Dragon Ball Fanon Wiki
Advertisement
Dragon Ball Fanon Wiki
SistemaestrellasÉpico1.png

Makako
Creador MakaioShinfinite (cuenta anterior)
Género Masculino (de raza asexual)
Edad 300 años aproximadamente
Raza
  • Namekiano-Clan Quimera (vida actual)
  • Namekiano-Clan Humano (2°da vida)
  • Namekiano-Clan Demonio (1°era vida)
  • Clase D
    Familiares
  • Bandoneon (Padre/vida pasada)
  • Piccolo Daimaku (Abuelo)
  • Kamisama (Abuelo/padre adoptivo)
  • Piccolo Jr. (Tío/reencarnación de Piccolo Daimaku)
  • Todos los demás hijos de Piccolo Daimaku (Tíos)
  • Katattsu (Bisabuelo)
  • Kimmy (Prim@)
  • Series en la que aparece Desconocido
    Medallero
    TDP3-1.png[1]Medalla Torneo artes marciales2.png[2]Medalla Torneo artes marciales2.png[3]
    World Wikia by InvaderKyn.png
    ¡Ey, mono! Debe fastidiarte esa cola que tienes, ¿cierto?
    Cuando me creció cola la arranqué, ¿por qué no te la arrancas tú...?

    Claro, perdóname, como los monos no son tan inteligentes no saben controlar su regeneración, ¡pero si te sientas un rato al fuego no volverá más!

    Colas, el peor enemigo de Makako.
    Tranquilo, monito mío. Tu hermano no aguantó el fuego, así que a ti te enseñaré a controlar esa regeneración como los que sí razonamos... ¡Cola fuera!
    Oye, ¿qué es este líquido extraño rojo que sale de tu trasero?
    ¡Ah! ¡Ahora entiendo! Es una ofrenda de agradecimiento. La aceptaré.
    Creo que nunca me habían dedicado una, así que como sé que te gustan las moras, a cambio tomarás un sorbo de mi sangre, pues todos sabemos que la sangre es morada como las moras.
    ¡Genial! ¡Tu líquido extraño rojo sabe a kétchup!

    Makako cree que todos los primates son como él, con sus poderes. Y piensa "inocentemente" que portamos sangre morada, porque la suya lo es...

    Makako es un chiflado personaje del popular userfic World Wikia, introducido con el capítulo veintiuno de la segunda temporada (Desarrollando la destrucción), y quien representa al usuario MakaioShinfinite (ahora llamado Sacerdote de Lance).

    Apariencia

    Base
    "Antes de renacer"

    Makako normal.png

    Pese a medir lo que un niño "pequeño" (esto por guardarle fidelidad a las proporciones de niños y pubertos de Toriyama), vive en el estado de Gran namekiano que su curiosa raza le permite usar, y no lo utiliza para hacerse gigante, sino para alterar su estatura como el Rey Demonio Piccolo hizo alguna vez (así como el Gran Patriarca presuntamente, por dar un ejemplo mejor de este modo de uso); de esta forma, termina con una altura cercana a la de Gohan tras salir de la Habitación del Tiempo. Su piel aparenta tener una "coloración blanco vampiro", aunque solo se trata de un verde bastante pálido, incluso más que el de su prima Kimmy, pero sí hay verdes notorios en su apariencia, como es el caso de su cabello e iris, las dos limón.

    En cuanto a vestimenta, porta un gi similar al que Teen Gohan y Piccolo visten, pero con una tonalidad azul violeta, no posee un cinturón como los trajes típicos de Piccolo, pero sí lleva unas muñequeras de un color morado azulado, además, lleva unos zapatos como los de Teen Gohan, pero de color negro.

    Base
    "Despues de renacer"

    Maka regalo.png

    No hay muchos cambios en cuanto a su apariencia, pero a simple vista se puede notar que algo anda mal con este sujeto. Para empezar, esto de usar poderes para controlar su aspecto es algo que lleva bastante lejos, pues ahora también mantiene en uso la elasticidad del Ataque místico para andar con los brazos alargados y que la gente identifique su chistosa personalidad retorcida a primera impresión (aunque esto es más bien un reflejo del subconsciente de su padre, quien nació con brazos exageradamente largos), lo que también puede buscar, de manera ocasional, jugando con otras partes de su cuerpo tales como la lengua, los dedos, o la mandíbula; y de manera constante, en su Forma Goliat (explicada más adelante). Su piel está igual, pero ahora que se ve como un desquiciado muy extraño, esa coloración puede ser tomada como una exageración maligna de la dermis de su prima (ambos, casi ambos, de una subespecie namekiana de características superficiales humanas específicamente opuesta a los hijos "demonio" de Daimaku, aun considerando que lo que Makako tendría de humano lo tiene de saiyajin), también lleva una "melena salvaje" y no porta ojeras, pues en su afán de verse más alocado y hasta aterrador, se dio cuenta de que estaba mejor sin párpados al tener sus oídos como una forma de "vista" mucho más efectiva (además que le agrada el ardor en sus ojos), por lo cual sus pupilas están rodeadas por un espacio oscuro.

    Luce también una dentada sarrosa al reír y sonreír, así como mugre en sus siempre descalzos pies y otros focos del cuerpo variando la ocasión. Innegablemente, son más aseados un vagabundo y nosotros juntos. Si de vestimenta se habla, lo único que ahora lleva encima es un por mucho gastado gi color azul violeta, igual de sucio y rasgado que su juicio; eres como te vistes.

    Forma Goliat

    Makako Goliat By Lápiz.png

    Es una mejora del estado conocido como Gran namekiano (Forma gigante de los namekianos), que se caracteriza por sí tener multiplicadores de poder claros (unos que Makako formó a intuición sin tenerlos "claros", ni siquiera siendo consciente de ellos). Si bien su tamaño aumenta en creces, luciría exactamente igual de no ser por el efecto del Ataque místico aprovechado para hacer crecer su cabello y darse así una apariencia de salvaje, pues espera intimidar a sus contendientes por satisfacción (recordar también que se expresa alargando su lengua, sus dedos y su mandíbula mucho más seguido que en base). Como si no fuera poco, debemos sumar a esto que se sirve de la Materialización mágica para reemplazar el tejido de sus vestiduras por una piel escamosa de dragón negro (práctica que da lugar a la posibilidad de que use esta técnica para recuperar sus harapos de las tantas veces que los debe perder por lo gastados que van).

    Personalidad

    Antes de renacer

    "Juventud"

    Este extraño loco empezó como todos los humanos al comienzo de sus vidas: con una bondad e inocencia indescriptibles. Makako era amigable y juguetón, cosa que demostraba por sus bromas y juegos con Kimmy, Mr. Popo y Kamisama, además de realizar trucos usando su magia, que usualmente utilizaba para hacer más divertidas sus horas de diversión. Sin embargo, cuando es comparado con su prima, uno podría darse cuenta de que él resultaba más maduro que Kimmy, ya que prestaba mayor atención a lo que le rodeaba y sentía un gran interés en las cosas; tenía mucha curiosidad por el mundo, sus orígenes, los secretos que posee, entre muchas otras cosas, mientras que Kimmy simplemente se limitaba a prestarle atención a lo que le parecía hermoso.

    Y como sería de esperarse, Makako estaba muy interesado en la magia desde pequeño. Esto es así por dos factores: el primero sería su apego hacia la magia, cosa que heredó por parte de su padre; mientras que el segundo… ¿te imaginas a un niño capaz de usar magia? ¿Qué crees que pensaría de esta? Obviamente la magia le resultaría muy curiosa y fascinante, sobre todo al tomar en cuenta que desde ya es un pequeño interesado por todo lo que le rodea, y al notar que no era el único en su hogar capaz de usar magia, el joven peliverde tendría siempre presente su curiosidad por saber más de este poder.

    Es gracias a esto que, poco a poco, fue tomando la magia y su curiosidad por el mundo con más seriedad, y aunque no dejó su parte juguetona en el olvido, Makako demostró una mayor madurez al lado de Kimmy, explorando más los secretos de su magia y presentado mucha atención a las enseñanzas de Kami y Mr. Popo.

    Esto también demostraba que Makako era un chico atento y muy observador, pues todo se veía curioso a sus ojos y sentía que cada cosa le podría resultar útil para algo, ya sea un nuevo método de diversión o una oportunidad para comprender más su magia, así que el chico trataba de no perderse nada.

    "Adulto"

    Si desde niño ya se mostraba como una persona atenta y observadora, ahora no cabe duda de ello. Makako se ha convertido en un chico muy maduro a comparación de Kiimmy, y si bien tiene sus ratos para divertirse con ella, el namekiano se la pasa gran parte del tiempo estudiando su entorno, las cosas que oye y ve con la mera intensión de conocer multitud de cosas y ver de qué forma esto le puede ayudar con su magia para perfeccionarla y mantenerla como su pilar, aquello en lo que siente tanta confianza.

    Aquella confianza es muy real, pues desde niño, Makako ha tenido la idea de que posee un poder muy interesante, y tras crecer conociendo más de la magia, sumado a su jale natural por apegarse a esta, el namekiano se convenció asó mismo de que sus poderes son suficientes para estar bien y que solo necesita de estos para protegerse a él y sus seres queridos. Obviamente no descuida otros factores que también le resultan importantes, como la inteligencia y el conocimiento, por ello se ha vuelto alguien bastante atento, lo que se hace notar al mantener su interés en las cosas que Kami le comentaba a él y a Kimmy, incluyendo las historias sobre Piccolo Daimaoh y sus demonios. Además, no solo era atento con Kami y Mr. Popo, también se mantenía igual cuando bajó de la atalaya y comenzó a estudiar las semillas senzu del Maestro Karin, mostrando que tiene una dedicación muy peculiar para todo aquello que llame su atención, como si fuera un científico, solo que con la magia.

    Sin embargo, tanto apego por la magia tendría un contra en su actitud: el desinterés por la fuerza. Su caso no es igual al de Kimmy, él simplemente no siente nada que le genere interés cuando se trata de las batallas y todo lo relacionado con la fuerza de los humanos porque desde pequeño ha vivido con la idea de que nada del mundo de abajo puede superar al de arriba (o sea, el cielo, como la atalaya de Kami).

    Esto en parte es culpa de Kami por el estilo de vida tan pacífico que le dio a sus nietos, pero Makako no cooperó tanto con la idea de tener un cuerpo fuerte ni aunque Kami consiguió una forma para que él y su prima entrenaran sus cuerpos de forma seguida; el joven namekiano sentía que su camino nunca sería el de la fuerza y que resultaría tonto tratar de destacar en algo donde simplemente no siente motivación ni posee lo necesario para dedicarse a ello, cosa que lo relacionaba con los mismos humanos al creer que nunca sería muy fuerte por tener un cuerpo semejante al de ellos, y como ninguna historia sobre la fuerza de los humanos le resultó realmente interesante de analizar, Makako se convenció de que la humanidad jamás alcanzaría el nivel de los dioses, y eso lo incluía a él por su condición de semi humano. La magia en cambio no mostraba estas limitaciones físicas, por eso lo era todo para él, relacionando la magia con lo que vendría siendo su lado “divino” al ser nieto de Dios.

    ¿Pero qué pasaría si surgiera algo que le dé ese interés por la fuerza a Makako? Ahí es cuando inicia el cambio de perspectiva que tenía el namekiano, pues Son Goku le demostró que hay cosas en el mundo de abajo que pueden igualar el poder de los demonios como Piccolo Daimaoh o incluso el mismo Kami. Entrenar junto al chico con cola fue toda una experiencia nueva, algo que jamás había sentido, eso era el interés en la fuerza, en los guerreros, y si bien esto no lo hizo dedicarse al entrenamiento, su opinión sobre los guerreros cambió gracias a su amigo.

    Pero… ¿recuerdas cuando te dije que la magia era su pilar? ¿Qué pasaría si ese pilar se derrumbara? Eso fue lo que llevó al namekiano a convertirse en lo que es ahora, pues los saiyajin nuevamente cambiaron su visión, o más bien la destruyeron, y esto le afectó tanto que cambió incluso parte de su carácter por la situación de estrés e impotencia a la que se vio sometía con todo el pánico que le generaba la idea de que su magia quedara obsoleta, y lo peor de esto es que dejaría de confiar en su magia justo cuando le tocó ser el nuevo Kamisama de la Tierra.

    Makako entendió a las malas que la magia no lo era todo, y en su búsqueda por ser útil, deseó cambiar lo que era para ser un verdadero guerrero, pues su nueva perspectiva le hacía entender que para proteger la Tierra era necesario ser fuerte, pero resultó que su idea de no poder destacar en esto era cierta, y todas las cosas que Goku le había enseñado dejó de verlas de la misma forma, porque su idea de que los humanos no podían superar al mundo de arriba regresó, o más bien, se dio cuenta que todo en la Tierra era nada al lado de las amenazas del espacio tan inmenso.

    El namekiano se vio tan afectado por esto a manera personal que se convirtió en alguien envidioso hacia los saiyajin porque ansiaba tener su poder para defender a sus seres queridos, y sin saberlo, esto era un reflejo de su padre, el mismo que le heredó su apego hacia la magia, esa que terminó siendo nada al lado de seres tan poderosos; el pobre namekiano atravesó un dilema tan crítico para él que terminó aceptando la realidad: debía ser como los saiyajin para defender a su mundo.

    Lenguaje verbal

    Esta vida pasada de Makako poseía un tono de habla relajado, pero mostrando parte de su carisma, pues tampoco era de tener un tono apagado, se le notaba como alguien alegre que sabía mantenerse calmado en su forma de hablar, además, esta forma de hablar era educada producto de las enseñanzas dadas por Kami y Mr. Popo, aunque tampoco se iba a los niveles de mucha caballerosidad o de pretenciosidad, pero sí se podía notar respeto en cómo hablaba mientras reflejaba una actitud amistosa con quienes conversaba.

    Se podría decir que, por lo general, era de mostrar un tono adecuado, ni muy alto ni muy apagado, y conservando su carisma para mostrarse como una buena persona, alguien en quien puedes confiar, pero su intensión iba sin ninguna malicia de por medio, pues era bastante sincero a la hora de decir las cosas y no tenía intenciones malas.

    Aun así, no siempre mostraba un tono nivelado, pues si bien no era de alterarse demasiado, cuando se encontraba en situaciones de mucha tensión, mostraba un tono más alto y hasta nervioso, pero sin llegar a la absoluta desesperación, pues dentro de todo sabe que no está bien perder el control, más bien, intenta mostrarse firme en su habla para no desesperar o alterar más a sus compañeros ni a él mismo, aunque cuando llegaba a un punto crítico no podía evitar reflejar un habla afectada producto de la sensación que le ha causado ese momento, sobre todo cuando se trata de algo terrible que le afecte demasiado.

    Lenguaje no verbal

    Su mirada y expresión ya reflejaban una actitud calmada y agradable, tratando de mantenerse así para resultar cómodo con quienes se expresaba y mostrarse como un sujeto que no tiende a alterarse. Su mirada además era atenta, observando con atención a quienes conversaban con él dado su tendencia a ver con detenimiento las cosas y estar atento a la información que recibía, así que está lejos de mostrar una mirada de poco interés o de “andar en las nubes”.

    Si nos enfocamos más por sus expresiones, no era de exagerarlas a diferencia del Makako actual, pero tampoco era alguien inexpresivo, pues sabía usar bien sus expresiones y reflejar las emociones que sentía así como el tratar de mostrar una expresión más seria y firme en los momentos tensos, además que también reflejaba su atención en sus expresiones.

    Cuando se mantenía muy observador y atento a las cosas que le rodeaban, sus pupilas se agrandaban de una forma peculiar, siendo este un rasgo muy notorio cuando se encontraba bastante atento a algún situación, aunque estas pupilas también podían llegar a reflejar desesperación si la cosa a la que permanecía atento era un asunto trágico o que podía ser muy doloroso para él.

    En cuanto a sus movimientos corporales, estos no eran exagerados, sabía controlarlos para mostrarse normal, sin llegar a ser alguien seco. Sus movimientos usualmente eran educados, y cuando hablaba le gustaba usar las manos como para expresarse mejor. En momentos de mucha tensión trataba de mantener la calma y reflejar esto con su forma de moverse, aunque esto no se le hacía tan fácil ya que se podía notar cierto cambio de velocidad en cómo se movía mientras trataba de expresarse con firmeza, lo cual era un pequeño detalle que mostraba cómo Makako intentaba resistirse a los nervios de algo.

    Despues de renacer

    Las circunstancias enfermaron su juicio, volviéndolo psicópata, un tipo raro de veras, y extrañamente, un cómico cruel de los buenos:

    Viajando acabé ni sé cómo en un funeral. ¡Ver tantas caras largas era gracioso, por lo que decidí llevarles humor a ver si me divertían más! Solo que... olvidé llevar algo negro... ¡Entonces les llevé humor negro!
    ...
    Se ríe con la boca de oreja a oreja, ptos. ¿Quién se murió? Lo digo porque los del funeral reaccionaron igual que ustedes...

    Se le da el improvisar chistes crueles.

    Sádico en batalla y masoquista en la derrota, goza del sufrimiento físico ajeno e inclusive ríe del propio. En su sed de dañar, desarrolló el hobbie cazar dragones por cómo los hace sufrir durante y después de la actividad (comerlos vivos y con deleite). Los males que les hace a otros pueden ser tanto intencionales como "inocentes", pues de hecho, posee una inocencia oscura por instinto, creyendo por ejemplo que la sangre sea morada porque la suya sea de ese color, cosa que provoca que no reconozca nuestra sangre como sangre y que se den situaciones como verlo deseoso de la misma cuando el fluido morado que espera venir de eso que lastima es rojo, insistiendo sin fin en masacrar para "ver la sangre".

    Quizás se la pase pensando en sangre (morada) todos los días.

    Otro ejemplo sería el que piense que los primates tienen todos los poderes que él, porque relaciona sus colas con la que él tuvo alguna vez por su condición de casi-saiyajin y que se arrancó al molestarle como un fuerte punto débil. Es más, piensa que todas las colas (de monos o no) tienen el mismo contra (literalmente, si ve un guerrero con cola de cualquier clase, es seguro que estará dispuesto a arrancársela). Odió tanto la suya que el único rayo de solidaridad en su alma es el de "librarnos de las colas" (lo cual es alguna clase de trauma sin mayor justificación).

    Lenguaje verbal

    De por sí tiene una forma de hablar algo extraña, parece que intenta mostrarse como un tipo gracioso y agradable aunque al mismo tiempo resulta incómodo escucharlo por su voz medio chillona. También hay algo un tanto agresivo en su voz y forma de hablar, es como si fuera una bestia rara que puede resultar tanto atemorizante como graciosa e incómoda, y dependiendo de su estado de humor, estas características pueden verse aumentadas.

    Es claro que no posee una forma de hablar muy cortés, está lejos de tener un habla caballerosa y educada, y si intenta mostrarse con un tipo de habla de ese estilo, lo máximo que logrará será el de un payaso haciéndose el caballeroso, en cambio, un tipo de habla más alocado, juguetón y salvaje le asienta muchísimo más, siendo que prácticamente para así todo el tiempo, además, tiende a exaltarse mucho, ya sea para mostrar una felicidad exagerada o una furia realmente atemorizante.

    Hablando de exaltarse, cuando se encuentra muy furioso o deseoso de hacer algo violento, muestra un forma de hablar y tono de voz bastante agresivo y maniaco mientras conserva su voz chillona y extraña, lo que da una sensación muy aterradora, seguro no querrías escucharlo estando así (o capaz ni si quiera querrías conocerlo en persona aun en sus momentos felices).

    Lenguaje no verbal

    Creo que cualquiera puede afirmar lo "peculiar" que resultaría el solo hecho de encontrarse con este tipo. Su aspecto ya dice bastante de él; tú lo puedes ver fijamente sus ojos que no van a parpadear y ya te sentirías incómodo mientras él no te quita la mirada de encima, sus ropas si la podemos llamar así junto a su gran melena, ojos extrañamente penetrantes y esos brazos alargados son un pleno reflejo de cómo está su cabeza, y ni hablar de su sonrisa, que en conjunto con sus demás facciones y las circunstancia en la que te encuentres puede resultar más atemorizante que Jeff The Killer y Hannibal Lecter juntos, otro detalle que se debe tomar muy en cuenta son sus movimientos, pues con esto te deja aún más claro lo alocado que puede ser, desde actuar como un mono extrañamente travieso, hasta parecer un demente sacado de una película de terror, pero mayormente esto no es más que un juego en su cabeza, mientras él se divierte de alguna forma u otra, tú seguramente lo verás como un loco con todas las letras, cosa que no le molestará en lo absoluto porque él quiere que lo veas así.

    Sin embargo, no siempre es igual, pues al fin y al cabo, Makako no es plenamente malvado, y esto lo demuestra con algunos gestos que en lugar de tener la intención de causar miedo, quiero verse como alguien amigable, un a especie de mono juguetón e "inocente", aunque lo gracioso del asunto es que él mismo no se da cuenta de que solo causa más miedo e incomodidad con sus acciones.

    Mentalidad

    La mente de Makako probablemente entraría en el top 10 de cosas más rotas y averiadas del multiverso o por lo menos estaría en el top de su universo porque esta mente es peor que una tormenta. Todas las experiencias, sensaciones, momentos y recuerdos de las vidas pasadas del sujeto están mezcladas entre sí de tal forma que su cerebro parece que anda en otro plano, y seguro eso te resulte exagerado pero hablando en serio, Makako está muy mal de la cabeza, su perspectiva de las cosas difiere bastante de la nuestra y muchas de sus acciones y forma de ser están intrínsecamente relacionadas con las cosas de sus vidas pasadas.

