Dragon Ball Fanon Wiki
Advertisement
Dragon Ball Fanon Wiki

Abrak es un personaje secundario de The White Shadow, que tiene su debut en el capítulo 1. Toma un rol importante, siendo el consejero de Ánima y maestro de Sariel.

También tiene una participación relevante en el OVA de The White Shadow.

Concepto y Creación

Al igual que la mayor parte del elenco, Abrak ya estaba ideado desde antes del remake. Y en realidad, es el personaje que menor cambio ha tenido con respecto a su concepto original.

En un inicio, se había pensado como un demonio guía para Sariel, capaz de apaciguar el temperamento de este. A su vez que seguía manteniendo una relación cercana con Ánima. También poseía un poder especial que fue descartado y reservado para otro personaje. Ya en su versión final, se decidió darle un parentesco con Dabura para explorar más a fondo las relaciones entre esta raza, y darle más relevancia a ambos.

Etimología

Su nombre, al igual que el de Dabura, proviene del abracadabra, tomando solo la primera parte de este y cambiando la C por una K.

Apodos

  • "Maestro", por Sariel.
  • "Bufón" o "Payaso", por Ánima.
  • "El muñeco de Ánima", por todos.(?

Apariencia

A diferencia de otros akumajin, su complexión es robusta y de gran altura, llegando a rozar lo 190cm. Su rostro es cuadrado y con los pómulos bien marcados, de ojos pequeños, como es usual en su raza; el cabello es blanco y puntiagudo, llevándolo corto pero con unos mechones extra cayéndole por la nuca. Su piel es de un tono rojo oscuro, igual que sus ojos.

En cuanto a la vestimenta, no lleva harapos como muchos de los demonios ordinarios, sino que porta un chaleco negro con detalles dorados, muñequeras del mismo color, pantalones blancos con un cinturón gris, y zapatos negros.

Personalidad

Suele ser alguien bastante risueño y extrovertido, más amigable de lo normal entre los suyos; disfruta de bromear con frecuencia y molestar a sus seres queridos para sacarles alguna reacción. Sin embargo, en el día a día resulta muy calmado y su presencia es poco notoria, incluso al momento de resolver problemas, se mantiene tranquilo. Casi nunca se lo ve molesto o irritado, y si llega a estarlo, aún trata de mantener fría la cabeza.

Al igual que Sariel, tiene un gran interés por el mundo humano y sus costumbres, resultando especialmente apasionado en su investigación. En conjunto con esto, posee una moral más cercana a los terrícolas, siendo que prefiere evitar conflictos directos a toda costa y llevarse lo mejor posible con las personas.

Lenguaje verbal

Abrak es sin duda un guía innato; su forma tan calmada de hacerse entender, y el don que tiene para escarbar en los sentimientos de sus cercanos lo vuelven alguien de suma confianza a la hora de pedir un consejo. Su voz posee un aire neutro, con un tono que rara vez llega a elevarse. Se expresa con claridad, pero acompañado de cierta sutileza para no abrir ninguna herida. Si bien no es un gran orador como Ánima, hay un gran sentimentalismo en sus palabras, que roza lo poético.

Lenguaje no verbal

Para ser alguien tan grande, no es nada torpe. Suele ser muy cuidadoso, y controla su fuerza en todo momento. Tampoco es hiperactivo o de gestos muy marcados, sino lo contrario. Hace las cosas con calma y tomándose su tiempo; utiliza mucho sus brazos para acompañar sus explicaciones, y tiene la costumbre de sentarse a reflexionar. Otro hábito característico es que casi siempre mantiene los ojos cerrados o abiertos por muy poco.

Ideología

Sus motivaciones son bastante sencillas, pero se reflejan en cada una de sus relaciones. Abrak es alguien ajeno a la mayoría de los problemas del mundo, al deseo de poder o a las grandes aspiraciones. Podría considerarse conformista, pero disfruta de corazón llevar una vida tranquila cerca de sus seres queridos y cuidar de estos, y ver a estos felices es lo más gratificante que puede experimentar.

Relaciones

AnimaRelacionesDB-S.png
Ánima
Si bien su relación inicia como algo meramente conveniente, cuando la demoniza se gana su confianza, Abrak pasa a ser un guía personal para ella; la ayuda en cuestiones emocionales y de empatía, que parecen costarle a la gobernante.

La personalidad bromista del akumajin choca con la irritabilidad de la reina, pero esta última llega a acostumbrarse y seguirle la corriente. Su relación evoluciona a un punto el que roza lo romántico, al tener ambos una química innegable.

