Dragon Ball Fanon Wiki
Advertisement
Dragon Ball Fanon Wiki

"¿Un llamado del más allá? ¡Cuidado con Hundred!" es el capítulo 52 de la serie U6: Earth Legends perteneciente a la Saga de la Anarquía mundial.

Opening

U6-_Earth_Legends_Saga_de_la_Anarquía_Mundial_opening

U6- Earth Legends Saga de la Anarquía Mundial opening

Capítulo

En un terreno cubierto de pasto y con suelos irregulares, se nota el destello de una energía azulada proveniente de la mano de Shojae.

Puissance: Pocas veces he entrenado a alguien que pueda controlar su Ki de tal manera, te felicito, Shojae.

Shojae: Es un honor, maestro.

Puissance: La luz infinita es la técnica insignia de la escuela de la Tortuga, debes portar tus enseñanzas con orgullo, nunca lo olvides.

Shojae: Espero demostrar ser merecedora de tales enseñanzas.

Puissance: Lo eres... Después de todo puedo considerarte como el tercer mejor discípulo que haya tenido.

Shojae: Sus palabras me halagan, maestro.

El maestro mira al cielo y ve un helicóptero en las cercanías.

Puissance: Es el momento.

El helicóptero llega al lugar, de allí baja el pelirrojo agente James.

James: Me presento, soy el agenre Danny James. Maestro Puissance, es un placer conocerlo... Shojae, espero te encuentres preparada.

Shojae: He entrenado lo suficiente, creo estar lista.

La joven se reverencia antes su maestro.

Shojae: Daré lo mejor de mi, maestro.

Puissance sonríe, Shojae sube al transporte junto a James. Al irse, el rostro del maestro se vuelve en uno de preocupación.

BASE DE RECLUSOS WS.

En la habitación de Jungelo, se ve al sujeto concentrado y con sus ojos cerrados.

Jungelo: Ya ha llegado.

Nuevamente en el lugar de los hechos, Ling es el primero en notar su presencia.

Ling: K-k... E-está aquí.

El asiático levanta su mirada, los soldados que combatían frenan sus disparos. Leah mira a Sandown, cuyo rostro de ansiedad por enfrentar a Hundred comenzaba a desvanecerse.

Sandown: Es él.

El androide mira con desprecio a los soldados combatiendo

Hundred: Matándose entre ustedes, como siempre... Los humanos son patéticos.

De su mano deja caer una ráfaga violeta que al tocar el suelo hace estallar todo el campo cubierto por los soldados.

Dark Smoke: Tsk... Suni.

El androide comienza a descender una vez se esfuma la explosión.

Hundred: Un gusto conocerte, Dark Smoke, en otra ocasión tal vez te invitaría una taza de té pero en este momento debo decirte que tienes algo que me pertenece.

Señala el fragmento del cristal ubicado en su brazo.

Dark Smoke: Deberás arrancarlo de mi brazo antes.

Hundred: A sus órdenes, mi señor.

El androide levanta dos dedos de su mano señalando el brazo de Smoke, que de un instante a otro es completamente destruido por una ráfaga que parece ser invisible.

Dark Smoke: ¡¿Qué rayos?!

La parte inferior, tanto el antebrazo como la mano, caen al suelo. El cuerpo de Smoke comienza a desprender cables, aceite e incluso manchas de verdadera sangre.

Veikko se levanta y rápidamente toma lo que restaba del brazo de Smoke y con él el cristal, intentando custodiarlo.

Tras esta exhibición, todos los presentes apuntan a formar equipo para luchar contra Hundred, incluso Sudomo y Gaddo que se lograban poner de pie.

Sandown: Leah, será mejor que liberes tu forma original, en ese estado no podrás hacer mucho ante un sujeto como él.

Leah: Sabes que detesto mi apariencia de demonio, pero al parecer no queda otra opción.

La mujer demonio comienza a liberar un aura oscura entrelazada con rojo similar a la de Veikko, su transformación la lleva a portar dos colmillos y una piel amarillenta con varias marcas de herida en su cuerpo.

Hundred: Váya, veamos... 1,2,3... 9, sí, son 9. Excelente, ¡Esto será divertido!