    Todas las cosas que conformaban a sus vidas pasadas se mezclan de formas casi aleatorias para formar ciertos patrones que determinan la conducta del extraño desquiciado que es Makako, relacionando cosas sobre la niñez del antiguo Makako como su actitud bromista y juguetona con las experiencias horribles de su primera vida y el sadismo que se formó en él, dando como resultado cosas como la extraña inocencia oscura del personaje, y lo mismo sucede con muchas otras cosas que forman a Makako tal y como es, tales como su conducta sádica, el pasarla siempre en los bosques, su fuerte necesidad de sentirse imparable, etc.

    Además, también se debe tomar en cuenta todo lo que vive el Makako actual, ya que esto se puede relacionar con algo de sus vidas pasadas y seguir formando una mente sumamente rota, y esto empeora tomando en cuenta que el sentido de la audición de Makako le permite oír todo a su alrededor, lo que no ayuda en su cordura que de por sí ya está terrible.

    Moral

    Tomando en cuenta que la mentalidad del antiguo Makako se unió a la de su desquiciado padre y terminaron formando algo que en esencia está “roto”, determinar la moral de este alocado personaje no resulta fácil si lo vemos desde nuestra perspectiva humana. Ya te mencioné que Makako posee una inocencia muy oscura, ¿pero qué significa esto realmente?

    Bien podrías pensar que se comporta como un niño con auténtica malicia o incluso puedes creer que se trata de un enfermo psicópata que simplemente disfruta de hacer sufrir a otros por el mero el hecho de causarle diversión, pero no te confundas, la moral de Makako no se rige ni por el blanco ni por el negro, e incluso va más allá del gris, y esto se debe a que Makako tiene una perspectiva muy diferente de lo que está bien y mal; esto se define como moral azul-naraja.

    ¿Qué es la moral azul y naranja? Por si nunca oíste este término o no sabes lo que significa, básicamente es un extraño tipo de moral que difiere en gran medida del nuestro ya que sigue unas reglas que no concuerdan con la manera de pensar que tienen casi todas las personas. Alguien con esta moral puede parecer un sujeto malo por las acciones que comete o las opiniones tan cuestionables que posee sobre algo, pero aunque se vea como un monstruo bajo la idea de la moral “blanca y negra” o incluso “gris”, en realidad esto no aplica, pues aquella persona tiene una lógica interna que simplemente no funciona de la misma manera que la nuestra, como si esa persona funcionara con la lógica de otro mundo totalmente diferente al nuestro.

    Esto se puede ver con el ejemplo de los robots, que poseen una increíble inteligencia pero no son capaces de entender los sentimientos y resultan extremadamente fríos e incluso oscuros a nuestros ojos, aunque en su lógica interna no hay ningún problema con lo que hacen. Makako se encuentra en la misma situación por lo volteada que está su mente, solo que en vez de ser un genio que no es capaz de entender los sentimientos, es un tipo muy alocado, pero por más siniestro que podría llegar a ser, él realmente cree que todo está bien, pues su propia mente lo convence de ello, y por lo tanto, carece de una malicia real cuando hace cosas que, para nosotros, no son morales.

    Él fantasea con verse intimidante porque en verdad siente y cree que todo es un juego, y aun si le dices el por qué a tu perspectiva está mal, no te hará caso porque las cosas que mencionas no concuerdan en nada con la lógica interna que tiene, la única manera para hacerlo cuestionar sus acciones sería que lograras despertar una parte de la consciencia del antiguo Makako, pues él sí se rige por nuestra perspectiva de moral, pero su cabeza es una tormenta donde todo lo que entra es tomado como parte de su diversión.

    Las ideas que Makako hacen que sienta que él no hace nada realmente malo, pues según la trastornada mentalidad que posee, él tiene el derecho de hacer las cosas que hace e incluso cree que todos tenemos algo de él, lo que se demuestra al no ser capaz de distinguir a los monos de los saiyajin e incluso cree que los namekianos son otra rama de lo que es él, así que se siente el rey de todo, y en su “reinado” todos deben divertirse, así que se la pasa merodeando por ahí esperando que se le cruce la oportunidad para jugar con alguien al juego que él quiere, llegando a suponer que todos saben el “juego” que Makako quiere realizar aunque esto no es así, y es aquí donde comete todo tipo de cosas raras y hasta aterradoras, pensando que está pasando un momento divertido con todos.

    Su idea de jugar claramente está muy alterada por lo mal que anda su cabeza, así que si ve a alguien recibiendo daño, puede llegar a pensar que esa persona se está divirtiendo solo porque en su lógica el dolor es diversión, y si le corta la cola a alguien, cree que está realizando una acción sumamente heroica, lo que le hace pensar que es un auténtico héroe, aunque a nuestros ojos eso no tiene ningún sentido (muy raro, lo sé, ¿pero qué esperabas? Si tiene una mentalidad muy rota, es claro que su moral parece de otro mundo).

    Gustos

    ¿Qué cosas le pueden gustar a este hombrecillo tan extraño? Bueno, si pensaste que sus gustos están muy lejos de ser los más sanos del mundo entonces acertaste, aunque igual eso era obvio. Para empezar, tiene una gran fascinación por hacer chistes producto del subconsciente de su vida pasada, más precisamente en sus tiempos de niñez, pero esto está mezclado con la crueldad de su primera vida, dando como resultado un afán por hacer chistes de humor negro, pensando que estos son de lo mejor y que le causa gracia al mundo entero solo porque a él le agradan, e incluso llega a disfrutar las reacciones de otros cuando cuenta chistes, ya sea una reacción positiva o negativa.

    También está claro que le gusta ver la sangre (morada) salir de las personas o de él mismo. Se le hace gracioso y gusta del olor que esta emana, cosa que está fuertemente impulsado por el sadismo que su prima vida desarrolló y las ideas que el antiguo Makako tenía respecto a la crueldad de los saiyajin, y este gusto se intensifica en la batalla, donde puede jugar más rudo con otros, pero como ya se mencionó, está deseoso por ver la sangre morada porque en su trastornada e infantil cabeza la sangre es de ese color porque la suya lo es, aunque igual le agrada probar la “kétchup” que otros expulsan, pero al no ser sangre en su perspectiva, seguirá masacrando al oponente para ver esos fluidos que tanto le gustan.

    Hablando de lo cruel que puede ser en batalla o incluso fuera de esta, Makako disfruta de hacer sufrir a otros, tomando esto como un juego de verdad por su inocencia oscura, además que esto también puede tomarlo como un chiste, y eso involucra las “reacciones graciosas” de las personas que “juegan” con él, y realmente cree que todos se pueden llegar a divertir por lo menos un poco con el dolor solo porque él es un masoquista de primera.

    El dolor que le puedan causar siempre se verá acompañado de una gran satisfacción, provocando que le divierta mucho sentir la sensación de dolor, además que, dependiendo del ataque recibido, puede ver su propia sangre salir de él, cosa que solo aumentará la diversión, y ni si quiera debe sentir un mínimo de preocupación por todo el daño que pueda recibir debido a sus habilidades para recuperarse, o sea que para él, recibir mucho daño es tremendo ofertón, y todo esto lo motiva para darle un “agradecimiento” a quienes le causen este dolor, ¿y cómo hace esto? Muy simple, dándoles más dolor a ellos.

    Lo más extraño del asunto es que, como él siente que causar dolor es un juego que todos pueden llegar a disfrutar, en el fondo hay una parte de su ser que está contenta de darle esta dichosa diversión a otros por creer que los hace felices, siendo esto una idea producto de las buenas intenciones del primer Makako, aunque obviamente no le genera diversión a nadie y esto solo pasa en su pobre cabeza.

    Enfocándome más por los gustos que las características saiyajin le dieron, Makako es un gran amante de la pelea y el fortalecimiento de su cuerpo, se la pasa entrenando día y noche para perfeccionar sus habilidades, resultando en un pasatiempo muy divertido para él, además que también busca sentir dolor en este proceso, lo que le motiva a seguir entrenando y entrenando de formas bastante exigentes y durante los combates ocurre algo muy parecido, aunque aquí también participa sus ganas de hacer sufrir a otros. Las peleas para él son algo muy emocionante, lo llenan de adrenalina y le permiten comprobar los resultados de su entrenamiento, cosa que hace más divertida la acción de pelear.

    Sus duros entrenamientos y el vivir fuera de la civilización también lo llevaron a descubrir otro pasatiempo que le es de mucha ayuda, siendo esta la caza. Makako disfruta mucho de cazar criaturas, sobre todo si estas son imponentes, dándole la sensación de ser un cazador de bestias profesional y en realidad esto es así debido a toda la práctica que tiene cazando y todas las cosas que recuerda de sus vidas pasadas, creyendo que tiene tanto experiencia como habilidad para la caza, y es tanto así que se autoproclama como el mayor cazador de todos los tiempos. El gusto por la caza también se ve envuelto con otros dos gustos: Creerse un animal y comer mucho.

    Makako se divierte imitando a los animales, sobre todo los monos, que son lo más parecido a él según su cabeza, además que estos se les hace muy graciosos por sus expresiones y movimientos, cosa que lo convence más de que los monos son como él. En la caza o incluso en batalla suele comportarse como un mono salvaje, imponente y alocado, pero también puede llegar a imitar otros animales salvajes para verse más atemorizantes e incluso llega a imitar arañas para verse como una especie de araña gigante aprovechando que puede estirar sus extremidades para caminar como ellas.

    El gusto por la comida claramente es una conducta provocada por su carne saiyajin, disfrutando mucho de devorar a quienes caza e incluso no tiene incomodidad con comer animales crudos como si él fuera otro animal de la naturaleza, aunque también le gusta mucho comer cosas bien cocinadas. Este loco es un tragón sin dudas, comiendo y comiendo todo lo que caza, pero de todas las criaturas que puede llegar a comer, lo que más disfruta sin lugar a dudas son los dragones.

    Los dragones son el alimento favorito de Makako, disfruta a montones de poder clavar sus dientes en la escamosa piel de estas criaturas y comerlos hasta los huesos. Para él son muy deliciosos y mientras más grandes mejor porque así tendrá comida para rato (aunque a veces se los acaba tan rápido que tiene que seguir cazando más para tener comida lista). Estas bestias siempre resultaron fascinantes para Makako y ahora que tiene un gusto especial por ellos, se la pasa cazándolos para saborear y su rica carne, la cual puede comer ya sea crudo, cocinado, bien asado, ahumado y un gran etcétera.

    La razón de por qué a Makako le gusta tanto comer dragones se debe a varios factores. Para empezar, y como ya se había mencionado, los dragones le pueden dar comida para rato, también se sienten muy crujientes para la piel escamosa que es capaz de masticar y el interior hace más sabroso al dragón, además, dependiendo de cómo lo coma, el dragón puede resultar bastante crocante o jugoso, y según Makako, un solo dragón proporciona una buena cantidad de energías, resultando en un alimento que puede fortalecerlo para el combate (lo cual es cierto, pero Makako no sabe que esto se debe a que él adquiere características de dragón al comerse uno).

    Disgustos

    Aunque Makako tenga gustos muy extraños y hasta desquiciados, también posee sus disgustos, Entre estos se puede mencionar que, si bien es tremendo masoquista, existe un tipo de dolor que no le gusta nada, y ese dolor es el de sus tímpanos.

    Odia los sonidos ruidosos debido a lo increíblemente sensibles que son sus oídos, no le ve gracia a ese tipo de daño, más bien lo irrita y sus oídos se quedan adoloridos luego de recibir ese dolor, pero este odio no solo se da por lo fastidioso que le resulta a sus tímpanos, también está relacionado con sus vidas pasadas ya que al verse tan vulnerable cuando afectan sus oídos, el su subconsciente se aterra y le hace sentir que ya no es invencible, sino más bien un inútil, cosa que está grabado como un trauma por asuntos de su historia y Makako busca evitar esa sensación.

    Otra cosa que tiene a su odio bien marcado al punto de parecer un trauma muy profundo en el loco y ser lo que odia más en la existencia son las colas. Makako odia las colas, cuando tuvo la suya fue muy incómoda para él, y ya vuelto un enfermo mental, esa molestia permaneció en su cabeza, pero este odio a las colas también se debe al trauma que los saiyajin le generaron al Makako del pasado, además, Makako sabe las debilidades de las colas de aquella raza y por lo mal que se encuentra su cabeza, cree que todas las colas poseen esas debilidades, así que no solo las odia, también las ve como cosas inútiles, aunque irónicamente también sabe de las ventajas que brindan las colas de saiyajin, pero aun así su odio es tan profundo que prefiere alejar a quien sea de una cola.

    Relaciones

    AnimeManga.jpg

    ZL ZL es el amo y salvador de Makako, o al menos eso es lo que cree el namekiano chiflado. La relación de estos dos es un buen ejemplo de relación tóxica; por un lado, Makako venera al androide por haberle salvado la vida cuando llegó al planeta wikia, viendo al bio-androide como un equivalente a Kamisama; por el otro lado, el pobre ZL vive un tormento al tener a este loco como "compañero inseparable", y la conducta y habilidades de Makako solo empeoran la situación. 

    Aun así, y pese a que el bio-androide ha tratado de matar al namekiano incontables veces, parece que ZL se ha acostumbrado de tener a Makako como acompañante, así que existe la posibilidad de que esta relación tóxica reciba un cambio para bien, o en el peor de los casos... para mal.

    KimmyRemake.png

    Kimmy Kimmy es la prima hermana de Makako. Desde el nacimiento de Makako, ellos se supieron llevar bien y crecieron juntos como si fueran completos hermanos, disfrutaban mucho de jugar y ayudarse el uno al otro, y aunque con el tiempo Makako se fue dedicando más a sus investigaciones con la magia, él siempre tuvo presente a su prima y nunca tuvieron algún problema serio entre ambos.

    Sin embargo, la mayor muestra de cariño por parte de Makako fue su decisión de alejarse, aunque esto no es así para Kimmy, quien sufrió mucho con esto sin entender que Makako realmente hacía lo correcto porque sería peor el haberse quedado y dejar que su prima viera de cerca cómo es que él iba perdiendo lo poco que le quedaba de su cordura para convertirse en la extraña cosa que es actualmente. Él quería lo mejor para Kimmy, y por eso decidió alejarse para nunca más volver, porque así no le haría daño, aunque lamentablemente sí le terminó causando un daño con su triste despedida, sin embargo, queda en duda lo que podría pasar si se volvieran a encontrar.

    Kami mkk.png

    Kamisama Kamisama es el abuelo y padre adoptivo de Makako. El deseo de Kamisama por impedir a toda costa que sus nietos se corrompieran por las maldades del mundo como le ocurrió a él, sumado al hecho de que Maraca y Bandoneon fueron los únicos hijos malnacidos de Piccolo Daimaoh que les pudo dar una segunda oportunidad de vida, fueron sus principales motivaciones para criar a los dos namekianos del clan Humano de la mejor forma posible, engriéndolos desde sus primeros años de vida y enseñándoles todo lo necesario para evitar que surja cualquier posibilidad de corrupción en ellos, pero el trato hacia Makako terminó siendo más especial, pues el extraño potencial que demostraba como mago y su forma de pensar y ver las cosas que eran más maduras que las de Kimmy hicieron que Kami lo considere como su sucesor, por lo cual tuvo una relación más cercana con él.

    Kamisama fue todo un padre y maestro para Makako, él estaba ahí para aconsejarle de todo, incluyendo los temas como el pasado de Piccolo Daimaoh y el clan demonio como tal, pero hubo un único problema que no consideró, la falta que le haría a su nieto una vez dejara de existir en el mundo mortal junto a toda la carga y responsabilidad que le cedería a un vulnerable Makako tras los sucesos ocurridos durante la invasión de los saiyajin.

    Mr. Popo mkk.png

    Mr. Popo Mr. Popo fue algo así como la niñera de Makako, pero al igual que Kamisama, también fue un maestro para el peliverde. Mr. Popo estuvo ahí para aconsejar y entrenar a Makako, siendo muy importante para su formación, y fue el único que le pudo dar consejo después de lo ocurrido en la invasión de los saiyajin, aunque esto no sirvió de mucho más que para asegurar la arriesgada decisión que tomó Makako sobre convertirse en un guerrero de la forma más efectiva pero peligrosa posible.

    Goku mkk.png

    Goku Goku es uno de los mejores amigos de Makako, además de ser la persona que el namekiano admiraba más antes de caer en la locura. Fue Goku quien despertó la curiosidad de Makako hacia los guerreros, pues le sorprendió la idea de que un joven haya derrotado a Piccolo Daimaoh rejuvenecido, y durante la estadía del saiyajin en la atalaya de Kami, ambos pudieron conocerse mucho mejor, llevándose bastante bien, al punto de que Makako decidió servir como un compañero de entrenamiento junto con Kimmy. Cuando Makako usó su magia para cambiar sus características de humano a saiyajin, él intentó basarse en Goku para ser un saiyajin puro y heroico, pero para su desgracia, las cosas no salieron como él pensó.

    Pregunta.png

    Piccolo Piccolo es el tío/abuelo de Makako. El peliverde veía a Piccolo con cierto miedo dado a las cosas que Kamisama le contaba sobre él y Piccolo Daimaoh, apodándolo junto a Kimmy "tío malo", sin embargo, la decisión de Piccolo sobre proteger la Tierra de los saiyajin y lo que Kamisama le comentó acerca del corazón de su contraparte que, al parecer, se estaba ablandando, hizo que Makako tuviera una relación más neutral con él.

    Pregunta.png

    Bandoneon Bandoneon es el padre y vida pasada de Makako antes de renacer. Pese a que solo se conocieron por un corto tiempo y esto fue en la conciencia de la tercera vida de Makako, Bandoneon se convirtió en la persona más odiada por el peliverde antes de que su conciencia se uniera de manera forzada a la de él para definir la rota y desquiciada mentalidad del Makako actual, pues pese a ser su propia reencarnación, Bandoneon lo condenó con la maldición que le aplicó a su hijo durante su nacimiento.

    Bándoneon aprovechó la naturaleza bárbara del nuevo cuerpo de su hijo (o sea, la naturaleza saiyajin) para que Makako no pudiera controlar el resultado de su renacimiento sin importarle que su propia conciencia y la de su hijo se desvanezcan dado a su obsesión por mantener el legado de su clan y sentirse útil, convirtiéndose en el principal culpable de la locura que Makako posee actualmente.

    Pregunta.png

    Colas Las colas son el peor enemigo de Makako. Este odio surgió desde su renacimiento; la cola que le creció tras modificar sus características de humano a saiyajin le resultaba muy incómoda, pues lógicamente no estaba acostumbrado a tener una, y como Makako sabía de la debilidad de las colas de saiyajin y estaba desesperado por, el peliverde fue perdiendo su cordura al mismo tiempo que esa molestia hacia su cola se intensificaba, hasta que solo quedó el loco que todos conocemos, y dado que la conciencia del anterior Makako y Bandoneon se desvaneció casi por completo para formar la nueva y demente conciencia del peliverde, todas las molestias que el anterior Makako tenía hacia las colas provocó que el nuevo ser tuviera un gran odio a estas, teniendo como meta "heroica" librar al mundo de las colas al verlas como un mal que debe ser exterminado, cosa que es lo más "heroico" que se le puede ocurrir a este sujeto.

    Por supuesto, Makako mantuvo los conocimientos que tenía hacia las colas de saiyajin, incluyendo sus pros y contras, solo que su mente rota le hace creer que todas las colas hacen lo mismo, pero pese a su gran odio a estas, él tiene el dato de que podría convertirse en un ser muy poderoso si se regenerara la cola y ve la luna llena (o sea, los ozaru), y si se encuentra en una batalla demasiado apretada para él, existe la pequeña posibilidad de que deje su orgullo a un lado para aprovechar el poder de su cola (lo cual para él sería como hacer un pacto con el diablo), pero lo que él no sabe es que esto sería el detonante de una técnica secreta y muy peligrosa que posee...

    Pasado

    Supongamos que eres un animal, puedes ser cualquiera, en serio, después de todo da igual (te recomiendo no elegir alguna clase de reptil y no poseer cola), porque estás presente en el mismo lugar, ¿presente a dónde? Bueno, estás en un bosque, mirando lo alto de este, o para ser más exactos, estás observando la colina más alta, allí, en la punta, hay algo que todos los animales ven, y lo extraño (o normal) es que casi todos los presentes (menos las cosas que son iguales a eso que ves) sienten temor, ¿será este tu caso? No te lo pregunto desde tu perspectiva de humano en sí, sino en la de un animal, o bueno, puede ser cualquiera, estoy casi seguro que si lo vieras en carne propia te sentirías igual de aterrado, sobre todo si tomamos en cuenta que "eso" ya te dio varios motivos para que te asustes, aun si él mismo no se ha percatado de ello, ¿que quién es él? Ninguno de los presentes lo sabe, solo apareció un día al borde del colapso y de repente se convirtió en las peores pesadillas de este bosque, se trata de un lunático que ahora mismo no para de golpearse repetidas veces el pecho mientras entona un grito como si fuera un Tarzán loco, y vaya que lo está, de hecho, está tan loco que ahí lo puedes ver en la punta de la colina imitando a un gorila rabioso mientras mira fijamente al sol, ¡y el muy enfermo lo hace sin parpadear! Ah, espera... es que no tiene párpados, qué tramposo resultó, pero es tan extraño e inquietante que si el sol tuviera vida, tengo la certeza de que se sentiría amenazado, e incluso aterrado de que esa cosa no deje de mirarlo y que encima guste del dolor que le provoca a sus ya muy irritados ojos.