El demonio se alegra cuando Ánima es capaz de abrirse más a Sariel, y siempre se mantuvo al tanto de que esta no escondiera sus emociones, hasta el final.

SarielRelacionesDB-S.png
Sariel
Con el joven medio Makaioshin llega a tener una relación muy paternal, siendo un apoyo emocional para él y ayudándolo a recuperar su confianza en su peor momento.

La personalidad de ambos es muy semejante, pues disfrutan del mismo interés por el mundo humano, y su compañía es reconfortante. Abrak le guarda un profundo cariño y aprecio, a pesar de haberlo conocido hace relativamente poco; agradece que su llegaba haya ayudado a progresar a Ánima, y admira el vínculo que forman entre ambos, siendo algo que él nunca llegaría a tener.

DaburaRelacionesDB-S.png
Dabura
Con su hermano siempre han existido conflictos, especialmente internos. Abrak conoce bien el carácter desalmado del tirano, y no comprende la razón por la que lo deja vivir. Tras saber sus motivaciones, puede liberarse de esa carga y seguir su propio camino. Sin embargo, siempre existirá dentro suyo un anhelo de que las cosas hayan sido distintas entre ellos, y nunca será capaz de odiarlo.
AmónRelacionesDB-S.png
Amón
No llega a conocerlo realmente, pero decide darle una oportunidad cuando este busca alejarse de las enseñanzas de Dabura. Sin embargo, se ve obligado a darle una lección junto a Ánima durante su batalla en el Makai; trata que entre en razón a los golpes, temiendo por dentro que se convierta en algo peor que su hermano.

Historia

Nace del mismo fruto que Dabura, quién es el primero en cobrar forma física y posteriormente lo aplasta, quizás por error, quizás a propósito. Pero cuando al fin cobra forma, su cuerpo yace sin vida; Dabura aprovecha la oportunidad para robarle su habilidad como Makaioshin, y dejarlo como un akumajin común. Ya en este cuerpo, Dabura es capaz de devolverlo a la vida brindándole algo de energía.

Su relación luego de eso se limita a ser un lacayo suyo, y del resto de Makaioshin, y cumpliendo tareas que le corresponden al resto de demonios comunes. No obstante, Abrak no puede ser igual al resto, pues al haber nacido de un fruto, su nivel de comprensión y consciencia sobre sí mismo es mucho mayor, al igual que su curiosidad.

En una de sus escapadas a las afueras del Makai, encuentra las esferas mágicas que pertenecían a Sura y había escondido en una cueva. Descubre que aún funcionan y muestran a los terrícolas; desde entonces, dedica su tiempo a aprender sobre los humanos y sus costumbres, hasta su idioma.

Debido a su comportamiento rebelde y no cumplir con sus obligaciones, es enviado como espía para vigilar a Ánima. Con una amenaza de muerte, lo hace sin protestar. Aún así, demuestra no tener ningún interés por cumplir su misión y hasta se resigna cuando es descubierto, interesándose en compartir información del mundo humano con Ánima que suplicar por su vida.

Esta se interesa por la información que puede brindarle, así que le propone dejarlo con vida y hacerlo pasar por muerto dentro del Makai. Bajo la condición de servirle únicamente a ella, algo que Abrak acepta al ser la mejor opción que tiene. Se acostumbra a vivir en las afueras, y ayudar a Ánima con su entrenamiento, siendo como un muñeco de pruebas en muchas ocasiones. Pese a eso, se va formando una relación amistosa entre los dos con cada interacción.

Esto queda claro cuando, al revelarle la ubicación de las esferas mágicas de Sura, cree que será asesinado por ya no ser de utilidad, pero la Makaioshin no le hace nada.

Yo... Bueno, sólo creí que ya no te era conveniente tenerme aquí.
Confesó, incrédulo.

Tras la guerra del Makai y el tratado de paz impuesto por Ánima y Dabura, al fin puede mostrarse de nuevo en el reino, pero aún prefiere mantenerse alejado por comodidad. En este período es cuando comienza a entablar una relación con los exiliados del reino, quiénes se hacían llamar rebeldes. Va aprendiendo sobre las habilidades en los demonios y cómo hasta los comunes podían desarrollar estas, pero aún no se pone a prueba a sí mismo.

Es el primero en advertir la llegada de Sariel, mandando a un demonio mascota para que revise el lugar donde medio fruto había caído. Al sospechar que se trata de un impuro, le avisa inmediatamente a la reina.

Con el poder de este nuevo ser, podrían al fin poner en marcha un plan para derrocar a Dabura. Él se encarga personalmente de entrenar al pequeño Sariel, enseñarle lo básico sobre los combates, a la vez que se alegra de ver surgir entre el niño y Ánima una relación tan cercana. Pero también teme por ello.