Ling: Me alegra que hayas recapacitado, por separado jamás podríamos siquiera intentarlo.

Veikko: No te emociones, cuando acabemos con él serás el siguiente.

Hundred se acerca paso a paso hacia Veikko, mirando el cristal. Levanta ambos dedos y apunta, al igual que con Smoke, hacia el brazo de Veikko.

Hundred: Me pregunto si tu brazo también estará hecho de cables y tuercas.

Rápidamente Sandown es el primero en atacar, antes de que Hundred use nuevamente su técnica. El guerrero conecta por sorpresa un puñetazo en el cachete izquierdo del androide. Todos quedan petrificados por escasos segundos, incluso Sandown. Hundred voltea su cabeza y sonríe.

Hundred: Buen golpe, ¡Comencemos!

Tras su enérgica exclamación libera una pequeña explosión de energía que derriba a Sandown. Siguiente a esto Sudomo se lanza junto a Kartal y Gaddo.

Hundred: Eso es, no me subestimen, ataquen todos juntos.

Sudomo y Gaddo buscan darle un puñetazo lanzando todo su cuerpo en el movimiento. De manera veloz, Hundred realiza una ilusión de imagen y aparece de espalda justo detrás de ellos para inmediatamente propinarles dos codazos hacia atrás que conecta justo en sus espaldas.

Sudomo: ¡Agg-h!

Gaddo: ¡Gg-ah!

Ling (en su cabeza): Tsk... Es muy veloz.

Ambos caen desplomados. Kartal, quien estaba detrás de ellos y en frente de Hundred continúa su embestida hacia él. Nuevamente, antes de ser golpeado Hundred desaparece del lugar.

Kartal ataque.png

Kartal: ¡¿A dónde se ha ido?!

Ling: ¡¡Maldita sea, está detrás de ti!!

Sin darle tiempo a darse la vuelta, Hundred apoya sus palmas en la gran espalda de Kartal.

Hundred: Peekaboo.

Deja escapar dos ráfagas de energía que envuelven a Kartal y lo hace explotar por los cielos, sin dejar un solo rastro de él.

Fukai: K-kk... ¡¡Kartal!!

El japonés desenfunda su espada y un aura morada emana de ella.

Leah: ¡Es mi turno!

Sandown: ¡Leah, ten cuidado!

Ambos reclusos atacan en conjunto, acompañados por Ling quien hacía presencia por primera vez en este duelo. Hundred comenzaría a esquivar ataques a diestra y siniestra.

Un manotazo de Leah impacta en el rostro de Hundred, lo que lo deja descubierto a un gancho de Sandown que es dirigido justo en el compartimento donde se ubicaba el cristal del poder. El androide se desliza varios metros hacia atrás.

Hundred: Ten cuidado, entusiasta, esa parte es sensible. No querrás hacerme enfadar.

Sandown: Ansío ver tu furia.

Hundred: Bien, ¿Qué te parece si primero vemos la tuya?

Sin dar lugar a intervenciones, Hundred levanta sus dedos y dispara su viento mortal, que avanza de forma imparable hasta un lugar incirrto. Por varios segundos, todos se quedan parados sin saber a quién atacó.

Levemente, Sandown gira su vista hacia su derecha.

Leah: S-sand...

Leah toma su tórax, ensangrentado, y tras mirar por última vez a su compañero cae desplomada sin vida.

Sandown siente su corazón palpitar más fuerte, sus ojos temblaban y sus puños se cerraban. Por otro lado, Smoke lograba levantarse a pesar de faltarle su brazo.

PLANETA DE KAIOSAMA.

Planeta de la Kaio del Norte.png

Lucas se encontraba corriendo alrededor del planeta, mientras Normand y Obi se encontraban jugando a las cartas. La Kaio sale de su pequeña casa y mira al cielo.'

Kaio del Norte: Lucas, ¿Te parece si te comunicas con tus compañeros en la Tierra?

Lucas: ¿Se puede hacer eso? ¡¿Por qué carajo no me avisaste antes?!

Kaio del Norte: Este es el momento indicado... ¡Rápido! Pon tu mano sobre mi hombro.

