Dragon Ball Fanon Wiki
Advertisement
Dragon Ball Fanon Wiki

El regreso del guerrero es el capítulo 59 de la serie U6: Earth Legends perteneciente a la Saga de la Anarquía mundial.

Opening

U6-_Earth_Legends_Saga_de_la_Anarquía_Mundial_opening

U6- Earth Legends Saga de la Anarquía Mundial opening

Capítulo

Ling: Descuida, Hundred, lo haremos. Después de todo, ¡Somos los Defensores del planeta Tierra, y no descansaremos hasta verte derrotado!

Tras las palabras del líder del equipo, sus compañeros arremeten todos juntos contra Hundred. Por lógica, la primera en alcanzar a Hundred es Shojae.

Hundred: ¡Lo lamento, no tengo tiempo para ti!

Con un certero derechazo, Hundred derriba a Shojae. Tras ella se acercaban Antonio y Boris, que comienzan a atacar en conjunto intentando atinar tan solo un golpe, algo que parecía imposible. Detras de ellos se posicionaba Smoke.

Smoke: ¡Toma esto, escoria!

Lanza un látigo de poder, que se trata de un ataque verdoso que deja una estela en forma de látigo proveniente de su mano. Hundred toma tanto a Antonio como Boris usándolos de escudo

Antonio: ¡Ag-h!

Boris: ¡¡Blyad'!!

Tras esto la técnica estalla en las espaldas de estos dos, que luego son lanzados sobre Smoke.

El androide se encontraba a punto de lanzar una ráfaga que acabe con los 3 juntos, pero es sorprendido por Ling quien le obsequia un duro rodillazo en su pómulo izquierdo Tras atinar el golpe, Ling sigue de largo saliendo del rango de alcance del contrincante.

Hundred: ¡Ven aquí!

Al dirigirse contra Ling, es interceptado por Shojae, quien ya recuperado le atina un gancho en su estómago. Si bien genera un poco de daño, Hundred toma ambos brazos y la lanza contra el suelo, creando un buen espacio de rocas destruidas allí. Ling regresa con una patada que impulsa a Hundred contra los aires.

Mike: ¡Vamos, Anna!

Los agentes, uno de cada lado, lanzan una patada que el villano detiene con sus antebrazos. Con tan solo realizar una pequeña expulsión de energía provoca que estos dos salgan catapultados hacia afuera.

Sin dar respiros, los rivales de Hundred siguen apareciendo. Esta vez se trata de Amelie quien salta al duelo con un jab en el rostro que toma desprevenido al androide. Increíblemente el golpe fue muy eficaz y hace descender al golpeado varios metros hacia abajo, lugar donde Boris aparecería detrás de él para tomarlo con una llave que imposibilitaba su movimiento.

Hundred: ¡Suéltame, sabandija!

Boris: ¡Ya, quédate quieto!

Ambos comienzan a forcejear. Amelie se acerca para golpear a Hundred pero este mueve su cuerpo hacia adelante y luego bruscamente hacia atrás conectando un cabezazo en el mentón de Boris.

Boris: ¡Ah-gh!

La francesa se detendría en seco tras ver a su amigo en su larga caída al suelo.

Amelie: ¡Boris!

Ling: ¡Amelie, ten cuidado!

Hundred ve la oportunidad teniendo a su rival frente suyo y le lanza una veloz ráfaga a quemarropa que envuelve a Amelie por completo.

Amelie: ¡¡Y-aaah-h!!

Amelie cae desplomada al suelo, por lo que Ling va a hacia su lugar de caída.

Amelie: Estoy bien, no te preocupes.

La mujer saca de su bolsillo la pequeña bolsa con semillas.

Amelie: Solo quedan 2.

Ling toma la bolsa y levanta con sutileza a su compañera para llevarla fuera del centro de batalla. Por otro lado, Hundred se veía atacado por Okura y Fukai que combinaban algunos golpes que terminaban en fracaso.

El androide se deshace de Okura con un rápido revés en su rostro. Fukai empuña su espada y lanza solo un ataque que es detenido por el enemigo.

Fukai: Tsk, ¡Suelta!

Hundred: Cielos, sí que eres alguien molesto.

Aplicando un poco de presión rompe a la mitad la espada. Tras quebrarse, una energía morada sale de allí dentro.

Fukai: I-imposible... Ha roto la espada.

Hundred: Se acabó tu juego.

