como un genocida, de los más buscados. Cuando entabló amistad con Allez, y este le contó todo lo que le había ocurrido con su hermano, el desprecio que le tenía aumentó. Luego de su enfrentamiento ambos comenzarían a tener cierta rivalidad. Mala

Infancia

Nasu fue un saiyajin del Universo 6 nacido en el Planeta Sadala, e hijo de Setato y Birasha, el primero un herrero medianamente conocido en el planeta, quien se encargaba de no solo hacer trabajos cotidianos sino que por sobretodo se ocupaba de reparar las armaduras del ejército del planeta, mientras que su esposa tan solo era ama de casa, aunque también solía ayudarle en algunas tareas.

El pequeño creció solo con la educación proporcionada en su familia, y a decir verdad no tenía muchos amigos a pesar de que era muy amigable. Él no entendía porque era esto pero lo cierto era que su familia era frecuentemente maltrataba y todos se burlaban de ellos, más aún por los soldados y saiyajines de clase alta, quienes le decían a sus hijos que no se juntaran con el joven.

Por su parte, Setato siempre le intentó inculcar la idea de que no debía ingresar a las Fuerzas Armadas del planeta, siempre con la intención de cuidar a su hijo, pero para su mala fortuna, un hombre llamado Rensou vería potencial en el niño y se lo llevaría a entrenar de forma recurrente, claramente a escondidas de su familia quienes estaban totalmente en contra.

Cuando todo parecía tranquilo, siendo Nasu un chico ya de unos años de edad y un tiempo entrenando con Rensou, su madre, Birasha fallecería. El niño no sabría el porqué, ya que el hecho de que existió un ataque hacia el planeta fue totalmente ocultado, pero Setato no se quedaría callado, y luego de confrontar al ejército, reclamando que se hayan quedado de brazos cruzados, le contaría a su hijo que la razón de su muerte fue la inoperancia de los soldados que no hicieron nada para defenderla.

Este hecho causaría un período de tristeza en el chico, que a pesar de su corta edad se había quedado sin su madre, algo que sin duda alguna es doloroso, y poco a poco comenzaría a darse cuenta la manera en la que el trabajo de su padre era tratado, viendo como varios reclutas llegaban y tan solo se reían de este, o soltaban alguna risa cuando le pagaban por un servicio. Todo esto formaría un joven que originaba un repudio total ante esta profesión y lo que conllevaba, abandonando su sueño de formar parte de las Fuerzas de Defensa que tuvo desde pequeño.

Contrario a lo que se podía pensar, su relación con Rensou mejoró, aunque abandonando el lado del entrenamiento, incluso llegando a conocer a la hermana de este, Caulifla, una joven bastante odiosa y que ya de joven hacía actos de vandalismo, lo que no le gustaba para nada.

Adolescencia

Tiempo después, un Nasu adolescente dejó de trabajar junto a su padre y tomó la decisión de independizarse todo lo posible, comenzando a trabajar como piloto, siendo lo más adecuado que pudo encontrar. Un día de estos, en uno de sus tantos transportes conocería a un par de soldados, un joven con quien entablaría una buena amistad llamado Vittole, y otro bastante mayor con el cual a pesar de su primera impresión lograría ver que era simpático, tanto que este le presentó a su hija, una joven llamada Pars. Instantáneamente pareció haber una conexión ni bien entablaron una conversación, algo que dio lugar a varias citas casuales, y luego de un tiempo, el incluso llegar a vivir juntos.

Su relación con Pars era muy estable, ella era una chica muy divertida y extrovertida, pero todo daría un giro de 180° grados en tan solo unos meses. En dicho período la joven quedaría embarazada, naciendo de esa unión una pequeña llamada Kikono, pero tan solo días después, una catástrofe sentenciaría la muerte del padre de Pars, y ella, muy anonadada y deprimida no tuvo más opción que volver a su hogar a cuidar a su hermano menos, y sabiendo que ene se estado no podría mantener una familia.

Nasu intentó arresglárselas como pudo, volviendo a vivir con su padre Setato, pero este fallecería un tiempo después por causas naturales, por lo que su trabajo como piloto ya no era suficiente para mantener a su hija. Por esta razón, el saiyajin tuvo que tomar una de las decisiones más importantes de su vida, unirse a las Fuerzas de Defensa de Sadala, donde pagaban muy bien y era su última pero en ese entonces única opción.

El joven ingresó fácilmente en el ejército, pues en sus tiempo libres solía entrenar para tener un buen estado de forma. Tras algunos años de servicio como miembro de las Fuerzas, mantuvo una cercana relación con su nuevo amigo Vittole, ya que frecuentemente compartían misiones y trabajaban en conjunto, además de reencontrarse con Rensou, quien lo recibió con los brazos abiertos. Esto hizo que su participación allí fuera algo más amena, pero definitivamente odiaba eso, y detestaba la actitud del resto, pero después de todo, lo hacía por su hija.

Tiempo pasa en el ejército donde se termina ganando por completo la confianza de Rensou, el capitán de su sector, por lo que Nasu daba por hecho que él sería el elegido para subir al Equipo de Élite, pero todo cambiaría con la llegada de un nuevo soldado. Dicho soldado sería un joven saiyajin llamado Cabba, el cual era un prodigio y se notaba muy superior al resto, inclusive al ex-piloto, por lo que él sería el seleccionado.

A pesar de esto, en una importante misión, Rensou decidiría llevarse al pelotón liderado por Nasu consigo, quienes se tendrían que encargar de erradicar unas bestias que estaban devastando todo a su paso. Esto sería una tarea muy difícil para los soldados, quienes al no ser de los más fuertes se verían en grandes problemas.

Nasu defendería a sus compañeros que se encontraban con serias dificultades o heridas, pero descuidaría su propia guardia, causando que una bestia lo atacara, y justo cuando estaba por impactar sería interceptado por Rensou, quien se llevaría el golpe de lleno en su pierna izquierda y caería al instante. El joven vería el cuerpo de su líder y la impotencia y rabia se apoderarían de él, no sin antes tener en su cabeza a su hija, pensando que tenía que volver a Sadala a protegerla.

Sus ojos pasaron a ser blancos y posteriormente celestes, mientras su cabello se elevaba y comenzaba a titilar, oscilando entre negro y dorado. Un gran aura apareció a su al rededor y el poder que emanaba era gigantesco, se había transformado en Super Saiyajin.

Con este nuevo poder vencería sin dificultad a las bestias y partiría a Sadala, no sin antes llevarse consigo a todos sus compañeros heridos, incluido Rensou. Una vez allí iría con el Rey Sadala a explicarle lo sucedido, mencionando su transformación, algo que enfadaría al orgulloso rey que no podía tolerar que un saiyajin de clase baja llegara al Super saiyajin antes que él, por lo que ordenó que se exiliara del planeta.

Como justificación, el rey diría a los habitantes de Sadala que Nasu se había enfadado con Rensou por no ascenderlo a la élite y lo intentaría matar, algo que los saiyajines creyeron ciegamente. Por otro lado, Nasu tendría unos días para organizar su hogar, en el cual se despediría de su hija de apenas unos años de edad, dejándola a cargo de su gran amigo Vittole, quien lo despidió con un gran abrazo y pidiendo que se cuide, pero recordando que él cuidaría de Kikono como si fuese su propia hija.

También no se olvidó de despedirse de Pars, con quien se había alejado casi completamente, y a pesar de que su relación no se sentía como antes, Nasu le rogó que ella fuera a visitar a su hija de forma periódica, algo que a la joven sabía que le costaría, ya que se sentía una cobarde, pero terminó por aceptar.

