Dragon Ball Fanon Wiki
Advertisement
Dragon Ball Fanon Wiki

Betch (ベッチ Betchi), también conocido como "El hacha del emperador" por los miembros de su raza, es un descendiente de la tribu khoyordana y por ende un kabochano, siendo así oriundo del Planeta Kabocha del Universo 6.

Siendo creado por el usuario Rayuke, este personaje es uno de los guerreros de élite de su raza, teniendo un rol importante dentro de la serie Buzoku Senso dónde forma parte del Escuadrón Sacroreal Kabochan.

QM3C2yB.png Concepto y creación

Fue ideado por Allez02 durante el desarrollo de la película de "La Batalla por Lait" al necesitarse más soldados kabochanos reconocibles, considerándolo el miembro menos importante de su equipo. No obstante, a medida que la obra se iba escribiendo terminó adquiriendo una gran importancia en la misma, causando que Rayuke le haya ideado un trasfondo para luego crear su artículo y así poder ser partícipe de otras obras y eventos.

QM3C2yB.png Etimología

Su nombre es producto de una ligera deformación de la palabra "arveja" en japonés, la cual es Betchi, a esta palabra simplemente se le retiró la última letra formando el nombre del personaje: Betch.

QM3C2yB.png Apariencia

A simple vista parece alguien muy fornido e intimidante con solo su aspecto, el cual tiene una apariencia bastante fuerte, pero esto puede quedar un poco a menos teniendo en cuenta que, al ser un kabochan, su estatura es en promedio menor a la de de los terrícolas, midiendo este nada más que 1.60 Metros.

QM3C2yB.png Personalidad

Vista General

Habitualmente Betch resulta ser una persona seria y rígida a la vez que orgullosa, que muestra una gran fortaleza mental por las cosas que vivió y por su propia forma de ser, siendo así alguien desconfiado que prefiere observar y analizar todo antes que abrir la boca. Sin embargo, al momento de actuar es todo lo contrario, ya que es alguien impulsivo con sus acciones, pudiendo hacer lo primero que se le cruce por la cabeza sin pensarlo dos veces.

Al entrar en confianza puede ser alguien bastante denso, que no duda en humillar verbalmente a sus compañeros en modo de burla, pero sabe discernir esos momentos de los tensos, no tratándose de alguien completamente descarrilado. Se le podría considerar un histriónico, ya que le encanta ser el centro de atención y que todo el mundo escuche atentamente sus palabras y sepa de sus acciones.

Por esta razón, es alguien muy presente en todo el planeta, llegando a hacer lo que sea necesario para estar en todas partes y cumplir con sus tareas, para así ser reconocido y elogiado. En contraste con su actitud pública, al estar en soledad se muestra como alguien frustrado y resentido, que por no haber sido bendecido genéticamente no es capaz de cumplir sus objetivos tal y como él quiere, siendo un inconformista con si mismo que busca superarse pero que jamás se sentirá suficiente.

Ideología

Cree en que no deberían existir grandes diferenciaciones entre las tribus kabochanas, ya que para la época en la que viven lo principal es la unión. Sin embargo, considera a los kvintyanos como unos bárbaros que deberían ser completamente erradicados, teniendo este problema únicamente con los de sangre pura.

Desde pequeño aprendió a detestarlos por las historias que su familia le contaba, considerando así a Gouda como el héroe de su raza que borró una gran parte de la mancha que eran los miembros de la tribu con la sangre hirviente, apoyando así completamente la monarquía y pensando incondicionalmente que lo que el rey diga era lo correcto.

Tiene la sangre fría con respecto a asesinar, al tener desde muy pequeño ya una visión de la muerte de algunos como algo necesario para beneficio de otros, todo causa de ver morir a su propio hermano.

Lenguaje Verbal

Tal como se dijo anteriormente, suele ser rígido y serio, pero al momento de expresarse su actitud histriónica causa que eleve su voz de sobremanera y hable mucho de su persona. Con las personas que tiene confianza suele minimizar sus buenos atributos verbalmente para así el sentirse superior, hablando de manera despectiva hacia ellos.

Al momento de comunicarse con un superior como lo es Gouda, implementará un lenguaje excesivamente formal, poniéndose a disposición del mismo como de un peón se tratase, pero no cualquier peón, sino el mejor de ellos.