Con la palma estirada le lanza una expulsión de energía que lo despide varios metros hacia atrás.

CAMINO DE LA SERPIENTE.

En el largo recorrido, Lucas se encontraba atravesando el tramo final de su viaje. De forma inesperada, la voz de Kaiosama se comunica en su mente.

Kaio del Norte: ¡Lucas! ¿Me oyes?

Lucas: ¡Kaio! ¿Qué pasa? Ya creo que me falta poco.

Kaio del Norte: Así es, pero debes apresurarte, la situación se está saliendo de control en la Tierra.

Lucas: Osea, ¿Se está saliendo todavía más de control?

Kaio del Norte: No es momento de chistes, Lucas. Kamisama te esperará apenas llegues al palacio de Enma Daiosama. ¡Date prisa!

DESIERTO.

Boris, con ayuda de Ling, se lograba poner de pie. Por unos segundos ambos ven a Shojae quien se encontraba intercambiando varios golpes con Hundred, pero evidentemente los ataques del androide resultaban mucho más peligrosos.

Boris: Puedo por mi cuenta, debes ayudarla.

Cercano a ellos, aparecía Antonio.

Antonio: Dime, Ling, ¿Tienes algo en mente?

Ling: Hehe... Te aterrará saber que no.

Antonio: Joder... Entonces todo se resume en intentar no morir hasta que el narigón llegue.

Ling: Tal vez... Esa sea una buena estrategia.

Antonio: ¿Cual?

Shojae cae al suelo tras una dura patada de Hundred en su rostro, al levantarse se logra ver varias manchas de sangre sobre sus labios.

Ling: Procurar no morir.

Rápidamente Ling sale para unirse con Shojae.

Antonio: Tsk... Demonios, soy muy joven y guapo para morir.

El español sale disparado para ayudarlos, colocándose al lado de Ling quien ayudaba a Shojae a levantarse.

Hundred: Bien... Bien... ¿Quién será el primero en morir?

Antonio: Lo serás tú, hijo de tu puta madre.

Hundred deja ver una pequeña sonrisa y se lanza contra ellos. Apenas Antonio lo ve moverse coloca ambos brazos a unos centímetros de su pecho, apuntando contra él mismo. Se nota un leve movimiento de chispas eléctricas en sus manos.

Antonio: ¡High Voltage!

Cuando ve a Hundred a una distancia considerablemente cerca, Antonio estira sus brazos y desprende dos bolas de energía cargadas de electricidad.

Hundred: ¡Ha! ¡No me hagas reír!

El androide se agacha a medida que se acercaba y esquiva las esferas de energía, al tocar el suelo con su pie, se impulsa del terreno y lanza una dura patada horizontal en el rostro de Antonio, quien sale catapultado varios metros hacia atrás.

Ahora Hundred queda en frente de Ling y Shojae, pero para su sorpresa, estos se mueven hacia un costado dejándolo solo.

Hundred: ¿Qué?- Oh, debí imaginarlo.

Voltea con velocidad, pero ya era tarde, ambas esferas regresan y chocan contra su cuerpo creando dos explosiones eléctricas.

Antonio no logra levantarse del suelo pero aún así larga una carcajada, su boca estaba partida y un gran recorrido de sangre bajaba hasta su cuello.

Antonio: ¿Qué ha pasado, macho? ¿No la has visto venir?

Las chispas en Hundred desaparecen progresivamente, pero sus manos temblaban.

Hundred: Nada mal, a decir verdad.

El androide comienza a caminar, dirigiéndose a sus enemigos, pero al dar el segundo paso siente que algo se entromete entre sus pies. Al ver hacia abajo nota varias raíces con vida propia escalando en sus piernas.

Hundred: ¿Qué rayo son estas cosas?

Detrás de él, Antanas golpea su bastón contra el suelo y estas raíces comienzan a presionar el cuerpo de Hundred, quien estaba prácticamente atrapado en él.

Ling: Antanas, mantenlo así.

Antanas: A sus órdenes, Ling.

El asiático coloca ambos brazos en sus laterales, y comienza a quemar el oxígeno formando dos ráfagas de un fuego infernal. Shojae mira a su compañero, y tras ver su mano con algo de confianza en sus ojos se decide a atacar.

Shojae: Vamos a hacerlo.

Flexiona su brazo izquierdo hacia atrás y comienza a reunir rápidamente una gran cantidad de ki azulado.