    Y seguramente te sigues preguntando lo que es, yo te puedo decir que ese hombrecillo es un verdadero fenómeno de la naturaleza que no debería existir, pero lo consiguió (para desgracia de él y muchos otros), sin embargo, si quieres saber de él, entonces puedes venir aquí, a lo más profundo de este hoyo sin fondo que tiene como conciencia, una mentalidad rota que, para entender, deberás armarla de nuevo, como un rompecabezas, y la primera pieza se haya en tiempos muy lejanos, tanto así que ni él existía en ese tiempo, sino aquel deforme que lo engendró.

    Primera vida

    La decadencia del Clan Demonio

    El escenario es diferente al que se mostró antes, pero tiene dos cosas en común: está hecho un alboroto y se encuentra infestado de monstruos, aunque estas criaturas se ven más como unos reptiles demoniacos, y si hablamos por el lugar en sí, es una ciudad hecha ruinas; se puede ver que aquellos demonios imponentes se reúnen en un solo punto mientras llevan consigo bebidas alcohólicas de todo tipo que encuentran por ahí, es evidente que se preparan para una fiesta, ¿pero de qué? Simple, de su triunfo contra los débiles humanos, el "eterno" reinado de su padre, Piccolo Daimaku.

    Tal vez este escenario lo hayas visto en la historia de cierto personaje, el caso es que todo se ve igual, las mismas cosas pasan, incluyendo la borrachera que Daimaoh se metió durante la celebración, y por supuesto, la grandiosa decisión de engendrar hijos en esas condiciones, ¿el resultado? Una generación de malnacidos deformes, más horrendos que los hijos "normales" del rey, aquellas bazofias, o más bien los que no murieron poco después de nacer, tuvieron que convivir con el clan, pero diablos, pobre Daimaoh, esas cosas no hacían nada bien, no solo carecían del poder que el clan tenía, la condición de sus frágiles cuerpos era deplorable, simplemente eran una humillación para el imponente clan demonio, y de ahí la historia se repite; un tal Mutaito derrota al gran Piccolo Daimaoh mientras que un grupo de estos inútiles hijos sobrevivieron porque no fueron a pelear y prefirieron esconderse para no dar pena en la batalla, y ahora ellos son lo único que queda de su familia.

    Estos fenómenos no pueden vengar a su clan, así que solo les queda buscar refugio fuera de la civilización que destruyó a su familia (no quieren juntarse con ellos porque lo ven como una ofensa para su clan, aunque ellos de por sí lo son), pero esto sería una mala idea porque en cada lugar a donde iban, se topaban con las fieras de la naturaleza, y claramente no tenían lo necesario para defenderse, debían buscar otras alternativas, y uno de ellos lo sabía bien, un fenómeno de nombre Bandoneon.

    ¿Quién es este sujeto y cuál es su deformidad? Bueno, puedes tomar su nombre como una pista; tiene unos brazos muy alargados, tanto así que tocan el piso, es como si mantuviera la técnica del Ataque Místico, ¿suena bien, no? Seguro que sí, pero la verdad es que resulta una tortura, porque su débil cuerpo no tiene la capacidad para levantar esos brazos libremente, y encima están como torcidos, cuando los mueve mucho se pueden oír sus huesos; de ahí el nombre. Pero por si sus brazos no fueran suficiente tortura (si el pobre supiera todo por lo que pasará), debes tomar en cuenta que estos fenómenos van cambiando de hogar por los animales que se encuentran, o sea que deben correr para no ser comida de las fieras, y correr es precisamente lo que menos le da a Bandoneon; la única razón por la que no está muerto se debe a que el fenómeno aprovecha el tamaño de sus brazos para recolectar más comida que otros, esto le ha permitido ganar algo más de atención e incluso tiene un grupo de amigos (aunque él los ve más como compañeros) que tratan de ayudarlo cuando pueden.

    Pero él ha visto en cámara lenta cómo sus hermanos eran cazados uno por uno mientras los demás huían con sufrimiento; era un escenario terrible, y a él le afectaba de forma muy personal, no porque tuviera un fuerte sentimiento de afecto hacia sus hermanos (de hecho, en el fondo los desprecia por ser la humillación del clan, pero para su desgracia es igual que ellos), sino porque él es uno de esos fenómenos que, pese a ser una deshonra para el clan, se toman muy en serio lo de ser parte de la "familia del mal" y ver que esa familia se desmorona por depender de unos pobres diablos que se caen a pedazos por sí solos es sumamente irritante para él.

    Con esto te puedes dar la idea de que Bandoneon tiene un gran orgullo hacia su clan, cosa que es cierto, aunque ese orgullo solo es hacia su padre y hermanos guerreros, pues en cuanto a él y sus hermanos malnacidos, siente que ya no merecen llamarse la "familia del mal" y lo único que busca permaneciendo con esos inútiles hermanos es sacar provecho de esa idea que tienen sobre seguir siendo el clan demonio y trabajar en equipo para su supervivencia; Bandoneon sabe lo que le conviene, y su fuerte deseo por sentirse útil para el clan demonio le da la idea de que él y su lamentable generación tienen un único objetivo en la vida: mantener la supervivencia del clan, y para lograrlo, deben recurrir a cualquier medio...

    Sí, Bandoneon tiene una idea de cómo sobrevivir, pero esa solución es lo último que su clan querría hacer, juntarse con los humanos; toda esta generación sabe bien que convivir con los humanos serían terrible y su padre se querría matar por una decisión como esa, y por eso no quieren manchar el orgullo del clan de esa forma, pero en la lógica de Bandondeon esto no sería manchar el orgullo de la familia (o tal vez sí, pero no tanto como todos piensan, al fin y al cabo las decisiones de Bandoneon son una mezcla entre lo rastrero que es y el hecho de buscar desesperadamente un propósito en su clan), porque si su único objetivo en la maldita vida que les ha tocado es sobrevivir, deben tomar las mejores decisiones para ello, de esa forma estarían cumpliendo con su papel, y por lo tanto, estarían "enorgulleciendo" a su clan.

    Decision

    Aprovechando que cada cierto tiempo los "líderes" del clan (un grupo de "consejeros" que en realidad solo sirven para dar la ilusión de que siguen siendo el clan demonio y realmente no ayudan en casi nada) se reúnen junto a los demás deformes para debatir entre todos sobre qué se hará en los próximos días, Bandoneon propuso su idea y rápidamente fue mal vista, pero el fenómeno explicó la situación por la que pasaban en base a los hechos; cada vez perdían a más miembros por hacer lo mismo de siempre, de nada serviría entrenar sus cuerpos, preparar más "armamento" o priorizar las provisiones si al fin y al cabo no eran guerreros y tampoco tenía el cuerpo adecuado para recolectar grandes cantidades de comida, todas las opciones relacionadas a buscar la forma de sobrevivir en los bosques serían inútiles, y el paso del tiempo ya lo demostraba.

    Por supuesto que quiero ser como nuestros hermanos, de hecho, ¡¡Anhelo ser como ellos!! Y desgraciadamente nunca seré así, ¡Nadie de aquí lo será! Pero eso ya lo saben, ¡el problema es que nuestros dichosos esfuerzos no valen nada! Ustedes los del consejo solo saben hablar, pero no importa lo que digan, al final  siempre es lo mismo, pérdida tras pérdida, no hay cambio alguno ¿y qué hay de nuestros "guerreros"? Diablos, ¿en serio creen que son guerreros solo por llevar un arma consigo? ¡Es casi lo mismo que darle un arma a un niño humano y decir que es un guerrero! Nadie aquí es un guerrero de verdad, ¡Ah, pero se hace lo que se puede! ¿Y acaso ese esfuerzo ayuda en algo? ¡No! La historia es la misma, nuestros supuestos guerreros son una farsa, ¡Nadie es competente! ¡¡Todos somos unas basuras!! ¿Pero entonces que nos queda? Ahí es donde entra la razón del por qué hacemos esta reunión, necesitamos encontrar la manera de SOBREVIVIR, ¡Eso es lo único honorable que podemos hacer por el clan! ¡Mantenernos con vida! Y si eso es lo único que podemos hacer... ¡¡Entonces debemos hacer lo posible por mantener la supervivencia del clan!!
    Sobrevivir es lo único que importa.


    Las cosas que Bandoneon decía eran muy dolorosas para sus hermanos, incluso les costaba aceptar la realidad, pero por más molesto que resultara, Bandoneon tenía razón; si no iban con los humanos, todos iban a morir.

    Entonces los fenómenos finalmente aceptaron la propuesta con su orgullo lastimado, y al día siguiente comenzaron a viajar a diferentes direcciones; era claro que no sería fácil adaptarse a la nueva vida, convivir con los humanos sería muy incómodo e incluso había temor de ser rechazados por formar parte de la familia del mal, pero Bandoneon había dejado claro que este no sería el caso ya que ningún humano pensaría que ellos son del clan demonio y más bien sentiría pena por lo deformes que son.

    Ahora lo que esta generación debía hacer era aprovechar que la humanidad trataba de recuperarse del caos provocado por Piccolo Daimaoh y sus hijos guerreros para conseguir un trabajo y lograr subsistir, era lo mejor que podían hacer en sus terribles condiciones, y es por esto que se separarían, para buscar cualquier trabajo y así mantener su supervivencia; el plan de Bandoneon parecía ser bueno, y el muy rastrero consiguió salvarse de seguir con la misma rutina de buscar comida y arriesgarse a morir de forma muy dolorosa, aunque resulta irónico que justamente él fue quien la pasó peor en esta nueva forma de vivir...

    Los fenonemos del circo

    Él fue junto a ese grupo de "amigos" que te había contado en busca de trabajo, pero lo que encontraron fue a un dúo de cazadores ilegales que necesitaban dinero debido a la destrucción que había causado Piccolo Daimaoh y sus hijos, así que para mala suerte de los 7, o más bien de los 6 porque antes de ir a la civilización uno del grupo ya había muerto, estos cazadores lograron capturar a la gran mayoría, incluyendo a Bandoneon; solo uno de ellos, que se llamaba Maraca, había logrado esconderse bien de los humanos, pero se quedó solo y tuvo que arreglárselas para sobrevivir sin ningún hermano (igual ese fenómeno ya no importa, al menos no de momento), mientras que los demás terminaron siendo vendidos en un lugar "adecuado" para ellos, con un sujeto sumamente odioso y de voz chillona como jefe.

    ¡¡¡BUENOS DÍAS, CABALLEROS!!! ¡O mejor dicho fenómenos! ¡Me presento, soy Mr. Baoz, el dueño y organizador de este circo! ¡Verán, ustedes me costaron una fortuna! ¡Pero confío en que harán un buen trabajo como los fenómenos que son! ¡Sin embargo,  si su acto resulta ser un fracaso...! Les aseguro que les costará más caro de lo que me costaron a mí...
    El irritante "jefe" de Bandoneon.


    La vida puede llegar a tener su sentido del humor, esto seguro es un ejemplo de ello; ahora resulta que sus deformidades sirven para algo, un trabajo: el de fenómenos del circo. Lo mejor (o peor) es que hacen muy bien su trabajo, solo deben quedarse quietos o haciendo alguna tontería mientras el público se burla y disfruta del show, pero al menos deben recibir una merecida paga, ¿no? Bueno, si con merecida paga nos referimos a pasar encerrados como los animales de ese circo o ser tratados como esclavos del lugar mientras todas las personas incluyendo los miembros del circo se burlan de ellos y les dan comida, entonces supongo que sí (al diablo, este circo es horrible, pero dentro de poco estarán en un lugar mucho peor).

    Y obviamente no pueden escapar; si no están en su show y tampoco están sirviendo para limpiar las cosas, entonces permanecen en su jaula, y por si te lo preguntas, sí, Bandoneon es el que la pasa peor por tener la deformidad más peculiar, prácticamente es la "estrella" del acto, encima ese maldito de Baoz se la pasa humillándolo no solo por ser el que le da más risa sino también por darse cuenta que él siente una especial envidia hacia su poder (Baoz es un psíquico, viene del mismo clan que Chaoz, y la envidia de Bandoneon se debe a que la familia del mal debería ser capaz de hacer cosas así, pero él no sabe).

    pero dentro de poco estarán en un lugar mucho peor, ese momento ha llegado; las últimas veces que estos fenómenos hicieron su acto frente al público, hubo alguien que los observaba interesado, ese sujeto tenía relación con Baoz, y estaba realizando una investigación para algo que resultaría muy ofensivo para el clan demonio, o al menos para Bandoneon, y al parecer, tenía el derecho de quedarse con los fenómenos de Baoz para sus "experimentos". Fue así que de un día para otro, el grupo de hermanos dejaron el circo inconscientes para ser llevados a un lugar completamente distinto.

    Como ratas de laboratorio

    Según el extraño de nombre Akam, él los sacó del circo porque tenía la intención de darles un verdadero propósito, uno "digno" para lo que son realmente (sí, este tipo, que es una cabra humanoide, es el primero entre todos los sujetos que Bandoneon y sus compañeros conocieron en su viaje que se presenta sabiendo que son demonios, o sea que de alguna forma conoce sus orígenes, pero esto no se los dijo a los malnacidos); era claro que Bandoneon y compañía tenían muchas dudas sobre el sujeto y el lugar donde estaban (que según la cabra era un templo), pero decidieron escucharlo y aceptar su propuesta de quedarse en ese lugar porque preferían ser miembros de un templo raro a quedarse en sus tristes vidas como fenómenos del circo, después de todo, la cabra los tentaba con darles un buen propósito, así que tal vez no les podría ir peor... ¿verdad?

    La respuesta es sí, sí les puede ir peor. Resulta que ese templo pertenece a una secta a la que Baoz también forma parte, y esa cabra es algo así como el miembro más importante, por eso tenía el derecho de llevarse a los fenómenos, ¿y qué hace esta secta? Bueno, aparte de ayudar a sus seguidores (conformados por pequeños pueblos engañados por la "cultura" de estos tipos), se la pasan capturando personas de diferentes partes del mundo para torturarlos y sacar provecho de ellos, ya sea sacrificando sus cuerpos al dios que veneran, o haciendo algo más, el caso es que con los fenómenos realizarán diversos experimentos; al menos no los van a sacrificar, aunque eso hubiera sido mejor, ya que Akam y otros miembros de la secta se encargarían de forzar sus cuerpos para conseguir algo de ellos (la pregunta es qué quieren con estos fenómenos exactamente), y si bien pueden sanar las heridas de sus frágiles cuerpos, nada quita el hecho de que el dolor en su momento es insoportable, es como torturar el cuerpo de un niño sin parar mientras lo sanas solo para repetir el proceso o realizar alguna otra tortura, y por supuesto, el daño físico no sería lo único que recibirían, también afectaría su estado emocional y mental, y esto simplemente no le importa a Akam, porque lo único que quiere es aprender de ellos.

    Pasa un día y la cordura de estos malnacidos baja un peldaño; pasa una semana y los "sujetos de prueba" sienten que están en un atroz manicomio; ahora pasa un mes y se sienten en el infierno; sus cuerpos se ven obligados a soportar daños terribles y aguantar otros tipos de tortura, en muchos casos estas torturas involucraban las deformidades que poseían, así que el daño sería todavía peor de lo que ya debería ser por sus frágiles cuerpos y mente afectada por lo vivido en la naturaleza y el circo.

    Está claro que los de esta secta torturan a los malnacidos de formas muy violentas, en especial Akam, que siente mayor interés en ellos que con las demás personas que tienen raptadas, de hecho, todos aquellos que son capturados por esta secta son llevados a la parte subterránea de este templo para ser dejados en calabozos, pero estos fenómenos tienen su propio cuarto que se haya escondido en la parte baja de lo que vendría siendo la sala principal de la habitación del "sumo sacerdote" Akam, ¿pero a qué se debe esta obsesión? Eso es algo que los fenómenos y sobre todo Bandoneon descubrirían meses después, pero para su desgracia, ese tiempo ya sería suficiente para tener su cordura hecha pedazos.

    La clase para un "mejor" proposito

    Pasó el tiempo que te mencioné y el interés de Akam hacia los fenómenos empezó a disminuir, pues no lograba nada más que torturarlos continuamente, así que poco a poco les fue permitiendo explorar el lugar, pero no como miembros de la secta, sino como esclavos; ahora debían colaborar con la limpieza de cada rincón, incluyendo los cuerpos que no servían para nada y el cuarto de la cabra, aunque igual recibían torturas en ciertas horas del día o la semana, pero que las torturas hayan disminuido ya daba igual porque los pobres diablos estaban traumados, sin embargo, Bandoneon seguía mortificado por el hecho de que su plan de ir a la civilización resultó terrible para él, estaba harto, pero no quería matarse porque de hacerlo no habría logrado nada por la familia del mal (si antes estaba desesperado por conseguir un propósito, ahora estaba totalmente loco y traumado por eso), pero en esos días donde tenían que llevar cadáveres a un cuarto especial dónde son recolectados para los cultos paganos, el grupo de fenómenos encontró una sala oculta entre el pasillo que los llevaba a dicho lugar y el cuarto de Akam; lo que encontraron fue más cuerpos, pero estos no tenían forma humana, resultaban familiares... eran cuerpos de sus hermanos guerreros en proceso de putrefacción.

    El grupo trató de olvidar la escena, pero Bandoneon vio ese horrendo escenario como algo terrible para su clan; la locura de Bandoneon le hacía creer esa cabra tramaba algo que sería como un insulto hacia lo que fue el clan demonio, y la verdad estaba en lo cierto, así que se convenció así mismo con la idea de que si descubría la verdad detrás de lo que Akam quería con esos cuerpos y detenía sus planes, entonces lograría algo bueno por su clan y finalmente sentiría que logró un propósito; entonces se obsesionó con descubrir los planes de Akam, de hecho, quería asegurarse de ser él quien lo descubriera, su locura le hacía despreciar más a sus hermanos malnacidos, solo le importaba lograr ese propósito aprovechando que debían limpiar todo el lugar, y entre tanto encontró una pista, algo de gran valor para Akam que se hallaba en su cuarto, Bandoneon se centró en la limpieza de esa habitación, hasta que finalmente descubrió que ese objeto era un libro, y también halló la llave que servía para abrir el escondite de aquel objeto.

    Bandoneon se dio cuenta que ese libro era el más importante de la secta tras relacionar información que había oído del lugar, pero tras pasar las páginas se fue dando cuenta de algo; ese libro no era solo una biblia de aquella secta, también tenía escrito secretos de diferentes culturas, especialmente sobre la brujería y algo llamado Ki. Bandoneon no podía leerlo todo en un solo día, pues aunque Akam pasaba la mayor parte de su tiempo fuera de la habitación, de vez en cuando podía volver, sin embargo, tras pasar unos días de haber descubierto el libro, Bandoneon descubrió la verdad detrás de esa secta y lo que quería de él, o más bien, de lo que alguna vez fue el clan demonio.

    ¡M-maldita cabra desgraciada! Sabía que ese dios suyo no debía ser real, p-pero estos infelices... han pasado siglos robando y eliminando diversas culturas de este planeta p-para ganar más poder... ¡¡y ahora este tipo busca saber de mi clan!! ¡¡ESTE MALDITO QUIERE APRENDER LAS HABILIDAD DE LA FAMILIA DEL MAL!! Por eso nos trajo aquí, por eso nos usó c-como sus... miserables sujetos de prueba... ¡por eso dejo de prestarnos tanta atención! El maldito se dio cuenta de que somos unas basuras... ¡HA! ¡Entonces no puede descubrir los secretos de mi familia...! ¡¡PERO AÚN ASÍ ESTÁ COMENTIDENDO UNA OFENZA!! Yo... yo debo detenerlo, ¡Sí, debo detenerlo por el orgullo del clan, jajajaja! ¡Si lo consigo honraré a la familia del mal, ya no seré tan basura como mi inútil generación! Y este libro es la llave de mi ascenso... aprenderé lo que esa cabra de mierda sabe, o al menos aprenderé algo, ¡¡Eso me servirá para huir y arruinar los planes de este infeliz!!
    La llave del ascenso.


    Esta secta es básicamente la razón del por qué hay tan pocos usuarios del Ki o la magia en tiempos de Mutaito, pero eso no le importa a Bandoneon; ahora que sabía la verdad y tenía todas las instrucciones de diversas técnicas y conjuros escritos en ese libro, Bandoneon estaba plenamente dispuesto a proteger el legado de su familia y evitar que su orgullo se siga manchando por cualquier medio, lo mejor para Bandoneon es que hay varias cosas en ese libro que no requieren de tener el cuerpo de un guerrero para su realización, solo necesitaba de tiempo y dedicación para aprender algunas cosas que se encuentren en el libro; esto le permitió conocer sobre el Ki y aprender un poco sobre usar el suyo propio, obviamente no sería capaz de lanzar destellos de energía como sus hermanos guerreros, pero al menos logró aprender cosas como levitar, lo que le ayudaría a mantener sus molestos brazos en el aire cuando quisiera, y por supuesto, también aprendería algunos conjuros que resultarían útiles en su dañada cabeza con la idea de que podría volverse alguien poderoso con ayuda de ese libro.

