Dragon Ball Fanon Wiki
Advertisement
Dragon Ball Fanon Wiki

Capítulo XXXII: ¿Qué es eso en el cielo? (Dragon Ball, el regreso).

Luego, en la casa de Alejandra…

Mary.- Ese hombre, está juntando las esferas. Tiene cinco en esa caja ¿Cuál será su deseo?... (Pensó).

Bandido.- Señor, cerca de aquí, hay dos esferas del Dragón.

Mary.- Mi familia está en peligro, debo hacer algo. (Pensó).

Hombre rico.- No quiero testigos.

El bandido tira bencina en todo el primer piso de la casa de Alejandra; en seguida, enciende un fósforo y lo lanza al suelo. Luego se va y comienza un horrible incendio.

Alejandra.- Ma…mamá.

Afortunadamente, las chicas tiradas en el suelo, se pudieron desatar…

Mary.- ¡Ayúdame! (Le dice a la Valeska para sacar a su amiga herida hacia la calle).

Por otra parte, algunos vecinos se dieron cuenta del incendio.

Vecino.- ¿Qué está pasando?

Alejandra.- ¡Mi mamá está adentro! (Le dice al vecino).

Vecino.- Voy a sacarla.

Mary.- Tranquila, amiga.

Sin embargo, el vecino no alcanza a entrar, ya que la casa de Alejandra explota antes.

Alejandra.- ¡Nooo! (Grita y en seguida se desmaya).

Alejandra pensó que su madre había muerto en la explosión, pero una misteriosa luz la rescató de la muerte. Sin embargo, nadie se dio cuenta  de esto.

Otro vecino.- Llamaré a los bomberos.

Valeska.- ¡Y una ambulancia!

Vecina.- Por allá igual se ve humo.

Mary.- ¡Es mi casa! Quédate con ella.

Valeska.- No vayas.

Mary.- Ese hombre con sus matones, andan buscando las esferas y mi prima tiene dos en su poder.

Valeska.- Pero tú sola no lograrás a hacer nada. Espera hasta que llegue la Policía.

Mary.- A la hora que estén aquí, mis padres y mi prima estarán muertos.

En seguida…

Mary.- ¡Yanira está atrapada! (Ve a su prima, quien sostenía en sus brazos a su mascota, al otro lado de la ventana, de su cuarto, en el segundo piso de su casa. En seguida, Mary entra a su casa corriendo y gritando). Mamá…papá… ¿dónde están? Estoy aquí, los voy a sacar. (Tosía por el humo).

En el primer piso de la casa…

Mary.- No puedo dejarlos aquí. El nudo está muy apretado, no puedo desatarlos. (Les dice a sus padres).

Mamá de Mary.- Hija…anda por tu prima. Sálvala a ella. (Sentada y amarrada, de espaldas a su marido).

Mary.- Los quiero mucho. (Sube por las escaleras). Prima aquí estoy. (Llega al dormitorio, donde se encontraba su prima). Primita, dame la mano. Rápido…debemos buscar a mis padres. (Bajan las escaleras).

En el primer piso de la casa…

Padrastro de Mary.- Salgan, sálvense ustedes. (Sentado y amarrado, de espaldas a su esposa).

Mamá de Mary.- Te quiero.

Caen varias tablas con fuego que entorpecen la pasada.

Mary.- No, no quiero. Corre prima, sálvate. No puedo pasar, mamaaá…papaaá. ¡Noooo!...salgamos.

Mary pensó que sus padres murieron; sin embargo, una luz misteriosa los rescató de la muerte, pero tampoco nadie se dio cuenta de ésto.

En seguida…

Hombre rico.- De prisa, no quiero estar ni un minuto más aquí. (Le dice al conductor). Este lugar no es seguro, para pedir mi deseo. (Pensó).

Bandido.- Señor, está viva…

Hombre rico.- ¡Atropéllala!

Gigante.- ¿Qué es eso en el cielo? (Vio la caída de un meteoro).

Hombre rico.- Imbécil, ¡cuidado! (Se dio vuelta la camioneta).

Luego…

Mary.- Se volcaron. Quédate aquí.

Hombre rico.- Mis esferas…mi deseo. (Explota casi toda la camioneta, pero el hombre rico sale del vehículo y se arrastra hacia donde están las esferas).

Mary.- Si ya no tienes este aparato, no podrás volver a localizar las esferas. (Se lo  quita y se lo pone ella en la muñeca). ¿Qué pasa?, ¿por qué esta esfera viene hasta donde estoy? (La esfera de cuatro estrellas rueda hasta donde se ella encuentra).

Hombre rico.- ¿Quién eres? (Le dice antes de morir).

Después, Mary toma las esferas y las lleva envuelta en su chaqueta…

Mary.- ¡Todo esto debe ser una pesadilla! (Llorando, mira hacia su casa que se está quemando, luego corre hacia donde está su prima).

Gritan los vecinos.

Vecina.- Niña, venga con nosotros.

Mary.- Es mi prima.

Vecina.- Yo pensé que estaba sola. Lo siento.

Mary.- Yanira, ven conmigo. (Se seca las lágrimas).

De ahí…

Mary.- Permiso. Déjenos pasar. Hacia atrás, necesita aire. (Les dice  a los vecinos).

Valeska.- Los vecinos están tratando de apagar el fuego de la casa. (La casa de la Alejandra). ¿La piojito tiene un gallo?

Mary.- Es su mascota ¿Ella cómo está?

Valeska.- Muy grave, ha perdido mucha sangre. ¿Tus padres están bien?, ¿dónde están?

Mary.- ¡No los pude salvar! ¡Por mi culpa murieron! (Llorando y cae de rodillas al suelo).

Valeska.- Amiga, no fue tu culpa. (La abraza).

Alejandra.- Hemos per..dido a.. nues..tros seres que..ridos y.. las es..feras. ¡Es.. el fin! (Apenas hablaba por la herida en su espalda).

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Advertisement