Ánima. ¿Estás segura de proseguir con el plan? Su cuerpo comienza a rechazar la comida de este lugar, lo estás viendo. Y es posible que ni siquiera desarrolle una habilidad. Él puede ser...
Abrak, evidenciando la naturaleza Shinjin de Sariel.

Sin embargo, todo sigue según lo planeado, especialmente cuando Sariel demuestra poseer una habilidad. Tras los preparativos, y una abrupta alianza con Amón para entregarle a Dabura el veneno hecho con la sangre de Sariel, llega el tan ansiado día.

Abrak se distancia un poco de Ánima y Sariel, para hablar personalmente con su hermano, y quitarse del pecho las dudas que no lo dejaban en paz. Cuando todo termina, y Dabura muere en el proceso, decide que ya ha cumplido con su papel y deja atrás su rol de consejero.

Siempre quise saber sus razones para salvarme y dejar que me uniera a tu reino, así que le pregunté directamente. "Te dejé con vida para probarme a mí mismo que soy mejor después de todo. Siempre ha sido mí destino ser el más poderoso".
Abrak contándole la respuesta de su hermano a Ánima.

Durante su conversación con Ánima, esta llega a preguntarle más a fondo sobre su relación con Dabura.

¿Cómo podría odiarlo? Gracias a eso pude formar parte de este reino, conocerte a ti y a Sariel. No me avergüenzo por no ser un Makaioshin. Sigo siendo un orgulloso demonio. Aún así, me temo que no podré aceptar el puesto que quieres darme como segundo al mando. Mis sentimientos intervienen demasiado en mí juicio, no podría permitirlo.
Abrak.

Desde aquí, Abrak dedica su tiempo a entrenar con los rebeldes, y cuando se entera de la situación de Sariel y su conflicto interno, entiende que Ánima está siendo demasiado testaruda y le cuenta la verdad a Sariel, a la vez que lo presenta ante los exiliados.

Cuando todo explota y se declara una nueva guerra, Abrak pekes del lado de los rebeldes. Por orden de Sariel, va a sacar a Ánima de la celda en la que ella misma se había encerrado, haciéndola entrar en razón con una bofetada.

¡Estás siendo estúpida! Y también denigrante. Te sientes débil porque has dejado el pedestal al que estás acostumbrada, pero adivina: todos aquellos que están luchando al lado de Sariel son akumajin, incluyéndome a mi. Mientras tú estás aquí, pudriéndote en negación. Tú misma me dijiste que no necesitas ser un Makaioshin para tener habilidades, bueno, por una vez, tragate tus propios discursos.

No eres un robot sin sentimientos, ¡Maldita sea! No puedes pretender serlo, creí que lo habías llegado a entender. No estás aquí por culpa de tus emociones, sino por tu rechazo a ellas. Sariel nos mandó aquí porque sigue confiando en ti, después de todo lo que hiciste ¿Vas a defraudarlo?

Abrak a Ánima.

Luego de eso, van a ayudar a Sariel en su batalla con Amón. Tienen dificultades, pero se llega a un acuerdo con la absorción de Sariel por parte del nuevo rey. En ese momento, y con intenciones de regresar con los rebeldes para encontrar una manera de seguir adelante, Abrak recibe un golpe de muerte; el filo de una lanza reforzada con energía, traspasando su pecho, dejándolo desangrar.

Ánima lo lleva hasta los cuarteles en las afueras del reino, pero el akumajin no puede resistir más. Sabiendo eso, sólo se despide.

No lo hagas. Yo no lo siento. Estoy agradecido de haberte conocido, a ti y a Sariel. ¿Sabes? Cuando los veo a ustedes dos juntos, me da algo de envidia; habría dado lo que fuera por tener esa conexión con mí hermano. Prométeme que lo vas a proteger.
Unas lágrimas se deslizaron por sus mejilas.

Tras sellar esa promesa, cedió ante el cansancio, muriendo en los brazos de la persona que amaba.

Poder

Normal

AbrakScouter1.png

Abrak es un sujeto fornido, de gran musculatura. Por lo que es ideal para él explotar toda su energía por medio de fuerza física, y es ese su mayor atributo. Normalmente estaría al nivel de un saiyajin base. Acompañando esto, su resistencia es muy buena para tratarse de un demonio común, pudiendo aguantar las técnicas de Ánima sin morir.

En otras áreas no es muy destacable. Su velocidad no es óptima y sus reflejos solo lo salvan por poco.