    Escape

    Estas ideas no solo le permitieron conocer secretos vinculados a su familia que no sabía o temas de diversas culturas humanas, también podía ir moldeando un alocado plan que consistía en eliminar todo tipo de humillación hacia la familia del mal, y cuando encontró información de las esferas del dragón, se dio cuenta que su plan podría terminar con la resurrección de su padre; la idea sonaba fabulosa, su propósito de asegurar la supervivencia del clan se cumpliría, y él por fin dejaría de ser una completa basura (lo malo del plan es que Daimaoh no está muerto, así que no puede revivir al clan, y para cuando se dedique a buscar las esferas, descubrirá que deberá esperar un año porque otro ya la habría usado...), pero este plan implicaba algo que seguro verás como muy inhumano y egoísta de su parte: si quiere revivir al clan y para ello primero debe eliminar cualquier insulto hacia su familia, entonces debe asesinar a todos sus hermanos malnacidos, y con el estado mental que tiene y lo rastrero que es, el sujeto no tendría ningún problema con hacerlo.

    Entonces se la pasó los últimos meses perfeccionando su desquiciado plan; debía ser rápido, pues Akam ya había perdido el interés en los fenómenos, así que podría ser capaz de sacrificarlos, y algunos de sus hermanos ya sospechaban de Bandoneon, pero lo consiguió, el rastrero estaba listo para ejecutar su plan, y un día, aprovechando la distracción de quienes se encargaban vigilando las celdas, Bandoneon usó el manejo del Ki que aprendió y robó la llave de las celdas para abrirlas mientras limpiaba el lugar.

    Los prisioneros, la mayoría traumados por todo lo que vivieron, estaban confundidos al ver que las llaves de cada celda flotaban en el aire y abrieron las rejas, pero al cabo de unos segundos no tardaron en salir y armar un intento de escape, los guardias fueron superados por el número, y rápidamente todo se armó en caos.

    Los fenómenos se dieron cuenta de que era su oportunidad para escapar, pero para su desgracia, Bandoneon comenzó a cazarlos uno por uno usando los poderes psíquicos que tenía, y lo consiguió, el traidor había matado a sus propios hermanos por su cordura hecha pedazos, y tras tanto alboroto, el fenómeno por fin pudo escapar, llevándose consigo algunas páginas del libro de Akam y una bola de cristal que usaba para ver visiones; Bandoneon había completado su primera fase del plan, finalmente era libre, y ahora debía seguir con la segunda fase del plan: asesinar a sus demás hermanos.

    La peste

    Dicha fase no debería ser muy complicada, el resto de su generación también era débil, y con ayuda de la bola de cristal que robó y su sentido del Ki podría localizar a cada uno.

    Solo debía ocultarse de Kamisama, pues según el libro, podía observar cada rincón de la Tierra desde su atalaya, sin embargo, el deforme tenía bien planeada la fase dos, así que aprendió de antemano un hechizo que le permitía volverse completamente indetectable para todos los sentidos incluyendo el de la percepción del Ki; era un hechizo muy común en la secta de Akam ya que con él pudieron ocultarse de cualquier enemigo por el transcurso del tiempo.

    Pero Bandoneon sabía que esto no sería suficiente para evitar que Kami sospeche de las misteriosas muertes de esa pobre generación, así que tenía un segundo hechizo que se complementaría con el otro.

    Tomando en cuenta lo deformes que son estos malnacidos, prácticamente nacieron enfermos y con una esperanza de vida corta, lo que Bandoneon aprovechó al aprender un hechizo que se usaba para empeorar las condiciones de un enfermo como una maldición de esa secta.

    Con esto, Bandoneon fue matando a cada miembro restante de su generación sin ninguna sospecha de Kami, quien pensaba con tristeza que era algo normal por sus débiles cuerpos, y aquellos humanos que se relacionaron con algunos de los deformes no se preocuparon ya que todos eran vistos como unos pobres diablos. Al final Bandoneon quedó como el último de su generación, incluso podía comprobarlo con la bola de cristal ya que no hallaba rastro de algún hermano suyo que siguiera con vida.

    Sin embargo, había uno que lo dejaba pensativo al buscar su paradero en la bola de cristal, pues siempre que lo hacía, veía la imagen del basto cielo lleno de nubes; ese hermano era Maraca, el pobre que se separó del grupo de Bandoneon hace tanto tiempo.

    El loco dedujo que esto era una señal de su muerte, pero la verdad era muy diferente…

    Soledad

    Pensando que había "preparado el camino" para la resurrección de su padre, era tiempo de pasar a la fase tres del plan: la recolección de las esferas del dragón, pero a partir de aquí comenzó a tener varios tropiezos.

    La bola de cristal no le mostraba ninguna ubicación; Bandoneon pensó que esto se podría deber a que las esferas estaban demasiado lejos de su posición, cosa que tendría sentido ya que después de todo él no era un brujo experto en el uso de su magia, pero la verdad era que las esferas ya habían sido utilizadas y, por lo tanto, se convirtieron en simples piedras que la bola de cristal no podía reconocer.

    Bandoneon sabía que esto pasaba cuando las esferas eran utilizadas porque fue parte de las cosas que Akam escribió en el libro, y una vez que comenzó a pensar en la posibilidad de que esta sea la respuesta del problema, entró en desesperación porque tendría que esperar un año aproximadamente para recolectar las esferas mientras permanecía oculto.

    Sin embargo, Bandoneon pensó en quién podría haber recolectado las esferas, pues tenía entendido que eran objetos poco conocidos y difíciles de hallar. El escenario le resultaba muy extraño, no dejaba de pensar en la idea de que las esferas fueron utilizadas por alguien que trataba de frustrar sus planes; esa persona podía ser Kami.

    Pensaba que Kamisama descubrió su ubicación y planeaba un castigo contra él, lo que fue empeorando su condición mental, ya no se sentía seguro ni con el hechizo para camuflar su presencia, tenía miedo, y la situación le hizo recordar sus con Maraca.

    No veía el sentido que él se hallara en las nubes, pero si ese cielo representaba la muerte de Maraca, ¿por qué la bola de cristal no le mostraba lo mismo cuando buscaba la ubicación de otro hermano muerto? Algo no cuadraba, y eso inquietaba más a Bandoneon, incluso pensó que Maraca sabía de sus acciones y buscaba vengarse de él, o peor aún, temía por la posibilidad de que Maraca estuviera aliado con Kami.

    Pero eso último no debería ser posible, ¿o sí?

    Para la mente enferma de Bandoneon, sus acciones están justificadas porque trata de enorgullecer al clan, pero aliarse con Kami sería traición, sin dudas Maraca debería pagar con su vida por tal insulto, pero él sabía que aliarse con Kamisama era terrible y se sentía parte de la familia como todos los demás fenómenos, así que no debería ser posible que esté con él, ¿pero qué tal si la imagen del cielo es un aproximado a una ubicación muy lejana? ¿Qué tal si dicha ubicación es la atalaya de Kamisama?

    Todo parecía tener relación; el misterio de las esferas, la imagen del cielo, la atalaya… la situación desesperaba tanto al loco que deseaba poder matar a su hermano, pero su locura y delirio no le permitieron percatarse que su salud estaba empeorando; Bandoneon se dio cuenta tarde que estaba muriendo de a pocos.

    El pobre malnacido se pudría en su soledad, la ansiedad y el miedo le hacían querer rendirse, pero de hacerlo, solo habría conseguido asegurar la extinción del clan, no solo sería un completo inútil sino que además defraudaría a su familia como ningún otro.

    Esto le afectaba tanto que comenzó a ver y oír cosas por un evidente trastorno de psicopatía desarrollado; donde estaba su sombra o reflejo veía a un hermano deseoso por acabar con él, cuando escuchaba sonidos extraños o durante los momentos de puro silencio, oía gritos e insultos de sus hermanos, se sentía observado por toda su generación.

    Para colmo de males, el tema con Maraca, las esferas y Kami seguían carcomiendo su mente, así que en un acto de gran desesperación, Bandoneon se aferró a la idea de que Maraca era el traidor y no él, ahora su objetivo era encontrar a su hermano y asesinarlo por su "traición" (claramente estaba tan mal de la cabeza que ya no sabía lo que hacía, pero increíblemente había algo de verdad en su paranoia).

    Improvisa

    Obviamente no tenía un plan para esto, debía relacionar más las cosas para al menos saber cómo llegar con Maraca, y todo parecía apuntar a que era necesario ir a la atalaya. Bandoneon no quería ir al territorio de Kami, pero no se le ocurría otra forma, y aun así, ni sabía cómo llegar a un lugar tan alto, sin embargo, si supuestamente Maraca lo logró, ¿por qué él no podría?

    Estaba seguro que no debió hacerlo por cuenta propia, y tomando en cuenta que Kamisama puede ver toda la Tierra, lo más probable es que Kami fue hacia Maraca por alguna razón, que podría haber sido un grito de piedad para tener una mejor vida; esta idea le parecía la correcta a Bandoneon porque hacía notar la dichosa traición de Maraca, pero el fenómeno no era capaz de cometer la misma traición.

    O tal vez sí, solo que a sus ojos tendría una justificación.

    Si se dejaba encontrar y pedía misericordia a lo que sea, Kami podría apiadarse de él como supuestamente hizo con Maraca, y si iba a la atalaya con intenciones de eliminar a su hermano, estar en territorio de Kamisama no sería una traición sino un ataque sorpresa por el orgullo de su clan, lo que convencía al enfermo de Bandoneon para dejarse encontrar sin sentir vergüenza de ello.

    Entonces decidió hacer eso pese a que se arriesgaba demasiado, si mataba a Maraca podría ser asesinado o humillado por Kami y al final el clan se extinguiría, pero Bandoneon estaba tan mal de la cabeza que solo buscaba cualquier forma para justificar sus acciones y lograr un propósito, así que se preparó para estar listo y evitar cualquier sospecha de Kami.

    Durante ese tiempo pensó en cualquier manera para matar a Maraca y ver la posibilidad de escapar, y tras sentirse listo, se deshizo de todo objeto que pudiera delatar su pasado y sus verdaderas intenciones. Al día siguiente canceló el hechizo que lo hacía indetectable para tratar de llamar la atención de Kamisama.

    Bandoneon se ocultaba en un bosque solitario pidiendo ayuda de forma aleatoria como si estuviera sufriendo por la vida que tenía, lo cual era cierto y se notaba su mal estado, pero nadie atendía al llamado, y así continuó por un buen rato mientras la desesperación lo invadía; se sentía más observado que nunca por el hecho de tener desactivado aquel hechizo y cuando oía algo pensaba que se trataba de sus hermanos buscando venganza.

    Con cada minuto, sus esperanzas bajaban y su miedo se elevaba, llegó a tal punto que el malnacido dejó de fingir en su totalidad, realmente quería ayuda de lo que sea…

    Pero entre tanto pánico se le presentó una misteriosa persona que, sin decirle ni una palabra, lo levantó para subirlo a su alfombra voladora y de un segundo a otro, viajaron hasta lo más alto del cielo. Cuando Bandoneon se dio cuenta, ya no estaba en el suelo sino por encima de las nubes, en un lugar completamente diferente: la atalaya de Kamisama.

    En frente de Dios

    El hombre lo ayudó a bajar de la alfombra mientras Bandoneon trataba de comprender la situación, pero cuando empezó a sospechar lo que era correcto, notó que había alguien más junto a él.

    Has sufrido mucho para sobrevivir hasta ahora, pero ya no tienes por qué temer, eres bienvenido aquí.
    El enemigo: Kamisama.


    Bandoneon estaba impactado, frente a él se hallaba una figura semejante a la de su padre, pero tenía un aura distinta, sin dudas era Kamisama. El fenómeno no sabía cómo responder al comentario de Kami, se le quedaba mirando sin percatarse que temblaba de pies a cabeza mientras el dios se mostraba serio pero amable, con intenciones reales de ayudarlo.

    Llegó a preguntar si él era Kamisama pese a lo obvio, y el imponente dios le respondió que sí pero también le dijo que no debía temerle, pues le dio la orden a su sirviente Mr. Popo de traerlo hasta la atalaya para ayudarlo de la mejor forma posible; Bandoneon comprendió que Kami lo veía como el último sobreviviente de su generación, pues era consciente de las muertes “naturales” que sufrieron y ahora tenía la oportunidad de salvar a uno de ellos.

    Pero Bandoneon no tenía por qué saber de esto a menos que tuviera algo que ver con esas muertes, y considerando ese caso, el fenómeno solo se puso a preguntar muy asustado y alterado por las razones de Kami para ayudarlo pese a que era el enemigo directo de su padre, a lo que Kami confesó haber observado a su generación y viendo cómo es que trataron de sobrevivir como pudieron hasta que cada uno fue muriendo por las bajas defensas de sus cuerpos. El malnacido fingió sorpresa y confusión hasta el punto de tirarse al llanto y la frustración, ¡Sus hermanos estaban muertos…! Vaya novedad, ¿no?

    Al parecer, sus tiempos en el circo le ayudaron a saber actuar mejor en situaciones donde se tuviera que ver como un pobre miserable, y con sus asquerosas lágrimas de cocodrilo, el malnacido “sufría” por la noticia, e incluso llegó a mostrarse con intenciones de saltar desde tan alto para alejarse de Kami y no humillar más a su prácticamente extinto clan.

    ¡¡ALÉJENSE!! ¡LES JURO QUE SALTARÉ SI SE ACERCAN! Y-yo como último miembro de mi familia no puedo estar en un lugar como este, ¡Prefiero la muerte! Así que… ¡¡O me bajan con esa alfombra, O YO MISMO BAJARÉ!!
    El sujeto más cobarde y rastrero.


    Realmente parecía dolido, pero lo peor del asunto era que Kami no podía darse cuenta del engaño porque al ver su interior, notaba el sufrimiento, asco y repudio de Bandoneon, comprendió que el pobre estaba mal tanto en mente como en alma, lo que le hacía pensar que sí sería capaz de cometer una locura como la de tirarse desde la atalaya, sin embargo, Kami estaba confundiendo los sentimientos del enfermo, pues aunque su dolor y frustración eran reales, esto se daba por todo lo que vivió en su miserable vida, mas no estaba relacionado con la idea de que sus hermanos murieron, lo más cercano era el asco que parecía sentir por la noticia, pero esto era porque él ya sentía asco de sus hermanos; el alma de Bandoneon no mentía, pero tampoco decía la verdad.

    Kami trató de calmar la situación al usar los deseos de supervivencia que tenía Bandoneon, pues notó que en su interior también había un fuerte sentimiento por mantenerse con vida, esto dejó pensativo al loco, quien se mostró cada vez más dudoso de tirarse aunque en el fondo todo era una actuación; al final se dejó llevar por su frustración y miedo, quedando de rodillas en el suelo mientras reflejaba desesperación.

    El dios se le acercó lentamente hasta ponerse frente a él y alzarle la mano para ayudarlo a levantarse, el deforme no tuvo de otra más que dejarse ayudar aunque seguía mostrando mucha desconfianza hacia Kami, se le notaba lo inestable desde sus nerviosos ojos; el dios de la Tierra sentía mucha pena por él, sabía que esa generación había sufrido mucho, pero ninguno de los que observó parecía haber sufrido tanto como él, de hecho, pudo notar el dolor del malnacido desde que encontró su ubicación, fue por su condición que decidió traerlo a la atalaya, sabía que necesitaba ayuda urgentemente.

    Sin embargo, y aunque todo era cierto, esto era parte del plan improvisado de Bandoneon, quien ahora solo debía mantenerse en el papel al haber convencido a Kami con la primera impresión; sabía que Kami era muy piadoso y con esto pudo comprobarlo por cuenta propia.

    Kami le explicó que tenía planeado darle hospedaje hasta que pudiera poner en marcha un plan que tiene para acabar con su sufrimiento y darle una segunda oportunidad, obviamente Bandoneon se mostró dudoso y desconfiado ante la idea, pero en el fondo sabía que debía hacerle caso para conseguir información y ver la forma de encontrar al supuesto traidor de su hermano, así que se vio forzado a aceptar mientras seguía con su papel de fenómeno indefenso,  incluso arrastraba sus brazos como normalmente hacía antes de aprender la levitación para no levantar ninguna sospecha; era claro que debía mantener la fachada hasta el tiempo que sea necesario.

    La pequena gran verdad

    Sus intenciones de encontrar a Maraca le hicieron notar algo en el interior de la atalaya, en una habitación profunda: podía percibir una débil energía. Bandoneon no podía hacer notar que la sentía, así que solo actuó con normalidad, pero en el fondo se preguntaba si acaso se trataba de Maraca, pues dicha energía le recordaba a su hermano.

    Desde el momento en que Kami y Mr. Popo lo atendieron en el interior de la atalaya, Bandoneon permaneció dudoso y pensativo, su desconfianza y locura no le permitían dejar la idea de que todo era una trampa para acabar con él, Kami llegó a notar esto por su mirada y la incomodidad de su alma, sabía que a este no sería nada fácil de convencer por el claro orgullo a su clan y lo enferma que estaba su cabeza, además que notaba maldad en él.

    Sin embargo, Bandoneon también se sentía así por presencia que notó en el interior, no podía evitar el pensamiento de que fuera Maraca, y aquella segunda oportunidad de la que Kami le habló le causaba aún más preguntas, debía saber lo que estaba pasando.

    Ya habían pasado unos días desde el hospedaje en la atalaya y tanto Kami como Mr. Popo trataban de atenderlo de la mejor forma posible para ablandar su corazón y hacerlo sentirse seguro, pero el fenómeno parecía estar igual, seguía pensativo por las palabras de Kami y la presencia que parecía ocultarse.

    Estaba seguro que había alguien más en la atalaya, cosa que podía comprobar cuando se quedaba solo con Kami mientras Mr. Popo supuestamente iba a otro lado sin más solo para visitar a esa misteriosa persona e incluso podía sentir que aquel sujeto se paseaba por la atalaya o iba a las afueras, era como un fantasma merodeando por el lugar, y lo peor es que conforme pasaron los días, Bandoneon lo reconocía cada vez más como Maraca a pesar de notar algo raro en su esencia.

    ¿Qué podía significar? El fenómeno tenía muchas dudas pero su cabeza enferma lo alentaba más a creer que sí era Maraca, y al convencerse por completo, buscó la forma de dar con él.

    Tras haber permanecido en la atalaya por un mes, Bandoneon parecía mejorar en comportamiento pues se mostraba más acostumbrado a pasar en ese lugar a pesar de que su cuerpo presentaba problemas de salud pese a la atención que se le daba debido a la corta esperanza de vida que tenía, sin embargo, en el fondo todo era una fachada para ganarse más la confianza de Kami y tener mayor libertad para andar en la atalaya, lo cual consiguió y fue lo que le permitió seguirle el rastro a esa misteriosa presencia.

    Un día, aprovechando que Kami veía la Tierra desde las afueras de la atalaya y Mr. Popo atendía otras cosas, Bandoneon pasó por la habitación donde sentía a quien parecía ser su hermano, nunca había conseguido acercarse tanto a aquella energía, pero ahora que estaba tan cerca podía notar con claridad que en el interior de aquella presencia se hallaba su hermano, ¡sus sospechas eran ciertas, estaba seguro de que era él!

    Se puso ansioso por verle la cara y descargar toda su frustración en él para liberarse de su carga y sentir que podía enorgullecer al clan, era el momento de hacer pagar a su hermano y dejar en claro que Maraca siempre fue el traidor y no él, así que sin más, abrió la puerta para demostrar que tenía razón.

    Pero…

    ¡Con que todo este tiempo estuviste aquí, ¿eh, Marac…?!
    …¿Maraca?


    Bandoneon recibió una pequeña gran sorpresa; su hermano no estaba en aquel cuarto, no había rastro de él, pero aun así sentía su presencia y sin embargo, la única persona que se hallaba en la habitación era…

    ¿Una niña?

    Ambos se veían con ojos de confusión; mientras la pequeña parecía asustada por la apariencia del fenómeno, Bandoneon daba vueltas en su cabeza al mismo tiempo que veía con indignación y asco a la joven pálida que parecía una humana, no entendía la razón de por qué le recordaba a Maraca, ¿Qué tenía que ver esa niña con su hermano? Nada parecía tener sentido, pero una cosa era cierta: esa niña tenía el aura de Maraca.

    El malnacido se acercó a la niña mientras arrastraba sus brazos, quería ver la manera de saber lo que era y cuál era su relación con Maraca, pero esto solo asustó más a la pequeña, quien veía al deforme como un monstruo salido de una pesadilla, pero lo más extraño era que, en el fondo, una parte de ella parecía reconocer al deforme, lo que Bandoneon llegó a sospechar por la mirada asustada y confundida de la niña.

    Sin embargo, la situación hizo que Bandoneon se olvidara de Kami y Mr. Popo, así que terminó siendo atrapado ya que ambos descubrieron que Bandoneon había ingresado a la habitación de la niña.

    Estando los cuatro en el mismo lugar, la atmósfera de la situación se tornó aun más incómoda de lo que ya era.

    La niña corrió de impulso hacia Kami y Mr. Popo cual una hija va a los brazos de sus padres en busca de protección, y mientras se ocultaba detrás de sus piernas, Bandoneon clavaba su mirada en la niña con sumo asco y repudio, fue entonces que le preguntó con rabia a Kami por esa cosa, quería saber qué diablos era y por qué le provocaba una sensación… familiar.

    Kami supo que había cometido un error con Bandoneon, no debió darle tantas libertades aun sabiendo que si encontraba a la pequeña este reaccionaría de esa forma, pero ahora no podía cambiar lo que ya estaba hecho, así que le dijo la verdad.

    Esa “cosa” de la que hablas tiene nombre, Bandoneon… pero en el pasado se llamaba Maraca, era uno de tus hermanos y tras vivir bajo el dolor y la humillación terminó aceptando una segunda oportunidad, esa pequeña es su nueva vida.
    Esa pequeña se llama Kimmy.


