Dragon Ball Fanon Wiki
Advertisement
Dragon Ball Fanon Wiki

Capitulo 24: Seres queridos

Dotokuteki nai C
Información:
Serie Dragon Ball DN
Anterior Capitulo 23: Antal
Número N° 24
Siguiente Capitulo 25: Reunidos
Saga

Saga de Korudo



El puñetazo de Yufusa fue frenado velozmente por la mano de Antal, el cual apenas hizo una mueca cuando soporto todo el impacto de aquel golpe. Antiguos camaradas ahora se enfrentaban, y ambos sabian que uno de los dos no veria el fin de este dia.

Antal: Ocho años... ¿Y sigues siendo tan patetico que no me puedes superar? *Sonrio con confianza*

Yufusa: ¡No seas estupido, no hay manera de que puedas conocer mi fuerza entera con ese ataque tan simple!

Antal: En mi confinamiento, aprendi la habilidad de sentir las energias que me rodeaban. Conozco tu poder a la perfeccion, y no supera el mio.

Yufusa: ¡¡Callate!! *Apunto su otra mano hacia Antal, pero antes de poder lanzarle una rafaga de Ki, este le tomo la muñeca con fuerza y se la quebro*

Antal: Nada, solo eres basura. *De un rodillazo, Yufusa fue enviado tan lejos que se perdio de vista*

Xerum: Nada mal, veo que sigues siendo un guerrero temible, tal como te recordaba. *Se cruzo de brazos*

Antal: Y yo a ti no te recordaba tan charlatan. ¿Por que no ayudas a tu compañero y luchas? *Lo miro desafiante*

Xerum: Deberias agradecerme que no estoy luchando. De lo contrario, esta pelea se acabaria demasiado rapido. Solo quiero darle la oportunidad a Yufusa de cortar sus lazos.

Antal: Tampoco recordaba que te interesaran esas cosas. *Intento sentir la energia de Xerum sin exito. Quizas estuviera haciendo invisible su rastro energetico con algun dispositivo implantado en su cuerpo*

Xerum: Por cierto. ¿Conoces a este individuo? *Señalo a Kori, tirado en el suelo, medio muerto*

Antal: Si, estuve a punto de matarlo cuando llegue a este planeta. Estaba con otro niño, y yo asesine al viejo que cuidaba de ellos, o algo asi. Pero ya ves que paso...

Xerum: Triste historia. Si por mi fuera, te dejaria vivir. Sabes que yo no le guardo rencor a nadie. *Separo los brazos y se puso en posicion de batalla* Pero tengo ordenes de Lord Korudo, y mi deber es cumplirlas.

Antal: Al fin vas a pelear. *Adopto una pose de lucha caracteristica de los guerreros Saiyajin* Me estaba aburriendo un poco.

Tan rapido como el Saiyajin dijo estas palabras, un puñetazo metalico se incrusto en su estomago y le arrebato el aliento, ademas de impulsar una ola de dolor por todo su cuerpo. Sus rodillas pegaron contra el suelo, mientras que de su boca salio expulsado un chorro de sangre, producto del daño provocado por aquel golpe.

Xerum: Se que no puedes sentir mi rastro energetico, asi que te golpee con todo mi poder para que te dieras una idea de la distancia que hay entre nosotros dos.

Cuando Antal intento ponerse de pie, un terrible dolor le recorrio nuevamente el estomago, como si lo hubieran vuelto a golpear ahi mismo. Tambaleante, dio unos pasos hacia atras, sin dejar de cubrirse el estomago con las manos.

Xerum: Parece que con ese golpe ha sido suficiente. ¿Ya te vas a dar por vencido?

Antal: E-Escoria... *La sangre volvio a emerger de su boca en forma de chorro, mientras que tosia compulsivamente*

Xerum: Esto es muy interesante. *Comenzo a escanear a Antal* Al parecer has recibido daños internos en varios de tus organos por ese golpe que te di. Te quedara como mucho una hora de vida, y eso sin contar que puedo asesinarte cuando quiera.

Antal: ¡¡Callate!! ¡Soy un guerrero de la familia real, un golpe como ese no va a hacer que pierda! *Su vista comenzo a nublarse a la vez que hacia muchos esfuerzos por mantenerse de pie*

Xerum: Sera mejor que te de el golpe final de una vez por todas. *Camino con porte tranquilo hacia Antal*

Antal: ¡N-No! Sere yo quien te de el... el golpe final. *Junto sus manos en una posicion especifica y las coloco a un lado de su cuerpo* ¡Te dare muerte con la tecnica de la familia real Saiyajin!