Exilio y Dystopian Tales

Posteriormente, y al ser exiliado de manera obligatoria, comenzaría a vagar con su nave de planeta en planeta, hasta que sería encontrado por la Patrulla Galáctica, quienes al ver su facilidad al volante y siendo que Nasu necesitaba un trabajo terminarían por contratarlo como piloto.

Luego de varias misiones en las que el saiyajin intervino de manera esporádica, los patrulleros se dieron cuenta que era bastante fuerte, por lo que comenzaron a tomarlo como un patrullero más y comenzaría a realizar misiones.

Un día del año 766, luego de asentarse como patrullero galáctico, Nasu se encontraría piloteando una nave luego de una misión cuando se daría cuenta que el combustible que tenía no era suficiente para llegar a la base de la patrulla galáctica, por lo que no le queda otra opción que ir a la Estrella Oscura, un planeta temido debido a que allí habitaba la raza de Yakon, los Majuu, lo que lo caracterizaba como una zona muy peligrosa, pero también un lugar donde se podía encontrar acero Kacchin en estado líquido, el cual funcionaba como combustible.

En dicho lugar se encontraría con Allez y Shosho, quienes estaban varados hace bastante tiempo, por lo que a cambio de su ayuda para conseguir el Kacchin, los intentaría rescatar. Lograrían su cometido pero serían atacados por unos Majuu, por lo que Nasu y Allez unirían fuerzas, teniendo la necesidad de utilizar el Super Saiyajin y Crémux Spirit respectivamente, para así derrotarlos y huir de allí.

Nasu y Ceddara


CeddaraNasu.png

Una vez fuera del planeta, Nasu y Allez comienzan a amigarse un poco, contándose todo tipo de anécdotas, así como parando en algún que otro lugar, ya sea para reparar la nave, buscar alimentos o tan solo como descanso. Todo esto causó que el saiyajin le agarrara cierto cariño al crémux y al Tech-tech.

Pero todo comenzó a cambiar cuando el crémux comenzó a contar acerca de su pasado, algo que hizo sospechar a Nasu, y luego de varios días pensándolo bastante le realizó una serie de preguntas que terminó con Allez sincerándose y contando todo acerca de su pasado como Ceddara, un pirata espacial que fue buscado por muchos años y que incluso hoy en día su cabeza tiene una alta cotización, lo que causó que buscase esconderse de quienes lo perseguían.

Esto fue tomado muy mal por el patrullero galáctico, quien sabiendo esto decidió que lo mejor era distanciarse de aquella dupla, e ignorar todo lo que había ocurrido hasta entonces, aunque no era algo que quisiese, ya que les tenía algo de afecto.

Nasu se alejó totalmente, dejando a Allez y Shosho en un planeta cualquiera y yendo nuevamente al Planeta Central, base de la Patrulla Galáctica. Pasó un tiempo donde se encargaría de hacer misiones de todo tipo, hasta que un día escucharía que en un planeta cercano se encontraba un delincuente de gran poder que además estaba acompañado por un Tech-tech, por lo que la patrulla decidiría asignarle dicha misión a un buen escuadrón.

Esto sorprendió al joven, quien a pesar de saber que fue engañado por aquel hombre, sabría lo que pasaría si la organización lo encontraba, por lo que decidió pedir que se le encargase a él dicha misión, algo que fue aceptado al instante debido a la efectividad en misiones que el saiyajin poseía.

Una vez en Yardrat, Nasu se presentaría como el patrullero a cargo de la misión, y los habitantes lo llevarían a una zona donde se veía al antiguo amigo del saiyajin, rodeado de yardratianos que buscaban hacer tiempo. El crémux se daría cuenta de su llegada cuando los nativos se alejarían para que este se hiciese cargo, llevándose una gran sorpresa. Nasu, por su parte, lo miraba bastante decepcionado, pero con un temple que demostraba seguridad.

El saiyajin le reclamaría el porqué hacía esto, Allez se escudaría en que esa era su manera de vivir, e inmediatamente comenzaría un intercambio de golpes muy intenso. Cada golpe proveniente del patrullero galáctico demostraba cierta rabia e impotencia debido a haber sido engañado, por otro lado, los impactos del pirata espacial parecían apagados.

El combate comenzó a tornarse cada vez más vehemente, Ceddara utilizaría su técnica Le Glace y el golpe de frío provocaría que Nasu se desconcentrara unos segundos y recibiera una serie de golpes. Se recuperaría lo más rápido posible y respondería con ondas de ki mientras se acercaba, para así dar un puñetazo certero en el rostro de su oponente. Allez recibiría dicho golpe de lleno pero mientras caía lanzaría varias ondas de ki que distraerían a Nasu mientras él se recuperaba.

La pelea continuo de forma incesante, Allez parecía tener la ventaja, y su estilo de combate muy impredecible hacía que el correcto Nasu no pudiera hacer mucho. Este último lanzó varios golpes que fueron esquivados casi sin dificultad por el crémux, quien aprovechó para dar una patada en el abdomen de su rival para dejarlo sin aire.

El saiyajin casi sin saber que hacer comenzaría a entender la forma de combatir de Ceddara, por lo que dejó de razonar cada uno de los ataques de su rival, e iniciaría un nuevo combate, donde ambos se dejarían llevar y lucharían de manera casi salvaje. Nasu utilizaría su característica técnica, el Boulevard of Broken Dreams, el cual sería más que efectivo y dejaría a su oponente algo herido.

El rostro de este último se notó algo molesto, por lo que el ex-piloto pensó que lo mejor era terminar el combate lo antes posible, su poder aumentaría de manera abismal, su cabello se tornaría dorado y sus ojos celestes, estaba utilizando el Super Saiyajin una vez más.

Rápidamente se acercó a Allez, quien no podía ver la velocidad con la que el saiyajin se movía, y mucho menos seguir sus movimientos por lo que entró a desesperarse, y cuando parecía que se estaba por salir de control, sería noqueado por este, cayendo sin más.

Nasu arrastraría al crémux a su nave mientras era felicitado por los nativos de Yardrat, mientras Shosho observaba y seguía todo a unos metros de distancia. El patrullero se daría cuenta de esto fácilmente y también noquearía y capturaría al Tech-tech, adentrando a ambos en la nave. Esperó un tiempo para que despertaran, el cual aprovechó para notificar al planeta Central que la misión fue un éxito y que los delincuentes estaban muertos.

Una vez despiertos, Allez y Shosho se mostraron molestos, pero también parecían decepcionados, de si mismos, no miraban a la cara al saiyajin. Este último les explicó que si él no tomaba la misión posiblemente estarían presos o muertos, que no pediría que le agradezcan pero si advertiría que sería la última vez que tolerase algo así, claramente influenciado por los momentos que había pasado con ellos. Después de esto continuó exclamando un sinfín de cosas, pero terminó por abandonarlos en un planeta circundante y desierto.

Fuerzas Especiales de Rime

StrawNasu.png

Un día, en el Planeta Central se encontraba Nasu, alerta ante cualquier llamada pero descansando, hasta que dicha señal llegó, proveniente del planeta Mogina, hogar de una raza de un nivel considerable, quienes llamaron a causa de la llegada de una nave invasora. Sin perder ni un segundo más, el saiyajin tomó la nave y partió, acompañado del patrullero Kuwei (perteneciente a la raza de Cui), llegando al planeta en cuestión en poco más de una hora. Una vez aterrizaron y divisaron la zona se encontraron con una nave que la Patrulla Galáctica conocía muy bien, debido a los problemas que les habían provocado, era la nave de las Fuerzas Especiales de Rime.