Hundred: ¡Quítenme esto, no quieren hacerme enojar!

El demonio vuelve a chocar su bastón contra el suelo, haciendo que sus raíces se carguen de una energía mágica abrasiva.

Hundred: ¡¡Ag-hh!!

Los ataques se encontraban en su punto más alto, el fuego emanado era uno muy potente que abarcaba gran parte del lugar, mientras que Shojae despedía una energía azulada en forma de esfera.

Shojae Dashan (U6) Luz Infinita.jpg

Shojae: ¡¡Luz Infinita!!

Ling: ¡¡Ráfaga Infernal!!

Antes de lanzar sus ataques, al lado de Ling aparecía una nueva energía, esta era una mezcla de destellos blancos y negros.

Smoke: Gh-... ¡¡Borrador Oscuro!

Hundred: Arg-h... ¡Maldita sea!

Ling: ¡¡Ahora!!

Antanas despega del suelo para salir del rango de las técnicas. Tras un fuerte grito de Ling, Shojae y Smoke, sus ataques definitivos salen disparados al mismo tiempo.

Apenas logrando destruir algunas raíces con su aura, Hundred ve llegar los ataques que recibe de forma inevitable.

Hundred: ¡¡¡A-HH, IDIOTAS!!!

Las ráfagas crean una explosión inmensa que se lleva consigo al enemigo.

Ling retrocede unos pasos, bastante agotado. Algunos guerreros como Boris y Okura se acercan a ellos.

Antonio: ¿Lo hicieron?

Okura: No lo veo por ninguna parte.

Jadeando, Ling los mira.

Ling: Lo dudo mucho... Aún siento su Ki.

A lo lejos, Amelie les larga un grito.

Amelie: ¡¡Miren al cielo, está allí!!

Boris: Este sujeto es invencible.

Hundred se encontraba viéndolos desde el cielo, con varias heridas en su cuerpo, incluso una marca de sangre en su mejilla y un notorio enojo por su dolor.

Hundred: Eso... ¡¡Eso fue lo último que han hecho, cucarachas!!

Shojae: Aquí viene de regreso.

Ling: ¡Todos, mantenganse atentos!

El androide comienza a liberar energía a medida que desciende a una velocidad bestial. Al llegar contra sus rivales, estos salen desparramados por los choques. Hundrec continúa empujando todo a su alrededor y comienza a manifestar varias ondas de energía subsecuentes que causan un daño aún mayor, aplastando todo lo que se lleven por delante.

Varios guerreros son alcanzados por estas ondas, como Mike, Boris y Anna. Estos caen al suelo lográndose mover a rastras.

Cuando el ataque termina, son pocos los guerreros que se mantenían de pie. Entre ellos, Ling se veía con ropas desgastadas frente al androide.

Hundred: Haha... ¿Cuánto tiempo más podrás mantenerte en pie?

CAMINO DE LA SERPIENTE.

Era el final del camino, por unos segundos se ve el paisaje del otro mundo adornado por esas nubes debajo del recorrido. En la boca de entrada, el mismo ogro que había guiado a Lucas en el inicio de su viaje se encontraba encerando el suelo.

Ogro: Sí... Esas sí son unas baldosas brillantes.

El ogro comienza a sentir un ruido a lo lejos, los cuales parecían gritos.

Ogro: ¿Uhmm?...

A lo lejos, se comienza a oír la voz de Lucas llegando.

Lucas: ¡Háganlo más corto para la próxima, la concha de la lora!

El humano pasa a toda velocidad al lado del ogro, tirándolo al suelo.

Ogro: Es increíble, ha atravesado el caminogro.

Lucas llega al lugar donde había sido recibido por Enma Daiosama, este último ve entrar a Lucas bastante sorprendido.

Lucas: Eu, ¿Viste a Kamisama?

Enma Daiosama: Pues... Yo...

Antes de finalizar su oración, Kamisama aparece justo frente a Lucas.

Kamisama: ¡Rápido, toma mi mano!

El terrícola toma a Kami y rápidamente se teletransportan.

DESIERTO.

Estos reaparecen en el desierto, a tan solo unos minutos de distancia donde se encontraba Hundred.

Kamisama: Escucha, Lucas, debes decirle al resto que vengan hasta aquí, los estaré esperando y los llevaré hasta el templo.

Lucas: Sí, está bien.

De forma imprevista, Kamisama le da una semilla del ermitaño a Lucas.