Xerum: Los Saiyajins si que son molestos. *Se detuvo* ¿Que piensas hacer, atacarme en ese estado tan deplorable en el que te encuentras?

Antal: Seras destruido... ¡Al igual que este mugroso planeta! *En sus manos comenzo a juntarse una energia color purpura*

Xerum: Con ese poder tan insignificante jamas podrias... *Una alarma se activo en su cerebro semi-robotico. La que le indicaba que estaba frente a un poder mayor al suyo* Como... vaya, interesante. A pesar de estar herido, aun puedes incrementar tu poder sustancialmente. Y tambien puedes destruir el planeta con ese poder, cosa que no puedo permitirte en lo absoluto. Quien debe reducir a cenizas este cuerpo celeste es Lord Korudo, no tu.

Antal: ¡¡¡RECIBE EL GALICK...!!! *Justo cuando Antal estaba a punto de lanzar la tecnica que durante tantos años no se habia utilizado en el planeta Tierra, sus ojos se pusieron blancos y la energia acumulada en sus manos se esfumo*

Sin energias ni capacidad alguna para oponer resistencia a la perdida de conocimiento, el guerrero Saiyajin cayo al suelo. Su cabello se oscurecio, a la vez que su Ki, el cual se habia incrementado enormemente, descendio hasta los niveles mas bajos.

Xerum: Su cuerpo tan lastimado no soporto el aumento de Ki tan brusco. Deberia asesinarlo en este momento, tal como me ordeno Lord Korudo. *Agarro a Antal y lo cargo en su espalda* Pero yo tambien tengo ciertos propositos para con este sujeto, que quiero realizar antes de asesinarlo.

El soldado de Korudo abandono la escena, dirigiendose a su nave junto con el derrotado Antal. El lugar quedo desierto, no habia ninguna señal que diera a entender que Yufusa seguia vivo, o al menos, consciente. Y al mismo tiempo, a otro moribundo se le estaba escapando la vida lenta y agonizantemente.

Comprendiendo que todo se habia acabado, Kori dedico un ultimo pensamiento a sus seres queridos. Poco a poco iba olvidando todo lo que habia llegado a disfrutar en vida. La tristeza de vagar sin familia, y la alegria de encontrarla en otras personas. La rabia de perder a un padre, y la angustia de abandonar a un hermano. La calidez de un grupo de camaradas, y la deshonra de no haber podido salvarlos. El calor de un cuerpo femenino, y el amor de un corazon sincero. La felicidad, plena y absoluta, de criar y amar a un hijo.

Y como si se tratara de un regalo divino, al chico gelido se le concedio una alucinacion antes de morir. Una en la que pudo ver a tres de las personas a las que mas apreciaba. Aquellos seres efimeros lo tomaban y lo levantaban del frio y sucio suelo, haciendolo flotar entre miles de constelaciones que se iban quedando atras mientras que Kori ascendia a una velocidad desorbitante. Los ojos se le salieron de las cuencas y sus miembros quedaron desparramados en el vacio. Penso que finalmente se habia acabado, que lo habian lanzado al olvido por el resto de la eternidad.

Fue entonces cuando Kori abrio los ojos, los cuales creyo haber perdido hace nada. Se hallo en el mundo de los vivos, en el suelo, con sus extremidades en su sitio y rodeado de sus visitantes alucinogenos, quienes eran tan reales como el dolor que Kori sentia en todo su cuerpo. Dolor que, lentamente, iba mermando, a medida que las facultades curativas de Sai hacian efecto en su cuerpo.

Kori: Maldicion, cinco minutos mas... *Cerro los ojos, afectado por la luz del sol*

Issei: Puede que no dispongamos de cinco minutos mas, con tanto extraterrestre invasor por ahi. *Cargaba con ambos brazos a un dormido Yudai*

Kori: Que se vayan a la mierda los extraterrestres. *Intento levantarse, pero unas manos que ejercian presion sobre su pecho no se lo permitieron. Las manos de su esposa*

Yumiko: Quedate quieto, a Sai le falta bastante para curarte por completo. No te salvamos la vida para que vuelvas a morir.


Encontrandose nuevamente en el interior de la nave, Xerum deposito al inconsciente Antal sobre una especie de camilla hecha de acero, con cintas hechas del mismo material para sujetar los brazos y las piernas del Saiyajin. Al lado de esta mesa habian varios dispositivos tecnologicos adjuntados a una gran pantalla, frente a la cual el soldado de Korudo tecleaba datos y revisaba permanentemente los resultados que le arrojaba esta pantalla. A su lado, una pequeña compuerta se abrio, saliendo de su interior una pequeña camara que apunto su lente a Xerum.