El ex-piloto tomó precaución pero avanzó hacia donde dicha nave se encontraba, mientras que Kuwei se notaba aterrado y paralizado, y a pesar de que su compañero le insistió que lo siguiera, no pudo hacer mucho frente al temor de este, quien se fue a esconder en la nave. Nasu se adentró en la aldea, encontrándose con un reconocido soldado de cabello blanco, quien tomaba a un pequeño Moginano del cuello, mientras el resto de su escuadrón lo rodeaba, protegiéndole.

El ceresiano Daikon, el saiyajin Kyuri, el bas Yugo, el demonío del frío Arctic y el tsufurujin Straw... Un equipo temible en el universo, que infundía terror y respeto, pero que Nasu tenía la posibilidad de ponerle un alto en ese preciso momento, y no se iba a echar para atrás. Cuando vio como el pequeño moginiano sufría no lo pensó dos veces y acompañado de un grito avanzó hasta estar de frente al escuadrón.

Los miembros del grupo se notaron sorprendidos ante la aparición del saiyajin, y además mostraron unas expresiones que rondaban entre el odio y la preocupación, más que nada cuando vieron el logo que se podía ver en el pecho del patrullero. Daikon alzó la voz, preguntando que quería allí, y aunque era más que obvio, Nasu respondió que los detendría en ese mismo lugar y en ese mismo instante, y que nunca volverían a cometer actos como por los que eran más que reconocidos.

Posteriormente se colocó en posición de batalla y se mantuvo totalmente alerta. Por su parte, Straw arrojó al moginano sin cuidado alguno, y con una cara de psicópata, también se colocó en posición de batalla.

Arctic quiso mantener orden pero el tsufurujin exclamó que él se enfrentaría al recién llegado, Yugo reclamó frente a esto pero fue detenido por Daikon, quien le dijo que lo permitiera, y si las circunstancias lo ameritaban, ellos intervendrían. Straw respondió con una sonrisa maquiavélica y se lanzó al ataque, comenzando con un puñetazo que sería frenado por el antebrazo de Nasu. Este último respondería con una patada que esquivaría sin problemas su oponente.

Todo se fue tornando más intenso, llegando un punto donde casi no se podía observar a la velocidad que combatían, pero algo que si se notaba era la ventaja que el soldado de Rime mantenía frente al patrullero. Por cada golpe que recibía lograba conectar 2 o 3, e incluso parecía disfrutarlo, cosa que hizo que su rival se fuese estresando más y más mientras la pelea avanzaba.

El punto de inflexión llegó cuando Straw atacó con su característico Hand Saber, formando una cuchilla de ki con su mano derecha, con la que comenzó a lanzar ataques a lo loco que por poco eran esquivados por su oponente, hasta que la mano logró rozar el cuello de Nasu, quien comenzó a sangrar levemente, por lo que se dio cuenta que sino se ponía serio, el combate podría terminar mal. Dio un paso hacia atrás y cuando su contrincante atacó lo repelió utilizando su aura, al mismo tiempo que se transformaba en el legendario Super Saiyajin.

Esto sorprendió a todos los que lo observaron, y las Fuerzas Especiales de Rime se prepararon para saltar al ataque en cualquier momento. Straw se relamió y volvió a arremeter, pero esta vez era esquivado casi sin esfuerzo, sin lograr impactar ni un solo golpe. Nasu respondió con unas cuantas ondas de ki, a la vez que se acercaba para dar un duro golpe en el abdomen de su rival, quien se notó afectado, y posteriormente continuó con una serie de golpes que se vio interceptada por una dura patada de Daikon que se había metido en el combate.

El ceresiano no dio respiro al saiyajin y mantuvo el combo de golpes sin cesar, pero este último lograría esquivar uno de ellos para así contraatacar con un fuerte codazo a la altura del mentón. Seguido de esto embistió con una patada pero fue esquivado gracias a la teletransportación, y debido a esto quedaría a merced de Straw quien le impactaría un cabezazo en el pecho, provocando su caída en el suelo.

Una vez recompuesto volvió a recapacitar y se aseguró que a partir de ese momento lucharía con el 100% de su poder, sin escatimar en gastos, por lo que, haciendo uso de su gran velocidad, aparecería detrás del tsufurujin y le conectaría un puñetazo que lo agarraría con la guardia baja.

El intercambio de ataques se volvía potente, pero la superioridad del Super saiyajin era más que notoria, por lo que Yugo decidió entrar en el combate, utilizando su técnica insignia, frenando el tiempo lo suficiente para enlazar una serie de golpes que sorprenderían a su rival. Kyuri también se sumaría, por lo que la preocupación en Nasu aumentaba, pero sabía que en cuanto a poder neto aún era muy superior, por lo que debía concentrarse en acabar primero con el Bas, y sus molestas técnicas, para luego derrotar al resto.

Se lanzó al ataque contra Yugo sin más pero sería detenido por el saiyajin recién entrado en combate, quien utilizando su fuerza bruta bloquearía la arremetida y respondería con un golpe a las costillas. Ahí fue cuando el patrullero se dio cuenta que en un 4 vs 1 debía estar atento a los ataques provenientes de todas las direcciones, sonriendo nerviosamente sabiendo que se encontraba en problemas.

Expulsó su aura una vez más y utilizando su Boulevard of Broken Dreams dañaría a Yugo de manera sutil, pero lograría crear una distracción para conectar una fuerte patada en el cuello de Kyuri, quien caería pero además recibiría una sucesión de ondas de ki. Daikon aparecería detrás suyo, intentando encajar un golpe pero sería esquivado muy hábilmente, mientras que Straw haría acto en escena con su Long Blade, una espada de ki, y unas ganas de cortar a todo lo que se le atravesase. Nasu exhaló y con total tranquilidad evitó cada uno de los embistes del tsufuru para luego, imitando su técnica pero en menor nivel, provocar un ligero corte en el torso del mismo.

Arctic observaba todo a lo lejos, pero el último combo de ataques hacia su equipo causaría que decidiera entrar en el conflicto, sorprendiendo al patrullero, quien se llevaría un golpe seco de la cola del demonio del frío.

La batalla se pondría cada vez más y más fuerte y apasionada, el saiyajin comenzaba a tener problemas con la resistencia de su cuerpo en la transformación del Super saiyajin, mientras que en el otro bando Yugo se encontraba afectado y fuera de pelea, para fortuna de su oponente, mientras que Daikon y Arctic se notaban agotados y algo heridos. Por otro lado, Kyuri se mantenía algo al margen y Straw seguía combatiendo casi como sino se cansara, además de que su regeneración lo mantenía casi ileso.

El saiyajin al mando de Rime utilizaría una luna artificial para transformarse en Ozaru, algo que dejaría atónito al patrullero que no podía entender dicha transformación, y lograría dañar de gran manera al ex-piloto pero también llegando a golpear a sus compañeros debido a su tamaño. Debido a esto también se había vuelto más lento, por lo que Nasu no tuvo mucha dificultad en esquivarlo. En una arremetida lograría conectar una gran cantidad de puñetazos y patadas en el líder del escuadrón, quien se vería salvado por Straw que se cruzaría con un golpe en el rostro. El saiyajin se mostraba cansado, por lo que hizo un último esfuerzo para terminar con esto.

Mantuvo un intercambio de golpes con el tsufurujin pero cuando tuvo la oportunidad se lanzaría hacía el Ozaru, cargando un Kokyu Shine en el camino. Este haría maniobras en el aire para lograr conectar, dirigiéndose hacía el ojo de su oponente, pero justo antes de impactar, Daikon utilizando la teletransportación se interpondría, llevándose el ataque de lleno y quedando fuera de combate.