Al vocalizar se le pueden entender bien sus palabras, y como no hacerlo si tiene un timbre alto que es bien reconocido. Tiene buena labia y suele cuidar sus palabras con las personas que no conoce o cree que puedan ser una amenaza.

Lenguaje Corporal

Por su seriedad se lo ve inexpresivo y con cara de pocos amigos, pero al momento de comunicarse con alguien siempre hará contacto visual para así dar seguridad a la otra persona, además de gesticular mucho para así apoyar sus palabras.

En momentos de furia golpea las cosas y las rompe sin darse cuenta, a modo de descargar su ira que pocas veces es mostrada únicamente si su ego se ve lastimado.

No tiene problema al hacer contacto físico, suele tomar las manos de las personas para saludarlas con mucha firmeza, y a los pocos familiares y amigos que posee los trata dentro de todo con cariño, colocando una mano encima de su hombro si la situación lo amerita.

Gustos y disgustos

Disfruta de la carpintería, oficio que fue enseñado por su madre y que usa como medio de descarga. Sin embargo, su mayor interés es el entrenamiento, disfrutando en demasía el sentir que sus habilidades incrementan.

Adora la gastronomía, pero degustarla más que practicarla, como un fisicoculturista suele calcular de manera obsesiva y rutinaria las proteínas y demás nutrientes necesarios para aumentar su masa muscular y poder.

Al llegar a ser miembro del escuadrón, el acceso a las naves de corto vuelo creó el pasatiempo de explorar los planetas aledaños en busca de nuevos conocimientos que su raza no poseía al estar desde sus orígenes asentada de manera casi permanente en su planeta natal.

QM3C2yB.png Niñez

El khoyordano nació en el año 745 del calendario universal, hijo de dos padres de la misma tribu: su padre se dedicaba a la minería y su madre a la carpintería, se trataba del más pequeño tras 4 hermanos. Dos de sus hermanos mayores ya eran mayores de edad y se dedicaban junto a su padre a la minería en el correspondiente terreno de los khoyordanos dentro del área continental para ganarse la vida, mientras que él junto a sus otros dos hermanos y su madre se mantenían en la isla.

En ese lugar viviría sus primeros años de vida, ayudando a su madre con la carpintería al igual que sus otros dos hermanos y viendo al resto de su familia muy de vez en cuando. Fuera de su trabajo, desde pequeño se mostraría interesado en la lucha, jugando con otros niños de la isla imitando movimientos del emperador Gouda o el príncipe Daiju, quienes para ellos eran los salvadores de los terribles kvintyanos. Por otro lado, participaría también del sistema educativo del lugar, aprendiendo a leer y escribir en su idioma pero poco más.

Con el pasar de los años, su hermano más mayor de los que aún permanecía con su madre finalmente alcanzó la mayoría de edad, pero no quiso seguir el mismo camino que su padre y sus dos hermanos mayores, el quería ser un soldado que se encargue de imponer el orden en el planeta kabocha. La madre se preocupó por él, pero Betch y su otro hermano de solo un año más que él se sentían entusiasmados de tener un familiar que pueda llegar a trabajar con sus héroes. Tras bastante insistencia suya, dicho hermano tomó sus pertenencias y abandonó el seno maternal para ir hacia la capital, para así alistarse en el ejército. Para ese momento, era el año 750, cuando Betch tenía apenas 5 años.

El soldado de la familia volvía junto a ellos dos o tres veces al mes para visitarlos, teniendo mucho más tiempo libre que su padre y los otros dos hermanos que se enfocaban en la minería. Para estos tiempos, el último bastión de la tribu kvintyana ya había sido erradicado, sin embargo, algunos sobrevivientes habían quedado, esperanzados por algún día retomar el imperio tribal.

Dos de ellos comenzaron a espiar al soldado hermano de Betch, quien se entrenaba y capacitaba junto a voluntarios de otras tribus. Pronto decidieron seguirlo hasta su isla, era ya de noche, tenían el objetivo de acabar con él como una amenaza directa al emperador. El hermano de 1 año más que Betch, llamado Vikke, decidió quedarse dentro del hogar durmiendo, mientras que Betch y su madre fueron al encuentro del soldado. Él llegó a la isla y se encontró con su familia, ya que hace una semana no los veía.