ATALAYA DE KAMI.

Biresu: Esto no puede ser, hay algo mal... Algo está incorrecto... No puede ser.

Amelie: No te presiones, deberías estudiarlas mejor.

Sin decir nada, Kami mira al cielo al sentir una energía ajena, al observar con detalle, logra ver un helicóptero acercándose.

Kamisama: Bien, presten atención, Defensores de la Tierra, a partir del día de hoy contarán con una nueva integrante en el equipo.

Lucas: ¿Revivieron y transvistieron a Lucas sin avisarnos?

Lucas (En sus cabezas): La concha de tu madre, estoy escuchando todo.

Boris: ¿De dónde viene eso?

Okura: Acaso es... ¿Lucas?

Lucas: Más vale que soy yo, ¿A quién esperabas? ¿A Superman?

Antonio: ¿Qué rayos te sucede? ¡Salte de mi cabeza, idiota!

Kamisama: Oye, Kaiosama, ¿Hasta ahora te dignas a comunicarnos telepáticamente?

Amelie: ¿Tele-qué?

Kaio del Norte: Lo siento, es que Lucas se la pasa entrenando.

Lucas: Ni que tuviera otra opción, hijos de puta.

Antonio: ¡Veni y dímelo en la cara! Ah, aguarda un segundo, estás muerto.

Lucas: Flaco, no me rompas las bolas que en vez de fajar al androide ese te la doy a vos.

Kamisama: Dejen de discutir, parecen niños... Kaiosama, ¿A qué se debe esta comunicación?

Kaio del Norte: Aconsejaré que revivan a Lucas cuanto antes, y por si no lo sabían, Hundred se encuentra luchando contra uno de ustedes. No les queda mucho tiempo.

Okura: ¡Ling!

Antonio: Tsk... Ya me parecía sentir a lo lejos un despliegue de energía demasiado grande como para ser parte de la guerra.

Kamisama: Ya veo...

Biresu: ¡Necesito un poco más de tiempo!

Lucas: Che, miren, estoy con Obi... Dale, ponele la mano en el hombro, boludo.

Kaio del Norte: ¡Uno a la vez, me van a aplastar!

Obi: Buenas, tanto tiempo.

Amelie: ¡¿Obi?!

Antonio: Joder, esto cada vez se pone más surreal.

Boris: ¿Podremos revivir a Obi también?

Biresu: Eso depende, ¿Hace cuánto ha fallecido? Las esferas tienen como restricción revivir personas que hayan muerto hace menos de un año.

Obi: Sí... Ha pasado más de un año...

Antonio: Vaya, que casualmente poco conveniente.

Okura: Antonio, ¿Puedes callarte la boca? ¿O acaso quieres que recuerde cuando lloraste por Lucas?

Lucas: ¿Lloraste cuando me morí? Jaja, no seas trolo man.

Kaio del Norte: ¡Eso ha sido todo! ¡Saquen sus manos, me hacen sudar!

Antonio: ¿Entonces lo reviviremos o no?

El helicóptero comienza a descender. Kamisama se alerta de esto y el resto hace espacio para que logre descender.

El helicóptero desciende, de él, bajan los agentes Mike y Anna junto a Antanas.

Amelie: ¡Anna, Mike, cuánto tiempo!... ¿Y eso qué es?

Anna: ¡Hola, Amelie! Este es nuestro nuevo amigo.

Antonio: Oigan... Yo lo recuerdo, este es el tío del bosque.

Boris: Antanas.

De forma brusca, Kamisama avanza hacia ellos.

Kamisama: Los demonios como tú no pueden pisar este lugar sagrado, ¿Quién eres?

Mike: Disculpe, señor Kami... Kamisama... Él tiene algo muy Importante que decir.

Casi molesto por decirlo, incluso temeroso, Antanas habla.

Antanas: El portal... El portal del Makai y la Tierra no se ha sellado... Amón era simplemente un peón en esta estrategia... Un rival mucho mayor que cualquier demonio visto, incluso que Hundred... Este demonio, el mismísimo rey del inframundo, nos está acechando.

FIN DEL CAPÍTULO.

Advertisement