Estadísticas
Resistencia Fuerza Agilidad Ki
SaailEsferas4.png SaailEsferas4.png SaailEsferas2.png SaailEsferas3.png

Enojado

AbrakScouter2.png

Cuando este se enfurece, toda la energía negativa dentro de su cuerpo explota, y lo vuelve más propenso a llevar su cuerpo al límite. Su fuerza y resistencia incrementan, siendo capaz de darle pelea a un Makaioshin o un SSJ. Aunque el resto de sus capacidades no mejoran, sino que sus reflejos se relentizan un poco, y no es capaz de mantenerse en este estado por demasiado tiempo.

Estadísticas
Resistencia Fuerza Agilidad Ki
SaailEsferas5.png SaailEsferas5.png SaailEsferas1.png SaailEsferas3.png

Estilo de Combate

Contrarrestando con su personalidad, es alguien muy brusco al luchar. Un peleador cuya principal arma es la fuerza bruta y el peso de sus puños; cara a cara, acortando constantemente la distancia para atinar golpes certeros y furiosos, como si fuera la única alternativa que le quedase.

Sabe algo de defensa personal, sólo lo básico para guiarse. Especialmente, entiende cómo volver los mecanismos de ataque y defensa efectivos; mantener cubiertos sus puntos débiles en todo momento, y darle a sus ataques el impulso necesario para que sean letales. No vacila mucho, si no van por él, responderá primero.

Esto se aplica solamente en una situación de real peligro, pues no es alguien que luche en serio por gusto. Y al tener un encuentro casual, simplemente se divierte probando estrategias dudosas e improvisadas, del mismo tipo que le enseñó a Sariel.

Habilidades

Innuendo

AbrakHabilidad.png

La habilidad de Abrak consiste en canalizar su energía a modo de explosiones controladas. Concentrándose en un objetivo de hasta 500m de distancia, puede plantar una explosión o más, de distintos tamaños y características en ese punto.

Pasiva

  • Su vista se agudiza de una forma excepcional con tal de saber el punto exacto de su objetivo.

Activa

Tipo
Nivel Uno Son explosiones a una distancia muy corta, de 1-50m de distancia. Al tener un objetivo tan claro, se puede usar una gran concentración de energía y hay altas posibilidades de dar de lleno. Aunque el usuario puede salir herido.
Nivel Dos Desde un rango de 50-100m de distancia, ya no se pueden hacer explosiones tan grandes a esa distancia. El objetivo se vuelve algo más difuso, y el usuario ya no puede sufrir heridas.
Nivel Tres A partir de los 101m, las explosiones pierden parte de su efectividad y solo pueden destruir pequeños objetos. Es mucho más difícil localizar el objetivo.

Técnicas

Activa

Técnica Descripción
Explosivo Retardado Similar al efecto de una mina, fija un punto y una cantidad de tiempo. Cuando ha pasado ese tiempo, la energía concentrada allí explota. Hay un límite máximo de 20m para fijar esta técnica.
Explosión Aguda Como indica el nombre, la finalidad de esta clase de explosiones es que estén concentradas en un ángulo menor a 90°. Para explicarlo de forma práctica, al explotar, su forma sería la de un tajo que se va reduciendo mientras llega a su extremo. No causan mucho daño fuera del rango de su objetivo, sino que son un impacto directo.
En Cadena Una serie de explosiones que se dan de forma lineal, una tras otra, dejando destrozos a su paso.
Chispitas Buscando dejar al rival fuera de combate, planta un montón de pequeñas explosiones muy concentradas en las articulaciones de su rival, especialmente brazos y piernas. Son apenas visibles, pero dejan resentidos los nervios del objetivo.
Arrasador Lanza una explosión principal muy potente; de los restos de esta, se van formando nuevas explosiones, de menor intensidad, y así progresivamente, hasta que toda la energía concentrada en estas se agota. Termina cubriendo un rango muy amplio y algo aleatorio.
Eructo Letal Pausando el combate y pidiendo unos minutos para sacarlo afuera, Abrak deja salir de su boca una pequeña explosión hacia el rostro de su adversario.

Galería

Curiosidades

  • Se ha pensado en un spin off del personaje a futuro.
  • Casi no se lo ha visto usando su habilidad en sus apariciones canónicas, esto porque no se había pensado bien en la misma sino hasta terminado TWS.
  • El nombre de su habilidad es un guiño al decimocuarto álbum de Queen.
  • Debido a que no suele mantener abiertos los ojos, se piensa que podría tener una ceguera un poco más aguda que la de sus hermanos makaijin.
  • En su versión original, se había pensado que Abrak utilice unas gafas negras para ocultar sus ojos por un motivo similar.
Advertisement