Betch lo abrazó ni bien lo vió, pero de repente, sintió una especie de cosquilleo en el cabello. El niño no entendía lo sucedido, observando hacia arriba la terrorífica escena, su hermano tenía un agujero en el centro del pecho, la sangre cayó sobre su rostro y los ojos de su hermano se pusieron en blanco, cayendo hacia atrás y quedándose Betch de pie mientras las lágrimas empezaban a brotar de sus ojos al igual que los de su madre.

Los dos kvintyanos estaban frente a él, habiendo cumplido su cometido pero no teniendo suficiente, uno dejó inconsciente a su madre y la tomó en brazos, pretendiendo llevársela consigo, mientras que el otro hermano se lanzó hacia Betch para darle un fuerte puñetazo en el abdomen, que lo lanzó hacia atrás y lo hizo escupir sangre tras caer en el suelo.

Tranquilo pequeño, lo que vamos a arrebatarte es ínfimo frente a lo que tu emperador nos arrebató a nosotros.
le dijo el kvintyano a Betch.

Posterior a esto, el pelinegro dio un pequeño salto, cayendo con su pie derecho sobre la rodilla izquierda de Betch, aplastándola por completo y causando el grito de dolor del niño. Por este grito, varias luces del lugar se encendieron al despertarse la gente dormida y los dos kvintyanos se marcharon rápidamente junto a la madre de Betch en estado de inconsciencia. El niño solo podía llorar en el suelo, mientras no podía aguantar más el dolor, quedando también inconsciente.

Al despertar, vio el rostro de su hermano Vikke, sus otros dos hermanos y el de su padre, quienes estaban preocupados por él, pero felices de que estuviese finalmente despierto. El padre dejó la minería para ahora estar en el hogar junto a Betch y Vikke, mientras que los dos hermanos mayores permanecieron trabajando, todos asistieron al funeral del soldado fallecido, Vikke no paraba de llorar desconsoladamente, a diferencia de Betch, que con una muleta y su pierna enyesada mostraba una mirada diferente, de odio, de la que no caía ni una sola lágrima.

QM3C2yB.png Juventud

Érase el año 758, Betch ya contaba con 13 años y Vikke con 14, este último había retomado el negocio de su madre, la carpintería, mientras que Betch se había mantenido entrenando sin parar, motivado aún por el odio a los que habían arruinado parte de su vida. En esos 8 años no se supo nada más de la madre de la familia, los soldados del reino investigaron pero nada fue encontrado. Pese a esto, Betch no había parado de entrenar y se había motivado a ser un soldado al igual que su hermano fallecido, cosa complicada para él ya que su rodilla se había destruido completamente y no había manera de arreglarla con la medicina de su tribu, teniendo que andar con una muleta. Sin embargo, el resto de su cuerpo se encontraba en una gran forma física, enfocándose únicamente en el combate cuerpo a cuerpo.

Vikke tenía un año para decidir su futuro, ya que sus 15 años vendrían y Betch le insistía para que se aliste al ejército con él, cosa que el hermano rechazó ya que el trágico evento de 8 años atrás lo había marcado lo suficiente como para abandonar su sueño de ser un soldado al servicio de Gouda, aunque accedió a mantenerse entrenando para así defender a su tribu frente a cualquier situación dificultosa.

Ambos hermanos entrenaron juntos durante dos años más, ya que Vikke decidió quedarse en su hogar cumpliendo su trabajo de carpintero junto a Betch, hasta que este abandone el hogar y se una al ejército. Ya era el año 760, con 15 años, Betch dejó el seno paternal y se dirigió a la capital del planeta kabocha: "Gouda's Fort".

Al no tener manejo del ki, Betch no tenía la capacidad de volar, por lo que cruzó el mar haciendo uso del tren subterráneo, que era más lento que volar pero lo suficientemente rápido como para permitir a los kabochanos no guerreros desplazarse con completa comodidad. Al llegar a la estación de la capital, bajó y se dirigió hacia el palacio del emperador Gouda, donde unos guardias lo redirigieron a un cuartel del ejército que se encontraba cerca, entrando en el lugar para así presentar sus papeles frente a un soldado.

Betch de los Khoyordanos... Jajaja... ¿La verdad crees poder estar en el ejército con esa pierna destrozada? ¡No sirves ni para patrullar!
dijo el soldado.

