FANDOM



¡Comienza la carrera por el destino del Universo!
DBF CAP 1 portada
Creador Omega76
Estreno 12/03/2020
Episodio N° 1
Capítulo anterior:
Prólogo: Dolor
Capítulo siguiente:
Cap. 2: ¿Amigo o enemigo? ¡Allez demuestra su poder!

Anteriormente, en Dragon Ball Fanon...

El planeta Tierra fue destruido, provocando la muerte de todos sus habitantes, entre ellos, los Guerreros Z. Alarmado, el Supremo Kaio fue en busca de nuevos luchadores para convertirlos en los nuevos guardianes del Universo y revertir la situación. La situación se tornó más complicada aun cuando Ro Kaioshin descubrió que los mismos responsables de la destrucción de la Tierra estaban detrás de las esferas del dragón supremas. ¿Cuáles serán sus cualidades? ¿Qué tan grande es esta amenaza a la que se enfrenta la Nueva Generación de Guerreros Z? ¡¡Veámoslo ahora!!

Akame ga Kill! - Opening 1 Skyreach

Akame ga Kill! - Opening 1 Skyreach

Planeta Supremo.

Al lugar donde están Kibito, Shin, Ro Kaioshin y Sandown llegan Rokoshi, Koshu, Moori, HRX y Suteki.

Rokoshi: Entendemos la gravedad del asunto, pero lo discutimos entre todos, y nos gustaría que trataran de no guardarnos ningún secreto. Queremos oír todos los detalles de nuestra misión.

Kaioshin: Así será...

Kaioshin hace una breve pausa, pero que, debido a la tensión en el aire, parece exageradamente larga.

Kaioshin: Su misión será recolectar unos objetos conocidos como "esferas del dragón". Existen muchas variantes de las mismas en varios rincones del Universo, pero las que tendrán que buscar se llaman "esferas del dragón supremas".

Estas últimas palabras de Kaioshin terminan de captar la atención de los presentes, con excepción de su antecesor de hace quince generaciones y de su asistente, quienes se mantienen relativamente calmados.

Kaioshin y las esferas supremas dbf

Kaioshin: Mucho tiempo antes de que existiera el Cosmos tal como lo conocemos, un individuo de gran poder, ancestro de los namekianos como Moori, creó una de las primeras versiones de las esferas del dragón de las que se tiene registro. Son siete en total y están dispersas por todo el Universo. Cuando alguien las junta, éste puede invocar al Dios Supremo de los Dragones, Shen Long, quien le concederá las atribuciones y características de una divinidad.

Kaioshin saca de un bolsillo la esfera del dragón suprema de siete estrellas y se la muestra al resto de los presentes para que puedan contemplarla.

HRX: ¿Estás diciendo que aquel que junte las esferas se convertirá en una especie de dios?

Kaioshin: Exactamente, y estos objetos, naturalmente, por su valor son muy codiciados por los pocos conocedores de su existencia. Ésa es la amenaza que deberán enfrentar; aquella gente que está ahora mismo buscando.

Sugoki: ¿Y cómo haremos para localizar las esferas? Si están dispersas por el Universo es obvio que nos será virtualmente imposible hallarlas en vida a menos que dispongamos de la tecnología y la voluntad necesarias.

Kaioshin: (Suspira.) Eso es algo muy fácil. Síganme.

El dios camina, acompañado por el resto de los presentes, por todo el pastizal hasta llegar a lo que parece ser la entrada de una caverna, pero sellada por una gigantesca roca.

Koshu: (En voz baja, impaciente.) Esto debe ser una broma de mal gusto... ¿acaso nos llevaron hasta aquí para contemplar una mísera piedra?

Kaioshin: (De pie frente a la roca. Pensativo.) Hmmm... (A Ro Kaioshin.) ¿Cuál era la contraseña?

Ro Kaioshin: (Enojado.) ¡Maldición, Shin, si tan fácil te olvidas de una clave al menos tómate la molestia de anotarla en un papel!

Kaioshin: (Avergonzado.) ¡L-lo siento...!

Ro Kaioshin: (Suspira.) Debes aprender el valor de las contraseñas o no servirán de nada...

Ro Kaioshin se para justo en frente de la caverna y extiende sus manos.

Ro Kaioshin: ¡Ábrete quinoa!

Ni bien el dios pronuncia estas palabras, la gran roca se corre por sí sola a la derecha, como si alguien la hubiera empujado. Los kaioshin y su asistente son los primeros en ingresar, y después, el resto. Una vez adentro, los guerreros notan que la luz del día parece filtrarse de alguna manera al interior de la cueva, pues en ella es posible ver todo con total claridad como afuera de la misma. El lugar consiste en una amplia sala con troncos y rocas acomodadas para ser usadas como sillas y mesas, muebles rústicos y, en el medio, apoyado en el suelo, un tablero hecho de cristal de roca sobre el cual hay siete gemas dispersas.