Arctic se preocuparía por ello y se pondría serio, pero Straw, totalmente sacado por la adrenalina del combate comenzaría a gritar, exclamando que le dejaran terminar el combate a él. El líder y el saiyajin, los restantes 2 en pie, decidirían que lo mejor era no discutir y acatar el pedido del tsufuru.

Así el Nasu contra Straw se convirtió en un 1 vs 1 muy intenso, con un intercambio muy veloz y ataques de gran potencia, pero se apreciaba que al saiyajin le quedaba poco tiempo antes de quedarse sin energía, por lo que se veía algo desesperado. Además, comenzaba a molestarse por la actitud de su contrincante, quien no parecía cansado ni herido, y además estaba totalmente desquiciado. Los cruces de miradas entre ambos transformaron el enfrentamiento en una batalla casi salvaje, sobretodo por parte del tsufuru que sorprendía con movimientos intrépidos, mientras Nasu se mantenía más ordenado y directo en cuanto a sus ataques. El combate llegaría a su clímax luego de tantos golpes, ondas de ki y mordiscos, en un choque de ataques entre el Kokyu Shine de Nasu y el Homicidal Blast de Straw, el cual provocaría una gran explosión, causando que el saiyajin cayera al suelo, bastante lejos, y en estado base.

Kuwei, quien observaba todo a lo lejos en la nave saldría al rescate de su compañero, este último intentó recomponerse para volver a atacar, pero se encontraba agotado y sin posibilidades de continuar, por lo que deprimido por no cumplir su objetivo, se adentró en la nave y rápidamente huyeron.

Reconciliación

Un año más tarde, precisamente en el año 769 ocurrió un hecho aislado muy importante en la vida del saiyajin. Nasu no era fanático del fútbol pero solía ver algún que otro encuentro del Planeta Central, al mismo tiempo sentía una gran depresión y recurría a bares en el planeta periférico del Central, y uno de esos días tocaba un duelo histórico para los habitantes de este último, puesto que su equipo de futbol, llamado Central Shuhen, estaba ante la oportunidad de alcanzar la final de la Liga de las Galaxias del Norte por primera vez en su historia, lo que se transformó en un día donde ni una sola persona allí querría perderse este posible acontecimiento. El rival a superar no era nada más ni nada menos que el equipo del planeta Central, eterno rival tanto político como deportivo del planeta periférico.

Una vez comenzado el partido se podía sentir el ambiente sofocante, habiendo una cantidad abismal de seres en un bar que no destacaba por su tamaño. Nasu, quien se encontraba ebrio, reclamaba que se tranquilizaran, siendo totalmente ignorado, lo que le estresó y causó que comenzara a gritar prácticamente. Los fanáticos lo observaron con cara de pocos amigos, pero el saiyajin no se echó para atrás y continuó con las quejas. Uno de los seres que allí se encontraba logró identificar a Nasu como un patrullero galáctico, lo que molestó mucho al resto ya que en el Planeta Central Shuhen detestaban a esta organización, y que para colmo era el equipo contra el cual se enfrentaban.

Uno a uno se fueron parando y preparando para deshacerse del joven para continuar viendo el partido sin más molestias, y cuando todo pareció explotar un hombre intervino y se colocó en el medio de la trifulca. Este ser era Ceddara, quien frecuentaba el bar así como el Planeta Central Shuhen en general, acompañado de su fiel amigo Shosho, y que había reconocido a quien fue su amigo años atrás cuando llegó. A Nasu le costó darse cuenta de quien se trataba, pero una vez lo hizo se llevó una gran sorpresa, mientras que algunos fanáticos le reclamaban al crémux que es lo que estaba haciendo. Uno de ellos lanzó un golpe pero Allez lo esquivó sin dificultad y con una bofetada lo dejó inconsciente, lo que provocó que el resto se tranquilizara pero se mantuviese alerta.

Todos volvieron a sus lugares y presenciaron como el equipo de fútbol del Planeta Central destrozaba a su similar de Shuhen por un marcador de 6-0, causando que todos se marcharan muy frustrados, mientras que Nasu, Allez y Shosho se quedarían en el bar. El patrullero le preguntó por qué había intervenido, y Ceddara respondió que "se lo debía", luego de lo ocurrido en su aventura en la Estrella Oscura.

Nasu no estaba muy feliz de encontrarse nuevamente con el ex-pirata espacial, pero aún así comenzaron a hablar y recordar momentos de una forma amigable, lo que le hizo olvidar el resentimiento que le tenía. El crémux se dio cuenta del estado en el que se encontraba quien fue su amigo, por lo que no tuvo miedo en preguntarle, y debido a todo lo que había consumido, el saiyajin se abrió totalmente y le contó la situación, sobre lo mucho que extrañaba su planeta, y sobretodo a su hija, así como lo molesto que comenzaba a estar con la Patrulla Galáctica por algunos hechos aislados.

Ahí fue cuando Allez reflexionó un par de veces y gracias a un comentario del Tech-tech idearía un plan, le diría que lo ayudaría a entrar nuevamente a Sadala, Nasu se negó, diciendo que era imposible ingresar una nave y pasar desapercibido, pero esa no era la idea en cuestión.

Días más tarde los tres estaban listos para partir, pero para sorpresa de el saiyajin, el plan de su compañero consistía en que este se hiciera pasar por un patrullero galáctico que traía un paquete para las Fuerzas de Defensa de Sadala y así lograse ingresar y ver a su hija después de tanto tiempo. Ceddara se colocaría el traje de Nasu, y aunque en realidad le molestaba bastante tener que portar dicha armadura, lo hacía con el fin de "disculparse" por lo ocurrido años atrás.

Una vez la nave ingresó en la atmósfera del planeta fue interceptada por un par de saiyajines, quienes quisieron chequear todo pero el crémux no quería perder el tiempo, por lo que mostrando sus "identificaciones" como patrullero galáctico se le permitió avanzar. Aterrizaron cerca de la sede del ejército saiyajin, bastante cerca del hogar de Vittole, el amigo de Nasu que cuidaba a su hija, y se prepararon para la acción.

Shosho salió de la nave y comenzó a romper unos cuantos árboles y objetos a su al rededor, mientras que Allez rápidamente actuó diciendo que lo arrestaría en nombre de la Patrulla Galáctica, siendo claramente una actuación. Mientras se encargaban de distraer a aquellos que allí se encontraban, Nasu salió por la parte de atrás y escabulléndose llegó a donde fue su hogar antiguamente.

Sin previo aviso ingresó en la que fue su casa, encontrándose con su amigo comiendo tranquilamente, este último se llevó una gran sorpresa, fue a recibirlo y le preguntó el como había logrado ingresar, conociendo todo el plan.

Rápidamente Nasu preguntó por Kikono, su hija, la cual se encontraba en su habitación y fue llamada por Vittole. Una vez apareció por la puerta, el patrullero fue corriendo a abrazarla, muy emocionado, pero el rostro de la niña solo mostraba confusión, cuando el joven se apartó la pequeña lo quedó mirando sin entender nada, hasta que le preguntó al amigo del ex-piloto que quien era ese hombre.

Esto le dolió a Nasu, no podía entender como su hija no lo reconocía, pero aún más le chocó que se haya referido a su amigo como "papá". Vittole entendió el sentimiento de su amigo, mientras que le dijo a su "hija" que ese hombre era el "héroe Nasu", aquel del que tanto le había hablado. Kikono se alegró de conocerlo y enseguida le pidió que le contase alguna de sus aventuras, pero el rostro de dicho "héroe" solo denotaba tristeza y decepción.