Betch se enfureció con esas palabras y con gran velocidad tomó al soldado del cuello con bastante firmeza, otros soldados de atrás intentaron lanzarse hacia él pero el propio Betch decidió soltar a la víctima de su agarre, que insultó a Betch para después ser echado del lugar por los soldados. El khoyordano decepcionado pensó en renunciar a su objetivo, pero rápidamente pensó en los kvintyanos y su perseverancia se restauró, iba a demostrar lo que sea necesario para formar parte del ejército. Tenía pensado regresar con su familia y continuar con su entrenamiento, comenzando a caminar con su muleta para dirigirse al transporte que lo llevaría nuevamente a la isla.

Antes de llegar al lugar donde partiría, una mano se posó sobre su hombro, Betch dio vuelta su mirada y se sorprendió con lo que vio. Era un soldado que tenía las vestimentas del Escuadrón Sacroreal Kabochan, el equipo al que Betch aspiraba participar, además de tener en una de las aletas de su ropa las dos estrellas verde y dorada que simbolizaban la realeza.

Me resultó injusto que te hayan rechazado por esa pierna cuando levantaste a ese soldado como si se tratase de una bolsa de basura.
dijo el misterioso soldado.

El sujeto perteneciente a la tribu zakhirana fue reconocido por Betch, era el príncipe Kinua, uno de los dos huérfanos que el emperador Gouda había adoptado como sus propios hijos. Dicho soldado se presentó frente a Betch y le ofreció una oportunidad, reconociendo su fuerza y proponiéndole ser su maestro, Betch sin dudarlo aceptó y se quedó en Gouda's Fort. Kinua le obsequió una casa dentro de la ciudad para que pudiera residir en ella, visitándolo periódicamente para entrenar. Sin embargo, Betch no tendría la vida regalada, ya que tuvo que hacer valer su oficio de carpintero para subsistir.

Betch se mantendría con esta rutina durante 3 años, hasta el 763, teniendo ya 18 años. En este año, Kinua le apareció con una noticia, un grupo de entrenamiento dictado por el Príncipe Daiju daría lugar en el palacio del emperador exclusivamente para soldados, insistiéndole Kinua en entrar. El khoyordano se entusiasmó y Kinua le ofreció acomodar su entrada al ejército, pero Betch se negó a ello, considerándolo deshonroso para lo que el deseaba. Entonces, se dirigió como un aspirante común luego de 3 años de haber sido rechazado de nuevo al cuartel, donde sería rechazado nuevamente por su pierna, Betch ya sabía que esto iba a suceder y se retiró sin parecer afectado por la situación.

Al volver a ver a Kinua le consultó sobre lo sucedido, insistiéndole que debía aceptar su oferta ya que entrenar con Daiju era una oportunidad única para él. Sin embargo, Betch se mantuvo firme con su decisión, pensando en llegar al Escuadrón Sacroreal sin ser haber sido un soldado previamente, para cerrar las bocas de todos los que lo habían tratado de menos por su pierna.

Mientras el grupo de entrenamiento ya había comenzado sus sesiones, Kinua y Betch se dirigieron a tierras Khoyordanas, donde Betch se reencontró con su hermano Vikke con ya 19 años y su padre, quienes más se sorprenderían por la presencia de Kinua, al igual que los demás habitantes de la isla que lograron observarlo. Tras tantos años, Vikke se sorprendió al ver que Betch no era un soldado, así que le ofreció tener una pelea como en los viejos tiempos, ya que le seguían gustando los enfrentamientos y el entrenamiento rutinario pese a no querer formar parte del ejército. Vikke pensó que la poca movilidad de Betch había ralentizado su progreso de entrenamiento, tanto como para no poder entrar en el ejército.

El encuentro daría lugar y en pocos golpes, Betch dejó en nocaut a su hermano. La diferencia de haber entrenado con un maestro y el haber entrenado solo era abismal, Vikke reconoció la fuerza de Betch, sintiendo que había superado a su hermano mayor fallecido, sintiendo ahora seguridad de lo que Betch iba a hacer en el futuro. El khoyordano menor le contó a Vikke todo lo sucedido en esos 3 años y su plan para entrar en el Escuadrón Sacroreal por su propia cuenta pese a tener una pierna en mal estado.