Sandown: (Pensativo, señalando el mapa.) Eso de ahí debe ser muy valioso como para tenerlo tan bien escondido, ¿no creen?

Koshu: (Entre risas.) ¿Qué tal si todo esto fue una trampa y ése es el altar donde seremos sacrificados?

Moori: ¡Koshu, no seas tan desconfiado!

Sugoki: De hecho, si nos basamos en las estadísticas, es muy poco recomendable confiar tanto en alguien que conociste hace literalmente minutos a tal punto de dirigirnos a un lugar que no conocemos y del cual no sabemos si hay salida.

Koshu: Estaba bromeando, chicos, no sean amargos...

Sugoki: Sólo estaba mencionando que ése era un factor a tener en cuenta. De hecho, confío en el Supremo Kaio y en sus amigos.

Ro Kaioshin: ¡Dejen de hablar y pongan atención! ¡Eso que tanto les llama la atención es un mapa del Universo, y es nuestro medio para buscar las esferas! (Serio.) Miren..., la energía electromagnética que contienen es tan alta que puede ser rastreada, pero este radar no es muy preciso a la hora de determinar la localización exacta de cada una.

Koshu: (En voz baja, enojado.) ¡Pensé que me buscaban para salvar el día, no para presenciar una clase de ciencias!

Todos se acercan al mapa con curiosidad.

HRX: Si vamos a hacer esto será mejor que lo hagamos rápido. (Señalando al mapa del Universo.) Esas dos piedritas de aquí están sospechosamente pegadas la una a la otra, así que ya empezaron a juntar las famosas esferas.

Kaioshin: (Preocupado.) ¡Oh, tienes razón! ¡Tenemos que apurarnos! (Serio.) Todavía no nos conviene atacar la base enemiga, pero si logramos obtener al menos una esfera, eso nos dará ventaja... Sugoki, tú, Rokoshi y HRX irán en su primera misión. El resto, quédense aquí y discutiremos nuestro próximo movimiento.

Sugoki: ¡Bien, iré por Bamber!

Koshu: (Enojado.) ¡Ey! ¡¿Por qué irán sólo ellos?! ¡Me siento ofendido!

Kaioshin: Tranquilo, Koshu, ya llegará tu momento... (A HRX, Sugoki y Rokoshi.) ¡Síganme!

Los guerreros previamente mencionados salen junto al Supremo Kaio mientras el resto permanece en la guarida.

Palacio, noche.

Mercurius 2014

En torno a una mesa redonda, en una lóbrega habitación casi totalmente a oscuras, están sentados Fenn, Bara, Ziryu y Natshi.

Fenn: (Impaciente.) ¡¿Qué diablos pasa con estos dos?! ¡Hace una eternidad que los estamos esperando!

Bara: (Entre risas.) Conociendo a Azeirf, lo más probable es que el diablillo se haya quedado en aquel planeta a "divertirse" un poco con sus habitantes...

Fenn: O tal vez los dos estén muertos. Qué pena, con lo bien que me caía Kurima...

Ziryu: (Serio.) No se supone que esto sea una especie de juego; se nos advirtió claramente que cuando empezáramos a reunir las esferas iban a aparecer otros guerreros para impedirlo. ¿Qué tal si por retrasarnos aunque sea unos pocos minutos en nuestra misión terminamos echándolo todo a perder?

Bara: (Calmado.) No te pongas así, Ziryu. Sabes que si esos tipos aparecen nosotros los aplastaremos.

Ante estas palabras, lo único que hace Ziryu es bajar la mirada.

Natshi: Coincido con Ziryu. Azeirf y Kurima, al igual que todos nosotros, asumieron un compromiso al unirse en nuestra búsqueda. No deberían estar perdiendo el tiempo.

De repente, Rhodex, agitado, irrumpe en la habitación.

Rhodex: ¡Están llegando con la esfera! ¡Se estima su aterrizaje dentro de los próximos cinco minutos!

Natshi: ¡Ya era hora!

Unos minutos después, en las afueras del Palacio...

En una pequeña plataforma de aterrizaje cercana al edificio vigilada por unos cuantos guerreros vestidos con armadura, se da el tan ansiado aterrizaje de Kurima y su compañero. Al abrirse la compuerta lateral de la nave, los soldados forman un semicírculo alrededor de ésta. Un rato más tarde, salen ambos guerreros.