Kamisama: La necesitarás.

Lucas: Gracias.

El argentino la toma y sale volando. En medio de su viaje decide comer la semilla para recuperar las energías que había drenado mientras cruzaba el camino de la serpiente.

En el campo de batalla, se observaba un escenario devastador, donde la mayoría de guerreros estaban en el suelo. El suelo estaba en mayor parte destruido. En una de esas, se ve a Boris caer al suelo con su cuerpo totalmente herido y lleno de cortes.

Boris: Ahg-h...

Ling, quien aún se ponía en pie, mira a Hundred acercarse.

Ling: ¿P-por qué?...

El androide frena unos segundos, y con una sonrisa en su rostro responde.

Hundred: No te lo tomes tan personal, Ling... Todo esto estaba escrito.

Se señala la cabeza, a medida que Ling abre sus ojos de forma expectante.

Ling: ¿De qué hablas?

Hundred: Ha... Está en mi programación. El propósito con el que fui creado, Ling... Es acabar con ustedes.

Ling: ¡¿Qué?!

Ling se encontraba totalmente anonadado, casi sin creer las palabras del rival.

Hundred: Hagan lo que hagan, su destino será solo uno: La destrucción. Todo este tiempo fueron un pasatiempo para mi... Hubiese sido muy aburrido despedazarlos en 5 minutos.

Ling: Tsk... Maldición... ¡¡Maldición!!

Una vez más, el asiático se catapulta contra el rival, pero casi sin fuerzas. Sus golpes son esquivados con una velocidad mínima de Hundred, quien coloca su palma en el estómago de Ling y dispara una leve ráfaga que tira al asiático al piso.

Hundred: Es todo, Ling. Fue divertido mientras duró.

El androide se para justo frente a Ling, comenzando a cargar una energía que sirva como ataque final para su enemigo. Y, sin oposición alguna, lanza su ataque.

Okura: K-kk... L-ling.

La explosión toma por completo al chino. solo quedaban varias partículas de tierra cayendo y una nube que comenzaba a desaparecer. Hundred y el resto miraban atentos, pero al finalizar esto Ling no se encontraba allí.

Antonio: ¿D-dónde?...

Tras esto, se ven los ojos cerrados de Ling, quien no sabía dónde estaba.

Ling: ¿Acaso... Estoy muerto?

Lucas: Creéme, amigo, si estuvieras muerto ya te hubieses dado cuenta.

El androide no logra comprender lo sucedido, al voltear en consecuencia del murmullo de los demás, ve a un nuevo guerrero acercándose lentamente. De vestimenta azulada y con un kanji en su pecho, se presentaba un nuevo retador.

Ling mira hacia arriba y observa a su salvador: Era Lucas. Rápidamente, Antonio cruza su vista y logra verlo.

Antonio: L-lucas...

Boris: He... El cabeza de cepillo se tomó su tiempo para llegar.

Hundred: Oh, vaya... Tú no eres nadie que haya enfrentado antes, ¿Verdad?

Por primera vez, y tras dejar a Ling en un lugar seguro, Lucas se tomaba la molestia de mirar a su rival a los ojos, aunque nuevamente vuelve su mirada a Ling.

Hundred: Oh, ¡Vamos! No me dejes aquí hablando solo, eso es tener pocos modales ¿Sabes?

Ling (En voz baja): Lucas... Ten esto.

El asiático le entregaba la semilla restante a Lucas.

Lucas: Quedatela vos, la necesitas más que yo.

Ling: Tonterías... Te será mucho más útil a ti... Yo no soy rival para esa bestia.

Lucas sonríe, endereza su postura y vuelve a mirar al androide.

Lucas: Entonces guardala, no la voy a necesitar. Ah, antes de que me olvide... A un par de minutos para allá, los está esperando Kami, los va a sacar de acá.

Nuevamente retomando su seriedad, el recién llegado comienza a caminar directo a su rival. Ling se levanta y le comunica a Okura lo que Lucas le había dicho.

Hundred: Sea quien seas, llegas tarde, ya habíamos terminado hace bastante tiempo.

Lucas: Me alegra que hayas precalentado, porque ahora vas a saber... ¡Lo que es pelear de verdad!

Ambos guerreros cruzan sus miradas, dispuestos a desatar el combate final por el destino de la Tierra.

FIN DEL CAPÍTULO.

Advertisement