El par de amigos se alejó y Vittole le explicó que su hija prácticamente no lo recordaba debido a que él fue exiliado cuando ella era muy joven, y que a causa de esto ella siempre pensó que él era su papá, pero también le dejó en claro que todos los días le contaba historias de Nasu y de algunas de sus "aventuras".

Antes de decidir que haría, preguntaría acerca de Pars, quien fue su pareja y era la madre de Kikono. Vittole le explicó que ella cumplió con lo prometido, viniendo a visitarles de forma periódica pero, al igual que con Nasu, sin que la pequeña supiera que era su madre, algo que Nasu comprendió, aunque le molestó bastante.

El patrullero entendió lo conversado, después de todo el se había visto forzado a abandonar a su hija cuando esta era muy pequeña. Armado de valor se volvió a dirigir a Kikono, presentándose como el héroe y patrullero galáctico del que tanto le había hablado Vittole, lo que emocionó a la pequeña.

En ese momento decidió marcharse, pero su hija le pidió si le podía contar alguna de sus aventuras antes de irse. Primero pensó en decir que estaba ocupado y marcharse, pero al verle la cara no tuvo otra opción que sentarse junto a ella y explicar como si fuese un cuento una de sus tantas hazañas. La niña lo miraba y escuchaba con un rostro que expresaba admiración, hasta que terminó por quedarse dormida poco tiempo después.

Nasu le revolvió el cabello y la observó con una sonrisa en el rostro, bastante emocionado, para posteriormente decidir que era hora de irse. Se despidió de su amigo, quien le pidió que regresara cuando pudiese, que siempre era bienvenido, y a continuación se marchó.

Casi fue descubierto por un par de soldados en la puerta de su hogar, pero se las ingenió para esconderse y llegar a la nave lo más rápido posible. Allí, Allez y Shosho lo esperaban, ya casi sin saber que hacer para hacer tiempo, pero aliviados por su llegada, partieron de Sadala.

En el camino, el saiyajin les contó todo lo ocurrido, algo triste pero también contento al ver a su hija después de tanto tiempo. Una vez estaban por llegar aterrizaron la nave en un planeta cercano al Planeta Central, quedándose en el mismo el crémux y el tech-tech. Agradeciéndoles por lo ocurrido, Nasu partió hacia la sede de la Patrulla Galáctica.

Kurima y las Fuerzas Especiales de Frost

Pasaría aproximadamente un año... Un año en el cual Nasu parecía cada vez más y más cansado, pero que se mantenía haciendo misiones de forma bastante recurrente, incluso se había ganado totalmente la confianza de los altos mandos de la Patrulla Galáctica, por lo que las misiones que se le asignaban eran de un rango y una dificultad cada vez mayor.

Se encontraba haciendo una misión bastante importante junto a su compañero Kuwei, con quien había entablado cierta afinidad debido a la gran cantidad de misiones hechas en conjunto. Dicha misión tuvo cierta dificultad ya que se tuvieron que enfrentar a un pelotón del ejército de Rime, quienes iban acompañados de un fuerte Majuu, pero para su fortuna lograron vencer, aunque no sin resultar algo heridos.

Volvían con dirección al Planeta Central, cuando fueron interceptados por una nave enemiga, mejor dicho por varias naves enemigas. Estas dispararon al vehículo de la Patrulla Galáctica, e incluso la dañarían levemente, y a pesar de que las habilidades como piloto de Nasu fueron útiles para esquivar muchos de los ataques, no les quedó otra que hacer un aterrizaje forzoso en el planeta más cercano, para que, luego de deshacerse de los enemigos, volver a partir.

Aterrizaron en lo que parecía ser un satélite natural, totalmente desierto, y enseguida les siguieron las 3 naves que los estaban atacando. De ellas bajaron un escuadrón de 5 soldados que Nasu reconoció rápidamente, eran las Fuerzas Especiales de Frost: Katejesse, Buret, Pakuran, Bat y el temido capitán Kurima.

El saiyajin les tenía cierto respeto, eran enemigos de un poder considerable, sobretodo el crémux que era de los más buscados, y el hecho de ser un genocida había provocado en el patrullero bastantes ganas de por fin derrotarle, además de que al amistarse nuevamente con Ceddara también estaba peleando en su nombre.

Los 5 descendieron y se colocaron uno al lado del otro, con un rostro serio y decidido, así como denotando algo de repudio, después de todo tenían a uno de los mejores patrulleros galácticos en frente suyo. Nasu se colocó en posición de pelea, al igual que Kuwei al cual le temblaban las piernas, pero se notaba una mejora con el pasar de los años, ya no huía inmediatamente.

Por el otro lado, Kurima se apartó del resto dando un paso hacia atrás con ambos ojos cerrados, como quitando importancia a lo que sucedería, mientras que los otros 4 también se colocarían en posición para dar comienzo al combate de una vez por todas, tras recibir las previas órdenes de su capitán.

Los soldados de Frost pasarían totalmente de Nasu y comenzarían a atacar a Kuwei, quien bloqueó un par de golpes pero no logró hacer lo propio con las numerosas embestidas que recibió. El saiyajin actuó sin pensarlo 2 veces y lanzó varias ondas de ki como distracción, para luego infiltrarse entre los 4 y tomar a su compañero para así alejarse.

El de piel morada se encontraba herido, no fue mucho lo recibido, pero sumado a las heridas de la misión que habían realizado hace unas horas fue bastante importante. Su compañero lo alentó a continuar, pero cuando quiso acordar, Kuwei ya se encontraba escondido detrás de una de las naves, totalmente aterrado.

Luego de un suspiro, sabiendo que esto era normal en enfrentamientos de gran calibre, volvería a la batalla, esta vez en un 4 vs 1. Recibiría un golpe de Bat en el mentón pero respondería con una doble patada en el abdomen de Buret y Pakuran, quienes quedarían algo aturdidos y el saiyajin aprovecharía para impactar un golpe más en el rostro de este último. El Brench utilizaría el punto ciego de su oponente y lanzaría una onda de ki, pero el patrullero lograría esquivarlo casi sin dificultad.

Sin dejarle pestañar, Nasu aparecería en frente de Katejesse con su puño en dirección a su rostro pero sería interceptado por Bat, quien le conectó un codazo en la espalda, apareciendo desde arriba.

Beneficiándose de esto, el escuadrón atacaría en conjunto, enlazando una buena cantidad de golpes que no darían respiro a su oponente, quien no tendría otra opción más que utilizar una onda expansiva para alejar a los soldados en cuestión. Claramente el haber hecho una misión bastante complicada tan solo un rato antes le perjudicaría en su resistencia en el combate, por lo que decidió que se emplearía al máximo antes de utilizar el Super Saiyajin.

Seguido de esto se dirigiría a gran velocidad hacia Bat, pero este sería empujado por Buret, por lo que Nasu fallaría el golpe y además recibiría una patada en las costillas que le haría escupir algo de sangre. Otra vez volvería a ser embestido, esta vez por Pakuran, pero lograría bloquearlo tomando sus muñecas con gran fuerza, aunque esto lo dejaría desprotegido ante la ráfaga de ki de Katejesse.

Kurima observaba todo tranquilamente, sin moverse ni un centímetro, pero se sorprendería cuando un Nasu que parecía casi acabado comenzaría a aumentar su ki de manera exponencial, mientras un aura de gran tamaño aparecía, el saiyajin mostraba la transformación que tanto le había ayudado, pero que sabía que sino terminaba con esto rápido podría ser el fin.