Soldado I: El señor Rhodex nos informó de su inminente llegada. También nos informó que sus compañeros esperan impacientes su presencia en el Palacio.

Kurima: (Indiferente.) Ajá. Qué interesante...

Azeirf y Kurima se dirigen al interior del Palacio: atraviesan la entrada principal y recorren un largo y ancho pasillo lleno de soldados a los costados, luego abren otra puerta que los lleva a la gran sala principal con la mesa en el medio y sus compañeros, quienes los esperaban.

Fenn: (Emocionado.) ¡¡¡LLEGARON!!!

Bara: ¿Cómo les fue?

Kurima: Ptss... fue incluso más fácil de lo que esperaba.

Kurima toma la recién obtenida esfera de tres estrellas y la suelta bruscamente sobre la mesa, haciéndola rodar hasta donde está Bara. Inmediatamente después, Azeirf apoya la de cuatro estrellas sobre la mesa.

Natshi: ¿Entonces por qué tardaron tanto?

Kurima: (Enojado.) ¿Tanto? ¡Estuvimos unas pocas horas ahí afuera!

Natshi: ¡No te olvides de lo que nos advirtieron, Kurima! ¡Hay gente que no quiere que juntemos las esferas y no podemos darles un solo segundo de ventaja!

Azeirf: (Furioso, apretando los puños, a Natshi.) ¡¿Quién eres tú para darnos órdenes?! ¡¡Como si pudieras hacerlo mejor...!!

Natshi: (Poniéndose de pie, enojado.) ¡Claro que podría!

Azeirf: ¡¡¡Ven aquí y dímelo en la cara!!!

Natshi: ¡Con gusto...!

Natshi se acerca al demonio del frío dispuesto a pelear con él cuando Ziryu lo interrumpe.

Ziryu: Paren con esto. Sólo nos seguirán retrasando en nuestra misión.

Kurima: ¡¿Qué culpa tenemos nosotros?! ¡Fue Natshi quien se puso a criticar sin tener la menor idea de lo que decía! Además..., si por alguna razón viniera algún "héroe" a entrometerse en nuestros planes, ¡es obvio que no tendrá oportunidad contra nosotros!

Zyriu: (En voz baja.) No estaría tan seguro...

Bara: Entonces... ¿vamos a hablar de nuestro próximo objetivo?

Fenn: Obvio. Siéntense todos y olvidemos esto.

Natshi, Kurima y Azeirf toman asiento.

Rhodex: (Apoya en el medio de la mesa un dispositivo similar al radar del dragón pero más grande y sofisticado, con planetas, estrellas y satélites señalados en la pantalla.) Acá se ven claramente nuestros cinco candidatos...

Todos se asoman para ver con mayor claridad el mapa.

Planeta Supremo.

Planeta Supremo-0

Están Kaioshin, HRX, Rokoshi y Sugoki parados en el pasto, al lado de la armadura de este último.

Kaioshin: Les daré un poco de la energía de mi técnica, el Kai Kai. Rinde dos usos, uno de ida al Planeta Kurai y otro de vuelta. Cuando hayan encontrado la esfera, simplemente digan su nombre y aparecerán instantáneamente aquí. ¿Entendieron?

Rokoshi, HRX y Sugoki: ¡Sí!

Rokoshi: ¡Espera! ¡¿Cómo es ese lugar, el Planeta Kurai?!

Kaioshin: Se trata de un planeta hallado en los confines del Universo donde no llega la luz de ninguna estrella.

Rokoshi: ¡¿Eh?! ¡Pero si es tan oscuro como dices nos tomará una eternidad encontrar la esfera!

Kaioshin: (Suspira, serio.) Confío en que lo harán... (Mas calmado.) En fin, ¿están listos?

HRX: No del todo. (A Sugoki.) Dijiste antes que no sabías manipular tu ki por ti mismo, ¿no es así?

Sugoki: Sí, ¿por qué preguntas eso?

HRX junta las palmas de sus manos, manteniéndose en esa posición por un rato sin perder la concentración. Luego, las separa, haciendo aparecer en el medio una pistola. Entonces la toma y se la da a Sugoki.

HRX: (Sonriendo.) Por favor, acepta este regalo, por las dudas. Es un arma que canaliza tu ki. Tal vez la necesites en caso de emergencia.

Sugoki: ¡Gracias! (Ata el regalo de HRX a su cinturón para luego subirse a Bamber.)

Kaioshin: ¡¿Ahora sí están listos?!

HRX, Rokoshi y Sugoki-Bamber: ¡Sí!

El Supremo Kaio teletransporta a los tres fuera de la escena.