    El terrible dilema

    Era increíble y terrible a la vez. Por más loco que estuviera Bandoneon, sus sospechas siempre fueron ciertas, su hermano era el traidor, pero lo peor era la forma de traición tan despreciable que cometió; no solo dejó que el enemigo principal de su padre lo ayudara, sino que esa ayuda convirtió al infeliz en una especie de humano.

    No sabía cómo es que pasó, pero la situación horrorizó tanto al deforme que no pudo contener sus gritos, se escucharon en toda la atalaya y el basto cielo, fue tan ruidoso y repentino que la niña lloró del susto, así que Kami le ordenó a su sirviente que se llevara a Kimmy, nombre que encolerizó más a Bandoneon e hizo que deje de gritar mientras insultaba a Kami y Maraca en su mente.

    ¿Kimmy? ¡¿C-cómo que Kimmy, pedazo de basura?! ¡SU NOMBRE ES MARACA! Ese es el nombre que nuestro padre le dio… ¡¡EL NOMBRE DE ESE MALDITO TRAIDOR!!
    Hermano traidor…


    Cuando Kamisama y Bandoneon se quedaron solos en la habitación, el segundo le pidió encolerizado una explicación al primero; había entendido que esa segunda oportunidad de la que hablaba era convertirlo en un miserable humano, pero no entendía cómo es que logró algo así con Maraca, aunque en el fondo estaba casi seguro que tenía algo que ver con las esferas. Kami finalmente le confirmó que su plan consistía en volverlo un humano por medio de las esferas del dragón, y tras darle una explicación de aquellos objetos mágicos, Bandoneon se quedó congelado de la indignación.

    Bandoneon: ¿T-tienes idea de l-lo que estás diciendo?  Me costó aceptar tu asquerosa ayuda, pero esto… ¡ES INACEPTABLE! ¡No solo tratas de convertirme en algo que no es mi clan! ¡Quieres que sea uno de esos humanos, aquellos que mi poderosa raza masacró, aquellos que terminaron con mi padre, aquellos idiotas que me hicieron vivir en la humillación, el dolor y el infierno mismo! ¡¡TÚ QUIERES QUE SEA UNO DE ESOS MISERABLES!! ¿¡Estás demente!? –Decía sumamente alterado y asqueado mientras miraba con furia a Kami-

    Kamisama: Entiendo que odies la propuesta, pero debes entender que hago esto por tu bien, yo he visto tu interior, has sufrido demasiado, comprendo tu dolor y es precisamente por eso que quiero darle un nuevo sentido a tu vida, ¡una nueva oportunidad! Por favor, déjame ayudarte como hice con tu hermano –Le suplicó seriamente el dios de la tierra-

    Bandoneon: ¡NO! ¡N-no pienso ser una de esas b-basuras! ¡NUNCA! –Respondió solo para salir de la habitación, tropezando en el intento con sus propios brazos, por lo cual Kami trató de ayudarlo a levantarse pero se negó aun con el dolor- ¡P-puedo levantarme yo… solo…! ¡No necesito tu ayuda! –Dijo mientras se levantaba con mucha dificultad para tratar de mostrarse fuerte aunque evidentemente no lo era.

    El fenómeno fue con cuidado hacia su cuarto mientras lloraba del dolor, repudio e indignación hasta encerrarse en su habitación, sentarse a un lado del piso y seguir con su lamento; gritaba sin cesar mientras se abrazaba el cuerpo con sus alargados brazos que parecían un chaleco de fuerza amarrado al loco de Bandoneon.

    Sentía muchas emociones a la vez que recordaba diferentes cosas de su asquerosa vida, todas le mostraban que tenía un cuerpo deplorable y ahora estaba frente a un dilema: ¿debía permanecer con ese asqueroso cuerpo que le tocó para mostrar el orgullo del clan hasta el final o debía renunciar a él para por fin sentirse útil?

    Se frotaba todo el cuerpo hasta arañarse la piel mientras recordaba sus primeros miserables días de vida, la humillación que pasaba con los de su clan, la derrota de su familia que lo llevó a los bosques donde también pasó pena, el encuentro con los cazadores, Baoz y su infame circo, Akam y su maldita secta, Kami y su desgraciado plan... cada recuerdo le susurraba lo mismo: “basura”, para colmo, esa niña lucía sana, mucho más de lo que estaba Bandoneon, quien podía oler a la muerte acercarse por su frágil cuerpo.

    Bandoneon se alteraba cada vez más al punto de escuchar voces de todos lados y ver siluetas de todas las personas que conoció, incluyendo a Maraca extendiéndole la mano mientras le pedía que acepte la propuesta de Kami, y por supuesto, veía a su padre asqueado por él.

    La situación fue tan grave para Bandoneon que el pobre diablo perdió el conocimiento.

    Al despertar, se percató que estaba echado en su cama mientras era atendido por Mr. Popo, el fenómeno rápidamente trató de alejarse, pero ni siquiera sabía qué hacer, así que solo se tapó con sus sábanas mientras Mr. Popo le pedía calma y llamaba a Kami para que viera su estado.

    Al llegar a la habitación, el dios de la Tierra le pidió a su asistente que lo dejara a solas con Bandoneon, a lo que hizo caso y tras salir, Kami trató de conversar con el fenómeno. Este se negaba a hablar, pero el dios insistió al hablarle para tratar de hacerlo entrar en razón, mostrándole que no tenía caso seguir ese orgullo si los de su propio clan lo despreciaban.

    Bandoneon no quería seguir la conversación, pero en el fondo su lado egoísta y deseo de supervivencia le hacían escuchar al dios, sabía que tenía razón pero no quería aceptarlo, sin embargo, decidió seguir escuchando y Kami consiguió dejarlo pensativo.

    Luego de ese momento, Kami no le insistió a seguir el tema y solo se la pasó atendiéndolo para tratar de llegar a él mientras que Bandoneon paraba en su cabeza durante cada día, una parte de él quería demostrarle a Kami que no necesitaba de esa asquerosa propuesta suya, pero con el pasar del tiempo se daba cuenta que definitivamente  iba a morir por la debilidad de su cuerpo y que esa segunda oportunidad era la única forma para dejar esa miserable vida.

    Pero adentrarse en el tema le daba mucha pena y rabia, le dolía en el alma porque parecía estar cediendo ante las palabras de Kami, a este paso no tendría ninguna excusa para no considerarse un traidor, sin embargo, este escenario y la carga que tenía le hacían querer buscar otra vía, algo por lo cual pueda librarse de ese horrendo cuerpo sin que pusiera más en vergüenza a su clan, así que mientras pasaba más tiempo, le pidió más especificaciones sobre lo que Kami le iba a pedir a Shenlong para cambiar su vida.

    Fue así que Bandoneon comprendió el plan de Kamisama por completo, lo que dejó al fenómeno más incómodo porque si Kami pedía que él tuviera las energías para engendrar un huevo totalmente sano, entonces podría liberarse de sus deformidades por un momento antes de reencarnar en aquel pequeño que saldría del huevo; Kami le estaba dando la opción de lograr su supervivencia, rehacer su vida y ser útil para algo a cambio de rechazar a la familia que lo trataba como basura.

    Estaba claro que Bandoneon quería aceptar, Kami incluso llegó a sentir esto en el aura del fenómeno, y ya faltaba poco para que las esferas pudieran ser utilizadas otra vez, además, al malnacido también se le acababa el tiempo, estaba muriendo y no había matado a Kimmy, no había “vengado” a su clan, les había fallado…

    O tal vez podría usar una última jugada.

    Es verdad que no pudo hacer nada contra Kimmy y que deseaba reencarnar, pero si pudiera encontrar la forma de que esa segunda vida siguiera su legado, entonces podría morir en paz.

    El malnacido comprendió que jamás habría conseguido hacer un plan perfecto, pero eso ya no importaba porque solo debía improvisar, sobre todo ahora que tenía la oportunidad de conseguir un cuerpo útil, tal vez se volvería un asqueroso humano, pero si conseguía asegurar que ese hijo garantizara la supervivencia del clan demonio, entonces estaría totalmente dispuesto a seguir el plan de Kami, y como sabía cada paso que Kami tenía planeado, buscó entre sus memorias algún hechizo que le resultara útil.

    Al recordar bien las cosas que aprendió del libro de Akam, se dio cuenta que había un hechizo que, usándolo de la forma correcta, podría lograr algo semejante a lo que quería, y al pensar bien en su última carta, decidió aceptar la propuesta de Kami.

    El legado y la jugada maestra

    El día había llegado, las esferas por fin podían volver a ser utilizadas, por lo que Mr. Popo fue a buscarlas en diferentes rincones del planeta mientras Kami y Bandoneon se preparaban. El primero estaba realmente contento de haber convencido al segundo, incluso le aseguró que haría lo posible por darle una muy buena vida a su futura reencarnación, Bandoneon estaba enfermo y sentía que le quedaba poco tiempo pero aun así él también parecía contento, y la verdad lo estaba, pero no era por el simple hecho de reencarnar, se trataba del momento donde por fin dejaría esa basura de cuerpo y le sedería su legado a quien vendría siendo su hijo.

    Mr Popo consiguió las esferas y las llevó a la atalaya, donde Kami conjuró a un imponente dragón verde con ojos carmesí, Shenlong.

    Bandoneon quedó impresionado al ver aquella criatura mágica, la cual preguntó por el deseo que se le pediría no sin antes saludar al Kamisama de la Tierra.

    Kamisama: Shenlong, como puedes ver, tengo a un amigo similar al que le di mi apoyo hace un año, él ha tratado de sobrevivir como pudo y aunque ya está al borde de la muerte, fue capaz de mantenerse con vida hasta ahora, pero las cosas por las que ha pasado han sido mucho más desastrosas que las vividas por Maraca, y quiero darle la oportunidad de redimirse para reencarnar en algo mejor –Luego de esto, tomó aire y continuó- Dale la habilidad de engendrar un huevo que contenga un ser completamente sano, uno opuesto a los hijos de Piccolo Daimaoh en todo sentido como se lo concediste a Maraca, y claro, para ello, te pido nuevamente que le des las fuerzas necesarias para engendrar el huevo.

    El dragón concedió el deseo y mágicamente Bandoneon se vio rodeado por una luz que le quitó sus dolencias y deformidades, ahora podía mover sus brazos sin sentir la incómoda sensación de que estuvieran torcidos, realmente podía sentir que su cuerpo ya no era tan horrendo.

    Kami entonces le pidió amablemente que hiciera su parte y Bandoneon accedió sin quejarse, alegrando a los presentes.

    Sin embargo, hizo una pausa y le pidió un último favor a Kami: quería ponerle un nombre a su hijo.

    El dios de la Tierra se sorprendió ante la propuesta; recordó que nunca le dio a Maraca la oportunidad de darle nombre a su hija, y Bandoneon estaba pasando sus últimos momentos de vida, su corazón bondadoso no podía negarle esa última voluntad al pobre, así que aceptó la propuesta con mucho gusto.

    Con dicha respuesta, Bandoneon tomó energías mientras su garganta empezaba a inflarse hasta que finalmente engendró un huevo que contenía al pequeño con las características dadas por el deseo. Todos estaban contentos mientras que Bandoneon se preparaba para dar su último respiro y otorgarle un nombre a su hijo, no sin antes darle las gracias a Kami por la oportunidad que le dio.

    Y esa oportunidad se resumía en un nombre…

    Ma-ka-ko…
    Un legado.


    La alegría de Kami y Mr. Popo se vio interrumpida por un momento cuando sintieron algo extraño emanando de Bandoneon poco antes de darle nombre a su hijo, pero cuando lo hizo y notaron que no pasó nada se tranquilizaron; grave error, pues no entendieron que Bandoneon se aprovechó del punto débil de Kami: su corazón extremadamente bondadoso.

    Para ti seguro es un nombre gracioso, incluso debes pensar que Bandoneon se lo sacó de un mono (y digo esto porque Kami lo creyó así debido a que la pasaba en el bosque…), pero no tiene nada que ver con esos primates; Bandoenon sabía que el corazón de Kami era muy bueno pero también ingenuo, obviamente le dejaría concederle un nombre a su hijo, ¿y qué mejor idea que hacer pasar el nombre de una maldición como algo inventado por el loco de Bandoneon?

    Así es, ese nombre tan raro y peculiar era uno de los hechizos que Bandoneon aprendió, una maldición que usaba la secta de Akam para maldecir a los recién nacidos o los hijos que estaban por nacer; Bandoneon estaba tan mal de la cabeza que no dudó en condenar a su hijo y reencarnación para conseguir un miserable propósito.

    Lo peor es que Kami no sabía nada de esto; el dios había caído en la trampa por su ingenuidad, y el moribundo de Bandoneon lo sabía, esbozando una sonrisa maliciosa mientras veía aquel huevo engendrado solo para caer al suelo y morir estallando para darle paso a la vida de su reencarnación.

    Kami y Mr. Popo se acercaron al huevo, contemplando que este comenzó a romperse hasta finalmente mostrar la figura de la nueva vida. Dado que Shenlong se sintió muy avergonzado cuando Maraca reencarno en una niña, esta vez no se tomó las cosas tan literal como aquella vez, así que la apariencia del recién nacido era la de un varón, uno pálido y con un cabello verde limón al igual que sus ojos; era muy similar a Kimmy.

    Pero hablando de la niña, ella estuvo escondida en la entrada principal de la atalaya husmeando lo que Kami y Mr. Popo hacían con ese monstruo que la asustó aquella vez; se sorprendió al ver a Shenlong y lo que Bandoneon expulsó de su boca, mostrando una evidente atención a lo que sucedía, pero Kmai y Mr. Popo ya sabían que ella los estaba espiando, así que aprovecharon el momento para llamarla.

    Querían que viera a su nuevo amigo, pero también era una forma para comprobar si el deseo salió bien y de paso lograr que la reencarnación de Bandoneon se lleve bien con Kimmy.

    Ella vio un poco temerosa al bebé al saber que, de alguna forma, salió del monstruo de los brazos, pero al notar que se parecía a ella pensó que era amigable, así que lo saludó con algo de duda solo para ver que el recién nacido repitió la acción con algo de curiosidad mientras mostraba una cara casi como de no saber dónde estaba parado (aunque en el fondo tenía cierta idea de ello), causando la risa de la pequeña, la cual contagió al niño y se puso a reír también.

    Al parecer, no había ningún problema entre los dos, lo que alegró a Kami y Mr Popo, quienes también comenzaron a reír. Como el deseo había salido bien, Shenlong se despidió sin más, asombrando al dúo de pequeños por su imponencia y partida, sobre todo al joven Makako que apenas había nacido y ya podía ver a una criatura tan maravillosa como ese dragón (irónico porque mucho tiempo después los dragones le resultarían más que sorprendentes…); ahora habían dos miembros del clan humano, y Kami estaba muy feliz por eso.

    Lástima que Bandoneon había logrado burlarse del dios justo en frente de sus narices.Has sufrido mucho para sobrevivir hasta ahora, pero ya no tienes por qué temer, eres bienvenido aquí. |El enemigo: Kamisama.

    Segunda vida

    Su burbuja: La magia

    ¿Recuerdas al Tarzán loco? ¡Pues aquí está!

    Bueno, en realidad no es el mismo pero… él también se llama Makako, así que tranquilo, solo déjame continuar.

    Como te mencioné, Kami le prometió a Bandoneon que cuidaría a su hijo de la mejor forma posible, así que pensó en criarlo junto con Kimmy para mantenerlo alejado de la civilización humana; de esa forma, tanto Kimmy como Makako se mantendrían puros mientras reciben las enseñanzas de Kami y Mr. Popo hasta poder convivir con los humanos una vez estén bien preparados.

    Sin embargo, Makako era muy peculiar, desde temprana edad mostró una afiliación especial al ki y la magia; Kami no entendía a qué se debía esto, ¿y cómo iba a entenderlo si ni sabía que Bandoneon manejaba magia y cierto nivel de su Ki?

    Así es, esa era la razón de por qué Makako mostraba un talento mayor que Kimmy en el uso de su energía y la magia, el chico heredó la experiencia de Bandoneon y gracias a ello podía manejar mejor sus habilidades, lo que asombraba a Kami y Mr. Popo por su potencial como mago.

    Este talento hizo que Makako le fuera prestando más atención a la magia conforme crecía; quería entenderla completamente al igual que sus alrededores, demostrando un pensamiento más curioso y maduro que el de Kimmy.

    Su curiosidad le ayudó en el aprendizaje del mundo, incluyendo la historia de los humanos, pero tenía un pequeño problema: no sentía interés por los sucesos donde destacaban la fuerza humana. Esto se debía a lo mucho que les costaba hacerse fuertes en contraste con Kamisama y Mr. Popo, quienes sí eran grandiosos.

    Aquel pensamiento causó que no le prestara atención a la fuerza, pues al ser una especie de humano, su perspectiva le hacía ver que nunca podría ser verdaderamente fuerte como sí lo eran sus mentores. Ellos no estaban de acuerdo con ese pensamiento, sabían que entrenar el cuerpo era bueno, y como Kimmy tenía disgusto a la violencia por ser demasiado pacifista, notaron que debían buscar una forma peculiar para entrenarlos.

    La solución al problema vendría siendo el deporte, ya que Makako y Kimmy jugaban mucho, pero en este caso estarían realizando un entrenamiento especial al ubicarse en lo más alto del cielo, lo que costaría mucho más esfuerzo que entrenando en tierra por la falta de oxígeno, y como ellos están acostumbrados a ese entorno, podrían practicar sin problemas y conseguir un mejor entrenamiento.

    Pero Kimmy le agarró más costumbre al ejercicio que Makako, pues mientras más crecía, su interés por el estudio era mayor y esto se evidenciaba cuando Kami les permitió conocer al maestro Karin y la Tierra Sagrada que se encontraba a los pies de su torre; allí recibieron una nube voladora y Makako trató de comprender lo que era además de sus orígenes e incluso llegó a interesarse por las semillas del ermitaño que Karin plantaba, logrando replicarlas con su magia tras estudiarlas por un largo tiempo y comprender lo que era en su totalidad.

    Kami se asombraba con el progreso de Makako hasta el punto de comenzar a considerar la idea de que ese potencial no fue por pura casualidad.

    Empezó a creer que tal vez Makako estaba destinado a ser su futuro sucesor, así que fue a él quien le contó más detalles sobre su pasado e incluso le habló de Piccolo Daimaoh cuando lo vio conveniente.

    A la larga Kimmy también recibió información sobre estas historias para que los dos conocieran bien el pasado de su querido abuelo y el rey de los demonios, llegando a contarles sobre sus propios padres y el origen del clan humano, pero como era de esperarse, Makako se vio más interesado que Kimmy debido a los diversos conflictos y catástrofes que se dieron con el reinado de Daimaoh, sin embargo, estas historias tampoco ayudaron a que Makako dejara su desinterés por la fuerza, ya que le dejaron más claro que ningún peleador podría tan si quiera acercarse al poder de Piccolo y Kami.

    El terrícola no tenía algo que lo inspirara para tomarse más en serio la fuerza ya que confiaba mucho en la magia, cosa irónica ya que su padre sí habría deseado adquirir poder con toda el alma, pero su confianza en la magia también era algo heredado del trastornado Bandoneon por la idea de no ser un inútil como el resto de su generación gracias a las habilidades mágicas que aprendió.

    Sin embargo, tarde o temprano esa inspiración tenía que llegar, y surgió con un acontecimiento que lo dejaría atónito.

    Aquel que inicio el cambio

    Era un año donde la paz del mundo podía caer como castillo de naipes a causa del regreso de Piccolo Daimaoh. Kami estaba nervioso por este suceso, sabía que si su contraparte recuperaba todos sus poderes, el mundo volvería a una era de sufrimiento, y para mala suerte de la humanidad, el rey de los demonios pidió un terrible deseo a Shenlong:

    ¡¡Quiero que me entregues la juventud eterna!!|El retorno del gran rey de los demonios.

    Piccolo Daimaoh estaba de vuelta con todo su poder, lo que alertó a Kami quien no sabía qué hacer frente a esta situación; si mataba a su contraparte él también moriría, por lo tanto, la Tierra ya no tendría a su mayor protector, y aunque Makako era un posible candidato al cargo, lo cierto es que todavía le faltaba mucho por aprender.

    Los dos del clan humano notaron la preocupación de Kami y este sabiendo que debía ser claro con ellos les dijo lo que sucedía. Mientras Kimmy paraba nerviosa por los horrores que podrían surgir, Makako se preguntaba cómo podrían salir de esta situación, pues sabía que nadie de allá abajo sería capaz de igualar y mucho menos superar a ese demonio; solo un milagro podría salvarlos esta vez…

    Y el milagro… ¡llegó! En forma de un niño con cola de mono.

    Cuando Kami dio la noticia y los detalles a Mr. Popo, Kimmy y Makako, los tres quedaron muy sorprendidos, pero el más impactado y confundido por la información era el último; tal vez no te parezca alucinante que ese chico derrotara a Piccolo, pero a los ojos de Makako eso era prácticamente imposible para un mortal, no tenía sentido, y sin embargo era cierto; en el fondo quería conocer a ese muchacho sin darse cuenta que por primera vez en su vida estaba experimentando un genuino interés en la fuerza de alguien que no sea Kami, ni Mr. Popo o Piccolo Daimaoh y sus hijos.

    Ese mismo día, Kamisama le pidió a Kimmy y Makako que se quedaran adentro de la atalaya hasta recibir su señal para salir; los dos pidieron detalles pero Kami lo dejó en secreto diciéndoles que si conseguía hablar con esa persona, podrían conocerla.

    Ambos pensaban que podría tratarse de aquel joven guerrero, pero si lo iban a conocer en persona eso quería decir que muy posiblemente visitaría la atalaya, cosa que no veían muy creíble ya que ningún humano había visitado el lugar, pero sus dudas comenzaron a desvanecerse cuando sintieron un Ki muy poderoso llegando a su hogar.