Rápidamente apuntó con sus dedos en forma de pistola, utilizando las Balas Namida, logrando impactar en lo ojos de Buret que quedaría cegado por unos segundos; los suficientes para recibir un duro golpe en el abdomen. La velocidad del patrullero era tal que no podían bloquear ni esquivar ningunos de sus ataques, causando un gran daño en un lapso muy corto, tal cual como lo quería.

El crémux, líder de las Fuerzas Especiales, comenzó a preocuparse, y lo hizo aún más cuando vio que Pakuran caería en picada contra un montículo de rocas a causa de un rodillazo del rival en cuestión. Se preparó para entrar en el combate aumentando su ki, provocando que Nasu se distrajese al verlo y recibiera un par de golpes extra.

La cara de Nasu se tornó mucho más seria cuando vio que Kurima estaba por entrar en combate, por lo que decidió terminar con los otros 4 lo antes posible. Miró hacia los lados y observó el cuerpo de Pakuran inconsciente en el piso, así como a Katejesse que agotado se tomaba uno de sus brazos que estaba muy herido. Frente a él quedaba Bat, el cual miró a su líder para ver si este intervendría, pero ese descuido sería lapidario ya que el saiyajin cargaría su característico Soul Fist en su puño derecho y se dirigiría en su dirección. Kurima actuaría lanzando una Onda de Ki pero sería bloqueado por disparos provenientes de la nave de la Patrulla, dirigida por Kuwei.

Debido a esto el puño daría de lleno en el rostro de Bat, quien no solo sería desplazado unos cuantos kilómetros a lo lejos sino que caería sin ningún rastro de vida en él. Buret, que miraba todo algo lejos y cansado, se armó de valor y rabia y atacó con un disco de ki a Kuwei que se encontraba en la nave, pero Nasu llegaría a tiempo para golpearlo en dirección contraria y dañar al soldado.

En ese instante el patrullero creyó que realmente podría ganar, pero no podía perder más tiempo, por lo que con un par de frases provocadoras le insistió a Kurima que comenzara a combatir. Este último se dejó llevar por sus instintos y aumentó su ki al mismo tiempo que volaba rumbo a él.

Utilizando su técnica 'Tourbillon', el crémux crearía una ráfaga de viento muy fuerte que tomaría por sorpresa a su oponente, recibiendo un rodillazo a la altura del esternón así como un puñetazo que lo mandaría unos metros hacia atrás. El saiyajin quiso responder utilizando sus Balas Namida pero increíblemente fue esquivado, algo inaudito debido a la gran precisión que poseía, por lo que se dio cuenta que el cansancio le estaba ganando.

Velozmente pensó en que hacer y descendió al suelo, donde se tomaría un par de segundos para crear un plan. Mientras por su parte Kurima observaba como su equipo se encontraba casi devastado.

Nasu comenzó a lanzar una gran cantidad de bolas de ki de color morado, las cuales fueron fácilmente esquivadas por el líder del escuadrón, pero enseguida un grito de Katejesse alertaría a este. Para cuando se dio cuenta, Kurima se encontraba totalmente rodeado de bolas de ki, las cuales con un movimiento de su creador se dirigirían en dirección al crémux, impactando y causando una gran explosión, era su técnica Boulevard of Broken Dreams.

Luego de que el humo se disipase se pudo observar al soldado con leves pero numerosas heridas, y con una mirada de odio hacia su contrincante, el cual pensaba que más podía hacer para acabar con el combate en ese instante sin quedar totalmente agotado. El hermano de Ceddara gritó enojado y lanzó varias ondas de ki, y en el medio de estas una más grande, su técnica Neo-Etoile. El saiyajin bloqueó los ataques pero cuando la grande impactó se creó una gran explosión, la cual Kurima aprovechó para adentrarse en el humo provocado y lograr una serie de golpes que dejarían a Nasu en un estado grave.

El joven conseguiría reponerse del daño y decidiría que el próximo ataque sería el último, confiando en que Kuwei se encargara de él una vez se agotara. Aumentó su ki una vez más y comenzó a crear un disco de ki de color celeste, esta era la última técnica que había añadido a su repertorio, el Disco Centrífugo.

Nasu había pasado varios meses estudiando la forma que debía tener una técnica para que lograse hacer más daño, y luego de muchos intentos por fin la estaba haciendo correctamente. El disco parecía algo inestable, por lo que no perdió tiempo y mientras con su mano izquierda lanzó un par de Balas Namida, con la derecha arrojaría el disco.

El crémux sabría que las pequeñas ondas de ki eran una distracción por lo que decidió recibir el impacto para centrarse en el disco, pero la propiedad de la técnica del patrullero causó que se cegara y recibiera el disco sobre la parte izquierda de su torso, causando un corte grave.

Este caería tomándose la parte dañada con ambas manos, anonadado, y enseguida llegarían Buter y Katejesse en su rescate, quienes también estaban heridos. Nasu se hubiera encargado de ellos dos sino fuese porque luego del ataque cayó desmayado. Para su fortuna, Kuwei aparecería y llevaría a su compañero a la nave para partir sin perder ni un segundo. Por otro lado, los soldados de las Fuerzas Especiales de Frost que sobrevivieron tomaron a Kurima y Pakuran y también se marcharon.

Munster y los tesoros de Ower

Debido a la batalla contra Kurima y el resto de las Fuerzas Especiales de Frost el saiyajin quedó muy herido, tanto que tuvo que ser atendido de urgencia en el Planeta Central, y como en el Universo 6 no existen las cápsulas de recuperación que si existen en el 7, el patrullero tuvo que hacer rehabilitación por cuenta propia.

Fueron semanas duras para él, pero poco a poco comenzó a reponerse, entrenando de forma leve hasta que logró volver a la Patrulla para su habitual trabajo.

Se le encomendó una misión más sencilla, que no requiriera combatir, debido a su estado, algo bastante comprensible. Dicha tarea consistía en ir a las Galaxias del Este y "confiscar" las esculturas, pinturas y otros valiosos objetos de los distintos planetas que pertenecieron al Barón Ower.

La razón era que ya habían pasado 11 años de muerte de Ower, y ya varios planetas se habían independizado y otras buscaban recuperar lo que era suyo, por lo que en dicha zona había un importante descontrol.

Sería enviado al Planeta Ower uno, donde se dirigiría a hablar con quien decía ser el dueño de aquellos objetos, el Rey de dicho planeta e hijo del Barón Ower, Lardor. Nasu fue recibido y se dirigió a una especie de castillo, donde a pesar de tanta ostentosidad sería recibido de manera bastante agradable por dicho Rey, quien infundía respeto pero no temor, como si hacía su padre.

El saiyajin le explicaría que la Patrulla había acudido en su ayuda, cosa que agradecería, y proseguiría explicando los diferentes planetas donde se encontraban los objetos más valiosos que pertenecieron a Ower y cuales eran estos, para posteriormente despedir al patrullero.

Nasu partiría hacía dichos planetas, donde lo atacarían de varias formas, exclamando que no podía llevarse las cosas que le pertenecían a ellos, pero les explicó que tan solo se las llevaría para identificar a quien le pertenecen y si realmente eran suyas serían devueltas. Antes de irse también les diría que se calmen con toda la situación y que si necesitaban ayuda acudieran a él, lo que les generó cierta confianza hacía el joven.