Planeta Kurai.

HRX, Sugoki-Bamber y Rokoshi aparecen en medio de lo que parece ser la nada misma. Mas no es así, sino que están en una especie de valle de escasa vegetación.

Sugoki-Bamber: Qué lugar más extraño. Por suerte, Bamber cuenta con visión nocturna.

HRX: Igual no dejaré que toda esta oscuridad sea un problema. ¡¡Ahhhhh!!

HRX incrementa su ki, generando una cálida e intensa aura celeste. Posteriormente, Rokoshi hace lo mismo. Esto permite a los guerreros ver el ambiente en el que se encuentran.

HRX: Este lugar es deprimente...

Rokoshi: (Serio.) Yo diría que nos apuremos. No quiero quedarme mucho tiempo en este lugar. Algo de aquí me da mala espina...

Los tres recorren la tierra negra hasta llegar a una depresión desde donde todas las montañas tienen un aspecto más imponente y tenebroso.

HRX: (Sarcástico.) Genial, ahora pasamos de deprimente a inquietante. Seguir buscando por aquí será una pérdida de tiempo; será mejor ir por otro lado.

HRX empieza a volar tratando de ganar altura.

Sugoki-Bamber: ¡¡Ten cuidado!!

Antes de que pueda reaccionar, HRX es derribado por una enorme criatura de color verde oscuro, la cual se posa sobre él.

Monstruo I: ¡¡Jajaja!! ¡Toda esta energía es rara de encontrar! ¡Ahora será toda mía!

El monstruo abre la boca y con ella aspira el aura del petrovi.

HRX: (Furioso.) ¡¡Apártate de mí, bestia asquerosa!!

El guerrero le da a su atacante un codazo en la cara que lo deja aturdido por unos momentos, permitiéndole incorporarse y alejarse de él.

HRX: ¡¿Qué quieres?!

Monstruo I: (Se lame los labios.) ¡¡Tu energía es simplemente una exquisitez!! ¡Ahora no hay manera de que los deje escapar!

Rokoshi choca sus puños y camina hacia el monstruo.

Rokoshi: ¡¡Error!! ¡Somos nosotros los que no te dejarán pasar!

Monstruo I: (A Rokoshi.) ¿Estás tan seguro?

De lo alto de las montañas, justo frente a nuestros héroes, caen otras dos criaturas similares a la primera.

Monstruo II: ¡Tendremos suficiente tiempo para divertirnos, muchachos!

El Monstruo II se dirige a Rokoshi y succiona su aura, restaurando la oscuridad del lugar.

Rokoshi: ¡Maldición! ¡Estas cosas se alimentan de nuestro ki! ¡Tal vez nos convenga más luchar a oscuras, chicos!

Rokoshi corre hacia su oponente y le tira un puñetazo. Éste lo esquiva y se pone detrás suyo.

Rokoshi: ¡Maldición! ¡¿Adónde fue?!

El monstruo trata de embestir al saiyajin, pero éste, por muy poco, lo esquiva. Mientras la criatura prepara un nuevo ataque, Rokoshi permanece parado buscando concentrarse en el ki de su contrincante y en los sonidos que produce. Justo cuando Rokoshi está por ser rasguñado por las garras de su enemigo, éste logra esquivar nuevamente el ataque, ahora con mayor facilidad.

Monstruo II: (Asustado.) ¡¿Có-cómo puede ser?! ¡Es imposible que hayas logrado esquivar mi ataque!

Rokoshi: Fue un error de tu parte pensar que podrías vencerme en combate, ¿no lo crees?

El Monstruo II trata nuevamente de embestir a Rokoshi, pero antes de que eso suceda, el saiyajin le da un puñetazo directo al estómago que lo hace retorcerse de dolor.

Monstruo II: (Furioso.) ¡¡Maldito!! ¡Ahora tu energía no me importa! ¡¡Te devoraré vivo!!

Rokoshi: ¡No, no lo harás!

El saiyajin pega un salto hacia donde se halla su oponente y le da un fuerte golpe en la cabeza, dejándolo inconsciente.

Mientras tanto, Sugoki está teniendo un combate contra el Monstruo III.

Monstruo III: ¡¡Toma esto!!

El Monstruo III corre hacia Sugoki y se prepara para darle un zarpazo, pero el tsufur le da, por medio de Bamber, un puñetazo directamente en la cara que lo deja medianamente aturdido. El prodigioso guerrero aprovecha para darle una serie de golpes. Finalmente, la criatura cae inconsciente.

Sugoki-Bamber: (Riendo.) ¡Eso fue muy fácil!