    Tenían mucha curiosidad por saber lo que estaba pasando, pero debían obedecer a su abuelo, sin embargo, pasado un rato, Kami les habló por telepatía a los dos para que salieran y conocieran al visitante.

    Al salir, se vieron cara a cara con el chico que derrotó a Piccolo Daimaoh, un muchacho de nombre Son Goku.

    Sabían que debían mostrarse dignos de vivir en la sagrada atalaya de Kamisama, pero se veían un poco dudosos de cómo reaccionar ya que jamás habían recibido visitas, sin embargo, al notar que el chico era muy amigable, ambos comenzaron a hablar con más tranquilidad y fluidez, no obstante, Makako quería saber cómo hizo ese joven para derrotar al mismísimo demonio, pues mientras estaba dentro de la atalaya, sintió que el chico tuvo una pelea con Mr. Popo y no parecía rival para él.

    Básicamente quería estudiar a Goku por sus habilidades de pelea, y él no se daba cuenta de lo que significaba eso, pero Kami sí, y en el fondo estaba muy impresionado; al fin había alguien del mundo mortal que le hacía sentir curiosidad por el poder de un guerrero.

    Aprovechando la situación, Kami mencionó que, como Goku aún no estaba acostumbrado a pelear en un lugar tan alto, Kimmy y Makako serían sus compañeros de entrenamiento. Esto tomó por desprevenidos a los peliverdes, pero el segundo comenzó a razonar el plan de Kamisama y se dio cuenta de lo que estaba pasando, era la primera vez que sentía interés en un humano por sus poderes de guerrero y Kami se había percatado de esto, así que quería aprovechar la ocasión para darle un entrenamiento serio a él y a Kimmy, quien también estaba interesada en el joven peleador.

    Además, ser compañero de entrenamiento le sería muy útil para ver las habilidades del chico a detalle, y esto era lo que Makako quería estudiar de él. Kami había pensado muy bien su jugada e incluso el propio Goku se vería beneficiado al tener un mejor entrenamiento que le serviría para derrotar a la reencarnación de Piccolo Daimaoh en el 23° Tenkaichi Budokai.

    Fue así que los nietos de Kami ayudaron en el entrenamiento de tres años. Gracias a esto, los tres se hicieron muy buenos amigos y el dúo se acostumbró al entrenamiento, pero entre los dos, el más interesado en apoyar a Goku fue Makako, realmente estaba impresionado por las habilidades y el progreso del muchacho con el pasar del tiempo, y esta motivación adicional le permitió esforzarse más en colaborar con su amigo, haciéndose mucho más fuerte en el proceso y demostrando que la idea de Kami había sido éxito; su nieto aprendió a valorar la fuerza.

    Más alla de la magia

    Pasaron tres años, y el momento más esperado por Goku y compañía llegó: era el día del 23° Tenkaichi Budokai.

    Goku se despidió de todos y fue rumbo al torneo, pero Kami sabía que el joven no quería matar a Piccolo, además, realmente no era el único, sus nietos también deseaban encontrar la manera de que su abuelo no muriera, así que decidió tomar el cuerpo de un humano para ingresar como peleador y encerrar a Piccolo en el Mafuba mientras Kimmy y Makako iban disfrazados de jóvenes humanos para espiar al demonio desde el público.

    Kimmy estaba algo incómoda por tener que ver peleas tan de cerca, pero Makako se veía interesado porque pudo ver a otros guerreros que mostraban un poder muy superior al de un peleador ordinario, y muchos de esos eran los amigos de Goku que el chico les había contado durante esos tres años.

    Sin embargo, cuando se dio el combate de Piccolo y Kami, quedaron impactados ya que el plan de Kamisama falló y terminó sellado en el Mafuba, dejando a Goku como la última esperanza para todos.

    Tras eso, Goku les contó toda la verdad de Piccolo y Kamisama a sus amigos además de su relación con Kimmy y Makako, quienes se mostraron como aliados en la lucha contra Piccolo y sus planes, pero no podían conversar demasiado, porque el combate tan esperado estaba a punto de suceder.

    La pelea entre ambos guerreros estremecía a todos, cada movimiento era alucinante y poco a poco el combate se fue tornando más destructivo; era evidente que se trataban de los seres más formidables que Makako y el público entero había visto.

    Sin embargo, el entrenamiento que Goku tuvo con Mr. Popo, Kimmy y Makako le permitió mostrarse superior al hijo de Daimaoh, derrotándolo y cumpliendo su sueño de ganar el Tenkaichi Budokai.

    Goku dejó vivo a Piccolo e incluso le dio una semilla del ermitaño para que se recuperara, lo cual no fue bien visto por los presentes pero con eso Kami pudo seguir viviendo, alegrando a sus nietos. Kamisama aprovechó la oportunidad para pedirle a Goku que lo reemplazara, pues ese guerrero le hizo pensar que tal vez lo mejor para Makako y el mundo entero era que su sucesor fuera él y no su nieto.

    Pero como seguro ya te puedes imaginar, el terrícola solo le sacó la lengua y se fue con su prometida, dejando a Makako como el único potencial candidato otra vez.

    Tras la despedida de Goku, todos se fueron a sus casas, no sin antes hacerse amigos de los peliverdes, pero al pasar un tiempo, Kami tuvo una conversación personal con Makako y fue ahí que le dijo la verdad: Él lo veía como su futuro sucesor.

    El chico pálido no se sentía listo para el cargo, pero entendía las razones de Kami, así que tras pasar un rato, el peliverde aceptó la propuesta de ser el nuevo Kamisama cuando esté listo, aunque la conversación resultó incómoda porque su abuelo y padre adoptivo le dejó en claro que no viviría para siempre.

    Al día siguiente, Makako comenzó a recibir enseñanzas exclusivas para estar preparado. Gracias a esto, fue conociendo más cosas sobre su abuelo y el cargo de Kamisama, mostrándose como alguien responsable ante lo que significaría ser dios en ese mundo, aunque en cuanto a fuerza no se sentía seguro de tener lo necesario incluso con el entrenamiento con Goku, por lo que decidió seguir confiando en su magia.

    Sin embargo, el aspecto de la fuerza le hacía pensar mucho pues Kami, que por gran parte de su vida fue el más fuerte a sus ojos, no conocía sus orígenes y Goku no parecía un humano como tal; esto le hacía contemplar más el espacio y preguntarse si acaso podrían existir seres de ese nivel fuera de su mundo.

    El propio Kami no sabía responderle con certeza esa pregunta, pero realmente no importaba mucho, porque lo descubrirían unos años más tarde.

    Y ese descubrimiento marcaría al chico por completo…

    Golpeado por la realidad

    Habían pasado 5 años desde la derrota de Piccolo y la pregunta que Makako se hacía consiguió una alarmante respuesta: Goku venía de una poderosa raza llamada saiyajin que conquistaba planetas y la Tierra era su siguiente objetivo.

    Ese chico que le hizo valorar la fuerza no era un humano y ahora estaba muerto por luchar junto a Piccolo contra un saiyajin que ni siquiera era el más fuerte de su grupo. Aunque Goku iba a entrenar con el poderoso Kaiosama mientras Piccolo se encargaría de fortalecer al pequeño Gohan, enfrentar a esos extraterrestres sería como pelear contra dos seres iguales a Goku pero mucho más fuertes y violentos; la situación era terrible.

    Kami entendía esto y sabía que lo mejor era entrenar a sus nietos con los demás amigos de Goku, sin embargo, Makako y Kimmy nunca tuvieron el entrenamiento de un verdadero guerrero hasta la llegada de Goku y sus compañeros en cambio eran peleadores desde siempre, así que no destacaban mucho en el intenso entrenamiento, además, Makako no podía dedicarse todo el día a entrenar porque debía seguir estudiando con Kami e incluso usó parte de su tiempo para estudiar a los saiyajin en base a lo que conocía.

    Como los demás consiguieron mejores resultados en el entrenamiento, Kami pensó que sus nietos estarían mejor si no peleaban directamente y servían más como apoyo, además, no podía permitir que su sucesor al cargo muriera, así que decidió darle un último entrenamiento personal antes de que llegaran los saiyajin.

    Si bien usó ese tiempo para enfocarse en los entrenamientos mentales y recibir más consejos de Kami, ambos sabían que el peliverde tenía miedo por todo lo que podía pasar con la llegada de los saiyajin.

    Sus estudios para ser el nuevo Kamisama lo llevaron a tener la compasión que poseía Kami por toda la vida del planeta pero a diferencia del hombre verde, Makako carecía de la experiencia y sabiduría ante estos acontecimientos, además, si Piccolo moría en batalla, Kami también fallecería; no podía evitar el deseo de negar la muy probable muerte de su padre adoptivo, sentía que todavía no estaba listo para ese momento.

    Pero ya no había tiempo de negarse a nada, porque los saiyajin finalmente llegaron a la Tierra.

    Cuando la burbuja se revienta

    Ni bien tocaron tierra, los muy desgraciados demostraron que, mientras Daimaoh usaba una gran cantidad de su poder para destruir una ciudad, ellos podían hacer lo mismo con solo levantar sus dedos, dando señal del caos que se aproximaba en el proceso, y para empeorar las cosas, esos monstruos se dirigieron hacia Piccolo y Gohan.

    Los peliverdes tenían miedo de ir, pero debían hacerlo pues sus poderes mágicos podrían ser de utilidad y Makako se armó de valor mientras intentaba convencer a su prima para que lo acompañara, logrando convencerla.

    Se apresuraron como pudieron utilizando sus nubes voladoras cuando bajaron a la Torre de Karin para viajar rápido mientras ocultaban su Ki, de esta forma llegaron a la zona de combate sin que nadie los note.

    Llegaron justo cuando la batalla había iniciado, podían sentir el increíble Ki de sus compañeros pero los saiyajin simplemente sobrepasaban todo lo que habían conocido. Se animaron un poco cuando Yamcha logró derrotar a uno de los monstruos que acompañaban a los invasores… hasta que falleció por una explosión; quedaron atónitos al ver que uno había caído sin siquiera pelear contra las amenazas principales.

    El ataque de Krillin que se veía muy imponente tampoco funcionó y fue en ese momento que las cosas no dejaron de empeorar porque uno de los saiyajin finalmente empezó a pelear; ambos espectadores no podían creer cómo es que los guerreros más fuertes de la Tierra caían uno a uno, era horrible y no podían hacer nada porque si intentaban ayudar morirían de inmediato.

    Pero la impotencia del futuro Kamisama era demasiada, él iba a ser el próximo dios de la Tierra y sin embargo no se veía capaz de lidiar contra amenazas tan escalofriantes, se sentía un inútil. El tiempo que Piccolo y los demás consiguieron para esperar a Goku permitió que Makako se calmara un poco y pensara en una forma de darles semillas a los demás cuando sea necesario sin que él y Kimmy fueran descubiertos, logrando plantearse una estrategia que podía funcionar, pero esperó a Goku esperanzado en que pudiera llegar a tiempo.

    Sin embargo, esto no pasó, así que el combate se retomó para empeorar sus nervios.

    Mientras los guerreros seguían peleando, Makako le contó su plan a Kimmy; ella sabía la técnica del Tayoken gracias a Goku, así que debía usarla para cegar a los saiyajin mientras Makako les entregaba las semillas senzu a los demás para que recuperaran sus energías y pudieran pelear por más tiempo hasta la llegada de Goku. El plan era bueno, pero el pálido no contaba con lo aterrada que estaba Kimmy, quien simplemente se paralizaba con la idea de aparecer en medio del combate.

    Al ver que solo Piccolo y Gohan podían seguir peleando, Makako le suplicó a su prima que reaccionara por el bien de todos, pero ella simplemente no era capaz de hacerlo; esto comenzó a poner muy nervioso a Makako porque si no hacían algo era muy posible que los demás murieran, incluido Piccolo, y por consecuencia, Kami.

    Pero el temor de Makako se hizo más presente al ver que Piccolo se cruzó entre Gohan y el ataque del saiyajin…

    Cuando el resplandor se apagó, tanto Kimmy como Makako quedaron impactados por el escenario de la batalla. El heredero de Daimaoh, ese mismo que se suponía deseaba cumplir con la voluntad de su padre, había arriesgado la vida por el hijo de su peor enemigo, pero por más admirable que fuera su sacrificio, nada quitaba el hecho de que Kami estaba a nada de fallecer.

    Kimmy empezó a llorar mientras el cuerpo de Piccolo caía al piso, pero Makako estaba totalmente mudo, no hacía nada más que ver al pequeño Gohan llorar al lado de un moribundo Piccolo, sin embargo, aquel sacrificio hizo que Makako reaccionara y en su deseo por evitar el terrible destino que se avecinaba, se lanzó a la zona de combate con una semilla senzu en la mano.

    ¡GOHAN!, ¡¡DALE ESTO A PICCOLO!!
    Un intento por cambiar las cosas.


    El pequeño no conocía al peliverde, sin embargo, su desesperación por ayudar a Piccolo le hizo extender las manos para tomar la semilla que Makako lanzó sin saber que esta podría garantizar la supervivencia de Piccolo, pero por desgracia, el saiyajin espectador le advirtió a su compañero que tomara aquella semilla y este accedió, moviéndose a gran velocidad para tomarla y regresar a su lugar.

    Makako se detuvo en seco al percatarse de que ese imponente saiyajin tenía la semilla en sus manos, y lo peor fue que, de forma poco prudente, aquel titán de nombre Nappa se comió la última esperanza para salvar a Piccolo solo por simple curiosidad, recuperando todas sus energías. El máximo esfuerzo de Makako para salvar a Piccolo y Kami causó que Nappa estuviera como nuevo, y mientras el saiyajin le agradecía con un tono burlón por la semilla, Piccolo le decía sus últimas palabras a Gohan.

    En ese momento, una voz apagada resonó en la cabeza de Makako; era Kami quien se despedía de su aprendiz.

    A partir de ahora… t-tú serás… el n-nuevo Kamisama de la Tierra… cuídate mucho, Makako, y recuerda hacer lo mejor para todos…
    Despedida de maestro a pupilo.


    Cuando Piccolo dejó de hablar y Gohan gritó del llanto, Makako supo que tanto su tío como abuelo habían fallecido. Ya era el nuevo Kamisama y sin embargo no pudo evitar girar su cabeza en dirección a la atalaya mientras caía de rodillas, envuelto por la pena y frustración del momento.

    Pero rápidamente ocurrió algo que dejó sorprendidos a todos los presentes. El pequeño Gohan, puso sus manos en la frente y empezó a concentrar una increíble energía hasta dispararla en un poderoso ataque. Nappa consiguió desviar aquel rayo, pero el suceso fue muy sorprendente, y Makako estuvo en primera fila para contemplarlo.

    Si bien el ataque falló, ese niño había logrado más que casi todos los guerreros terrícolas de esa batalla, pero esto hacía dejar en completo ridículo a Makako; él acaba de convertirse en el “mayor protector” de su mundo y sin embargo ese niño era inmensamente más poderoso que él. Esto era aun peor tomando en cuenta que ambos estaban atravesando la misma situación de frustración, pero pese a ello, había una gran diferencia entre la rabia de Gohan y Makako: el pequeño sí podía hacer algo al respecto, mientras que el nuevo Kamisama simplemente se quedaba en nada.

    Y la vergüenza de Makako no quedó ahí, porque cuando Nappa decidió matar al pequeño Gohan, su padre por fin hizo acto de presencia.

    El protector del mundo no es util

    Goku simplemente ignoraba al titán que era Nappa como si nada e incluso le brindó una semilla a Krillin y Gohan con tanta calma que dejaba en ridículo todo el drama que Makako y su prima tuvieron para tratar de sanarlos cuando Piccolo seguía vivo. El peliverde interrumpió al recién llegado diciendo que él se encargaría a sanar a Gohan y Krillin, cosa que fue así, y dejó que Goku se quedara con una semilla para el combate, pero ni bien liberó su furia, tanto Makako como el resto quedaron perplejos ante su poder.

    El mismo saiyajin que venció a Piccolo Daimaoh ahora estaba humillando al monstruo que eliminaba a todos los guerreros más fuertes del mundo. Nappa no tenía oportunidad alguna frente a Goku, fue dominado por todo el combate hasta el punto de que su compañero decidiera interferir.

    Sin embargo, Nappa se lanzó contra los espectadores, así que Makako se movió de impulso para posicionarse en frente de Kimmy, Krillin y Gohan mientras alzaba las manos en cada extremo como un intento de protección, similar a lo que hizo Piccolo, pero con una pequeña diferencia… él no servía ni de escudo humano; la carga de la responsabilidad que sentía Makako le hizo moverse sin pensar dos veces que no iba a cambiar nada, esta vez ni su magia serviría de ayuda y solo le quedaba ver justo en frente al saiyajin que acabaría con su vida.

    O eso pensó hasta que, de un momento a otro, Goku apareció como una bola de fuego para dejar fuera de combate al coloso.

    Todos quedaron sorprendidos, pero Makako… él quedó completamente atónito; estuvo en frente de todos y aun así no fue capaz de prever aquel ataque tan imponente, la técnica Kaio-Ken era sorprendente y aunque Goku no la inventó, esto no importaba porque se trataba de una técnica creada por el poderoso Kaiosama y el saiyajin era capaz de utilizarla.

    Goku se quedó con el otro saiyajin (más bien se fueron a otra parte) para seguir peleando mientras que Makako y compañía se retiraban, pues solo estorbarían en la pelea y su amigo tenía una semilla, así que no debían preocuparse.

    Pero pasado un rato, notaron que a lo lejos se había formado una gran esfera luminosa en la zona donde los saijayin peleaban y Gohan salió disparado al lugar del combate con tanta valentía que Makako hizo lo mismo por impulso en busca de sentirse fuerte, aunque en el fondo esto no servía de nada. Aquel chico mitad saiyajin era más valiente y poderoso que el mismo Kamisama; quizás para ti esto no signifique mucho, pero Makako sentía que insultaba el cargo porque toda su vida tuvo en mente que los kamisamas eran los seres más poderosos de cada mundo, y eso no podía estar más alejado de la realidad cuando se trata de la Tierra.

    Los cuatro llegaron y pudieron ver a un gigantesco mono humillando a Goku, quien ya se había comido la semilla y aunque se hizo más fuerte, no fue rival para aquella bestia tan gigantesca, sin embargo, los espectadores lograron cortar la cola del diabólico saiyajin con ayuda de ayuda de Yajirobe (sí, hasta ese gordo terminó siendo más útil que Makako) y tras una pelea con el lastimado saiyajin de nombre Vegeta, los terrícolas consiguieron obligarlo a escapar en un estado deplorable.

    Por toda la pelea, Makako no había hecho nada contra las amenazas que se presentaron pese a ser el Kamisama de la Tierra, estaba tan frustrado e impotente que cuando Krillin decidió dejar con vida a Vegeta, el peliverde se lanzó contra él para tomar la katana de Yajirobe y matar al saiyajin, pero tras un forcejeo con Krillin, Makako no logró su cometido ya que Vegeta escapó. El pálido cayó al piso, esa era su última oportunidad para sentir que había logrado algo, y ahora se sentía como un completo estorbo; Makako no solo quería ser útil, necesitaba sentirse útil.

    • En actualización...

    Tercera vida

    • En actualización...

    Presente

    World Wikia
    (Version anterior)

    Llega con los portales de la Saga del Gobierno desde el primer día y lo que más quiere es aprovechar el potencial que ganó de su renacimiento (detalle decisivo de su pasado que todavía no se contará). Se supone que se la ha pasado entrenando sin dormir (tomando en cuenta que puede materializar semillas del hermitaño para renovarse), a tal grado que llega a tomar algún punto de más adelante como "tiempo libre", sabiéndose por primera vez de él dándole caza al dragonoide Dragonsharp (difícilmente su primer dragón, lo que supone que su pasatiempo haya surgido como uno de sus primeros entrenamientos, uno de exigencia inicial) durante Desarrollando la destrucción (capítulo dos, su debut físico) y al capítulo siguiente (Investigando) desenvuelve un combate contra Aster y ShiniDeath, quienes se oponen a que lo devore. Da inicio a esta batalla con una combinación entre el Rayo de dedo loco y su clásico Ataque místico (técnica descrita más abajo como "Rayo de dedo loco: Fiebre de sábado"), junto a una desorientadora risotada. Dado así, vemos una de las peleas más raras, puesto que las habilidades estrafalarias de Makako para interactuar y luchar con sus adversarios no pueden pasar desapercibidas, incomodando a todos los presentes salvo por ZL, quien irrumpe con sus propios motivos para encargarse del dragón de laboratorio y hace a un lado a su por poco verdugo.

    • En actualización...

    World Wikia
    (Version actual)

    Al igual que en la versión anterior del userfic, nuestro querido Makakinio llega al planeta wikia gracias a los portales. Según lo contado por ZL, este lo encontró congelado en el mismo lugar donde se encontraba y decidió descongelarlo con la idea de que podría servirle de ayuda, pero terminó cometiendo un terrible error (aunque para Makako esto sería todo lo contrario uwu) pues en agradecimiento, el guerrero alocado decide seguir al androide en todo su viaje. En el pantano donde ambos debutan ZL intenta alejar al psicópata, pero este insiste. Lo último que se ve de ellos es cuando llegan al final del pantano, donde ZL aprovecha para tratar de alejar a Makako diciéndole que vaya a molestar a otro pobre infeliz, cosa que Makako se niega rotundamente, diciendo que es su salvador y el equivalente a Kamisama por haberlo salvado (en esta parte es cuando ZL cuenta su historia con Makako). Luego del flashback, Makako dice a gritos que tiene hambre, deseando comer dragón a las brasas, pero luego de que ZL se queje preguntandole si solo piensa en eso, el loquito le dice que también piensa comer muchas comidas diferentes de dragón, cosa que solo agota más al condenado androide.