Xerum: Dia 34 del ciclo Coolza, año 799 desde el fin de la tirania Aisu y la venida del excelentisimo emperador Furodo, muerte a sus enemigos. Segun mi investigacion, los individuos pertenecientes a la raza Saiyajin tienen la casi milagrosa habilidad de volverse mas fuertes al recuperarse de heridas mortales. Se desconoce el motivo de esta extraña facultad... hasta el dia de hoy.

La mano derecha de Xerum apunto hacia la camilla, donde se encontraba el casi muerto Saiyajin. La camara lo enfoco por unos segundos, y luego volvio a retomar la vista hacia Xerum, el cual siguio con su discurso.

Xerum: El sujeto de pruebas numero 2, de nombre Antal. Ex-soldado de Lord Korudo, desertor y esperando a ser ajusticiado. En este mismo momento, sufre una hemorragia interna en la zona intestinal, la cual le causara la muerte en aproximadamente una hora. El experimento consistira en restaurar por completo su salud, mientras su cuerpo es monitoreado a todo momento para contemplar los cambios que se produzcan.

Otra compuerta al lado de la pantalla se abrio, de la cual salio una agarradera robotica que sujetaba una jeringuilla con un liquido azul fosforescente en su interior. Xerum tomo la jeringuilla y la clavo en el brazo de Antal, introduciento todo su contenido en el torrente sanguineo del Saiyajin.

Xerum: Ahora, observemos... *En la pantalla se mostro un mapeado interno del cuerpo de Antal* Tal como se esperaba, la hemorragia ha desaparecido por completo. El sujeto de pruebas ya no corre riesgo de muerte. Ahora, si superponemos los dos mapas corporales del sujeto antes y despues de recuperarse, el cambio podra ser visualizado.

Sin embargo, nada parecido llego a hacerse. Antal recupero la consciencia, y al hallarse no en un campo de batalla sino prisionero en una nave de Korudo, su desesperacion alcanzo tal limite que automaticamente su nivel de Ki se alzo hasta el tope de sus capacidades.

Antal: ¡¡¡¿¿¿QUE DEMONIOS ESTOY HACIENDO AQUI???!!! *Sus rubios cabellos y el aura que estos emanaban iluminaron por completo el lugar*

Xerum: Ah, eso va a darnos problemas. *Toco un boton en la pared, el cual libero desde el techo una descarga electrica sobre la camilla y sobre Antal, que contuvo su enorme incremento de poder y de furia* Quedate quieto, te lo imploro. Aun queda experimentacion por hacer.

Antal: No lo comprendo... ¡¿Tu no ibas a matarme?! ¡¿No tenias que cumplir las ordenes de Korudo al pie de la letra?!

Xerum: Oficialmente, ya lo hice. Segun el informe que mi procesador cerebral acaba de enviar a la nave de Korudo, has sido asesinado hace apenas unos minutos y de tu cuerpo no ha quedado nada.

Antal: Pues, dejame corregir ese informe. ¡¡¡DE TI NO QUEDARA NADA!!! *Intento liberarse con todas sus fuerzas, pero las cintas de acero eran lo suficientemente resistentes como para no romperse ante la abrumadora fuerza del Saiyajin*

Xerum: Creo que no estas en posicion de amenazarme. Ahora, quedate quieto, que nos queda mucho por hacer.

Antal: De nuevo... otra vez esas palabras... *Su Ki se incremento nuevamente, lo que causo que otra descarga electrica impactara contra su cuerpo* ¡¡¡COMO PUEDE SER QUE LO HAYA OLVIDADO POR TANTO TIEMPO!!!

Por muy resistente que fuera el metal que aprisionaba al Saiyajin, finalmente cedio cuando su furia reboso los limites de la sanidad mental. La descarga electrica combinada con el estallido energetico que producia el cuerpo de Antal causaron que la nave espacial estallara en miles de pedazos, dejando a su otro tripulante algo herido en el suelo.

Xerum: Me estas causando demasiados problemas, escoria. *Se levanto del suelo sin mayor problema*

Antal: Durante tantos años, olvide cual era mi verdadera motivacion. Demasiados. Pero hoy, honrare a mi padre y a mi pueblo entero, derrotando a los Changlongs y a sus siervos uno por uno. ¡Y voy a empezar contigo! *Escupio al suelo*

Advertisement