Por otro lado, el combate entre HRX y el Monstruo I es un poco más dinámico: el primero logra anticipar con facilidad los movimientos del segundo.

Monstruo I: ¡¿Por qué no me das tu energía?!

La bestia le tira una serie de golpes y patadas al petrovi, siendo evadidos exitosamente todos los ataques.

HRX: ¡Yo y mis amigos no tenemos tiempo para esto! ¡Por tu bien, olvídate de mi energía y ríndete!

Monstruo I: ¡Entonces la obtendré a la fuerza!

El Monstruo I se abalanza hacia HRX con la boca abierta, como si lo fuera a decapitar de una mordida, mas este último le lanza una patada petrovi a su oponente, apoyando solamente el dedo gordo del pie en el suelo y con el otro dándole una patada giratoria en la cara que logra tirarlo al suelo.

HRX: (Bromeando.) ¡Ahí tienes mi energía!

Habiendo finalizado estos tres combates, los guerreros, victoriosos, se reúnen.

HRX: ¿Ahora, adónde vamos?

Rokoshi: No lo sé. Es probable que este planeta esté repleto de tipos malos como éstos.

Sugoki-Bamber: Seguramente nos convenga ir por aire para evitar otra pelea innecesaria. Apuesto a que a largo plazo eso resultará más eficiente que buscar la esfera por tierra y tener que enfrentar a estos seres extraños a cada rato.

De repente, para sorpresa de todos, Monstruo I, malherido, levanta su cabeza en dirección a los tres vencedores y comienza a hablar.

Monstruo I: ¿A-así que los malos somos nosotros? Fueron ustedes quienes mataron a mis hermanos...

Rokoshi: (Al Monstruo I.) No están muertos. No vinimos aquí a matar a nadie, sino que estamos buscando algo...

Como si la sorpresa anterior no fuera suficiente, de manera totalmente abrupta, el cráneo de la criatura indefensa es atravesado por una ráfaga de ki, la cual no había sido lanzada por ninguno de nuestros héroes, sino por un guerrero que se encontraba del otro lado.

???: ¡Ya cállate de una buena vez!

Sugoki: ¡¿Qué fue eso?!

Rokoshi: ¡Prepárense! ¡El enemigo está cerca!

Segundos después, toda la sección de la depresión donde transcurre la escena es iluminada por una pequeña pero poderosa lámpara cargada por el misterioso individuo, quien resulta ser Allez.

Allez: ¡Esos bichos son de lo más asqueroso que existe! ¡¿No lo creen?!

Todos, nerviosos y en silencio, permanecen de pie observando al misterioso nuevo guerrero.

Allez: ¡Oh, creo que olvidé presentarme! ¡Mi nombre es Allez!

Nuestros héroes emprendieron con audacia esta aventura maravillosa que los llevó al planeta Kurai. En medio de su viaje fueron sorprendidos por el misterioso Allez. ¿Cuáles serán sus intenciones? ¡Averígüenlo en el próximo episodio de Dragon Ball Fanon.

Cowboy Bebop - The Real Folk Blues

Cowboy Bebop - The Real Folk Blues

HRX: ¡Hola, soy HRX! Desconfío en este sujeto, el tal Allez. No tengo dudas de que él también está buscando las esferas del dragón, por lo cual no tendré otra opción que enfrentarlo. ¡¿Cómo?! ¡¿Acaso vino acompañado?! ¡¡El próximo episodio de Dragon Ball Fanon será ¿Amigo o enemigo? ¡Allez demuestra su poder!. ¡No se lo pierdan!

Elenco

Personajes principales

Personajes secundarios

  • Kaioshin (2da aparición)
  • Ro Kaioshin (2da aparición)
  • Kibito (2da aparición)

Personajes menores

  • Soldados
  • Monstruos

Curiosidades

  • La contraseña "ábrete quinoa" es una obvia referencia al famoso "ábrete sésamo".
  • En este capítulo se revela que la primera esfera del dragón que había caído en manos de los villanos es la de cuatro estrellas. Esto es una referencia a la franquicia inicial, donde la primera esfera del dragón que cayó en manos del protagonista, Goku, es su equivalente en el planeta Tierra.
  • En la serie, se conoce con el nombre de Planeta Kurai al hogar de Yakon, uno de los secuaces de Babidi caracterizado por su apetito voraz. Según el traductor de Google, En japonés, Kurai significa "oscuro", haciendo referencia a la ausencia de luz proveniente de las estrellas.
  • Inicialmente iban a aparecer más personajes en el episodio, pero debido a su extensión, esto se tuvo que posponer.
El contenido de la comunidad está disponible bajo CC-BY-SA a menos que se indique lo contrario.