Sé que estuvo mal no ir a buscarte en todo este tiempo, pero pensé que si no volvías era porque ya habías comenzado tu preparación como un soldado... Ya hace un año que encontramos una manera de curar tu pierna. ¿Que dices?
dijo Vikke cortando las palabras del entusiasmado Betch.

El khoyordano mostró una sonrisa de alegría, pero pronto volvió a seriedad, agradeciendo lo que su hermano le propuso pero rechazándolo. Kinua apoyó a Vikke ya que esto no significaría que Betch tuviese que volver al cuartel a alistarse por tener bien su pierna, sino que al tener bien su rodilla podría incrementar mucho más otras habilidades, especialmente la del vuelo que al no tener control sobre una de sus rodillas era imposible de dominar para él. Tras las palabras de su hermano y su maestro, decidió someterse a la curación ofrecida, tratándose de una operación un tanto dolorosa, ya que debían abrirle la rodilla, aunque para su suerte un componente similar a la anestesia ya había sido descubierto.

La operación dio lugar en una especie de clínica khoyordana con médicos de dicha tribu, que reconstruyeron completamente la pierna de Betch. Pasando un año entero en rehabilitación para finalmente quedar recuperado y dejar sus muletas de lado, dicho año Kinua por obvias razones no se mantuvo con él, teniendo así que volver Betch a Gouda's Fort por su propia cuenta por intermedio del transporte, ya que aún no sabía volar.

Allí se reencontró con su maestro y ocupó su viejo hogar, ya con 19 años Betch estaba dispuesto a retomar su entrenamiento con Kinua, finalmente aprendiendo a volar y a manejar el ki de mejores formas. Kinua y Betch entrenaron juntos hasta durante 6 años, hasta el año 770, donde Betch ya tenía 25 años, habiendo pasado 10 años desde que decidió abandonar su hogar en la isla khoyordana.

En este año, el "Primer Torneo de Selección para el Escuadrón Sacroreal Kabochan" fue creado por el emperador Gouda, invitando a 32 guerreros voluntarios que podían llegar a ser tanto soldados rasos como civiles a enfrentarse en un torneo a otros 32 alumnos del programa de entrenamiento del príncipe Daiju, los dos que llegasen a la final de dicho torneo iban a lograr entrar al Escuadrón Sacroreal. Esta era la oportunidad que Betch siempre había buscado, era su momento de cerrarles la boca a todos, derrotando a los que habían sido entrenados por Daiju.

Betch al igual que muchos otros civiles y soldados se inscribió, teniendo que suceder un breve torneo clasificatorio en 4 arenas de combate de menor relevancia para definir los 32 participantes del torneo de selección. En la primer competencia mencionada, Betch arrasó con sus contrincantes, quedando seleccionado para el torneo de selección y sorprendiendo a muchos de los kabochanos de Gouda's Fort que lo vieron, al conocerlo únicamente por ser un vendedor de muebles de carpintería que usaba muletas.

QM3C2yB.png Habilidades

  • Uso del ki: La capacidad de un individuo de expulsar su propia energía de su cuerpo.
  • Sentido del ki: Todo guerrero que posea esta habilidad podrá sentir el ki de otros seres.
  • Vuelo: Haciendo uso de su energía ki, Betch es capaz de volar por los cielos.
  • Respiración Versátil: Capacidad biológica para respirar en el espacio y debajo del agua, propia de su raza.

QM3C2yB.png Técnicas

Hachas del Desdén

En construcción.

QM3C2yB.png Curiosidades

  • En un principio se barajó la chance de que el diseño, ulteriormente utilizado para Garuba, sea escogido para Betch, aunque esto terminó descartándose debido a una apuesta entre Allez y Rayuke que consistía en sortear a qué personaje le tocaría ese diseño.
  • Se trata del único miembro del Escuadrón Sacroreal Kabochan que no posee sangre de la tribu kvintyana o de otra raza.
  • En un inicio se pensó que Allez compartiría el personaje con el actual dueño, pero con el pasar del tiempo y la creación de su página esto ya no fue así.
  • Se planeó que Jafmedram compartiese la propiedad del personaje, pero por motivos varios esto no pudo suceder. Sin embargo, la idea de que Betch posea rodilleras surgió en medio de dicho planeamiento.

QM3C2yB.png Galería

Escenas

Arte conceptual

Misceláneos

Este personaje pertenece al canon del Universo 6








Advertisement