    • En actualización...

    Dragon Ball Fanon

    De alguna forma que ni yo entiendo, Makako terminó en el planeta más random del universo 7, el planeta Kurai, donde no llega la luz del sol, y es habitado por unas criaturas monstruosas con apariencia de reptil (la raza de Yakon). Esto lejos de ser un gran problema, es como el cielo para Makako, pues no necesita de su visión para cazar a sus presas las cuales cree que son dragones alienígenas. El loco terminaría llegando a la única isla donde hay luz (esto gracias a un gran volcán), allí se construiría una choza y encontraría la esfera suprema de siete estrellas, la cual confundiría con una perla, llamandola perla gris. Un día, a lo lejos, escuchó unos pasos y cuando regresó a su choza, se topó con la sorpresa de que unos ladronsuelos le rompieron la puerta de su casita y le robaron su tan presiada perla gris, y tras enterarse de que ese objeto era una esfera del dragón y que si reunía las demás 6 podría invocar al dios de los dragones el cual le puede cumplir cualquier deseo, este se emocionó mucho, y acto seguido mantiene un enfrentamiento con los nuevos guerreros z, acorralándolos gracias a sus extrañas habilidades, sin embargo, HRX se da cuenta de su punto débil, materializando una olla de aluminio y un tenedor metálico, generando un ruido estremecedor que le hace crítico al psicópata, y consiguen robarle la esfera, aunque este jura vengarse algún día.

    • En actualización...

    Estilo de combate

    Makako podrá parecer un idiota… bueno, sí lo es, pero si hablamos de combate, el tipo puede ser una especie de genio incomprendido, pues las múltiples habilidades que posee en conjunto con su forma de utilizarlas lo convierten en un sujeto realmente difícil de vencer incluso si vas acompañado.

    El estilo de combate de este loco se separa en varios aspectos tales como su increíble capacidad para realizar ataques y movimientos que no tengan un punto ciego, la horrible que resulta pelear contra él de cerca, su increíble destreza manipulando su cuerpo tan extraño para el combate, el nivel que posee como cazador, la ferocidad que con la que puede abrumar y el ocupar toda la zona de combate.

    ”360° grados”

    Dado que Makako para con los brazos alargados, es capaz de lanzar golpes desde todas las direcciones, siendo una movida muy recurrente en él a la hora de pelear contra más de una persona. Makako está muy acostumbrado a pelear de esta forma, teniendo una gran coordinación con los movimientos que realiza cada parte de sus brazos, ya sea para golpear, bloquear o esquivar, y esto resulta en algo muy confuso para el o los oponentes, cosa que Makako puede aprovechar para tomarlo desprevenido y lanzar una lluvia de ataques a diferentes partes del cuerpo.

    Pero su capacidad de no tener punto ciego no la posee solamente sus extremidades, pues los oídos de Makako son muy importantes para esta forma de pelear. Como Makako tiene unos oídos mucho más agudos que los de un namekiano normal, puede determinar perfectamente la posición de sus contrincantes y sus propios brazos para coordinar mejor sus movimientos, mostrándose como un loco tonto aunque en realidad tendrá el control de la batalla gracias a que sabrá exactamente dónde estará el oponente, prácticamente jugando con él.

    Y las cosas empeoran cuando realiza ataques de Ki que también afecten todas las direcciones, pues de esa manera se le hace mucho más difícil al oponente poder esquivar a su alocado adversario.

    ”El guerrero sucio”

    Te parecerá que esto se refiere a un tipo de combate tramposo, cosa que Makako sería capaz de hacer, pero en realidad le queda bien ese nombre de “guerrero sucio” porque lo cierto es que Makako apesta como la muerte. Como Makako es una mezcla errónea entre saiyajin y namekiano, su organismo no bota las impurezas por medio de la orina, pero debería tener algún otro método cercano al de un saiyajin, así que para expulsar sus desechos, el cuerpo de Makako se la pasa sudando a montones, lo que genera un olor increíblemente fuerte y asqueroso porque no se trata solo de sudor, también están todas las impurezas de su cuerpo concentradas ahí, por lo tanto, si Makako no se baña seguido, producirá un efecto similar al de Bacterian durante los combates.

    Makako aprovecha esto para marear al oponente siempre que puede, tratando de acercarse a él para provocarle náuseas y disminuir su rendimiento en combate, cosa que se le hace fácil de hacer porque no necesita acercar todo su cuerpo, basta con estirar alguna extremidad maloliente cerca del oponente para causar los efectos, y si Makako enrolla al adversario con sus brazos, este sufrirá de una inevitable asquerosidad.

    Además, el namekiano puede jugar con lo sucio que está su cuerpo para engañar al oponente, y esta forma sucia de pelear no se basa únicamente en el olor que el cuerpo de Makako emana, también puede usar su aliento vomitivo para que el oponente quede rociado con un espantoso olor como si un super zorrillo lanzara su asqueroso líquido encima de una persona. Si sumamos todo esto con la confusión y alto alcance que pueda dar su movimiento de 360 grados da como resultado un mareo asegurado.

    ”El mono-araña”

    Aquí se explora más la forma como Makako puede moverse en combate, resultando en algo sumamente extraño e incluso escalofriante.

    Como le gusta mucho actuar como mono y jugar con su elasticidad, Makako combina movimientos de pelea que se asemejan a las cosas que haría un mono y una araña de patas gigantescas, logrando maniobrar de maneras increíbles y resultando muy difícil de atacar o esquivar sus ataques, exagerando bastante los movimientos que realiza para verse más complejo de tratar en el combate y causar mayor temor mientras se divierte jugando con su cuerpo.

    El estilo que usa en sus movimientos de mono no solo es travieso, también resulta muy agresivo, combinando las facetas de un mono muy juguetón con la de uno rabioso y los movimientos de araña que ejecuta son muy extraños, paseándose tanto con sus piernas estiradas como con sus alargados brazos para moverse a todas partes y atrapar al oponente.

    Al unir estos movimientos, Makako demuestra una increíble facilidad para usar todo su cuerpo flexible, lo que le permite estirarse, columpiarse, atacar, esquivar y acorralar a sus oponentes de una formas muy peculiares y aterradoras, viéndose como un extraño e inquietante monstruo mitad mono y mitad araña. Si a esto le sumamos todos los aspectos descritos anteriormente, el loco se muestra como una criatura espeluznante e impredecible que puede atacar desde cualquier dirección y con un aroma digno de una bestia asquerosa.

    ”El cazador”

    Su gran habilidad en la caza puede usarla para el combate, mostrando un alto sigilo y ataques mortales en el momento adecuado.

    A esto se le añade su capacidad en el uso de armas como sus Clava Dragones, que maneja muy bien, pudiendo usar sus extremidades para atacar en cortas, medias y largas distancias, lo que hace muy problemático al loco al llevar estas armas a la pelea, pues sus movimientos son muy precisos pese a lo alocados y aleatorios que se ven, resultando en una extraña danza mortal donde el oponente se ve acuchillado en diferentes partes de su cuerpo para quedar debilitado y ser convertido en la presa de Makako.

    Además, puede tenderle trampas al oponente para complicarle más el combate.

    ”El berserker”

    Esta forma de pelear es la de su Makako-no-Ken, donde se muestra como toda una bestia que ataca con todo sin contenerse en lo absoluto.

    La ferocidad de sus ataques es increíble, y como está acostumbrado a atacar de las formas que ya se mencionaron, seguirá usando esos patrones de combate pero sumado a una adrenalina inmensa sin distinguir amigo y de enemigo, acabando con todo a su paso.

    ”El Goliat”

    Estando en su principal transformación, Makako es gigantesco y ataca con una increíble ferocidad y poder mientras acorrala al oponente por completo.

    Podría parecer que es menos ágil, pero él quiere que creas eso para seguir con sus formas de atacar, incluyendo una gran ferocidad como en el Makako-no-Ken pero sin perder su inteligencia y sumando el hecho de que impide al oponente escapar de la zona de combate por qué se convierte en este escenario al rodearlo todo con su cuerpo y extremidades sumamente alargadas, desatando una gran ferocidad de la cual no puedes escapar.

    Debilidades

    • -200 IQ: Makako será un genio en combate, pero no quita que por lo general es bien idiota.  Como su cordura está bastante dañada, suele hacer cosas que podrían resultar tontas y su memoria es un huracán de confusión, relacionando unos recuerdos con otros que no tienen nada que ver e incluso cuando está frente a un caso obvio puede llegar a confundirse por lo volteada que anda su cabeza, así que si tienes algo de ingenio y eres consciente de las habilidades del tipo, podrías engañarlo y salvar tu vida.
    • Masoquista hasta en la sopa: Si bien el masoquismo de Makako le permite ser imparable en la batalla, esto también es una espada de doble filo, ya que puede excederse y causar que este masoquismo le cuete caro en combate, y no solo porque podría ser dañado hasta alcanzar su límite sino que también podría caer en una trampa por esto. El detalle de sus límites se ve más explotado cuando usa el Makako-no-Ken, ya que en este estado reemplaza absolutamente cualquier sensación de daño por placer puro y en su afán por sentirlo más y dejarse llevar por toda la adrenalina, puede terminar recibiendo algo que lo deje extremadamente dañado y a la hora de perder los efectos del estado, muy posiblemente caería derrotado.
    • Obsesión por las colas: Cree firmemente que las colas son una debilidad para todo aquel que tenga una y le tienta mucho el arrancársela a quien sea o usar esa supuesta debilidad a su favor. Esta creencia puede llevarlo a cometer un error en la batalla ya que su lógica solo funciona con los saiyajin, así que puede caer en una trampa por culpa de estas ideas que tiene.

    Habilidades basicas

    • Destrezas sobrehumanas.
    • Sentidos sobrehumanos: El hecho de ser una rara mezcla entre saiyajin y namekiano no solo le otorga unas increíbles habilidades físicas, también lo dota de un alto nivel en sus sentidos, sobre todo en la audición.
    • Experto en la caza: Durante sus imparables entrenamientos, se convirtió en un cazador bastante talentoso, combinando sus experiencias cazando todo tipo de criaturas (en especial dragones y cualquier ser que vea como un dragón) con sus peculiares habilidades y destrezas.
    • Capacidad para hablar con animales: Makako es capaz de entender  y hablar con muchos animales, pues se la pasa en el mismo entorno que ellos e incluso se comporta como si fuera un animal más. Este es un caso muy parecido al de Goku en su infancia, que también vivía alrededor de los animales, pudiendo comunicarse con ellos.

    Tecnicas basicas

    • Sentido del Ki.
    • Vuelo.
    • Onda de Ki y todo manejo genérico del Ki.

    Habilidades de Raza

    • Destrezas saiyajin.
      • Stamina saiyajin: Imaginemos a Makako y un extra, ambos con 20 de poder (cifra que es parte del ejemplo). Si reciben la misma cantidad de daño, aunque ambos tengan el mismo nivel de pelea, Makako se verá menos afectado que el otro personaje que no era "saiyajin", y que podría ser humano, namekiano, o de otras razas en un largo etcétera. Goku expuso esto cuando Bulma le disparó al inicio de la serie, pues no era muy fuerte y resistió el arma de fuego como si nada.
      • Superación saiyajin: Le saca más jugo a los entrenamientos que individuos de otras especies, tanto por sus características físicas como por su instinto para pelear y entrenar mejor. La mezcla de esto y sus habilidades namekianas de nacimiento le llevaron a entender que fijar su entrenamiento en obtener técnicas útiles sería mejor que elevar su poder base, cosa que logró con un éxito enfermo (probablemente, porque su locura le haya llevado a una obsesión única).
    • Zenkai: Es la habilidad principal de los saiyajin. Ellos pueden aumentar en gran medida su poder y habilidades físicas tras recuperarse de lesiones graves.
    • Regeneración (namekiana): Es la capacidad para regenerar partes del cuerpo perdidas, como brazos, piernas, o incluso el torso. La parte saiyajin de Makako le ha permitido entrenar mucho su regeneración, así que es capaz de regenerar una grande cantidad de su cuerpo hasta el punto de poder quedarse con su cabeza y regenerarse a partir de ella, pero si su cerebro es destruido entonces morirá.
      • Regeneración zenkai: Esto no parece ser esperable de su raza namekiana-saiyajin, mas sí de su complejo "cruce", ya que puede entenderse como un accidente de su forzosa genética. Cuando pierde un miembro o algo que componga su cuerpo, no solo lo regenera, sino que la parte recuperada concentra todo el hipotético zenkai que recibiría del resto del cuerpo si también hubiese sido deshecho dejando el núcleo cerebral, lo cual dispara por los cielos el poder de la extremidad recuperada al menos en cosa de unos minutos, pues el zenkai se va distribuyendo entre las demás partes hasta que Makako tenga la suma estable de poder (lo que termina siendo poder gratis, porque el cuerpo no debería obtener un zenkai de sanar un brazo). Dado a que un zenkai ordinario puede resultar demasiado beneficioso por sí solo sin necesidad de extras como este, Makako buscará tomar la delantera aprovechando lo que le permitiese hacer su "rama" potenciada mientras el desnivel esté presente, pese a que esto mismo pueda significar su derrota en luchas donde sea él el superior: es posible neutralizarlo si se le obliga a realizar múltiples regeneraciones, que según el área de daño, fuercen aumentos lo bastante diversos como para mermar toda su facultad de control, pues la habilidad que hace esto posible sigue siendo un error.
    • Elasticidad/Ataque místico: Siempre va con los brazos estirados, habiéndose adaptado para pelear así y poder estirarlos indefinidamente en relación a la ventaja que desee ganar. También, y casi como un Luffy diabólico, es capaz de estirar su lengua, dedos, mandíbula, o quién sabe qué más, pudiendo verse esto cuando desea enfatizar ciertas expresiones, pero más comúnmente al "estar en Goliat" (para quien lo olvidó, su principal transformación conocida), fase en la cual aumenta (o estira) sus cabellos en proporciones animales. Su gran nivel de elasticidad se debe a que, al ser una mezcla forzada entre namekiano y saiyajin, la parte saiyajin le ha permitido entrenar sus capacidades namekianas como si fuera un “zenkai”, superando la elasticidad de los namekianos. Intercambiar puños con él suele implicar una pelea en 360 grados, ya que golpea desde absolutamente todas las direcciones en un enredo envolvente de ataques.
    • "Oído de Piccolo": Típica audición superior namekiana (un arma de doble filo en presencia de chirridos, silbidos, chillidos de niñata o cualquier molestia al tímpano namekiano).
      • Audición de murciélago cazador: Entrenó su agudo oído (aquí ayuda su Superación saiyajin) para compensar su debilidad auditiva, y como fruto de ello puede sentir el choque de las vibraciones como si de un radar se tratase, lo cual emplea en cazar sus presas de hobbie y de paladar. Es literalmente el superpoder del antihéroe de Marvel conocido como Daredevil y dificulta de sobremanera sorprenderlo en combate, pero específicamente en combate, puesto alejado de una situación donde sepa que debe responder ante guerreros, no hace falta más que atraparlo teniendo un monólogo.
        • Mimetismo agudo: Dado que posee un nivel de audición mucho mayor que el de un namekiano, Makako desarrolló una forma de copiar otras técnicas sin tener que verlas con mucha atención como hacen algunos personajes del canon de DB, pues sus oídos son tan avanzados que puede saber en qué posición está una persona que no tenga cerca e incluso es capaz de saber de su respiración, los latidos del corazón, etc. Esto le permite tener una "visión" completa del adversario, y por lo tanto puede saber que posición se requiere para una técnica, si es necesario mantener un buen nivel de respiración, si debe estar muy agitado, concentrado, etc, pudiendo de esta forma imitar la técnica de alguien con solo oír a la persona. Sin embargo, también es necesario que Makako se concentre, y aunque el hecho de tener unos oídos tan buenos le permita imitar más de una técnica al mismo tiempo, el nivel de concentración tendrá que ser aun mayor, además que también influye el nivel de complejidad de la técnica.
    • Fusión namekiana: Es la capacidad de los namekianos para asimilarse entre ellos para unir su poder, habilidades y conocimientos y formar un solo ser.
    • Propensión a la magia: Heredó afinidad con la magia por el mago que fue antes de renacer. Siendo guerrero ydragón en partes iguales, no explota dedicadamente el último rasgo por su preferencia agresora, sin embargo, sí apoya varios de sus ataques con magia por las posibilidades que da, siendo su técnica definitiva el mejor ejemplo esto.

    Tecnicas especiales

    Técnica Descripción
    Chou Makouhou Concentra energía en su boca y al abrirla, dispara la energía en forma de un potente rayo. A Makako le gusta fingir que tiene nauseas para disminuir la guardia del oponente y lanzar la energía de golpe en representación de su “vomito”.
    Andanada Chou Makouhou Se hace el mismo procedimiento que la técnica anterior, con la diferencia de que aquí se dispara la energía en varios destellos para atacar al oponente repetidas veces. Makako hace el mismo juego de las náuseas con este ataque.
    Bombardeo Nauseabundo Repite su juego de las náuseas mientras concentra energía como si realmente fuera a lanzar un Chou Makouhaou, pero a la hora de abrir su boca de forma exagerada, el loco dispara todo su asquerosos aliento en frente del oponente para segarlo y dejarlo mareado por el terrible olor. Una vez logrado esto, Makako dispara toda la energía en varias Andanadas Chou Makouhou con un buen poder concentrado, causando mucho daño.
    Soumasen Similar a la Vista Láser, el usuario concentra una buena cantidad de energía en los ojos y la dispara en dos rayos carmesí. Como Makako tiene un nivel de elasticidad bastante alto, suele estirar sus ojos mientras concentra energía en ellos para realizar la técnica y dispararla en diferentes direcciones.
    Picadura de Soumasen Realiza el procedimiento del Soumasen, pero antes de disparar la técnica, el demente estira sus ojos de golpe para chocarlos junto a los ojos del oponente para dañarlo y bajar su guardia. Instantes después de hacer esta acción, Makako dispara toda la energía directamente a los lastimados ojos del adversario con la intención de fundirlos y atravesar hasta el interior de su cabeza con la técnica.
    Makosen Técnica que consiste en alzar la mano mientras la palma permanece abierta y se concentra energía en esta hasta dispararla en un poderoso y rápido ataque. Makako aprovecha lo largos que son sus brazos para concentrar la energía en su palma sin mostrar señales de realizar la técnica y cuando se dé el momento adecuado, alza su alargado brazo, colocando su palma en frente del oponente para luego disparar la energía repentinamente para asegurarse de que le impacte de lleno.
    Bakurikimaha Makako concentra una alta cantidad de energía en su palma y mientras esta se va cargando, usa su otra mano para sostener la muñeca como apoyo hasta disparar toda la energía en un rayo de corta distancia pero con un poder bastante alto.
    Rayo de dedo Concentra su energía en el dedo para luego apuntar al oponente y disparar la energía en un fino y veloz rayo capaz de perforar cosas. Aquí Makako también gusta de usar su elasticidad para lanzar un rayo desde cada dedo y que esto apunten en diferentes direcciones para un ataque que abarque buena parte del lugar.
    Rayo de dedo loco La técnica insignia de Freezer 3era Forma, aunque Makako conoce la técnica sin saber de ese tipo. Concentra energía en sus dedos índice y medio mientras junta estos dedos y dispara la energía en unas diminutas andanadas muy veloces que generan pequeñas pero muy dolorosas quemaduras y la técnica es disparada repetidas veces, causando mucho daño en el oponente.
    Rayo de dedo loco: Fiebre de sábado Variante que consiste en aprovechar la elasticidad de sus "brazos místicos" para convertir el campo de batalla en una disco, disparando con locura aleatoria. Usó brevemente este ataque contra Aster y ShiniDeath para iniciar su combate en Investigando.
    Tajo fisura Aquí Makako también concentra su energía en los dedos índice y medio, pero esta vez libera toda la energía en un arco luminoso sumamente fino y cortante que abarca un gran espacio. La técnica resulta más compleja de esquivar al tratarse de Makako, ya que él usa lo largo de sus brazos para formar un Tajo Fisura de 360°.
    Tajo lisura Misma técnica, pero aplicada desde su lengua alargada utilizando el Ataque místico. Recurrente en su Forma Goliat.
    Marengeki Ataque utilizado por Tambourine que consiste en concentrar todo el Ki en una mano durante un solo segundo, haciéndola brillar como metal fundido para atravesar al enemigo.
    Final de Marengeki Aquí estira un brazo mucho más de lo usual para enrollar casi totalmente al adversario solo dejando su cabeza a la vista, luego lo fuerza hasta quebrar sus huesos mientras va acercando la mano de ese mismo brazo al cráneo del rival y realiza el Marengeki al primer contacto, desapareciendo lo único que se veía de la víctima.
    Azote de Marengeki En lugar de solo usar sus manos para acumular energía, Makako incluye los brazos aprovechando su longitud para utilizarlos como látigos que generan un doloroso efecto de quemadura al contacto, pero sin llegar a incinerar la piel del oponente como en las demás versiones del Marengeki ya que al repartir su energía por todo el brazo, el ataque es menos concentrado.
    Cuarzo-Papiro-Navaja Inspirado por sus recuerdos de Goku en su estadía en la atalaya, Makako creó su versión del Piedra-Papel-Tijera. Inicia con el combo lanzando un golpe hacia el oponente al mismo tiempo que grita "¡Cuarzo!" Con el objetivo de que el oponente reaccione con otro golpe, pero instantes antes de hacer contacto con él, Makako activa el Marengeki, incinerando o quemando la mano del oponente; inmediatamente después acerca su otra mano a la cara del oponente con sus dedos medio e índice alzados mientras grita "¡Navaja!" Pero antes de pinchar los ojos de la persona, Makako usa el Marengeki en sus dedos, atravesando los ojos del contrincante; finalmente lo remata alzando su otra mano hacia el pecho de la persona con su mano abierta mientras grita "¡¡Papiro!!" Y antes de tocarlo, realiza una vez más el Marengeki, empujando fuertemente a la víctima y quemando o incluso atravesando su pecho.
    Prisión Inflable Crea una Barrera Mágica alrededor del oponente, pero no con la intensión de protegerlo, sino de aprisionarlo y causarle daño. Esto último lo logra gracias a que hace chocar al oponente con todos los bordes de la barrera, ya que tiene total control es esta y por lo tanto, es capaz moverla bruscamente a cualquier dirección, golpeando al oponente constantemente en el proceso hasta mandarlo lejos mientras choca con un borde de la barrera, además, Makako puede alterar la consistencia de la barrera, haciendo que se vuelva más elástica para un mayor rebote y que así el aprisionado reciba más golpes. La técnica le pertenecía al Makako bueno, pero el actual también la usa, tratando al oponente como si fuera una pelota que mueve por doquier.
    Compañero de Celda Aquí realiza la misma técnica que la Prisión Inflable, pero agrega una esfera de Ki concentrada, la cual lanza a la barrera, dejando que se adentre en esta y sirva como “compañero de celda” del adversario. Al mover de manera brusca la Barrera Mágica, el oponente no solo se golpeará con las paredes de la barrera, ahora también chocará con la esfera, la cual no dejará de rebotar como si fuera una pelota hasta que de tantos golpes terminará por estallar dentro de la barrera, causando que la explosión permanezca concentrada y el oponente reciba todo el daño de dicha explosión. Esta técnica también le pertenecía al Makako bueno, pero el actual Makako sabe usarla mejor.
    ¡Quemados! Para realizar la técnica, es necesario que Makako esté acompañado de alguien. Cuando está listo, Makako crea una esfera de Ki concentrada del tamaño de una pelota pequeña y la rodea de una Barrera Mágica con el tamaño de una pelota normal, acto seguido lanza la “pelota” con dirección al oponente para golpearlo, pero si esquiva el ataque no importará porque el compañero de Makako seguirá el juego golpeando la pelota para que esta intente chocar contra el oponente otra vez y de esa forma se irán pasando esta barrera mientras llegan a golpear al oponente en ciertas ocasiones para dañarlo.

