Dragon Ball Fanon Wiki
Advertisement
Dragon Ball Fanon Wiki

Capítulo 57: El embrujo de la sirena. (Dragon Ball, el regreso).

En la Montaña Roja…

Goten.- El viejo tenía razón, se formó una tormenta de nieve roja, a pesar de que el día está hermoso. ¿Oyes el mismo sonido que yo?

Trunks.- Es el llanto de un bebé.

Goten.- ¡Cuidado! ¡Avalancha!

Trunks.- Ahí está la esfera.

Goten.- Haré una barrera. Ahora Trunks, búscala.

Trunks.- La tengo.

Luego, en el aire….

Trunks.- Nosotros hemos hecho todo el trabajo del señor Gokú.

Goten.- Dices eso, debido a que estás celoso de mi papá.

Trunks.- ¿Por qué debería estarlo?

Goten.- Ya que está con la chica que te gusta.

Trunks.- ¿Cómo supiste que me gusta Mary?

Goten.- Todos lo saben, aunque no lo pueden creer.  ¿Le vas a decir lo que sientes?

Trunks.- No lo sé. Tampoco está bien lo que siento por Mary, porque ella es una niña.

Goten.- ¿Podrás esperar seis años hasta que cumpla la mayoría de edad para que sea tu novia? Te compadezco.

Trunks.- Mejor, vamos por las dos últimas esferas.

Más tarde…

Trunks.- Está debajo del mar.

Goten.- ¿Seguro?

Trunks.- Mira...

  Goten ve a lo lejos a una doncella de extraordinaria belleza y de encantos irresistibles, la joven estaba instalada en los peñascos de la costa, donde peinaba su hermosa y larga cabellera con un fino peine de oro.

Goten.- Qué hermosa chica. (Se dirige hacia donde está la bella muchacha).

Trunks.- Espera Goten.

   Era ya el atardecer, y la chica se disponía a entonar una hermosa canción de amor; sin embargo, de su boca se escapó un horrible sonido como un trueno, el que espantó a todo ser vivo a su alrededor.

Sirena.- Ven junto a mí, bajemos hasta el fondo del fantástico mar, sólo conmigo encontrarás la felicidad. 

     En ese preciso momento, llega Goten tapándose las orejas y descubre que la hermosa doncella estaba desnuda, apenas cubierta por su larga cabellera dorada.

Goten.- ¡Eres una sirena!

Sirena.- ¿Te he decepcionado?

Goten.- Un poco.

Sirena.- ¿Qué? (La sirena era sorda, por eso no escuchó la respuesta de Goten).

Goten.- No comprendo. Si eres una sirena ¿por qué cantas tan mal?

Sirena.- No te escucho, soy sorda de un oído. (Le grita).

Goten.- Te dije si eres una sirena ¿por qué cantas tan mal? Con ese canto tan horrible a ningún marinero podrás embrujar. Jejeje…

Cuando la sirena entendió la desilusión de Goten, estalló en llanto, al mismo tiempo, llega Trunks y le dice…

Trunks.- ¿Qué le dijiste?

Goten.- La verdad.

Sirena.- Te escuché con mi otro oído. (Y se puso a llorar más fuerte aún). 

Advertisement