Uno de los últimos planetas a visitar, luego de un par de paradas en el Planeta Central sería el Planeta Alfa, hogar de los Álfaros, y donde se encontraban un par de objetos valiosos. Al llegar entablaría una conversación con alguno de los líderes, y luego de que ambas partes entendieran la situación, le indicarían a donde ir para tomar los elementos en cuestión.

Ingresaría en una especie de cárcel, donde se adentraría sin dificultad gracias a la predisposición de los Álfaros, pero a mitad de camino una alarma comenzaría a sonar, y uno de los que parecía un guardia de allí exclamó que alguien se había robado los objetos.

Todos correrían en dirección a la puerta, pero al salir no lograrían ver nada. Nasu volaría rápidamente sin avistar nada pero a lo lejos llegaría a observar un hombre volando a gran velocidad y sin perder ni un segundo aumentaría su velocidad hasta llegar a estar muy cerca. Le gritaría que se detuviese pero el chico que destaca por su pelo rojizo no lo hizo, por el contrario, aceleró aún más.

Dos ondas de ki saldrían de las manos del patrullero, impactando en la rodilla del ladrón, quien caería, reponiéndose rápidamente pero no lo suficiente para escapar, siendo tomado por los brazos y empujado al suelo.

En una posición totalmente favorable, le diría que era un miembro de la Patrulla Galáctica y que lo arrestaría por hurto, pero el joven reclamaría diciendo que eso le pertenecía a su raza. Nasu se sorprendió al ver que era tan solo una pequeña estatuilla, ya que en el Planeta Alfa había una numerosa cantidad de tesoros valiosos.

Posteriormente el chico se presentaría como Munster, un joven crémux proveniente de Lait, un planeta que fue conquistado por Ower, pero que lograron liberarse hace 11 años. Tan solo con escuchar la raza a la que pertenecía le hizo recordar instantáneamente a Ceddara y también a Kurima, y después de todo ya sabía la historia del Planeta Lait por lo que lo detuvo diciendo que conocía todo lo ocurrido.

Esto le haría sentir cierta empatía, incrementando más cuando le preguntó el por qué quería esa estatuilla. La respuesta de Munster sería que era una figura perteneciente al Rey Bralac, un importante rey crémux que unificó a la raza hace cientos de años, sirviendo como figura representativa del sentimiento de la especie.

Nasu no encontraría razón para detenerlo, y comenzó a dudar porque estaba haciendo esta misión, después de todo la Patrulla no intervino cuando Ower conquistaba planetas hace más de una década pero ahora se mete en asuntos solo con el fin de beneficiar a su descendencia, era totalmente absurdo.

Ambos jóvenes entablaron una buena conversación acerca de lo ocurrido, hasta que el saiyajin mencionó que conocía a Ceddara. El crémux enseguida se sorprendió y exclamó que él fue su salvador, cosa que el patrullero sabía a medias. Poco a poco comenzaron una buena relación, pero esta se vio interrumpida cuando dos naves de la Patrulla Galáctica entraron en la atmósfera, sorprendiendo a los dos.

Rápidamente se pusieron alerta, sin saber mucho que hacer, Munster comenzó a correr hacia su nave mientras Nasu se quedó estático pensando acerca de la situación. Un gritó de uno de los patrulleros recién llegados lo alarmó, por lo que comenzó a correr lentamente hacia el crémux, quien con una mirada le agradeció que no se interpusiera y partiría con su nave.

Sus compañeros le reclamarían el porque no lo detuvo pero el saiyajin solo pudo decir que era muy fuerte y que aún se encontraba recuperándose para hacerle frente, cosa que creyeron sin dudar, y tampoco dieron mucha importancia al saber que solo se había "robado" una estatuilla.

Nasu continuaría la misión, aunque luego de pensarlo y repensarlo quedaría algo molesto con la situación, cosa que sería irrelevante por el momento ya que terminaría por cumplirla, llevando todo lo confiscado hacía el Planeta Central.

La batalla por Lait


NasuChibi.png
Evento en curso.

¡Cuidado! ¡Spoiler!

Esta sección de la historia contiene spoilers relacionado con un evento reciente o actualmente en curso.
Si vas a leerlo bajo tu propio riesgo, haga clic en el botón "aceptar".

Aceptar


Próximamente.


Habilidades básicas

  • Vuelo: La capacidad básica de poder volar mediante la utilización del Ki.
  • Onda de Ki: Ataques de energía común, utilizado como simples bolas u ondas de energía.
  • Ráfaga de Ki: Lanzamiento simultáneo de varias ondas de Ki.
  • Ráfaga Volley al Máximo: El usuario dispara ráfagas de grandes y brillantes ondas de energía hacia el oponente causando bastante daño a los enemigos, con energía máxima se pueden lanzar infinidad de ondas de Ki.
  • Ilusión de imagen: Consiste en moverse con una rapidez que hace que la imagen del usuario se quede atrás y no se lo pueda ver bien para atacar.
  • Kiai: Ataque de ki invisible pero peligroso.
  • Onda explosiva: Técnica que consiste en liberar una gran cantidad de ki en forma de ondas.
  • Punto de presión: Logra impactar ciertos puntos que paralizan o causan un daño mayor.
  • Sentido del ki: Capacidad de sentir el ki del resto.

Técnicas

Técnica Descripción Imagen
Boulevard of Broken Dreams Nasu usa ambas manos extendiendo los brazos para generar esferas de ki morados, para luego lanzarlas de forma repetida por el aire creando una especie de campo de minas alrededor del enemigo. El contrincante sentirá una especie de presencia a su espalda dando la necesidad de querer girar la cabeza, por cada movimiento las esferas se acercarán un poco más y siendo que el objetivo estaría rodeado por todos los ángulos no podría escapar. También puede utilizarla para que con un simple movimiento las esferas de ki ataquen instantáneamente. Brokendreams.gif
Kokyu Shine El usuario flexiona una parte de su cuerpo hacia detrás, para luego inclinarse adelante mientras estira el brazo ejecutor de la técnica en dirección a su costado más próximo. Comienza cargando energía de forma esférica con el tamaño de la palma de su mano, siendo esta un tanto inestable. Rápidamente el individuo lleva su mano hacia delante del cuerpo, y en ese momento se finaliza la onda expansiva que sigue aumentando de tamaño gradualmente, aunque de manera sumamente veloz, de modo tal que es un ataque en extremo, por no decir casi imposible de esquivar una vez canalizado. Kokyu Shinai (Nasu).gif
Balas Namida La persona crea la forma de una especie de pistola utilizando su mano, apuntando con los dedos índice y mayor, con los cuales crea pequeñas ondas de ki que dispara en dirección a los ojos de sus rivales, causando de esta forma ceguera momentánea que le proporciona ayuda para realizar otra acción. Esta técnica es una de las razones por las que Nasu no suele usar armas en combate, además de que posee una puntería estupenda con esta habilidad BalasNamida.png
Soul Fist Utiliza su puño para realizar una esfera de ki que lo rodea, que por lo general tiende a ser de color amarillo, con lo cual potencia su fuerza considerablemente para lograr dar golpes más contundentes, por lo tanto más efectivos, además de poseer una duración nada despreciable. Es capaz de utilizarlo en ambas manos por igual, pero lo usual es que lo utilice con la derecha y así usar la izquierda para bloquear ataques enemigos SoulFist.png
Purple Hole Nasu extiende una mano para generar una Onda de ki que absorbe los diferentes ataques que van hacia el mientras aumenta su tamaño y potencia, hasta que se decida a lanzarla para crear una inmensa explosión y un daño importante. Como desventaja resulta difícil mantenerlo, ya que si intentara absorber una gran cantidad de ki aumentaría el riesgo de explotar antes de ser lanzada NasuAttack.png
Disco Centrífugo El Disco Centrífugo consiste en una especie de habilidad parecida al Kienzan, con una forma que resulta un poco inestable visualmente pero manteniendo un mismo propósito, el disco tiene el perfecto balance entre forma, tamaño y poder de ataque. Es capaz de cortar casi todo lo que se cruce en su camino independientemente de que sea. Esta fue una técnica de gran desgaste en su desarrollo, ya que Nasu estuvo durante meses preparándola y probando su funcionalidad; aún ahora puede causar un gran desgaste en la persona que lo use DiscoCentrífugo.png
Strong Shot Es una de las técnicas más importantes de Nasu. Esta consiste en crear ondas expansivas incoloras las cuales sirven mucho a la hora de dejar mareado al enemigo o aturdirlo brevemente. Puede crear una mejor uniendo ambas manos, la cual si la logra impactar en la cabeza de su rival lograría dejarlo inconsciente. Es de gran utilidad para su trabajo en la Patrulla que muchas veces consiste en arrestar algún maleante, por lo que la puede utilizar sin dificultad.

