Dragon Ball Fanon Wiki
Advertisement
Dragon Ball Fanon Wiki

Capítulo 55: El Hada del Río. (Dragon Ball, regreso).

En el río…

Señor.- Había una vez, una pareja que tomó la decisión equivocada. Después de que abandonaron su pueblo, trataron de atravesar la montaña; sin embargo, no pudieron continuar su viaje, debido a que ella se le adelantó el parto y dio a luz a un hermoso bebé. Pero la madre del recién nacido había agotado toda su energía en el alumbramiento, por lo tanto, no pudo luchar en contra de la tormenta, que se había desatado hace poco en la montaña, finalmente la mujer murió en la mitad del camino. Mientras, el padre cometió el peor error de su vida. Abandonó al bebé, ya que pensó que al ser tan pequeño no resistiría. Luego, de caminar un buen poco, arrepentido volvió al lugar. Aunque, ya era demasiado tarde, porque la criatura había muerto y la montaña le dijo que había adoptado al espíritu del niño. Por eso cada vez, que alguien trata de subir a la montaña, ésta cree que le van quitar al bebé; y provoca grandes tormentas de nieve roja.

Trunks.- ¿Cómo conoce la historia?

Señor.- Porque yo soy el padre de la criatura. Ahora, que ya conocen la maldición, me imagino que ya desistieron de su viaje.

Goten.- Por supuesto que no.

Trunks.- Muchas gracias, por su consejo, pero no podemos abandonar nuestra misión. Adiós. Cuídese.

Señor.- Tengan cuidado.

Goten.- Gracias.

En el Templo Dragón…

Gokú.- Voy a buscar algo para comer.

Mary.- Por favor, trae fruta.

Luego, en el bosque…

Gokú.- Gracias nube voladora. Bajaré aquí. Comida ven a mí. Llevaré moras para Mary.

Cerca de ahí…

Ancianita.- Nunca te voy a olvidar. (Lanza un cojín de flores al río).

La ancianita no se había percatado que iba a hacer atacada por un oso.

Gokú.- ¡Cuidado! (Un oso iba a atacar a la ancianita por la espalda, pero Gokú intervine y la mujer longeva se salva).

Ancianita.- Aaah…gracias niño. Ahora, iré a mi casa a descansar. Adiós, cuídate pequeño.

Gokú.- Adiós.

En seguida…

Hada del río.- Gracias, por haber salvado a mi madre. ¿Cuál es tu nombre?

Gokú.- Me llamo Gokú. En serio, ¿la ancianita es tu mamá?

Hada del río.- Sí. Antes de convertirme en el Hada del río, fui una niña, como todas las demás. Pero una tarde, seguí una linda mariposa hasta este río y no me di cuenta, que me había acercado demasiado. Caí al río, nadie escuchó mis gritos y me ahogué. Desde aquel momento, el afluente, me convirtió en su Hada y mi madre viene todos los días a dejarme un arreglo floral como recuerdo.

A Gokú le empezó a sonar el estómago.

Gokú.- Jeje…debo irme. Adiós.

Hada del río.- Adiós Gokú.

 

 

 

 

 

 

 

 


 

Advertisement