    En este proceso, cada golpe de Makako y su acompañante traspasa energía al interior de la barrera para potenciar más la esfera que está en el interior, y esta se va descontrolando con cada choque que se da con la barrera hasta llegar un punto donde Makako tira la pelota con fuerza mientras pone en su límite a la esfera del interior, causando que el oponente se golpee con fuerza contra la barrera, la cual se deshace al mismo tiempo que toda la energía concentrada estalla en su cara, causando mucho daño. Makako solía usar esta técnica junto a Kimmy pero actualmente la utiliza con un clon usando el Pokopen.

    Ki rapiña Crea unas cortantes, fuertes y gigantes garras de ave rapaz compuestas de Ki carmín, pensadas para ser enterradas en la carne de dragón. Las genera desde los pies con el fin de teñir un salvajismo mayor sobre sus persecuciones de caza, sin embargo, ha de fascinarle la idea de utilizarlas contra adversarios al pelear. Son perfectamente movibles.
    Ki mandíbula En este caso crea una gran mandíbula de Ki carmín con unos dientes grandes y sobre todo afilados para arrancar la piel, carne y hasta huesos de alguien con gran facilidad o para morder y destrozar algo muy duro para sus dientes normales, pero además, Makako también crear unos dientes mucho más pequeños en el interior de su boca pero que también poseen una excelente capacidad para cortar lo que entre en contacto con estas, viéndose como si Makako tuviera la mandíbula de un tiburón hecha con su Ki. A Makako le gusta usar su Ataque Místico en conjunto con esta técnica para que su mandíbula se alargue de forma anormal o para estirar su mandíbula, ambos con el objetivo de ganar más posibilidad de acertar con la mordida.
    Makako-no-Ken Su equivalente del Kaio-Ken. Inspirado en los berserkers, creó una bebida que contiene todos los ingredientes que los vikingos usaban para convertirse en berserkers, y al ser una bebida que combina todos estos ingredientes, los efectos en Makako son muy drásticos, pudiendo aumentar hasta el triple de sus habilidades físicas y darle mejoras en sus sentidos junto a una ferocidad y locura inmensas que lo hacen toda una bestia desatada en el combate ya que carece de cualquier freno debido al potente dopaje que se ha metido y los efectos alucinógenos.

    Makako también consigue un efecto similar a la aparente ausencia de dolor que los berserkers conseguían, solo que en este caso cualquier daño resulta en un gran éxtasis para el namekiano, lo que camufla por completo el dolor que pueda sentir y este éxtasis lo motiva más a seguir atacando sin parar, además, como parte de los efectos depende del estado de ánimo de la persona, es claro que Makako atacará sin parar desde el inicio al ser bien loco y salvaje por sí solo, sin embargo, cuando estas ventajas se van, el cuerpo de Makako se debilita mientras este queda muy mareado, teniendo que esperar un rato a que los efectos secundarios se vayan.


    Tecnicas de raza

    Técnica Descripción
    Pokopen Reproduce seres afines a él esperando ganar oportunidad frente a adversarios superiores. Los engendros son de su misma sangre, por lo cual comparten todas sus técnicas y habilidades salvo por la regeneración y sus derivados, para poder divertirse degollándolos cuando dejan de aportarle utilidad (muy a diferencia del malévolo pero paradójicamente afectuoso Piccolo Padre). Con estas copias sin libre albedrío, busca emular la Multiforma sin dividir su Ki.
    Barrera mágica Usa su magia para crear una esfera concentrada a su alrededor que sirva como escudo. Makako es un experto usando esta técnica ya que era la técnica insignia de su vida pasada, así que le resulta fácil controlar sus barreras mágicas para protegerse o proteger a otros que estén a distancias lejanas de él, e incluso es capaz de lanzar ataques de Ki mientras se cubre con su barrera, ya que puede darle pase a su energía o la de otros a través de sus barreras mágicas si así lo desea como si estas fueran conductores de la energía.
    Materialización mágica Como se podría esperar de un mago como Makako, él es capaz de concentrar su magia para crear objetos con ella, siendo muy talentoso en el uso de la técnica.
    Materilización de senzu Conoce estas semillas como la palma de su mano por el Makako que fue antes de renacer, lo que le permite recrearlas con magia y aprovechar sus propiedades curativas cada que le de la gana. Makako tiene la costumbre de crear una dentro de su boca para recuperar sus energías de manera discreta, esto con el objetivo de verse como un oponente de energía ilimitada y así ser capaz de utilizar todo su arsenal de técnicas, siendo esta la clave para lanzarse con todo en la batalla y aparente cansancio. Disfruta de no compartirlas con nadie.
    Fisión namekiana Es la técnica que le permite a un namekiano separarse en dos cuerpos, dividiendo sus poderes y habilidades, además de que ambos seres mostrarán una apariencia similar entre ellos.
    Forma gigante/Gran namekiano Makako vive usándola de la misma manera que el Gran Patriarca (posiblemente), es decir, para alterar su altura en lugar de hacerse gigante, pues su tamaño real es el mismo que el de Kimmy, quien mide como Mai de DBS. Se dice que la acción de crecer con esta técnica es muy dolorosa, lo que a Makako solo debe haberle hecho reír.
    Forma Goliat Derivado perfeccionado de la Forma gigante (o Gran namekiano) cuya variable es contar con multiplicadores puntuales de poder que Makako fue creando según quiso con algo de magia namekiana. Superficialmente, Makako se diferencia de su aspecto base por el atuendo de piel de dragón negro que genera mediante la Materialización mágica cada que emplea la transformación, junto con el crecimiento voluntario de sus cabellos para intimidar en grandes proporciones. En este estado, Makako amenaza con alterar el balance de la partida por dos motivos: el primero es que toma una actitud de "secuestrar" el campo de batalla atravesando sus extremidades gigantes del suelo a la superficie entre Ataques místicos aleatorios, lo que aplica no solo para sus típicos brazos, sino para sus piernas y hasta dedos, en conjunto con el mayor spam de técnicas posibles desde estos miembros; mientras que la segunda de las razones viene a ser, como se dijo al principio, que la Forma Goliat cuenta con multiplicadores de poder establecidos, no uno, sino uno distinto por cada destreza del usuario contando desde la velocidad hasta el poder puro, en una relación ascendente a cuyos múltiplos van sumándoseles ocho para dar con el posterior (aunque Makako solo se sostiene de la noción de haber aumentado sus capacidades sin ser consciente de numeros concretos):
    • Velocidad: x2 (Contable cuando se mueve, esquiva, persigue a alguien, etc).
    • Resistencia: x10 (= 2 + 8) (Contable cuando está recibiendo daño y debe asimilarlo, aunque la Stamina saiyajin aporta un plus de resistencia).
    • Fuerza bruta: x18 (= 10 + 8) (Contable cuando golpea, forcejea o usa su fuerza).
    • Poder puro/Ki: x26 (= 18 + 8) (Contable cuando usa Ki).
    Forma Goliat: Asimilación de balance El contra de su Regeneración zenkai que consistía en empujarlo a crear desequilibrios de poder entre miembro y miembro puede serle un inconveniente verdaderamente importante estando en Goliat por el agregado de tener sus destrezas a volúmenes diferentes. Esta flaqueza no es una estrategia regalada, ya que se supone, nadie tendría conocimiento de ella en primera instancia y solo guerreros de mente estratega o realmente perspicaz podrían imaginarla; no obstante, hay letra chica de por medio: alargar el plan podría llevar a un resultado adverso si los zenkai terminasen de nivelarse entre ellos y el cuerpo entero, debido a que una asimilación exitosa afectaría las brechas de multiplicador a multiplicador elevándolos todos a una equidad de x80 (80 = 8 (brecha de los multiplicadores) x 10), aunque dicha alteración desaparece al abandonar la forma y no retorna a ella hasta volver a provocarse sin importar que se haya dado en una transformación previa.

    Tecnicas definitivas

    Técnica Descripción Representación
    Fisión de Ki forzado Puede considerarse un reflejo de lo que paso con él (asunto de su historia). A Makako le llamó mucho la atención la diferencia entre atacar a la directa con una cantidad de Ki y atacar con la misma cantidad de poder pero tras contraerse en un cúmulo lo bastante reducido, aún siendo la misma cantidad pero con su potencia y destrucción multiplicadas solo por estrecharse. Más tarde se pregunta lo que pasaría si esta propiedad tan peligrosa del Ki fuera mezclada con las utilidades de su magia en una técnica y así se le ocurre la idea de una Fisión de Ki forzado. Para ponerla en acción, primero evoca la fuerza vital que alguna vez tuvo el Makako bueno (asunto de su historia, de nuevo)en una mano y en la otra el poder de la parte maligna con la que este se fusionó (asunto). Esto es una recreación de la Fisión con Ki, intencionalmente insostenible, lo cual se notará con relámpagos tratando de fusionar (literalmente) los dos polos de vida.

    Su objetivo principal será forzar estos relámpagos para enmarañarse sobre el enemigo, que luego estará en la situación de tener dos cúmulos energéticos no necesariamente OP a su acecho, pero que al acercarse lo suficiente querrán volver a ser el Ki de un guerrero único atrapando al desdichado en una contracción de naturaleza mágica, una mucho más profunda que un ataque estrechado cualquiera, empapillándolo de manera sangrienta. Al ser una técnica en su mayoría compuesta por magia, no agota tanto como se podría pensar, pero su potencia está un mundo alejado del propio usuario por lo que se consumirá a sí mismo si no es rápido, cosa que de hecho sería imposible de evitar si se utilizara más Ki del que Makako gasta para el ataque, y esto último significa que podría realizar la técnica más de una vez de no ser tan riesgosa (incluso él lo sabe estando loco).

    Fisión de Ki Forzado (WW).png
    Fisión de Ki forzado: Temporada de caza Técnica no canon exclusiva para torneos del Wiki. Da la impresión de que es una combinación entre la anterior y el ataque que Maka llama "Ki rapiña", pues, siempre lo usa para comenzar la ejecución "del Temporada de caza", cambia totalmente los colores de la técnica definitiva canon por tonos rojos que son propios "del Rapiña" y el conjunto de todo cobra la temática de aves y cacería; sin embargo, Makako solo se inspiró en su técnica de caza y le gusta relacionarla con su más poderosa aunque solo necesita de esta última para realizar su versión perfeccionada sin contras. "El Temporada de caza" nace gracias a la idea de que el ataque haga su trabajo solo, quizás como un decidido cazador, uno inteligente, siendo que en lugar de tenerse dos esferas que buscan unirse con el enemigo, se tiene un gran ave de energía concebida de magia genuina que puede considerarse un ser vivo pensante, un ave calculadora que se mueve a voluntad, independiente de su creador y por mucho más lista que él (graciosamente), que no puede ser engañada con tu típico "si me pongo detrás de Freezer se cortará a sí mismo"; al final, cuando te alcanza, ejecuta por sí misma la Fisión de Ki forzado con su propio cuerpo de energía, separándose en Ki de ambos Makako del pasado con inestabilidad y el resto ya se sabe.

    Al no correr el riesgo de consumirse en su propia técnica, el usuario puede decidir mandar un ave de mucho Ki, mucho más a comparación del usado para la fisión original, haciendo del alcance una muerte automática para el rival, pero Makako prefiere disfrutar el show y por eso envía no una, sino una bandada, cada una sincronizada con la otra y entendiendo lo que su creador quiere, por lo que se mueven de tal forma que mantienen a la víctima en la persecución de su vida hasta dar el final más entretenido. Cuando Makako ejecuta el Ki rapiña en el canon, desea rebanarte, pero en la continuidad de los Torneos Fanon, el Ki de las garras en sus pies se extiende a todo el cuerpo como un traje hasta tomar la forma de un gran pájaro del cual se separará y entonces habrás visto la ejecución de la Fisión de Ki forzado: Temporada de caza.

    Fisión de ki forzado - temporada de caza.png

    Objetos

    Sopa de Makako

    Es una bebida improvisada creada por Makako que le ayuda a incrementar su poder sin tener algún freno. Cuando Makako recibía enseñanzas de Kami y Mr. Popo sobre la historia de los humanos y la vida del planeta, él aprendió los métodos que usaban los vikingos para entrar en un estado conocido como berserker, y ya reencarnado en un loco que siempre busca hacerse más fuerte y conseguir nuevas habilidades, su inconsciente le permitió recordar esos ingredientes, lo que aprovechó para replicar la "fórmula" a su manera.

    Como Makako tiene el cerebro bien volteado, usa todos los ingredientes que recuerda, incluyendo variaciones de la fórmula, y le agrega cosas propias como esencia de dragón. Una vez que los ingredientes están bien mezclados y preparados, el jarabe estará listo y Makako lo tomará para ser un berserker sin saber que se está aplicando tremendo dopaje; la bebida contiene muchas sustancias perfectas para crear una potente droga, y al combinar todos esos ingredientes, está creando una sustancia que puede generar varios efectos en el cuerpo, mente, comportamiento y más en quien la beba, recreando cada fórmula del berserker en una sola bebida, lo que hace más potente esta versión de Makako y como los efectos inician casi de inmediato, Makako ataca con gran locura y poder ni bien toma la sustancia.

    Es gracias a esta bebida que Makako puede usar su equivalente al Kaio-Ken, ganando un aumento de fuerza, velocidad y resistencia junto a mejoras de sus sentidos mientras ataca con gran ferocidad y locura, pero como ya se explicó en la descripción del Makako-no-Ken, tras pasar el tiempo de este power-up, Makako sufrirá de mareos y su cuerpo estará debilitado hasta que pase un rato, pero aún así, Makako tiene mucha suerte de ser un namekiano con características de saiyajin, pues esta bebida podría matar a un ser humano debido a lo potente y tóxica que es.

    Makako suele usar su magia para materializar los ingredientes o los busca en lugares donde cree poder hallarlos, y normalmente lleva una o dos botellas con esta sustancia para las batallas como hacían los vikingos o solo para hacer una gran caza de dragones, escondiendo una botella entre su ropa y otra dentro de un brazo aprovechando su regeneración para ocultarla.

    Clava Dragones

    El arma principal de Makako. Son unas cuchillas muy afiladas que están hechas con los dientes del mismo Makako; para hacerlas, el namekiano se asegura de tener los dientes bien sanos y fuertes (o sea que se saca sus mugrosos dientes y los regenera) para alargar los dientes más filosos aprovechando su Ataque Místico y se los arranca, luego los pule para que tengan filo en las zonas que él desea y que se vean como cuchillas con dientes para cortar mejor y finalmente usa su Ki para fortalecer estas armas como hacen los usuarios del Ki con sus objetos y ropa.

    Tiene una colección de estas armas con diferentes tamaños, desde cuchillas pequeñas hasta unas lo suficientemente grandes para combatir con espadas.

    Trivia

    • La razón de por qué Makako sabe hacer tantas técnicas y recordar datos o habilidades que le sirven para conseguir nuevos poderes o hacerse más fuerte pese a lo rota que está su mente se debe al inconsciente de Bandoneon y el anterior Makako, pues ambos tenían ese gran deseo por sentirse competentes, cosa que se refleja en el inconsciente del Makako loco al improvisar en muchas habilidades y volverse más poderoso.
    • Podría transformarse en ozaru, pero odia y no dejará de odiar jamás las colas, así que no regenera la suya por nada.
      • Podría crear la transformación de "Ozaru gigante" combinando el ozaru con su "Forma gigante" (Goliat).
        • Todo ese asunto de odiar las colas fue pensado como excusa para no tener que cargar con las potenciales formas ozaru.
    • Le relaja la acción de arrancarse las orejas cuando sus enemigos usan su oído agudo contra él mismo (más por lo sádico del acto que por librarse de la molestia, aunque, lo curioso no es eso, sino que debería hacerle reír en lugar de producirle relajación).
    • El nombre "Makako" no guarda ninguna relación intencional con los macacos pese a que el personaje hace bastante alusión a los primates. Se trata de una verdadera coincidencia aparecida a la mitad de su creación que llegó a ser aprovechada.
      • Una coincidencia todavía mayor se revelaría sumando las características físicas y psicológicas del personaje (principalmente por su paleta de colores y el arquetipo de orate). Resulta que el OC comparte similitudes enormes con el Joker, sin ser una referencia. Esto había pasado desapercibido por no contarse con una imagen representativa.
    • Su gusto por los dragones se pensó precisamente para que el personaje busque comerse a Dragonsharp, pero el que se haya escrito con ese propósito específico no le quita veracidad.
      • Los dragones son la única especie cuyas colas no atraen a Makako para ser arrancadas, más bien, las "aprovecha" "para debilitarlos" durante sus cacerías (o eso cree él que hace), lo cual no ocurre ni cuando necesita ganar un combate real.
        • Como se teorizó en la sección de Historia/Presente, es dable que se le haya ocurrido cazar dragones como uno de sus primeros entrenamientos, pero que tras disfrutarlo mucho, lo haya hecho su pasatiempo.
      • No debería necesitar comida por ser namekiano, pero su carne saiyajin se lo ordena.

    Frase

    Frase de Makako en el capítulo 11 de Dragon Ball Fanon, referenciando al personaje Melone de Jojo's

    ¡UH-UH-UHUH-AH-HAHA-HA...!

    Tomada para WW22 // Makako riéndose, sí, como un macaco...
    Viajando acabé ni sé cómo en un funeral. ¡Ver tantas caras largas era gracioso, por lo que decidí llevarles humor a ver si me divertían más! Solo que... olvidé llevar algo negro... ¡Entonces les llevé humor negro!
    ...
    Se ríe con la boca de oreja a oreja, ptos. ¿Quién se murió? Lo digo porque los del funeral reaccionaron igual que ustedes...

    Dejando de lado que la frase ya se haya citado arriba, debía añadir que Makako estiraba de manera aterradora la mandíbula al decir "de oreja a oreja"...
    Dulce y delicioso dragón. ¡Te comeré! ¡Te comeré!... Pero esos me estorban.

    Original de WW21 // Refiriéndose a Aster y ShiniDeath tras hallar a su moribunda presa.
    Makako: (A ShiniDeath) ¿Sabes que esa técnica tiene un nombre parecido al mío? Mako... Mako... ¡Makako! Dayke: (Diciendo para sí en lo que espía el combate) Este mundo es un psiquiátrico, jajaja.

    Original de WW22 // Reacciones.
    ¡¡Casi no resisto!! ¡¡Vaya!! ¡¿Así que picando los ojos de uno para defenderte?! ¡¡¡Casi no resisto la risa, amigo!!! ¡¡¡La risa!!! ¡¿Crees que fue divertido que me empapillaras los ojitos con semejante fuerza?! ¡¡¡Por supuesto que lo fue!!! ¡¡¡AHORA QUIERO HACERL...!!! ¡Oh...! Creo que me pasé contigo, olvidé que lo de regenerarse es solo cosa mía.

    Picabú...


    • En actualización...

    Soundtrack

    Galeria

    Referencias

    Advertisement