No gasta mucha energía pero las pocas desventajas que tiene es que al utilizarla queda bastante expuesto, además de causar daños menores.

NasuKiBySaail.png

Estilo de combate

En su forma de pelear, Nasu mantiene lo más característico de sí, reflejando su manera de pensar en todos sus ataques.

Así como en cada acción, él intenta ser lo más correcto posible al momento de pelear, y aunque pareciera ser una característica positiva, lo hace más predecible una vez que el contrincante se acostumbre, al dejar entrever patrones.

Para intentar contrarrestar esta característica negativa, como forma de alivianar sus movimientos predecibles, usa varias estrategias tanto para confundir al enemigo como crear escenarios que le permitan acertar sus ataques.

Es tal así su capacidad para estudiar al contrincante y a la situación, que favorece su característica menos notoria al momento de pelear: Al momento de emplear sus estrategias, amplifica la información de manera calmada en su cabeza, permitiéndole pensar detenidamente en cada movimiento que realice.

Todas estas características le permiten ser una persona bastante avanzada en el combate cuerpo a cuerpo, y aún empleando una disciplina tan arriesgada como el daño a contacto físico, siempre procura mantener su resistencia en todo momento del combate, a menos que sea necesario.

Transformaciones

Super Saiyajin

NasuEyes.png

Nasu alcanzaría la legendaria transformación del Super Saiyajin en un combate muy exigente que tuvo el escuadrón de las Fuerzas de Defensa de Sadala dirigido por Rensou. En dicha disputa enfrentarían a unos seres de una raza desconocida, pero que destacaban por su brutalidad y ferocidad, tanta para derrotar a todo el pelotón, incluido al líder del mismo. Nasu creería que Rensou habría muerto por lo que con una gran rabia e impotencia despertaría la transformación.

Posteriormente sería exiliado de Sadala debido a un capricho del rey homónimo, quien no podía tolerar que un saiyajin de clase baja llegara a dicha transformación. Continuaría utilizando esta fase para detener a todo tipo de enemigos tanto en su aventura individual como luego bajo el mando de la Patrulla Galáctica.

Super Saiyajin 2

Nasu transformandose.gif

Esta es una transformación exclusiva de videojuegos, específicamente del Dragon Ball Fanon: Budokai, por lo que no es oficial ni mucho menos. En esta fase su cabello se eriza aún más, su musculatura aumenta ligeramente y aparecen destellos eléctricos a su al rededor. El principal cambio es en el poder, duplicando el de la fase anterior (es decir, x100 de su estado base).

Nivel de pelea

Infancia

Nasukid.png


Cuando era un pequeño infante el poseía una fuerza para nada despreciable ni mucho menos, considerando que se trataba de un niño el cual aún tenía mucho camino que recorrer como saiyajin, pese a eso, no llevó un entrenamiento dedicado como ya sabemos, debido a que desde muy pequeño se vio obligado a trabajar constantemente en el taller que manejaba su difunto padre




Fuerzas de Defensa de Sadala

NasuSadala.png



Al haber crecido lo suficiente para ser un guerrero bastante bien formado su poder se traduce a un nivel mucho más serio y que no puede ser tomado a la ligera en lo más mínimo, incluso para los normalmente poderoso saiyajines, aunque es cierto que aún sigue por detrás de guerreros reconocidos, como Cabba o el mismísimo rey Sadala



Exilio

Nasupower.png


Tras el paso del tiempo despues de haber sido exiliado de su planeta natal, Sadala, estuvo varios meses vagando a lo largo y ancho del universo enfrentando a diversos peligros, por lo que siempre se mantuvo activo físicamente, por lo tanto, sin perder fuerza. Tras llegar al planeta Mayonnay en las semanas previas a la invasión de los piratas, Nasu continuó entrenandose arduamente para aumentar notablemente su poder de pelea base



Patrullero

NasuPat.png


Lograría entrar a la Patrulla Galáctica donde llegaría a un nivel aún mayor, y las misiones le serían de gran ayuda para fortalecerse aún más. Sus enfrentamientos contra las Fuerzas Especiales de Frost y Kurima le brindarían añg+un que otro zenkai




NasuSSJPower.png



Su poder tan solo aumentaría en un x50 en relación a su poder base en este período de su vida. Algo que le ayudó en innumerables misiones, como las mencionadas contra los escuadrones de Frost o Rime, o su batalla vs Allez.







Apariciones en videojuegos

Videojuego Jugable Rol
Dragon Ball Fanon: Budokai Solo en versión exclusiva Jefe final
Spaceship War Protagonista

Actores de doblaje

Idioma Voz Apariciones
Inglés Cristopher Sabat
Español


Batallas

Arco Rival Resultado
Adolescencia Bestias desconocidas Victoria
Dystopian Tales Ser de la raza Majuu Victoria (Con Allez)
Fuerzas Especiales de Rime Fuerzas Especiales de Rime Derrota
Fuerzas Especiales de Frost Katejesse, Buret, Bat y Pakuran Victoria
Fuerzas Especiales de Frost Kurima Empate

Participación en torneos y concursos

Evento Resultado
GFA 2020 Ganador
3° TDP En curso

Historial

Evento Rival Resultado
Golden Freezer Awards Victoria
3° Torneo Fanon del Poder Kimmy (WW), Blade (WW) y Umbra Derrota (2do puesto)
3° Torneo Fanon del Poder Rice-Zeek (WW) Victoria

Estadísticas

Contexto Victorias Empates Derrotas Efectividad
Canonismo 3 1 1 66,6%
Torneos 1 - 1 50%
Total 4 1 2 61,9%

Curiosidades

  • El Nasu que se puede ver en el videojuego posee la transformación del Super Saiyajin 2, aunque esto no es canon.
  • Su rivalidad con Straw (CW) hace referencia a la rivalidad entre saiyajines y tsufurujines del Universo 7.
  • Nasu es ambidiestro, pero por lo general utiliza la mano derecha para realizar sus técnicas.
  • En su enfrentamiento vs Kurima se menciona que el Disco Centrífugo es la última técnica añadida a su repertorio, lo cual también ocurre con el artículo, ya que fue la última técnica diseñada por el momento.
  • El hecho de que su compañero Kuwei sea tan cobarde es un alivio cómico y una referencia a Cui, quien era considerado un cobarde.

Galería

Serie

Arte conceptual

Videojuegos

Misceláneos

Referencias

Advertisement